Coronavirus
“Tuvo que llegar una pandemia para visibilizar la realidad de las personas sin hogar”

El COVID—19 nos ha golpeado a todos de una forma inesperada. Pero, ¿qué pasa con quien no tiene hogar? La crisis sanitaria puede servir para conocer y cambiar las condiciones de deshumanización en las que viven las personas más empobrecidas de la sociedad.

Antonio Pintos, unha persoa sen fogar na súa choupana
Antonio Pintos, una persona sin hogar en su 'choupana' o barraca. Miguel Núñez
4 abr 2020 13:45

Cuando no podemos salir de casa, ¿qué pasa con los que no tienen? “Sueñan los nadie con salir de pobres”, decía  Galeano en su poema. Aunque ellos estén confinados en los albergues o habiliten espacios para que no queden en la calle, los que ni siquiera poseen fuerza de trabajo, están encadenados a la miseria.

En la ciudad de Vigo, existe la problemática de que las personas sin hogar solo pueden quedar en el mismo albergue durante 10 días seguidos. Teniendo en cuenta los plazos para volver a entrar y que existen sólo tres albergues en la ciudad, muchas personas tienen que dormir en la calle o en las denominadas ‘choupanas’ o barracas.

Coronavirus
“Tivo que vir unha pandemia para visibilizar a situación dos sen teito”
O COVID—19 golpeounos a todos dun xeito inesperado. Neste caso, pode servir para visibilizar as condicións de deshumanización nas que viven as persoas máis empobrecidas.

En cambio, durante la crisis causada por el coronavirus, el Ayuntamiento adaptó el pabellón del Berbés con 38 plazas para quien no tuviese hogar. En cuanto a los servicios de comida, se la dan en tuppers individuales para evitar grandes aglomeraciones, pero “duermen manteniendo poca distancia entre ellos y todos en la misma planta. Así no se respetan las medidas higiénicas estipuladas”, señala Antón Bouzas, coordinador de la asociación 'Foro Socioeducativo Os  Ninguéns'.

O polideportivo do berbés habilitado para as persoas sen fogar
O polideportivo do berbés habilitado para as persoas sen fogar Miguel Núñez

Duermen con poca distancia entre ellos y en la misma planta. Así no se respetan las medidas higiénicas”

 “Se agradece la ayuda del Ayuntamiento en este caso, ¿pero qué va a pasar cuando esto finalice?”, se pregunta Bouzas, quien también es educador social y forma parte de la junta de gobierno en el ‘Colexio de Educadoras sociais de Galicia’. “Estas personas cambian de vivienda cada poco. Después de disfrutar de una cama y de una ducha con agua caliente tienen que volver a la vida en las ‘choupanas’”, explica Bouzas.

Antón Bouza (esquerda) xunto a Javier Romero, unha persoa sen fogar
Antón Bouza (esquerda) xunto a Javier Romero, unha persoa sen fogar Miguel Núñez

Ya hubo protestas contra la situación en la que viven las personas sin techo. Se organizó una acampada durante tres años frente al Ayuntamiento de Vigo para visibilizar como la gente no podía dormir nos albergues con una mínima estabilidad. Los organizadores, iban a las puertas de los albergues para ver quién quedaba fuera y así llevarlo a la acampada.

Uno de los organizadores de la acampada —la cual se ha detenido con la llegada del  COVID—19—, Juan Miguel Carollo, asegura que cuándo habilitaron el polideportivo del Berbés y comenzó a venir la gente, “los concejales no se creían la cantidad de personas que están viviendo en la calle”. “Parece que tuvo que venir una pandemia para visibilizar una realidad social. Esperemos que después de esto haya un punto y aparte en las políticas sociales a nivel municipal y estatal”, manifiesta lo también miembro de la acampada.

Juan Miguel Carollo, membro e organizador da acampada protesta no Concello de Vigo
Juan Miguel Carollo, membro e organizador da acampada protesta no Concello de Vigo Miguel Núñez

Los concejales no creían la cantidad de personas que viven en la calle”

Además, hubo hostales de la ciudad que cedieron sus plazas para los sin techo, así como que el alcalde, Abel Caballero,  valora abrir temporalmente otro nuevo pabellón. “Está bien para visibilizar y humanizar la situación, pero queremos soluciones dentro de la normalidad”, defiende Carollo.

