COP25
Greta Thunberg, en Madrid: “Vamos a asegurarnos de que los líderes del mundo no puedan seguir ignorando la urgencia de la crisis climática”

La  joven activista sueca, instigadora de las protestas Fridays for Future que hoy se reproducen por todo el planeta, ha pedido a las naciones que se pongan de acuerdo de una vez por todas y cierren un Acuerdo de París ambicioso.

Greta Thunberg en Madrid
Greta Thunberg durante la conferencia de Juventud por el Clima en el contexto de la COP25. Byron Maher
6 dic 2019 17:49

Sin duda es la persona que más ha tardado en llegar a la Cumbre del Clima de Madrid (COP25), aunque su objetivo este viernes no era tanto participar en el encuentro oficial que se celebra en el IFEMA, sino formar parte de la Marcha por el Clima que los movimientos que luchan por una mayor ambición climática de los gobiernos y la Cumbre Social por el Clima han organizado para este viernes en Madrid.

Greta Thunberg por fin ha llegado a la capital española tras cambiar su ruta de su inicial rumbo a Santiago de Chile, donde estaba previsto inicialmente la COP hasta que el presidente del país andino, Sebastián Piñera, decidiera cancelarla debido a las protestas sociales que vive su país, por la del Atlántico rumbo Lisboa. Han sido 36 días de ruta —21 de ellos en el catamarán La Vagabonde, propiedad de los youtubers Riley Whitlum y Elayna Carrasu— desde que saliese de Los Ángeles (California), a casi 10.000 kilómetros de distancia, lugar donde inicialmente iba a comenzar su viaje en barco a Santiago y donde le pilló el cambio de sede de la COP.

A pesar de los reveses, en la mañana de este viernes se la ha visto bajar de un tren en la estación de Chamartín con su inseparable cartel con la inscripción “Skolstrejk för klimatet” (huelga escolar por el clima en su idioma natal) para más tarde dirigirse al recinto oficial de la Cumbre Social por el Clima. Allí, la activista de 16 años, siempre rodeada de cámaras, ha participado en una sentada junto a un grupo de jóvenes de Fridays for Future (FFF) y ha visitado tanto la zona azul, donde tienen lugar las negociaciones, como la zona verde, donde se encuentran organizaciones de la sociedad civil.

La tarde la ha comenzado en la Casa Encendida, donde ha ofrecido una rueda de prensa abarrotada de medios. “Espero sinceramente que la COP25 llegue a algo específico y concreto, que lleve a un aumento de conciencia de la gente –ha señalado Thunberg– y que los líderes del mundo que están en el poder sean conscientes de la urgencia de la crisis climática, porque parece que de momento no lo son”. Sin embargo, la activista advertía: “Vamos a asegurarnos de que no puedan seguir ignorándolo”.

Thunberg, quien ha remarcado que ellas es “solo una pequeña pieza de un movimiento mucho más grande”, ha señalado: “Necesitamos más activistas climáticos”, señalando a sus compañeros de FFF en la mesa organizada para los medios de comunicación.

“Algunas personas quieren mantener el statu quo y quieren que todo siga como hasta ahora”, continuaba la adolescente. “Les da miedo el cambio un cambio que piden los jóvenes y que por eso quieren silenciarnos”.

La joven ha estado acompañada en la rueda de prensa por la activista de Juventud por el Clima–FFF España Shari Crespi, la integrante de FFF Uganda Vanessa Nakate y el coordinador de internacional de Juventud por el Clima–Fridays For Future España, Alejandro Martínez. Al acto también ha acudido la integrante de FFF Chile, Ángela Valenzuela, que ha sido la primer ane tomar la palabra.

“La gente en Chile y en diversos países del mundo estamos despertando, y no estamos dando cuenta de que la crisis climática no es solo una crisis del medio ambiente, sino una crisis política, porque no hay voluntad política para escuchar a la gente”, ha señalado Valenzuela.

La activista chilena ha indicado, además, que “el modelo actual nos esta llevando a una ruptura ecológica” y cómo “todos los países del mundo tienen que contribuir, sobre todo los del norte con los del sur”.

Vanessa Nakate, por su parte, ha destacado: “Hay países, como Uganda o Kenia, que llevan desde hace dos meses con inundaciones tremendas. La gente se está quedando sin hogar, están muriendo personas, y están muriendo por esta crisis. No es una cuestión del futuro, si no de ahora, y los países que no han acudido a la COP están siendo muy egoístas”.

La activista ugandesa se ha tenido, asimismo, duras palabras para empresas como Endesa, Iberdrola o Volkswagen, que pese a estar en la pirámide de las compañías más contaminantes han patrociando la COP: “Están siendo mu hipócritas e intentando tapar su suciedad intentando convencernos de que nos están ayudando. Estos patrocinios lo único que quieres es limpiar su basura y lavarnos el cerebro. Lo que tienen que hacer es resolver la crisis que ellos mismos han creado, no patrocinar la COP”.