Con f de facha
Carlos Arias Navarro

Estrenemos la sección "Con f de facha", el espacio en el que Ramón J. Soria Breña recupera la vida y "milagros" de las principales figuras del facherío español y extremeño de ayer y de hoy. 

Arias Navarro

publicado
2019-01-15 15:30

* El enfoque de la sección será definir los perfiles políticos y humanos de determinados nombres de la historia reciente de España que han contribuido a mantener vivo, maquillar y resucitar el franquismo sociológico que ahora se ha encarnado en la derecha parlamentaria española.

No se trata de hacer una extensa semblanza biográfica, sino de apuntar solo algunas pinceladas que pueden dar muestra de la catadura moral y política de estos personajes. Y hacerlo con cierto humor, tampoco mucho porque no lo tiene.

HOMO ANTECESSOR I: CARLOS ARIAS NAVARRO

A todos nos impresionó su cara de infinita tristeza tras la muerte del canario aunque su frase, de tan solo cuatro palabras y una coma, grabada hoy a fuego en el viento de la historia, causara de inmediato tanto alcoholismo fiestero sobrevenido y se convirtiera además en la línea de salida de esa extraña yincana de trasvestismo democrático apresurado llamada "La Transición". Pero este hombrino tuvo vida antes del “¡Españoles!, Franco, ha muerto” y su itinerario personal, como la de tantas otras figuras del franquismo, tardofranquismo y democrafranquismo, son el polvo de los lodos de este presente voxiano. Entender quienes fueron los polvos, conocer los detalles de sus vidas, sus carreras políticas y su influencia en las élites del poder y el franquismo sociológico que luego ha seguido palpitando, nos parece fundamental para entender los lodos, su extensión, su crecimiento actual y futuro.

Arias Navarro fue de joven un aplicado estudiante que se doctoró en derecho, se hizo notario, fiscal y todo lo demás. Trabajó en el Ministerio de Justicia republicano a las órdenes de Manuel Azaña, no se peinaba aún para atrás y era tímidamente izquierdista y anticlerical, como tantos entonces, porque era lo moderno. Pero la “Guerra de España” le sacó todo lo que tenía dentro, se olvidó de sus pecados de juventud y de todo lo que había estudiado de Derecho comparado y en la ciudad de Málaga ejerció de fiscal de los sublevados en esos juicios exóticos en los que te condenaban a muerte por haber hecho un chiste gráfico en un periódico, tener un cuñao levemente anarquista teórico o haber explicado a los niños cómo era la lengua de las mariposas.

Lástima que los historiadores aplicados no tengan aún acceso a todas esas grabaciones, si no han sido ya destruidas por las polillas afectas, porque nos enteraríamos de muchas cositas interesantes

Participó como mamporrero en un montón de esos juicios de broma que llevaron a la muerte a 4.300 o 4.500 ciudadanos, así que la broma al final, era poca. Luego, con el tiempo, se ganaría el título de Marqués de Arias Navarro otorgado con "Orgullo y Satisfacción", pero entonces, con el humor negro que caracteriza a los del sur, le otorgaron el título de “Carnicerito de Málaga” no tanto por cortar bien las chuletas de cordero como por mandar al paredón a tanto republicano anticlerical, a tanto rojo de espíritu y a tanto pobre desgraciado que pasaba por allí y tuvo esa mala suerte.

A partir de ahí, la lista de cargos molones es mareante. Por entonces, ordenar tantas ejecuciones viste y prestigia mucho: Gobernador Civil de León, Gobernador Civil de Sta. Cruz de Tenerife, Director General de Seguridad, Consejero Nacional del Movimiento, Alcalde de Madrid durante ocho años, Ministro de la Gobernación y Presidente del gobierno, nada menos. Pero lo que no sabéis es que Carlos Arias Navarro puso un estanco a su hermana en una esquina de una calle pija de Madrid y quedó dicho en el Ministerio o la Dirección General en la que tenía mando que le comprasen a la susodicha todos los sellos, timbres y Ducados con filtro que allí se consumían. Así que imagínense el forre de la hermanísima con tantos y tantos funcionarios fumadores de negro que tenían entonces los ministerios y las toneladas de sellos y pólizas que había que poner en los certificados de penales hasta para ser verdugo de reemplazo de regional preferente.

