Coronavirus
Angustia en Morata de Tajuña por la situación de una residencia geriátrica afectada por el covid19

La hija de una anciana denuncia el secretismo de las monjas que regentan el centro Nuestra Señora de la Antigua, donde ya han muerto cinco residentes.

Residencia de Ancianos Nuestra Señora Virgen de la Antigua Morata
Residencia de Ancianos Nuestra Señora Virgen de la Antigua en Morata de Tajuña. Imagen: Captura de pantalla
24 mar 2020 10:09

La voz de Carmen emana desesperación. Su madre, de 82 años, vive en el geriátrico Nuestra Señora de la Antigua de Morata de Tajuña, una de las residencias madrileñas regentada por religiosas que con más virulencia sufre los efectos mortales del covid19. Todo comenzó el 12 de marzo, cuando un hombretón al que todos conocen en el pueblo como Gary Cooper desde sus tiempos de vendedor de gominolas comenzó a sentir molestias.

Tenía fiebre alta y dificultades para respirar. Para cuando las monjas activaron la alarma, el virus estaba en su fase de máxima expansión. Carmen habla por teléfono a cambio de ocultar su identidad y la de su madre por miedo a posibles represalias. “Gary Cooper murió ese mismo día y a partir de entonces, que sepamos, han muerto otros cuatro ancianos más aunque se sospecha que son nueve. El ratio, si lo comparamos con los 17 fallecidos en la residencia concertada Monte Hermoso de Madrid, es enorme porque allí había 200 internos y aquí un centenar”, se lamenta.

Lo único que ha admitido la dirección del geriátrico de Morata de Tajuña es que otros seis ancianos y 26 trabajadores han enfermado. De los otros 87 residentes no se sabe nada, las religiosas, presas del pánico, han impuesto un silencio monástico

Lo único que ha admitido la dirección del geriátrico de Morata de Tajuña es que otros seis ancianos y 26 trabajadores han enfermado. Todos ellos padecen los mismos síntomas que Gary Cooper: fiebre alta y dificultades para respirar. Del resto, hasta 87 entre las que se encuentra su madre, nada se sabe. Las religiosas, presas del pánico, han impuesto un silencio monástico que sólo ha servido para cebar la angustia de los familiares afectados.

“Estoy alarmada, he llamado varias veces esta semana pero no terminan de aclararme si mi madre está o no infectada, sana o aislada. Preguntaba por el impacto del coronavirus y me respondían que eso no me lo podían decir. No sé cómo está”, añade Carmen apretando los puños con fiereza. Su tono traslada angustia y miedo. Desde luego, no dispensa ni una sola palabra de comprensión hacia las religiosas que cuidan de su madre desde hace dos años.

Coronavirus
Tragedia en las residencias de mayores por el coronavirus

Trabajadoras y familiares alertan de fallas y negligencias en la prevención de la pandemia del covid19 en las residencias de mayores, después de que en pocas horas se revelase la muerte de más de 60 personas ancianas residentes en este tipo de recursos. 

“¿Qué está pasando?”. La pregunta de Carmen resuena como un latigazo en esta maraña de incertidumbre y confusión que hoy abate a todos los familiares. El geriátrico está gestionado por un patronato de empresas, entre las que también se encuentra el Ayuntamiento de la localidad. Los casi 90 ancianos son atendidos en estos momentos por tres monjas y un doctor que llegó la semana pasada tras varios días de desatención médica, según le ha asegurado una persona del centro.

Entre ellos se turnan para dispensar oxígeno a los ancianos con patologías propias de su edad, a abrir vías en aquellos pacientes que han comenzado a presentar síntomas de haber contraído el coronavirus, a aislar a los internos sanos en un centro asolado. Lo hacen solos porque ya no hay enfermeras ni personal especializado. “No hay tiempo de emitir comunicados ni de historias. La situación es grave porque el covid19 ha afectado de manera virulenta a todos los usuarios de esta institución”, argumentan en un breve comunicado difundido el viernes por la dirección el centro. La residencia, añaden, ha puesto “todos los medios disponibles para contener al virus” y pide comprensión a los familiares de los internos. Pero esto no alivia la zozobra existente. Tampoco la decisión anunciada por el Gobierno de asumir la gestión de los geriátricos concertados como el de Nuestra Señora de la Antigua ante la incapacidad para contener la expansión del virus.

