Crímenes del franquismo
Tres nuevas querellas por torturas contra Billy el Niño

Ya ascienden a 12 las querellas interpuestas contra Antonio González Pacheco, conocido como 'Billy el Niño',  y otros agentes de la Dirección General de Seguridad por las torturas que infringieron a opositores políticos durante el franquismo. Luís Miguel Urbán Fernández, padre del eurodiputado Miguel Urbán, es uno de los querellantes.

Ceaqua
Algunas de las personas que han interpuesto querellas por torturas contra Billy el Niño y otros agentes de la Dirección General de Seguridad, a la salida de los juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid. Foto:CEAQUA

publicado
2019-02-28 12:26:00

Luis Miguel Urbán Fernández, padre del eurodiputado de Podemos Miguel Urbán, fue detenido en 1974 por ser miembro de la Liga Comunista Revolucionaria. Tenía 26 años. Urbán pasó tres días en la Dirección General de Seguridad. Después de esos tres días fue ingresado 15 días en el Hospital Penitenciario como consecuencia de las torturas que sufrió.

Urbán es una de las tres personas que han acudido hoy a los juzgados de Instrucción de Plaza de Castilla, en Madrid a interponer querellas contra Antonio González Pacheco, conocido como ‘Billy el Niño’, el responsable de las torturas que sufrieron. Con ellas serán ya 12 las querellas a las que se enfrenta González Pacheco, y 27 en total las relacionadas con casos de torturas en el régimen franquista: tres de ellas contra Pascual Honrado de la Fuente —en Oviedo—, seis más contra Jesús Muñecas —Tolosa— y otras seis contra Jacinto López Acosta, Benjamín Solsona y Manuel Ballesteros. El pasado 19 de enero, el Juzgado de Instrucción número 1 aceptó investigar una de las denuncias contra Solsona, Acosta y Ballesteros por un caso de torturas que tuvo lugar en 1971 y del que fueron víctimas 12 militantes del PCE. Ha sido la primera de las querellas aceptadas por los juzgados españoles. Otras seis, según confirman desde Ceaqua, están ahora pendientes dl pronunciamiento del Tribunal Constitucional, después de haber sido rechazadas en los juzgados ordinarios y por los tribunales superiores de justicia.

Tortura
Benjamín Solsona: ¿un Billy el Niño en València?
En 1971, una treintena de estudiantes universitarios fueron detenidos en València por la Brigada Político Social. Durante 19 días, las torturas fueron continuas.

Miguel Ángel Gómez Álvarez es otra de las personas que ha decidido llevar ante la justicia las torturas que sufrió a manos de Billy el Niño. En su caso fue detenido y torturado en dos ocasiones. La primera, en 1971, por hacer propaganda política y por atentado a la autoridad. Su paso por la Dirección General de Seguridad le hizo abandonar sus estudios-. Dos años después volvió a ser detenido, esta vez acusado de asociación ilícita por ser miembro de la Liga Comunista Revolucionaria (LCR), en entonces tenía su sede en la calle Embajadores, a la altura de Lavapiés. Gómez Álvarez pasó siete días incomunicado en la Dirección General de Seguridad, tras los que estuvo ingresado 15 días en enfermería para recuperarse de las torturas recibidas y fue trasladado a la cárcel de Carabanchel.

Por su parte, José Manuel García Benito fue detenido en 1975 por su pertenencia al Frente Revolucionario Antifascista (FRAP) y a la Federación Universitaria Democrática Española (FUDE). Las torturas que sufrió durante su detención en la Dirección General de Seguridad le hicieron pasar 40 días en la enfermería de la cárcel de Carabanchel.

Relacionadas

Crímenes del franquismo
Cinco nuevas querellas por torturas contra Billy el Niño

Jesús Rodríguez Barrio es una de las cinco personas que han interpuesto hoy una querella por las torturas sufridas a manos de Antonio González Pacheco y otros policías de la Brigada Político Social en los últimos años de la dictadura.

Crímenes del franquismo
Admitida a trámite una querella contra ‘Billy el Niño’ por torturas

El juez resolverá, por primera vez en un juzgado español, una querella criminal por un delito de torturas en un contexto de crímenes contra la humanidad dirigida contra Antonio González Pacheco y cuatro policías más.

Tortura
Benjamín Solsona: ¿un Billy el Niño en València?
En 1971, una treintena de estudiantes universitarios fueron detenidos en València por la Brigada Político Social. Durante 19 días, las torturas fueron continuas.
0 Comentarios

Destacadas

Salario mínimo
Un salario mínimo europeo y cinco historias de vida

La recién elegida presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, ha propuesto la creación de un salario mínimo europeo durante su mandato.

Carta desde Europa
Misión cumplida, pero el final del juego significa realmente que el juego todavía está por comenzar

Las elecciones griegas clausuraron una etapa, la de la insurgencia contra el diktat del Tratado de Ámsterdam, e inauguraron la posibilidad de una nueva tormenta que, según el autor, vendrá desde Italia.

Derecho al agua
Más de una décima parte de la población mundial podría carecer de agua potable en 2030

Las señales de colapso de la civilización industrial están a nuestro alrededor. Debemos prestar atención y prepararnos para vivir en el mundo que nos ha traído la perturbación climática.

Últimas

Laboral
El Ayuntamiento de Leganés hace contratos fraudulentos a paradas de larga duración

El sindicato CGT acusa al consistorio de aprovecharse de un programa de la Comunidad de Madrid para la inserción laboral de personas desempleadas “que precariza el empleo, los servicios públicos y que solo sirve para maquillar las cifras del paro”. 

Cine
El legado audiovisual de las misiones Apolo
El documental ‘Apolo 11’, de CNN Films, adereza el quincuagésimo aniversario de la llegada a la Luna
Fondos buitre
Fidere, la sombra de Blackstone convertida en el rey inmobilario

¿Quién está detrás del fondo estadounidense que se ha convertido en una de las principales empresas inmobiliarias en el Estado español?

Movilidad
Los gobernantes que perdieron la chaveta

La última ocurrencia del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y de la candidata a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, es que Madrid Central supone mayor delincuencia. Qué menos que darle una vuelta a tan llamativa tesis.