Elecciones del 26 de mayo
Escrache a PP y Ciudadanos en la Pradera de San Isidro

Acciones de la PAH y el sindicato de Inquilinos contra los dos partidos que no se han comprometido a llevar a cabo una Ley de Vivienda para la Comunidad de Madrid.

Escrache PP de la PAH
Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida, de espaldas, saludan durante el escrache de la PAH. Christian Martínez
15 may 2019 18:39

Día festivo y soleado de San Isidro en Madrid y octavo aniversario del 15M, en el que más de medio centenar de activistas por el derecho a la vivienda han escracheado a los representantes de PP y Ciudadanos por no comprometerse a aprobar una ley autonómica en materia de vivienda para Madrid.

El #escrachazo convocado por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y el Sindicato de Inquilinas en la castiza pradera del santo, ha sido dirigido a los representantes de Ciudadanos y del PP. Con pancartas en las que podía leerse “Fuera Buitres de nuestros barrios” y gritando consignas como “Ni un desahucio más” los activistas se han presentado en las casetas de estos dos partidos para protestar. También había carteles contra el patriarcado y el cambio climático, y otro de gran tamaño en el que se podía leer: “Fin del Mundo, Fin de mes, la misma lucha es”.
La primera Escracheada ha sido Begoña Villacís, candidata por Ciudadanos a la alcaldía de Madrid. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el aspirante a la Comunidad, Ignacio Aguado, aunque no estaban con su compañera durante la protesta, se han acercado después a tomar el aperitivo con sus simpatizantes a la pradera de San Isidro.

Villacís, que dará a luz en breve, ha sido perseguida por los activistas hasta las puertas de la capilla al grito de “hay niños en la calle y no le importa a nadie”. La candidata a la alcaldía por Ciudadanos ha advertido que su partido “no se va a amedrentar por estas actitudes de intimidación y acoso”. “A nadie se le escapa que son amigos de Carmena y de Colau. Yo no lo deseo, pero a ver si se van a una caseta más adelante a recordárselo", refiriéndose a la caseta de Más Madrid.

Después, le ha tocado el turno al PP. Mientras la candidata a la Comunidad de Madrid, Isabel Días Ayuso, comía con los simpatizantes del PP en su caseta, llegaban los activistas al grito de “ladrones”, y “no hay pan para tanto chorizo”. Un doble cordón policial se desplegaba para proteger la caseta, mientras los militantes y simpatizantes del PP gritaban “Presidenta, presidenta”.

Instantes después llegaban José Luís Martínez-Almeida, candidato a la Alcaldía de Madrid y al poco tiempo el presidente del PP, Pablo Casado, momento en que los simpatizantes del PP han intentado gritar más que los activistas por la vivienda que coreaban “Ni gente sin casa, ni casa sin gente” y que hacían uso de silbatos y bocinas, produciéndose un ruido ensordecedor propio los hoolignas en los partidos de fútbol. Esto no les ha impedido seguir comiendo entre el griterío de sus simpatizantes y de las activistas.

Las sonrisas y gestos de los políticos para la foto permanecían. Seguían comiendo como si nada bajo un cartel de ración de chorizo. Tras unos 20 minutos sin descanso de escrache en la caseta del PP, las activistas por el derecho a la vivienda han disuelto la protesta, sin mayores incidentes que algún empujón de la policía y puntapiés de simpatizantes de los partidos escracheados. Las activistas se despedían advirtiendo que habrá más acciones si no se comprometen a aprobar una ley de vivienda para Madrid, que  aun no existe.

Relacionadas

Coronavirus
La mitad de los españoles ha perdido capacidad adquisitiva, uno de cada diez no puede pagar su vivienda

Una encuesta de Eurofund, dependiente de la Comisión Europea, revela que casi la mitad de la población española ha perdido capacidad adquisitiva con la crisis del coronvirus. El 7% cree que tendrá que abandonar su hogar ante la imposibilidad de seguir pagando el alquiler o la hipoteca.

Coronavirus
Mapa | Una ola de iniciativas de apoyo mutuo desde los barrios desborda la inacción institucional

Redes vecinales y de cuidado mutuo crean más de 500 espacios de solidaridad en todo el Estado para hacer frente a una crisis social que ha sobrepasado a las autoridades. Encuentra en este mapa las iniciativas más cercanas.

