Editorial
¿Carbón dulce para los gobiernos del cambio?

O se hacen cosas de fundamento u Olentzero se fumará su pipa y se dará un atracón de castañas en el monte... y lo mismo no vuelve a bajar de allí en un par de décadas.

Olentzero
Desfile del Olentzero en Iruñea. Jone Arzoz

publicado
2017-12-31 15:03

"Horra, horra, gure Olentzero! Pipa hortzetan duela, eserita dago...". Ya sabemos que ha bajado del monte el carbonero más célebre para premiar a los niños que se han portado bien, pero que, desde hace un tiempo, gracias a su actitud políticamente correcta, acostumbra a repartir carbón comestible y dulce a las perezosas, a modo de advertencia. ¿Y los gobiernos del cambio? ¿Qué se merecen? ¿Un saco de carbón dulce? ¿Un par de toneladas?

El Navarrómetro señala que el Gobierno cuatripartito perdería en 2019 la mayoría absoluta por un diputado, lo que para muchas de sus partidarias y voceras es motivo de alivio, ya que “consolida” el cambio. Es decir, que en vez de hacerlo avanzar, nos deja en una peligrosa incertidumbre, pero, eso sí, garantizando ciertas cuotas de representatividad, que es lo que al parecer cuenta.

¿Y en el Ayuntamiento de Iruñea? Todavía colea la crisis abierta antes de verano, ahora por unos presupuestos que de tan mediocres saben a socialdemocracia viejuna, hasta el punto que da la sensación de que va a ser necesario un mediador sueco de guardia para acabar la legislatura.

¿Qué percepción tiene la ciudadanía de los experimentos del cambio por estas latitudes? ¿Se siente satisfecha con la directiva de cambio tranquilo marcada desde el binomio Geroa Bai/EH Bildu? ¿Ha alcanzado logros relevantes, más allá de desalojar a la derechona foral, para continuar?

Es probable que lo que no se haya previsto para este último año entero de legislatura ya no se lleve a cabo, y lo que se anuncia para aprobar en enero no parece muy ilusionante, ni para los movimientos sociales ni siquiera para las propias parlamentarias. Por otra parte, y para más inri, el efecto procés, que tanta ilusión constituyente (y desobediente) ha despertado aquí y allá... se ha diluido con el 155, derivando por el momento en perturbación molesta pero bajo control. El prometedor horizonte escatológico se ha atascado en la pantalla caganer...

¡En fin! De tripas corazón, pongamos rumbo a 2018. Recomendamos a Olentzero que no reparta tanto carbón dulce y que en vez de carbón mineral —ese combustible fósil que míster Trump ha tomado por bandera— se esfuerce en desarrollar esas energías alternativas que tanto necesitamos. Estamos en el tiempo de descuento: o se hacen cosas de fundamento u Olentzero se fumará su pipa y se dará un atracón de castañas asadas en la borda que tiene en el monte... y lo mismo no vuelve a bajar de allí en un par de décadas.

Relacionadas

Editorial
De sentido común

¿Existe un sentido común escorado a la izquierda? O, como dice el partido neofascista Vox, ¿hay un marxismo cultural imperante que opera en el cuerpo social independientemente de si gobierna Aznar o Zapatero, Rajoy o Sánchez? La respuesta está en el Mediterráneo: no, no lo hay.

Editorial
El odio preventivo

La ineficaz gestión pública de los recursos sociales, la falta de previsión, planificación y coordinación entre las distintas instituciones o la desinformación sobre la realidad de menores migrantes son el caldo de cultivo para sembrar lo que Pablo Fernández, delegado de APDHA en Sevilla, ha denominado “odio preventivo”.

Editorial
El turismo depredador ya está aquí

Nos hemos acostumbrado a ver grupos de turistas siguiendo al guía que agita su paraguas, o saliendo de los portales a horas intempestivas.

0 Comentarios

Destacadas

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Portugal
Costa se arriesga a nuevas huelgas a poco más de un mes de las elecciones generales de Portugal

El Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Peligrosas, que puso en jaque al país durante la huelga que convocó a mediados de agosto no cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda ni los sindicatos. Sus transportistas, no obstante, amenazan con parar el país y tienen mecanismos para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Derecho a la ciudad
Seguridad y urbanismo, el relato perdido de las izquierdas

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto las diferencias de criterio a la hora de medir los efectos de la gentrificación. En esta divergencia subyace un debate ideológico. La existencia de alternativas o límites a la gentrificación no se ha traducido en políticas concretas en ciudades como Madrid. La derecha y las promotoras siguen teniendo la sartén por el mango.

Ciencia
De aquellos datos, estas conclusiones

Entre científicos, la controversia sobre qué estadística es la “correcta” sigue a día de hoy. Cuál se usa en distintos campos tiene mucho que ver con la costumbre.

Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo