Asambleas y colectivos de vivienda exigen la dimisión de la consejera de Vivienda de la Comunidad de Madrid

Más de cien personas se concentraron el pasado martes 30 de octubre frente a la Agencia de Vivienda Social para protestar por la grave situación de la vivienda en la Comunidad de Madrid.


publicado
2018-10-31 20:47:00

El movimiento por el derecho a la vivienda en Madrid realizó el pasado martes 30 de octubre una concentración frente a las oficinas de la Agencia de Vivienda Social (AVS) de la Comunidad de Madrid, antiguamente conocida como IVIMA. La acción, convocada por diferentes grupos de vivienda como la Asamblea de Vivienda de Carabanchel, el Sindicato de Inquilas o la Plataforma de Afectados por la Vivienda Pública y Social (PAVPS), contó con el apoyo de un centenar de personas para protestar ante la grave situación de la vivienda en toda la Comunidad.

La concentración tenía como objetivo la búsqueda de soluciones para las personas afectadas, como son los casos de Viviana o Ahmed, que tras ser desahuciados de su casa fueron realojados en el albergue del Pinar de San José. Durante los últimos meses han esperado a que las instituciones públicas encontrasen una solución, sin éxito. El 30 de octubre finalizaba el plazo para abandonar el albergue donde residían para ser trasladados a otro, en este caso, el de Carrera de San Francisco. Como señala la propia Viviana, “esta es una situación de gran inestabilidad que tiene graves efectos sobre mí y sobre mis hijos”.

Las personas concentradas también han exigido la movilización del parque de vivienda pública que posee la Comunidad de Madrid. Elías Mato, integrante de la Asamblea de Vivienda de Carabanchel, resaltaba la poca predisposición por parte de las instituciones autonómicas a la hora de encontrar soluciones: “No vamos a permitir que se sigan produciendo desahucios mientras que la Comunidad posee más de 500 viviendas vacías. La situación actual es insostenible y tiene responsables directos, Isabel Pinilla, directora de la Agencia de Vivienda Social, y Rosalía Gonzalo, Consejera de Vivienda de la Comunidad”.

La acción realizada frente a las oficinas del antiguo IVIMA estaba convocada a las 12 horas. Desde minutos antes, un dispositivo de la Policía Nacional custodiaba la entrada del edificio ante la mirada de las personas allí congregadas. Tras una hora de concentración, tres portavoces del movimiento de vivienda accedieron al edificio para negociar una salida a la situación actual con el director del Área Social de la AVS, Eusebio González Castilla. Al finalizar dicha reunión la situación no había cambiado: la Comunidad argumentaba no tener recursos para atender a las personas afectadas. Mientras tanto, Viviana, Ahmed o las vecinas de Argumosa 11 siguen sin ver solucionados sus casos.

La acción coordinada por las asambleas y colectivos por el derecho a la vivienda en Madrid se enmarca en una campaña de presión política hacia las instituciones autonómicas que continuará durante las próximas semanas. Como indica Daniel Vega, miembro del Sindicato de Inquilinas de Madrid, “la acción de hoy es la primera pero no la última. Queremos soluciones para nuestras vecinas y para ello vamos a iniciar una campaña en la que iremos comunicando futuras acciones que señalen a los responsable políticos de esta grave situación.”

Relacionadas

Tribuna
Vete de aquí. Madrid y el dilema de la vivienda

Gran parte de nuestra clase política vuelve a comprar las promesas de inversión, de empleo y de progreso urbano que ya nos llevaron en 2008 a la mayor crisis social de los últimos 30 años. De nuevo, vemos a gobernantes de uno y otro signo político “comprando la moto” del progreso a través de la promoción inmobiliaria.

Desahucios
Las lecciones de los desahucios en Argumosa, 11
5

La violenta actuación del 22 de febrero no buscaba únicamente echar a estas familias de su casa, se quería además dar un golpe ejemplarizante a los colectivos de lucha por la vivienda y mermar las protestas contra los grandes fondos de inversión que han adquirido protagonismo en los últimos tiempos.

0 Comentarios

Destacadas

Municipalismo
Cómo y en qué nos afectará la Directiva Bolkestein

De aprobarse la Directiva Bolkstein, el organismo dirigido por Juncker tendría la última palabra en las regulaciones o normativas locales o regionales en materias como vivienda, casas de apuestas o servicios de prostitución.

Derechos Humanos
Colombia y México suman el 54% de los asesinatos de defensores de derechos humanos en todo el mundo

Front Line Defenders denuncia un aumento de la violencia contra el activismo en todo el mundo y la doble cara de la Unión Europea, que mira hacia otro lado mientras sus aliados cometen todo tipo de violaciones de los derechos humanos.

Feminismos
Silvia Federici: “La caza de brujas contribuyó a destruir el poder social de la mujer”

La activista y teórica feminista Silvia Federici está de gira por el Estado español. La autora de Calibán y la Bruja abordará uno de sus temas de estudio fundamentales, la memoria histórica de la caza de brujas, en un encuentro que tendrá lugar el próximo fin de semana en Pamplona. 

Memoria histórica
Ian Gibson: “Un país que olvida su pasado está condenado a la mediocridad”

El hispanista, junto a un equipo formado por el experto en georradar Luis Avial y el periodista Víctor Fernández, entre otros, realizaron una investigación sobre la ubicación de los restos de Federico García Lorca, la cual impulsó que la Junta de Andalucía propusiera llevar a cabo una nueva búsqueda en otoño de 2018. Un informe del Ministerio de Justicia en enero frustró el intento.

Últimas

Sistémico Madrid
Hermanos Entrecanales Franco, seres complejos

Habituales de los patronatos de fundaciones y ONG, los cuatro hijos de Juan Entrecanales dominan el capital de Acciona gracias a una sociedad holandesa que cobra los dividendos y los deriva a sus empresas madrileñas.

Fridays for Future
Politizar la crianza en defensa del planeta: nace Madres por el Clima

Un grupo de madres impulsa un colectivo para apoyar las movilizaciones estudiantiles de los Fridays for Future y ayudar a denunciar la falta de acción real contra el cambio climático.