El CAPITALISMO GENERA POBREZA SISTEMÁTICA

La acumulación de riqueza propia del capitalismo, genera clases sociales y, por  ende, desigualdades sociales estructuradas. “Se generan bolsas de pobreza en el tiempo y se reproducen. La miseria es hereditaria”, manifiesta Antón Bouzas. “Hay educadoras sociales que trataron con varias generaciones de una misma familia inmersas en la pobreza”, destaca Bouzas.

El mismo educador social, señala que, “tras vivir estas consecuencias inherentes al sistema, muchas personas acaban en adicciones y en situaciones de drogodependencia”. Sobre los que pertenecen al  lumpemproletariado, “muchas veces, ellos mismos llegan a pensar que por tener alguna adicción se merecen estar en esta situación, mas es importante indicar que a la calle solo llegan los que no tienen medios económicos para curarse”, subraya.

Maria Luisa Montoya no sofá deteriorado da choupana
Maria Luisa Montoya no sofá deteriorado da choupana Miguel Núñez

Las personas con adicciones que están en la calle son los que no disponen de los medios económicos para curarse”

“Cualquiera de nosotros puede acabar en la calle”, asegura Carollo. Para que la situación mejore, “los políticos deben ver la otra cara de la moneda, más allá de los  conflictos. Hay que hablar con las trabajadoras y educadoras sociales, con ellos mismos o con los voluntarios”, señala el miembro de la acampada.

La ciudad de Vigo fue golpeada duramente por la droga en los años 90. Mucha gente quedó adicta a las sustancias estupefacentes y se ven inmersos en situaciones de pobreza extrema, apartados de la sociedad. Ahora, viven en las comentadas ‘choupanas’ o en zonas totalmente  abandonadas de la ciudad.

Exemplo das subcomunidades que se crean nas zonas abandonadas na hora de comer
Exemplo das subcomunidades que se crean nas zonas abandonadas na hora de comer Miguel Núñez

En estas zonas, “ellos tienen sus propias reglas establecidas. Crean una subcomunidad en la que nadie querría estar”, asegura Bouzas. “Aquí vivimos como podemos”, asegura Javier Romero, una de las personas que se quedó sin hogar. Muchas personas no quieren salir de allí por desconfianza plena en la sociedad y en las administraciones. De este modo, llegan a desarrollar enfermedades mentales graves. “A la dificultad de estar en la calle hay que añadir la de convivir en esa situación con gente que no conoces de nada”, Antón Bouza.

Yolanda Quintana, quedou sen fogar e agora padece de depresión crónica
Yolanda Quintana, quedou sen fogar e agora padece depresión crónica Miguel Núñez

“Hay que integrarlos y hacer programas de  reducción de daños. Que aprendan de nuevo a  socializar”, argumenta Antón Bouzas. “ES importante abrirles las puertas a la sociedad la estas personas. Que haya programas de inclusión social. Pueden ayudar en comunidades vecinales, usar de vez en cuando los pabellones para hacer deporte y sobre todo, tratarlos como las personas que son”, concluye.

Antonio Pintos ensinando as condicións do lugar no que vive
Antonio Pintos ensinando as condicións do lugar no que vive Miguel Núñez

Relacionadas

Coronavirus
Cuéntame un cuento para acompañarme en el confinamiento
30 narradoras y narradores orales escenifican relatos de manera virtual para más de 80 personas en situación vulnerable.
Renta básica
De Londres a Finlandia: dinero en mano para combatir la pobreza y mejorar la vida

En 2009, mientras Boris Johnson, entonces alcalde de Londres, intentaba vaciar la ciudad de vagabundos con medidas coercitivas ante la cercanía de los Juegos Olímpicos, una ONG hizo un experimento revolucionario. Dio 3.000 libras a varias personas que llevaban muchos años en la calle. Sin ninguna condición ni contrapartida. 