El despliegue de unidades del Ejército en varias residencias de ancianos iniciado esta mañana empieza a dar cuenta de la realidad del desastre que se vive en el interior de este tipo de centros

Según informaban fuentes del Ministerio de Defensa a la Cadena Ser, los primeros destacamentos se están encontrando con escenarios de una crueldad pavorosa como “ancianos conviviendo con cadáveres bajo el mismo techo y el personal desaparecido”. Aunque no se han facilitado el nombre de los geriátricos, la Fiscalía General del Estado ha asegurado que, de confirmarse este hecho, “el peso de la ley recaerá sobre sus responsables”. 

Los familiares prefieren no señalar con el dedo al personal directivo de la residencia de Morata de Tajuña pero la mayoría coincide en una conclusión dolorosa: “La política de concertación y privatización de estos centros de personas mayores de la Comunidad de Madrid ha sido enormemente negativa”, se queja Carmen con una prosa que no admite contemplaciones. Quienes conocen el funcionamiento de estos centros, y ella es auxiliar de geriatría, aseguran que no están preparados para contener una urgencia sanitaria de magnitud media. No digamos ya una pandemia. “No están medicalizadas”, delata. 

Una denuncia que también se produjo la semana pasada en el Centro de Mayores Santísima Virgen y San Celedonio, en pleno centro de Madrid, donde ya han muerto 12 de los 145 residentes. Otros 30 permanecen aislados con síntomas claros de padecer neumonías. El estupor rozó el paroxismo al descubrirse que las monjas que asistían a los ancianos se habían marchado “sin avisar ni despedirse”, según explicó el capellán a Tele5.

“La política de concertación y privatización de estos centros de personas mayores de la Comunidad de Madrid ha sido enormemente negativa”, se queja Carmen con una prosa que no admite contemplaciones

No muy lejos de la residencia de Nuestra Señora de la Antigua está el pequeño tanatorio de Morata de Tajuña. Allí, los muertos por coronavirus se agolpaban hasta la semana pasada. Uno de ellos era Gary Cooper, quizá con la infección apurando su existencia antes de extinguirse en su voracidad. El resultado de aquel velatorio triste fue devastador. Una de sus hijas y varios operarios de la funeraria acabaron contagiados por covid19. La prevención también llegó tarde y el centro ha sido clausurado. A Carmen le queda el consuelo de que este drama haya abierto los ojos de las monjas de la residencia como se abrieron las Puertas de Jericó. Al día siguiente pusieron a todos los ancianos, ya diezmados, en cuarentena. Y ahí siguen, a la espera de noticias que alivien tanto desvelo y que la lotería implacable no produzca más bajas para abrazar a sus padres de nuevo.

Relacionadas

Coronavirus
Sanitarios da Mariña recollen sinaturas contra a celebración das eleccións

As profesionais advirten do perigo que se corre se un positivo en coronavirus ou calquera outra persoa que estea a gardar corentena vai votar o domingo. Recollen sinaturas na zona da Mariña, totalmente confinada, para amosar o seu descontento ante a medida.

Coronavirus
Sanitarios de A Mariña recogen firmas contra la celebración de las elecciones gallegas
Los profesionales advierten del peligro que se corre si un positivo en coronavirus o cualquier otra persona que esté guardando cuarentena vaya a votar el domingo. Recogen firmas en la zona de A Mariña, totalmente confinada, para mostrar su descontento ante la medida.
Ayuntamiento de Madrid
Redes vecinales exigen a Almeida que se haga cargo de la emergencia social

Al mismo tiempo que todos los grupos políticos aprobaban en pleno los Pactos de la Villa, representantes del movimiento vecinal de Carabanchel entregaban en su Junta Municipal un comunicado crítico con esas medidas sociales que aún no llegan a los barrios.


8 Comentarios
#53106 15:55 26/3/2020

Si tan desacuerdo estás con la política que hay en la residencia lo tienes muy fácil, coge a su madre y se la lleva con usted a su casa. Que fácil escribimos comentarios sin ver realmente lo que está pasando, con mentiras en todo el artículo ya que desde el 8 de marzo se tomaron las medidas oportunas. No se pueden involucrar tanto las trabajadoras y las monjas que allí están. Cuánto tiempo libre tienes.

