Desahucios
Asambleas y colectivos de vivienda exigen la dimisión de la consejera de Vivienda de la Comunidad de Madrid

Más de cien personas se concentraron el pasado martes 30 de octubre frente a la Agencia de Vivienda Social para protestar por la grave situación de la vivienda en la Comunidad de Madrid.


publicado
2018-10-31 20:47

El movimiento por el derecho a la vivienda en Madrid realizó el pasado martes 30 de octubre una concentración frente a las oficinas de la Agencia de Vivienda Social (AVS) de la Comunidad de Madrid, antiguamente conocida como IVIMA. La acción, convocada por diferentes grupos de vivienda como la Asamblea de Vivienda de Carabanchel, el Sindicato de Inquilas o la Plataforma de Afectados por la Vivienda Pública y Social (PAVPS), contó con el apoyo de un centenar de personas para protestar ante la grave situación de la vivienda en toda la Comunidad.

La concentración tenía como objetivo la búsqueda de soluciones para las personas afectadas, como son los casos de Viviana o Ahmed, que tras ser desahuciados de su casa fueron realojados en el albergue del Pinar de San José. Durante los últimos meses han esperado a que las instituciones públicas encontrasen una solución, sin éxito. El 30 de octubre finalizaba el plazo para abandonar el albergue donde residían para ser trasladados a otro, en este caso, el de Carrera de San Francisco. Como señala la propia Viviana, “esta es una situación de gran inestabilidad que tiene graves efectos sobre mí y sobre mis hijos”.

Las personas concentradas también han exigido la movilización del parque de vivienda pública que posee la Comunidad de Madrid. Elías Mato, integrante de la Asamblea de Vivienda de Carabanchel, resaltaba la poca predisposición por parte de las instituciones autonómicas a la hora de encontrar soluciones: “No vamos a permitir que se sigan produciendo desahucios mientras que la Comunidad posee más de 500 viviendas vacías. La situación actual es insostenible y tiene responsables directos, Isabel Pinilla, directora de la Agencia de Vivienda Social, y Rosalía Gonzalo, Consejera de Vivienda de la Comunidad”.

La acción realizada frente a las oficinas del antiguo IVIMA estaba convocada a las 12 horas. Desde minutos antes, un dispositivo de la Policía Nacional custodiaba la entrada del edificio ante la mirada de las personas allí congregadas. Tras una hora de concentración, tres portavoces del movimiento de vivienda accedieron al edificio para negociar una salida a la situación actual con el director del Área Social de la AVS, Eusebio González Castilla. Al finalizar dicha reunión la situación no había cambiado: la Comunidad argumentaba no tener recursos para atender a las personas afectadas. Mientras tanto, Viviana, Ahmed o las vecinas de Argumosa 11 siguen sin ver solucionados sus casos.

La acción coordinada por las asambleas y colectivos por el derecho a la vivienda en Madrid se enmarca en una campaña de presión política hacia las instituciones autonómicas que continuará durante las próximas semanas. Como indica Daniel Vega, miembro del Sindicato de Inquilinas de Madrid, “la acción de hoy es la primera pero no la última. Queremos soluciones para nuestras vecinas y para ello vamos a iniciar una campaña en la que iremos comunicando futuras acciones que señalen a los responsable políticos de esta grave situación.”

Relacionadas

Desahucios
El banco es el monstruo
Chema Álvarez nos narra, en el contexto histórico de Valdelacalzada, la historia de un desahucio en uno de los pueblos con tierras más fértiles de la cuenca del Guadiana,
Desahucios
El IVIMA intenta ejecutar un desahucio de un activista que estaba intentando evitar otro desalojo

Este martes Sara se quedaba en la calle con sus dos hijos, en el tercer intento de desahucio. Activistas de la PAH de Leganés denuncian que, al mismo tiempo, el IVIMA ha intentado desalojar a uno de ellos mientras se encontraba en la concentración de apoyo a esta vecina.

Desahucios
Una villanovense víctima de violencia de género a punto de ser desahuciada

Si nadie lo impide, Inés será desahuciada de su vivienda de alquiler en Villanueva de la Serena el próximo 27 de junio junto a sus dos hijos, una menor de nueve años y otro de 16 años con discapacidad física.

0 Comentarios

Destacadas

Economía
Impuestos a la carne y al plástico: los impuestos Pigouvianos

Debido a la crisis climática, muchos países ya se plantean poner impuestos a la carne o a los plásticos. Estos impuestos, cuyo coste recae directamente en el consumidor, se llaman impuestos Pigouvianos.

Aporofobia
Aporofobia: el doble filo para esconder el racismo

El rechazo a las personas migrantes rescatadas en el mar tiene un componente aporófobo desde nuestra mentalidad capitalista porque se considera que estas personas no van a poder aportar algo útil a la sociedad, pero este rechazo no deja de ser también racista, xenófobo, islamófobo y machista.

Contigo empezó todo
Las dos Marías en la locura franquista

Dos hermanas de Compostela retaron al franquismo con color y alegría. Las llamaron “locas”, pero la locura estaba a su alrededor.

Tenemos que hablar
Hacer el agosto

A veces parece que agosto es un mes de saldo y esquina, de periódicos delgados sin noticias, de columnistas escribiendo sobre sus vacaciones en Benidorm. Es como si el mundo se parara.

Últimas

Sexualidad
La homosexualidad como "conducta de riesgo"
Una experiencia personal sobre los prejuicios en las consultas médicas acerca de la sexualidad y las relaciones homosexuales.
Chernóbil
Turismo de desastres: visita guiada al infierno

Desde que HBO estrenó la serie sobre el desastre en la central nuclear ucraniana, las visitas de turistas a esta zona se han multiplicado. 

Sexualidad
Polifonías de amor y deseo

El paisaje de los afectos se puebla de teorías y prácticas que impugnan los parámetros normativos del amor. De fondo, el capitalismo y el deseo innovan en su eterno romance. En la tensión entre la libre elección, los cuidados y el compromiso se configuran las relaciones amorosas del futuro. 


Guerra civil
Federico García Lorca, rojo y maricón
En un ejercicio de revisionismo histórico consciente, algunos especialistas lorquianos se empeñan en desligar la implicación política y la orientación sexual del poeta, de las causas de su asesinato