Crisis económica
Jugar al ladrillazo. O la solución inmobiliaria a la crisis

Ante una economía en la que el turismo ha caído, y ante la necesidad de viviendas en alquiler barato, el sector inmobiliario está demandando que las administraciones levanten un nuevo ciclo especulativo para cabalgar esta oportunidad. La última pregunta queda en el tejado de los movimientos de vivienda: ¿cómo actuar ante esta lógica?

0 Comentarios

Destacadas

América Latina
Destinos inciertos: el covid-19 deja en situación de emergencia a millones de migrantes en América Latina

En situación de calle, bajo el sol en la ruta, abandonados o detenidos en las cárceles de frontera. El covid-19 expulsa a miles de migrantes latinoamericanos que, sin trabajo ni vivienda, emprenden distintas travesías agobiados por el hambre y el miedo.

Crisis climática
Unai Pascual: “El científico debe tomar partido, es nuestra responsabilidad”

El economista Unai Pascual es uno de los promotores del manifiesto Euskal Herria post covid-19, al que en tres semanas se han adherido 723 académicos que piden abrir un debate sobre cómo debe realizarse la transformación ecológica.

Migración
Los barcos de rescate humanitario exigen a Italia que ponga fin al bloqueo

Mientras el mar Mediterráneo continúa sin barcos civiles de rescate humanitario, el Kurdi y el Aita Mari llevan más de tres semanas paralizados por la Guardia Costera italiana, que alega “deficiencias técnicas” y no permite zarpar a los buques. 

Desigualdad
Ingreso mínimo vital, la última red de protección

El Gobierno pospone al viernes 29 de mayo el anuncio del ingreso mínimo vital, ante la expectación de miles de personas que esperan poder cobrarlo. Ayer a última hora se modificaba el borrador para incluir a las comunidades autónomas en la gestión de esta herramienta. 



Coronavirus
La teoría de la conspiración que se hizo tan viral como el covid-19

La creencia de que la tecnología 5G está relacionada con la expansión del coronavirus, surgida como una teoría de la conspiración en foros y redes sociales, lleva propagándose por la red desde enero, pero no atrajo la atención de los medios hasta principios de abril, cuando un ataque a una antena de telefonía móvil en Birmingham dejó sin cobertura de red móvil a uno de los hospitales de la ciudad británica.

Coronavirus
En primera línea de la lucha contra el virus

Radiografía de una jornada con el Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid y el Hospital de la Princesa.

Últimas

Migración
Migrar o invertir la propia vida como peaje

A los detractores de la inmigración todo indica que les mueve un egoísmo desbordante fruto de un privilegio inmerecido. La mera casualidad de haber nacido en un lugar concreto les otorga un derecho de movilidad ilimitado que, a su vez, les habilita a desembarcar en los países de aquellos que quieren ver sólo como atracción exótica.


Coronavirus
¿Una buena oportunidad?

Cuando finalice la epidemia, nuestros gobiernos seguirán con su dinámica habitual, la de gestionar el funcionamiento de la máquina-mundo capitalista e intentar atenuar diariamente sus daños colaterales.

Laboral
El sindicato gallego CUT se querella contra Marlaska por la prohibición de la manifestación del primero de mayo

Considera que existe una discriminación ideológica, ya que las manifestaciones de la ultraderecha han podido llevarse a cabo durante el estado de alarma, mientras su propuesta fue prohibida.

Migración
Las administraciones dejan en desamparo a un grupo de migrantes argelinos

Las 16 personas argelinas que tras llegar a la costa de Motril, y pasar por el Centro de atención temporal de extranjeros, fueron abandonados ante la subdelegación del gobierno y después retenidas en instalaciones no aptas están siendo ya derivadas con el apoyo de APDHA.

Huelga
CNT denuncia el despido de más de treinta huelguistas de Productos Florida

El sindicato ha comunicado que la empresa ha despedido a más de treinta personas empleadas que secundaban la huelga desde finales de febrero, por la que exigían acabar con la práctica de falsos autónomos y habilitar contratos dignos en la planta cárnica.