Desigualdad
Ingreso mínimo vital, la última red de protección para casi un millón de hogares

El Gobierno pospone al viernes 29 de mayo el anuncio del ingreso mínimo vital, ante la expectación de miles de personas que esperan poder cobrarlo. Ayer a última hora se modificaba el borrador para incluir a las comunidades autónomas en la gestión de esta herramienta. 



Coronavirus y exclusión social
Una persona en situación de calle camina por en dirección a la Puerta del Sol, en Madrid. Álvaro Minguito
26 may 2020 06:33

A la espera de que se haga oficial y aterrice en el BOE —evento que se ha pospuesto a final de esta semana— el ingreso mínimo vital, la primera prestación no contributiva de la seguridad social dirigida a luchar contra la pobreza severa en el país y que debería ampliar la cobertura que aportan las rentas mínimas ya existentes, facilitando el acceso y disminuyendo la condicionalidad, ha ido tomando forma  por medio de filtraciones y anuncios a lo largo de las últimas semanas. 

Ayer, en un encuentro promovido por la ONG Oxfam Intermón, al que estaban convocados el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, y Milagros Paniagua, secretaria general de Objetivos y Políticas de Inclusión y Previsión Social del ministerio de Trabajo, se profundizó en algunos elementos fundamentales de una medida que ha movilizado críticas furibundas de la derecha y tensión y desencuentro informativo entre los socios de gobierno.

Se espera, que con una inversión inicial de 3.000 millones de euros, el gobierno pueda establecer un piso común a nivel estatal y acabar con la pobreza severa de casi dos millones y medio de personas.

Tras duras semanas de negociación y de defensa de la medida, sabemos que la cuantía estará en los 462 euros para un hogar unipersonal, pudiendo ampliarse hasta algo más de 1.000 euros para familias con hijos a cargo; que se habilitarán varias vías de acceso para facilitar que llegue a las 850.000 familias que el equipo al frente de su diseño estima que podrán ser elegibles; que será indefinida y que solo estará condicionada por la falta de renta.

También se ha hecho incidencia en que será compatible con otros ingresos procedentes del trabajo y complementaria con las rentas mínimas autonómicas, que serán subsidiarias a esta prestación. Se espera que, con una inversión inicial de 3.000 millones de euros, el Gobierno pueda establecer un piso común a nivel estatal y acabar con la pobreza severa de casi dos millones y medio de personas.

CELEBRACIÓN CRÍTICA

“Es un momento de celebración pero también un momento para incidir y mejorar la propuesta que está sobre la mesa”. Así resumió el director general de Oxfam Intermón, Franc Cortada, el sentir de la organización ante la aprobación esta semana del ingreso mínimo. Un hecho que en palabras de la responsable de incidencia de la organización y moderadora del debate de ayer, Lara Contreras, es ya un éxito fruto de cinco años de presión por la puesta en marcha de una medida redistributiva de este tipo: “Por fin, algo que era ajeno a la agenda política parece más relevante que nunca, está en los titulares de las noticias, esto es un milagro para nosotros que llevamos años intentando que esto esté en los titulares”.

Para Cortada, lo histórico del momento reside en que por fin “dejaremos de ser el único país de la Unión Europea que carece de una renta estatal”, considerando este un primer paso, para “acabar con la pobreza severa en España y no dejar a nadie atrás”. El responsable de Oxfam quiso aprovechar el momento para señalar el alcance de lo que considera un problema estructural en el país, previo e independiente a la crisis de covid-19, si bien este lo haya acentuado: “Somos el sexto país más desigual de la UE y solo estamos detrás de Rumania en cuanto a pobreza infantil”, remarcó.

¿Cómo se ha llegado aquí? Para Cortada las causas tienen que ver con la precariedad del mercado laboral, caracterizado por altas tasas de desempleo, bajos salarios, y una altísima rotación y temporalidad. En segundo lugar apuntó a las falencias del sistema de protección, excesivamente ligado a la situación laboral, asimétrico en lo territorial, y carente —al menos hasta ahora— de una herramienta estatal de transferencias monetarias destinado a combatir la pobreza.