Coronavirus
La cara oculta de IFEMA
Así es la realidad en el pabellón catorce de la Feria de Madrid, el dirigido por SAMUR Social para atender a personas sin hogar de la capital.
3 Comentarios
#58868 7:55 29/4/2020

Me interesa mucho el artículo, pero la mala traducción complica su lectura :(

Responder
0
0
#55271 14:46 4/4/2020

Eduardo Galeano es imprescincible, antes, ahora y siempre.
Lo interesante del #Coronavirus es que está haciendo #Necropolítica contra el sistema, es decir #NecroCapitalismo.

Responder
6
1
#55267 14:35 4/4/2020

La pandemia del SARS-CoV-19 ha desnudado absolutamente todas las miserias de un sistema inútil, ineficaz y perofundamente injusto, criminal y salvaje del que ya éramos conscientes en mayor o menos medida voluntaria o involuntariamente.
Una vez producido el shock/trauma, la clave está en la duración del SARS-CoV-19 de forma incontroladamente sostenida para impedir una vuelta a una supuesta 'normalidad' ya de por sí distópica.

Responder
8
1

Destacadas

Coronavirus
El documento que condicionó los traslados de enfermos al hospital
Una orden enviada a los ambulatorios en pleno pico de la pandemia incluye criterios para no derivar a hospitales a pacientes afectados por covid-19.
La semana política
Estado profundo
Semana marcada por el cese del jefe de comandancia de la Guardia Civil y la presión sobre Fernando Grande-Marlaska, un hombre al servicio del Estado. Escalada retórica y aumento de la violencia en el ambiente. El Gobierno aprueba el Ingreso Mínimo Vital pero a partir de junio vuelven a estar permitidos los desahucios.
Elecciones
Mertxe Aizpurua: “Cada vez es menos imposible ganar las elecciones vascas y el PNV es consciente de ello”

La diputada Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, es una de las tres firmas que sellaron la pronta derogación laboral y saltarse el techo social del gasto municipal legislado por el ex ministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro.

Tortura
Más allá de Pérez de los Cobos, la oscura sombra de la Guardia Civil

El caso de Pérez de los Cobos no es peculiar, ni una excepción en la Benemérita. En los 176 años del cuerpo, las prácticas de torturas, asesinatos y corruptelas han estado presentes.

Coronavirus
Las armas de Vietnam contra el “celoso” coronavirus

La propagación del virus en el país ha sido especialmente baja gracias a un firme sistema de zonas de cuarentena donde se traslada a cualquier persona que pudiera estar infectada.

Renta básica
No es un debate sencillo, pero el miedo y la contención no son el camino

Fueron muchas las llamadas que recibimos ayer de amigos y amigas preguntando si podrían acceder al ingreso mínimo vital. Lamentablemente, en la totalidad de ellas la respuesta fue la misma. No podéis acceder. Aunque lleves desde febrero sin curro, el año pasado tuviste un empleo de 900€ al mes y, por lo tanto, no podrás acceder.

Evasión fiscal
Francia rectifica su veto a las empresas con sedes en paraísos fiscales

Los contribuyentes, llamados una vez más a participar, tendrán que financiar las ayudas públicas a las empresas afectadas por la crisis de covid-19. Pero, ¿beneficiarán estas ayudas concedidas en forma de préstamos garantizados, aplazamiento de las cotizaciones o ERTE a las grandes empresas con filiales en paraísos fiscales y que no tributan en Francia? ¿A las que, a pesar de todo, siguen pagando dividendos a sus accionistas?

América Latina
Argentina: el milagro de la vida en las periferias urbanas

La autoorgonización y la ayuda mutua en las villas miserias argentinas florece sobre un importante tejido social de décadas de experiencia. Una nueva entrega de “Movimientos en la pandemia” por parte del periodista y analista Raúl Zibechi.

Últimas

Opinión
Voluntad de no mirar: justicia para Verónica

Verónica se suicidó hace un año por culpa del acoso que sufrió al circular por la empresa en la que curraba un vídeo sexual grabado hacía años. Lo difundió su expareja y lo compartieron sus “compañeros”.

Tribuna
Las multinacionales no sienten cariño, Mercedes tampoco

Desde EQUO Berdeak llevamos varios años reclamando la transición ecológica de la industria vasca del automóvil. Nos va mucho en ello: miles de empleos, el 60% de nuestras exportaciones, el 28% del PIB… Por eso resulta incomprensible que el Gobierno vasco siga mirando hacia otro lado.