Ya hemos dicho que Franco le hizo por una temporada alcalde de Madrid. Asombra, pero hasta los alcaldes los nombraba el general. Arias Navarro propició mucho el uso del hormigón, el asfalto y los alcorques, dejó que los amigos suyos hicieran y deshicieran la ciudad y modernearan tanto chabolismo feo de postguerra. Ahí quedó como ejemplo la construcción de una de esas torres horribles, 94 metros de altura y 27 plantas, pasándose por el arco del triunfo las leyes vigentes, que eran pocas y fácilmente burlables o el leve escándalo social. La Torre de Valencia acabó dando mala sombra a los edificios circundantes y jodiendo las vistas hacia la Puerta de Alcalá y el Retiro desde la Cibeles. Pero los viejos del lugar aún recuerdan una de sus ocurrencias sanitarias, que fue la de fumigar los autobuses y tranvías de Madrid para acabar con las plagas de pulgas, chinches y rojos que pululaban por todas partes.

Esas regulares fumigaciones las hacía con los viajeros dentro de los autobuses para asegurarse de que la gente no se llevase esas malas ideas insectívoras a sus casas y chabolas (suerte que no utilizó Ziclón B). Imaginen la distancia de este alcalde fumigador con DDT a los Reyes Magos postmodernos de Manuela Carmena y entenderán la distancia a la que viaja la velocidad de la luz sin tener que leer a Hawking. Encima, su relevo en la alcaldía, puso su nombre al famoso “Parque de Aluche”, pero como ese barrio obrero estaba lleno de progres, cucarachas resistentes y colegas de Marcelino Camacho, las gentes del lugar nunca llamaron al parque con ese oprobioso nombrecito de “Parque Carlos Arias Navarro”.

Durante la revolución portuguesa de Los Claveles se ofreció a los EEUU para entrar en guerra contra Portugal

Pero volvemos a la frase famosérrima: “Españoles, Franco ha muerto”. Los milenials creen que Arias Navarro era un locutor chungo y triste de esos tiempos de la tele en blanco y negro, pero era nada menos que el Presidente del Gobierno. Cómo sería el prenda que durante la revolución portuguesa de Los Claveles se ofreció a los EEUU para entrar en guerra contra Portugal, invadirla, reprimir el sorprendente rojerío militar y fumigar en el sentido metafórico y malagueño todo lo fumigable por allí a base de tiros en lugar de DDT, pesticida que ya estaba prohibido en yanquilandia. Antes de dimitir de su cargo fusiló un poco más, dejó abandonados a los saharauis españoles a su suerte y se dedicó a espiar y grabar sistemáticamente las conversaciones y llamadas telefónicas de todo quisqui que estaba en la pomada tansicional, incluido Juan Carlos Uno. Lástima que los historiadores aplicados no tengan aún acceso a todas esas grabaciones, si no han sido ya destruidas por las polillas afectas, porque nos enteraríamos de muchas cositas interesantes.

Pero aún hay más. En las primeras elecciones democráticas, nuestro charcutero insecticida y lector de testamentos generalísimos fue candidato al Senado por Madrid por ese partido, populista a tope (AP), inventado por el autodenominado dueño de la calle Manuel Fraga. Pero, oh, no salió elegido. Aunque ganó la posteriodad y la gloria para siempre porque ese “Españoles, Franco ha muerto” ha salido por la tele unas 2.345.207 veces y Franco sigue allí metido, en aquella cosa de Descuelgamuros.

Así que por los méritos que hemos expuesto y otros muchos que nos ha dado asco recordar nombramos a Carlos Arias Navarro homo antecesor I nato de los Vox boys. Siguiente capítulo: homo antecessor II: Blas Piñar.

Relacionadas

Con f de facha
Carrero Blanco, alguien voló sobre el nido del cuco

Lo que nos interesa del perfil de Carrero es su personalidad y su teoría política, su idea de un franquismo sin Franco, con el Rey Juan Carlos I de pelele necesario, su odio visceral a todo lo que sonase a izquierdismo.

Con f de facha
José María Pemán , alias "Pelma", versificador de banderas, Mio Cid y pistolitas

Visiten la hemeroteca, lean a Pemán, vomiten. Sin embargo, en muchos pueblos sigue habiendo calles con su nombre. En 2017, el colegio "José María Pemán" de Jerez de la Frontera se pasó a llamar “Gloria Fuertes”: ¿justicia poética por fin?

Con f de facha
Gonzalo Fernandez de la Mora, el ideólogo que no acertó con el traje

En las distancias cortas era un tipo amable, cordial y educado pero en sus planteamientos teóricos y políticos fue un franquista incombustible, elitista teórico del supremacismo puro, de esos que decían que la inteligencia era producto de los genes y que debía imponerse en el gobierno mientras que los inferiores rabiaban por “envidia igualitaria” y debían ser reprimidos y mandandos.

3 Comentarios
#40526 23:02 5/10/2019

Cuánta bilis.

Responder
0
0
#29333 17:48 19/1/2019

Fabulosa narración! Ojalá enseñen esto en las escuelas y se lo restreguemos cada día a todos los herederos y beneficiarios actuales del franquismo.

Responder
1
3
#29240 12:45 17/1/2019

Bienvenida esta sección, muy interesante

Responder
4
2

Destacadas

Catalunya
La sentencia, un terremoto político en Catalunya

En medio de las balas de goma, de foam, y las porras, Catalunya se encuentra con una clase política sin líderes claros, en la que los dos partidos hegemónicos (Esquerra Republicana de Catalunya y Junts per Catalunya) se apuñalan entre ellos y en la que las entidades sociales (Òmnium Cultural y Assemblea Nacional de Catalunya) se han quedado sin el carisma de Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

Memoria histórica
Martín Arnal: “Yo habría matado a Franco, aunque nunca maté ni a una mosca”

Tras vivir casi 40 años exiliado en Francia, Martín Arnal Mur volvió a España al morir Franco. Y se decepcionó. En su larga biografía hay espacio para la derrota, el dolor, las ilusiones perdidas y la esperanza. La llama del anarcosindicalismo, la experiencia de la colectividad agraria en su pueblo en 1936 y el paso por los campos de concentración franceses forjaron una vida que es todo un monumento a la dignidad y a la memoria.

Chile
El fantasma de la dictadura recorre Chile

Regresan los fantasmas del pasado en un país con una paradigmática dictadura militar, en la que las violaciones a los derechos humanos y la instalación neoliberal son cuestiones imposibles de olvidar.

Catalunya
La caza del octubre rojo (2017-2019)

Resulta llamativa la insistencia con la que se interroga al movimiento de masas en Catalunya respecto a sus intereses de clase y los peligros chovinistas en que podría incurrir o incurre.

Chile
La “agenda social” de Piñera no frena la rebelión chilena y la huelga general

En respuesta a la crisis el presidente de Chile anunció medidas de contención y pidió perdón por la “falta de visión”. Sin embargo, confirmó la continuidad del Estado de emergencia y el toque de queda, mientras organismos de derechos humanos denuncian torturas y desapariciones.

Homofobia
Ser LGTBIQ+ en Rusia

En Rusia, menos de la mitad de la población cree que las personas LGTBI+ deban tener los mismos derechos que las heterosexuales. La homofobia está también en la legislación. Más desde 2013, cuando se aprobó una ley que castigaba a las personas homosexuales por hacer “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales”.

Últimas

Opinión
Los anarquistas: el enemigo

Lo podemos leer en todos los medios de comunicación mainstream: los anarquistas han hecho todas las maldades sucedidas en el último mes en toda España. 

Insólita Península
Tiempo y tragedia en Granada

Nadie tiene dudas de que el cadáver de Federico García Lorca se encuentra en una zona abarrancada entre las localidades de Alfacar y Víznar, a pocos kilómetros al norte de la capital granadina. Allí fue asesinado.

Historia
Barcelona disturbios S.A.

El conflicto urbano es una seña de identidad de Barcelona. Los acontecimientos de esta semana muestran que, más allá de la sentencia del Supremo, hay motivaciones profundas por parte de sujetos políticos nuevos sin expectativas ni futuro.