El director de Oxfam dio datos comparativos relevantes para dimensionar la gravedad del problema: en España la tasa de pobreza severa sería cuatro veces superior a la de Francia y quintuplica la de Finlandia. El ejemplo serviría también, en palabras del ponente, para ilustrar “cómo con los sistemas de protección adecuados se puede revertir la pobreza”.

Coronavirus
El ingreso mínimo vital se abre camino entre el estigma y las dudas respecto a su implementación

El anuncio de un ingreso mínimo vital ha soliviantado a una parte de la esfera partidaria que impugna la idea en su totalidad. Mientras, quienes están familiarizados con la forma en la que funcionan renta mínimas y subsidios alertan sobre las dificultades de implementación de esta medida. 

Matizando el balance celebratorio, Cortada señaló algunas de las cuestiones fundamentales que podrían determinar la eficacia de la medida y que generarían cierta preocupación en la organización: las primeras dudas tienen que ver con la cobertura y las consecuencias de una inversión que consideran limitada y, por tanto, abocada a apuntar a umbrales bajos, dejando afuera a personas que ingresan por debajo del 40% de la mediana, consideradas en situación de pobreza severa, al tomarse los hogares como referencia. Para Oxfam “el ingreso mínimo vital debe plantearse con el alcance máximo posible y llegar a todas las personas que están por debajo de este umbral”.

En segundo lugar emergía la cuestión migratoria. “Nos preocupa que se deje atrás a las personas migrantes en situación administrativa irregular”, afirmaba Cortada, quien recordó que como organización Oxfam aboga por la regularización extraordinaria. Pero, dado que esta no parece que se vaya a materializar, el país no podría permitirse dejar atrás a colectivos especialmente vulnerables.

La organización, que enumera a solicitantes de asilo, víctimas de trata y familias migrantes con hijos como los grupos prioritarios a proteger, reconoce que al menos se han incluido los dos primeros casos en la propuesta. Sin embargo, lamenta que no se haya ampliado a la tercera situación. “No tiene ningún sentido que estos niños crezcan sin igualdad de oportunidades simplemente porque sus padres están en situación irregular. El Estado no puede olvidar sus obligaciones hacia la infancia vulnerable”, remarcaba su director.

La necesidad de que el ingreso mínimo vital garantice un suelo estatal que completar y mejorar desde las comunidades autónomas; que la prestación “sea un derecho subjetivo, de duración indeterminada y compatible con otros ingresos”, facilitando al máximo el acceso y acabando con las barreras burocráticas, la separación entre el derecho a la inclusión social y el derecho a recibir un ingreso son elementos fundamentales para Oxfam; así como que se garantice que las medidas de estímulo al empleo, “muy presentes en la narrativa de la medida”, alertaba Cortada, pasen por evitar que un aumento de ingresos por trabajo implique una reducción proporcional en la ayuda. “Ahí no estaríamos premiando el esfuerzo por buscar ingresos adicionales”.

“Para una organización como Oxfam, testigo de los efectos de la crisis en las vidas de la gente, esto viene como agua de mayo”, concluía Cortada. “Somos conscientes de que nuestro trabajo es un apoyo y un parche mientras llega la ayuda de quien tiene que estar ahí que es el Estado”.

El relator de la ONU para la pobreza extrema expresó su satisfacción por ver que las problemáticas reflejadas en sus informes, son afrontadas mediante políticas públicas

Por su parte, el relator de la ONU para la pobreza extrema, Philip Alston, que hace unos meses señalaba en su visita las escandalosa situación de desigualdad que afecta al país, expresó su satisfacción por ver las problemáticas reflejadas en su trabajo, afrontadas mediante políticas públicas. “Es importante darse cuenta de lo mala que la situación ha sido hasta ahora”, apuntaba. “El hecho de que dos millones y medio de personas se beneficiarán es ya muy significativo, siempre es difícil dar el primer paso”, explicó. En este sentido, para Alston es importante que el Gobierno esté dispuesto a adaptar y mejorar el programa: “Podemos considerarlo un work in progress que se irá expandiendo”.

