Energía
La UE incumple su compromiso de dejar de subvencionar combustibles fósiles

Un total de 112.000 millones de euros anuales se destinan a apoyar la distribución y producción de este tipo de combustibles, según el informe Phase-out 2020.

Contaminación industrial

publicado
2017-09-29 06:24:00

El compromiso adquirido por la Unión Europea para que los Estados miembros eliminen los subsidios que perjudiquen al medio ambiente para 2020, especialmente los que ayuden a la producción y distribución de combustibles fósiles, es, a día de hoy, papel mojado.

El informe 'Phase-out 2020: el seguimiento de los subsidios a los combustibles fósiles en Europa', elaborado por el Overseas Development Institute (ODI) y la Climate Action Network (CAN) apunta a que los países no están haciendo los deberes, ya que se gastan una media de 112.000 millones de euros anuales en estas partidas presupuestarias.

El principal beneficiario de estas políticas es el sector del transporte, el cual consigue casi la mitad de esos fondos –49.000 millones, el 44% del apoyo gubernamental–, según la investigación de los dos organismos independientes.

Adiós acompromisos

Las cifras echan por tierra no solo el compromiso adquirido por la Unión sobre subvenciones que fomenten la contaminación, sino también el de eliminar las emisiones de los combustibles fósiles en la segunda mitad de este siglo, como parte del Acuerdo de París de 2015, dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

El informe es el primero que recoge información detallada sobre el apoyo prestado por los Estados y la propia UE a las industrias del carbón, el gas y el petróleo. En concreto, ODI y CAN han estudiado las subvenciones realizadas entre los años 2014 y 2016 en 11 países de la Unión, incluido España.

subsidios minería carbón
Subsidios europeos a la minería del carbón (mill. de euros, media 2014-16)

Además, los investigadores sostienen que estos incentivos fiscales “continúan fomentando el uso del diésel, en un momento en que los costos para la salud de la contaminación del aire se han vuelto más evidentes”, lo que “desalienta el cambio al transporte bajo en carbono, incluyendo vehículos eléctricos”. 

"La crisis de la contaminación atmosférica en las ciudades de Europa y el reciente escándalo de emisiones de diésel han llevado a una mayor presión para que los gobiernos actúen, pero nuestro análisis muestra que los países europeos están proporcionando enormes subsidios a los combustibles fósiles para el sector del transporte”, apunta Shelagh Whitley, jefa de Clima y Energía de ODI.

Asimismo, Whitley afirma que “este estudio muestra cómo los gobiernos de Europa y la UE continúan subvencionando y financiando la dependencia del petróleo, el gas y el carbón, alimentando el peligroso cambio climático y la contaminación del aire con el dinero de los contribuyentes”.

El presupuesto de la UE, también

Pero no solo los Estados miembros continúan favoreciendo a la industria contaminante. El informe apunta que la propia UE “proporcionó un promedio anual de 4.000 millones de euros en subvenciones a combustibles fósiles a través de sus presupuestos y de bancos y fondos de inversión y desarrollo”. Desde las dos organizaciones califican además de “especialmente preocupante” el creciente apoyo al gas y el continuo apoyo a la energía a base de carbón.

fases energía fósil
Fases y sectores de la producción y el consumo de energía fósil

Según plantea el director de CAN Europa, Wendel Trio, “los 4.000 millones de euros gastados por la UE en combustibles fósiles, la mayoría de los cuales destinados a infraestructuras gasísticas, avoca a Europa a una dependencia de los combustibles fósiles por décadas”. Asimismo, denunció que “más de 2 000 millones de euros al año sean proporcionados por los Estados miembros de la UE para apoyar la energía alimentada con carbón, el más sucio de todos los combustibles fósiles”.

Los hallazgos de la investigación sacan a la luz además que se siguen concediendo subvenciones para prospecciones de este tipo de sustancias contaminantes: Reino Unido y Francia aportaron 253 millones de euros anuales de financiación pública para la búsqueda de nuevos recursos de hidrocarburos en los tres años analizados.

Relacionadas

Energía
Quemar árboles para producir electricidad: ¿de quién es el negocio?

La generación de energía por combustión de biomasa es una actividad depredadora de recursos naturales, que resulta absurda en términos sistémicos. Es el último escalón del proceso de capitalismo industrial basado en la explotación de los bosques. El capital que está detrás de Glefaran, pertenece a una familia vasca que ha florecido en el siglo pasado gracias a la industria maderera.

0 Comentarios

Destacadas

Salario mínimo
Un salario mínimo europeo y cinco historias de vida

La recién elegida presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, ha propuesto la creación de un salario mínimo europeo durante su mandato.

Carta desde Europa
Misión cumplida, pero el final del juego significa realmente que el juego todavía está por comenzar

Las elecciones griegas clausuraron una etapa, la de la insurgencia contra el diktat del Tratado de Ámsterdam, e inauguraron la posibilidad de una nueva tormenta que, según el autor, vendrá desde Italia.

Derecho al agua
Más de una décima parte de la población mundial podría carecer de agua potable en 2030

Las señales de colapso de la civilización industrial están a nuestro alrededor. Debemos prestar atención y prepararnos para vivir en el mundo que nos ha traído la perturbación climática.

Últimas

Laboral
El Ayuntamiento de Leganés hace contratos fraudulentos a paradas de larga duración

El sindicato CGT acusa al consistorio de aprovecharse de un programa de la Comunidad de Madrid para la inserción laboral de personas desempleadas “que precariza el empleo, los servicios públicos y que solo sirve para maquillar las cifras del paro”. 

Cine
El legado audiovisual de las misiones Apolo
El documental ‘Apolo 11’, de CNN Films, adereza el quincuagésimo aniversario de la llegada a la Luna
Fondos buitre
Fidere, la sombra de Blackstone convertida en el rey inmobilario

¿Quién está detrás del fondo estadounidense que se ha convertido en una de las principales empresas inmobiliarias en el Estado español?

Movilidad
Los gobernantes que perdieron la chaveta

La última ocurrencia del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y de la candidata a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, es que Madrid Central supone mayor delincuencia. Qué menos que darle una vuelta a tan llamativa tesis.