Responder
3
0
#53047 13:17 26/3/2020

1°- quien ha escrito el articulo se ha llenado de gloria.
2°- quien concede la entrevista que cuente por que a su madre la metieton en la residencia.
3°- antes de escribir un articulo , hay que contrastar. No todo vale.
4°- la persona que informa esta tan mal informada y cuenta tanta mentira por el desconocimiento que tiene de todo lo pasado. No se ha ocupado de su madre en 2 años y ahora va de digna.
5°- cuando todo pase ya se tomaran las medidas oportunas.

Responder
1
0
#53045 13:16 26/3/2020

Gorca, eres la vergüenza del periodismo. Antes de dar una noticia lo primero que debes hacer, por ètica y moral, es contrastarla. Porque mentir de esa manera tan gratuita debería estar penado

Responder
6
3
#52905 25:46 25/3/2020

Menos criticar que se nos da muy bien, y poner noticias falsas. Antes de hablar y ver xk las 26 personas que están de baja lo están,antes de infundir comentarios al odio y a La mentira asegúrese de lo que comenta es 100% REAL. Gracias!!!

Responder
3
0
#52711 16:19 25/3/2020

Mi abuela está en esa residencia y desde que los aislaron a todos los ancianos en sus habitaciones hace dos semanas, nos han informado, hemos hablado con ella y hasta han ido voluntarios para poder verles por videoconferencia y nos llamaron el domingo pasado y la vimos. Están tomando medidas, aislamiento, desinfección de la residencia, han aumentado la plantilla de auxiliared...y desde mi punto de vista lo tienen bastante organizado.
Estamos hablando de un grupo de alto riesgo, vamos a dejar que se haga el trabajo, lo están haciendo lo mejor que pueden

Responder
2
1
#52635 12:23 25/3/2020

La mayoría del artículo es una mentira, los residentes estaban aislados desde el domingo día 8de marzo, y si ella es auxiliar de geriátrica, se podía haber presentado como trabajadora o como voluntaria en los días que hacía falta personal. Mi madre es residente de dicho centro, el cual tomó las medidas dictada desde la comunidad de Madrid. Como la iban a decir es positivo, si no hay test para realizar ni a los sanitarios. Es muy bonito dejar a tu madre por 30 € al día en una residencia y luego criticar. Tenemos que hacer un poco autocrítica

Responder
10
7
#52694 15:27 25/3/2020

Mi madre está en esa residencia y siempre que he llamado me han atendido

Responder
0
0
#52907 25:49 25/3/2020

Creo que antes de dar la información hay que verificar que sea cierto lo que se dice y este caso es totalmente mentira.
La residencia lleva en cuarentena desde el domingo 8 de marzo, en cuarentena de familiares no de llamadas telefónicas ya que te digo de primera mano porque he estado como voluntaria que se han cogido todas las llamadas de los familiares y se les a informado dentro de nuestras posibilidades y sino les llamaba alguna de las madres para informarles, también se ha estado atendiendo a familiares que se acercaban a la ventana de la residencia y se les informaba y llevamos las cosas que nos daban a sus familiares. No es cierto que haya 26 trabajadores infectados. Es verdad que al principio todo era un poco "caos" pero como en cualquier lugar donde se esta viviendo la infección en primera persona, pero con mucho esfuerzo de las trabajadoras, monjas y voluntarios se esta sacando todo hacia adelante. Es muy bonito ver los toros desde la barrera. Yo tengo a mi abuela allí y se como esta. Comp consejo dedicaros ayudar y no a difundir falsas noticias.

Responder
5
6

Destacadas

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Últimas

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos

El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.

Tecnología
El valor de la incomodidad

Tu móvil sabe dónde estás, dónde compras, dónde comes, dónde te desplazas y dónde te alojas. Te sugiere cosas, actividades que hacer y sitios que visitar. Es estupendo, porque es cómodo no tener que buscar lo que te apetece hacer.

Vivienda
Demanda de inquilinas de Torrejón contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.