El relator de la ONU, insistía en la importancia de que esto no se trate de algo temporal, celebrando que el Gobierno recupere la iniciativa e instándole a mantener el compromiso a lago plazo. Por último, alertaba del rol y la mentalidad de la burocracia en el contexto español —mas volcada en demostrar rigor que en facilitar el acceso a los subisidios— llamando a su revisión: “Hay que enviar el mensaje de que, si bien se respetan los procedimientos, el objetivo real es ayudar a quienes lo necesitan. Es mejor dar una oportunidad que simplemente rechazar a la gente”.

LAS FRONTERAS DE LA MEDIDA

“Represento a todos los migrantes que están en proceso de regularización por cualquier razón que les haya traído a España frente a un sueño, un deseo de un futuro mejor”, afirmaba por su parte la colombiana Patricia Torres. Madre de dos niñas y solicitante de asilo, Torres pertenece al grupo de quienes sí han conseguido, dentro de su condición de migrante, optar al ingreso mínimo vital.

Para esta integrante del programa de apoyo a la Asociación de madres solas (AMASOL) en Zaragoza, la medida “no será un gasto, estéril, un dinero que se destine a quedarse ahí en manos de tantos que hacemos parte de las cifras”, pues, en sus palabras, la población migrante representa “capital humano que puede sumarse a la fuerza de trabajo en España, por eso queremos tener nuestros permisos de trabajo para unirnos a ese engranaje social y laboral que sacará adelante el país”.

Torres reivindicaba la Constitución, y en particular su preámbulo, recuperando el  “deseo de garantizar la convivencia en un ambiente de democracia” que este contiene, así como la alusión a “un orden económico y social justo”. También recordaba como el artículo 39 habla de las familias, y ponía en relieve la realidad de las familias monomarentales: “Una forma de familia que debe de ser atendida porque es aún más vulnerable que la familia tradicional pues es en hombros de nosotras las mujeres donde está la responsabilidad de sacar adelante esas promesas de futuro que representan los hijos”.

En este sentido, recordaba la dificultad de sobrevivir sin acceso al mercado laboral por no contar con permiso de trabajo y con apenas recursos para llevar adelante un proyecto de vida. Para Torres, el ingreso mínimo vital permitiría a familias como la suya pensar más allá de la supervivencia, supone acceder a una renta que ayude también a la salud mental, en crisis ante el “enorme desgaste de pensar ahora qué hago”.

PUNTOS CLAVE

Más allá del informe del relator Alston, Nacho Álvarez echaba mano, en su turno, del informe del FMI presentado hace cuatro meses. Del mismo destacaba tres cuestiones fundamentales: “Los altos niveles de desigualdad estructural y en particular de pobreza infantil, tras una década de crisis. El menor gasto social que tiene España en relación con el resto de la UE, un 16,5 del PIB frente 18,8 de media europea. Y, por último, una orientación del gasto menos eficiente”. Esta falta de eficacia, tendría que ver con que la protección social se ha vehiculado tradicionalmente a través del sistema fiscal con medidas como desgravaciones, lejos de las transferencias y ayudas directas.

Para Álvarez los esfuerzos hacia el ingreso mínimo vital corresponden a un Gobierno que “escucha” y aporta con esta propuesta “un granito pero también una medida histórica en la construcción del sistema de protección social español”. Para el economista esta se trataría de la medida más redistributiva de las existentes, enfocada a atajar “los problemas que ponía sobre la mesa el informe del relator”. Constituye, defendió, un cambio de rumbo fundamental frente a la trayectoria de austeridad surgida de la anterior crisis, junto a la materialización de la voluntad de ampliar derechos sociales para “que nadie quede atrás”.

Álvarez identifica dos grandes problemas que el ingreso mínimo vital afrontaría: la pobreza estructural, y la carencia de una red de seguridad no contributiva. Algo que, manifestó durante el debate, estima necesario particularmente en momentos de crisis como el actual. Con esta medida, defendió el economista, se ampliaría de manera muy notable la cobertura, pues el sistema de rentas mínimas estaría abarcando ahora mismo a unos 300.000 hogares, muy por debajo de los 850.000 hogares a los que el Gobierno quiere llegar.

El secretario de Estado de Derechos Sociales subrayó la no condicionalidad de esta prestación no contributiva, y su compatibilidad con el ingreso de otro tipo de rentas

Entre los puntos clave, el secretario de Estado de Derechos Sociales subrayó la no condicionalidad de esta ayuda no contributiva, y su compatibilidad con el ingreso de otro tipo de rentas: “De la experiencia de otros países de nuestro entorno hemos aprendido que no es deseable que un hogar que tiene un ingreso mínimo vital vea cómo se le retira la prestación de forma proporcional a los ingresos que obtiene cuando encuentra un trabajo de pocas horas”. Así, considera que lo que incentiva el empleo es la compatibilidad con otros ingresos como sucede con las rentas garantizadas de País Vasco o Navarra, y que, en su opinión, este “es el mejor mecanismo para evitar la trampa de la pobreza”.

La facilitación del acceso, que puede realizarse a través de varios canales que incluirán tanto la seguridad social como los servicios sociales o los ayuntamientos, supondrá, en la previsión del Gobierno, que se garantice esa optimización de la cobertura. Se prevé así mismo priorizar lógicas que no pongan el foco en el filtro previo a la solicitud, sino que hagan las debidas comprobaciones una vez se haya accedido a la ayuda.

Renta básica
La tensa espera del ingreso mínimo vital

La accesibilidad, el nivel de condicionalidad, el encaje entre las rentas mínimas existentes o el alcance a la población migrante son algunas de las incógnitas por despejar en plena cuenta atrás hacia la implementación del ingreso mínimo vital. 

“Lo que ha puesto de manifiesto el covid-19 es que no estábamos preparados”, apuntaba por su parte Milagros Paniagua. A la espera de que se anuncie oficialmente la medida, Paniagua completaba la descripción de los puntos fundamentales del ingreso mínimo vital. Así, avanzó que la vulnerabilidad de la persona la determinará el hogar donde esa persona vive, y que se dará prioridad a las familias monomarentales. Para evaluar a las familias elegibles, se analizarán sus rentas y patrimonio. 

En caso de tener algún tipo de renta el ingreso mínimo vital compensaría hasta llegar al umbral de los 462 euros en el caso de los hogares unipersonales. Respecto al patrimonio, se tendría en cuenta el patrimonio neto, siendo excluida de la valoración la vivienda habitual. Respecto a la compatibilidad con el trabajo, recordó que “no podemos obviar la precariedad de nuestro mercado con un 13% de trabajadores pobres”.

Paniagua reivindicó el esfuerzo de investigación realizado con el fin de diseñar la propuesta. “Se han hecho muchísimos análisis para la detección de hogares vulnerables y las cifras que se conocen es que estaremos en 850.000 hogares donde viven algo menos de dos millón y medio de personas, 50% con menores, unos 100.000 monomarentales”. En ese mismo sentido destacaba la importancia de ir contando con toda la información para hacer “seguimiento y correcciones”, para una medida que aspira, en palabras de la técnica, “a reducir el nivel de pobreza severa entorno a un 80%”.

Relacionadas

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos
El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.
Pobreza
Los requisitos de la asistencia social son “más propios del siglo XIX que del XXI”, dice el relator de la ONU

Philip Alston, relator de pobreza de la ONU señala a la burocracia como una de las principales causas de exclusión social. Las ayudas, asegura, llegan con más facilidad a los hogares de clase alta que a las rentas bajas.

Renta básica
La renta básica universal como mecanismo para una política criminal de clase

La renta básica confronta la idea de libertad vacía y puramente formal de las democracias burguesas, presentada como una libertad de elección en los diversos ámbitos de nuestra vida, y que nos dice que somos libres de elegir tal o cual trabajo; somos libres de llevar a cabo tal o cual proyecto de vida; y, por tanto, somos también libres de decidir delinquir o no hacerlo

6 Comentarios
#61766 22:58 26/5/2020

460€ condicionados es una limosna, esto no es una RBU ni supone la realización de un derecho. Premeditadamente, se trata la prestación como un penoso gasto, no como una inversión (este es el "error" de Escrivá. Que pruebe él a vivir con 460€ en España).
Si la gente conociera el actual sistema monetario, cuestionaría esta cuantía, y pondría en duda por fin ese tópico liberal de que "no hay dinero”. O el de que "hay que quitárselo a unos para dárselo a otros”, o eso de "el Estado es como una empresa o una familia”, base del "déficit público", concepto usado para despolitizar el sistema (privatizarlo).

Y no se pide un gran alarde, que pudiera provocar inflación: 650€ es lo mínimo. Pero se sostiene el relato de la escasez, como si el Mercado y el Estado hicieran un esfuerzo más allá de sus posibilidades; se insinúa además que estas pagas provienen de los impuestos (se enfrenta así a la gente por la migaja)...¡No hay motivos "técnicos"! Es pura ideología. Lo mismo con las Pensiones.

La banca privada crea el 95% del circulante, mediante el crédito y otros productos, domina así la sociedad; no va a entregar este privilegio fácilmente. La banca central (5% restante) solo existe para alimentar a la privada. El BCE no es un banco central, es un agente del mercado (creación endógena del Dinero). Este cartel privado crea dinero según su criterio, puramente mercantil, no plural; propagando que cualquier otro motivo provoca inflación. Razones contra la política, contra la posibilidad de la democracia. Tecnocracia bancaria.

Una RBU de 650€ no provocaría inflación ni deficit externo; por su baja cuantía y dadas las condiciones económicas. Sin embargo se animarían los proyectos vitales de muchos, fuera de los circuitos bancarios. El beneficio para la sociedad sería enorme.
Parte de la clase media propietaria, cuya vida está mercantilizada, ve una afrenta moral en la RBU, un ataque a la desigualdad que la sustenta como grupo. Son los “patriotas”, cuya patria es el euro. Por otro lado, muchos “empresarios” viven muy bien con un 20% de paro.
https://positivemoney.org/2018/09/modern-monetary-theory-and-positive-money/

Responder
1
1
#61817 14:58 27/5/2020

Mejor que nada.

Responder
0
0
#61754 20:36 26/5/2020

Volverán a las arcas al consumir, también se produce, produciendo, se crea empleo.

Responder
2
1
#61801 11:54 27/5/2020

No. A donde van a ir a parar es a rentistas y energéticas. Con una cantidad tan miserable como 460€ no puedes ni pagar el alquiler y los suministros, mucho menos llegar a hacer consumo. Este IMV es asqueroso. Habla el artículo sobre el "umbral" de los 460€ del IMV, ¿pero por qué no decís u os atreveis a preguntar de dónde se ha sacado el Gobierno esa cantidad? No es el umbral de pobreza, ni es el IPREM siquiera. Está muy por debajo de cualquier indicador económico. ¿Por qué 460€? ¿Quién puede vivir con eso y quién piensa que alguien puede vivir con eso?

Responder
1
1
#61918 15:40 28/5/2020

Es una cuantía demasiado baja. 3000 millones van a gastar. Eso es calderilla para el Estado y la banca que gobiernan. Están discutiendo por una ridiculez de dinero, y todo para propagar que "se hace un gran esfuerzo" lo cual es falso. Es pura ideología de la peor.. El dinero se crea de la nada y una RBU de 650€ mínimo no crearía inflación y sería una gran inversión en la sociedad. Un justo resarcimiento. Pero este negociado de distribuir el dinero, de decidir quien vive, lo lleva la banca, está privatizado y mercantilizado, es vergonzoso pero la gente lo desconoce. https://www.bundesbank.de/en/tasks/topics/how-money-is-created-667392

Responder
0
0
#61745 19:47 26/5/2020

Van a pedir 14.000.000 € , pq en las Arcas no hay dinero, para seguir pagando los ERTES.

Así como van a pagar la Renta Mínima Vital, si han de pedir dinero?

Por cierto dicen q la RMV se puede pedir en Ayuntamientos. Así q he ido y me han dicho q no, q son los SERVICIOS SOCIALES.

Mañana iré a los SVS SOCIALES de mi zona, donde estoy empadronada.
Las oficinas de la seguridad social, siguen cerradas y no hay teléfonos gratuitos, ni te lo cogen.
Que desastre de humanidad y de su interminable codicia, q jode a tantísima gente
NO culpo al Gobierno de esto de las arcas vacías, ya que viene de atrás.

Responder
0
0

Destacadas

Coronavirus
Decenas de trabajadores siguen acudiendo a su centro de trabajo sin saber que allí se originó el rebrote de Madrid
Un inmueble de oficinas fue el lugar en el que se dio el rebrote de la capital mientras decenas de trabajadores tienen que seguir acudiendo a él. La Consejería de Sanidad no quiere dar explicaciones al respecto, al mismo tiempo que la empresa dueña del edificio asegura desconocer cuántos trabajadores están contagiados.
Especulación urbanística
Un fondo buitre anida en el centro de Vigo

El fondo norteamericano Autonomy Capital, del que es fundador el ex directivo de Lehman Brothers, Robert Gibbins, compró la deuda del proyecto del Barrio do Cura en 2018. Ahora los vecinos y vecinas piden no ser abandonados ante la especulación urbanística e quiere garantizar su derecho a la vivienda frente a una posible expropiación del gobierno local.

Crisis económica
Estados Unidos y China, en rumbo de colisión

La construcción de China como enemigo es la apuesta política de Donald Trump para su reelección en noviembre. Los movimientos en inteligencia militar dibujan el rastro de una escalada del conflicto desde su faceta comercial y mediática.

La semana política
Colchones y suelos

Fomento anuncia un plan para poner suelo público a disposición del sector privado a coste cero. Ada Colau ofrece 1.200 euros mensuales a los propietarios de pisos turísticos para solucionar temporalmente la necesidad de familias vulnerables. El sector de la inversión inmobiliaria no se inmuta con la crisis, convencido de que nadie va a tocar sus privilegios.

Últimas

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
El Gobierno vasco impide votar a al menos 200 personas en las elecciones del domingo

Tanto si presentan síntomas activos como si se encuentran asintomáticas, las 200 personas que actualmente tienen covid-19 no podrán acudir a los colegios electorales el 12 de julio. Los contactos estrechos de los positivos, otras 500 personas, deberán ir con la papeleta desde casa, si es que la tienen.

Urbanismo
El hotel de cala San Pedro recibe un dictamen ambiental negativo
El proyecto, que supondría la construcción de un complejo de casi 600 metros cuadrados con 11 habitaciones y 22 plazas, se considera “inviable”.
Contigo empezó todo
Los españoles antifascistas presos de la Inglaterra antifascista

En 1945, 226 presos españoles que habían pasado por campos de concentración en Francia acabaron siendo acusados por las autoridades británicas de colaborar con los nazis.

Sanidad
Médicos MIR del País Valencià irán a la huelga desde el 21 de julio

El colectivo de Médicos Internos Residentes (MIR) de los servicios públicos sanitarios valencianos anuncia huelga indefinida a partir del 21 de julio.