Comunidad de Madrid
Los infectódromos de Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha chocado contra el espejo de sus palabras: tras señalar a la manifestación del 8M como principal foco de propagación del coronavirus, organizó todo un festival en el cierre del hospital de campaña de Ifema. Es el reflejo de una gestión de la crisis basada en el reproche y la simplificación de los mensajes. Madrid era una ciudad viva, más allá de la convocatoria feminista.

Ayuso Ifema Cierre 1 de Mayo
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el acto de cierre de las instalaciones de Ifema habilitadas para atender a enfermos de covid-19.
3 may 2020 08:11

Con la desescalada del confinamiento, los focos informativos empiezan a centrarse en la gestión de Isabel Díaz Ayuso al frente a la Comunidad de Madrid. El alto número de muertes y contagios en la capital evidencian la consecuencia de 25 años de políticas populares de recortes y desinversión en la Sanidad pública. La torpeza publicitaria con la que este 1 de mayo decidía cerrar el hospital de Ifema, con abrazos y venta de bocatas de calamar incluidos, es el reflejo de una gestión que en los prolegómenos de la pandemia fue incapaz, como el resto de decisores políticos, de anticiparse a la emergencia.

Desde 2006 la hoy presidenta ha ocupado diferentes cargos políticos a la sombra de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, y conoce la realidad mejor que nadie. Quizá por eso en su intervención en la Asamblea de Madrid del último miércoles acusó a la manifestación del 8 de marzo de ser “el infectódromo mayor de España”. Pese a que diez días antes de aquel domingo, por contradictorio que resulte, en el programa Espejo Público, de Antena 3, había afirmado que “el propio virus, como digo normalmente, lo que deja como secuelas es los síntomas, menores incluso, que los de una gripe”. 

Ahora que se entiende lo que advertían los epidemiólogos sobre la gran capacidad de contagio de un virus SARS, uno de los grandes retos que plantea la enfermedad del covid-19 es que el virus podría haberse propagado con anterioridad a que se detectaran casos positivos. 

La feria ARCO, que reunió a más de 100.000 personas en Ifema entre el 26 de febrero y el 1 de marzo, un éxito de público para Madrid, en contraste con una Barcelona obligada a clausurar el Mobile Word Congress

Si toda concentración de personas es un riesgo, pudo serlo la feria ARCO, que reunió a más de 100.000 personas en Ifema entre el 26 de febrero y el 1 de marzo. Un éxito de público para Madrid, en contraste con una Barcelona obligada a clausurar el Mobile Word Congress que debía celebrarse en las mismas fechas. En el aire flotaba el intento de Ayuso de quitarle a Colau la mayor feria tecnológica del mundo.

Días después, entre el 4 y 8 de marzo, 115.342 visitantes se dieron cita en el Salón Internacional del Estudiante y la Oferta Educativa Aula, también en Ifema. “Del insti de mi hija fueron el jueves. Volvimos el domingo y no se podía andar de gente. Incluso lo comentamos, si empieza aquí el contagio no nos salvamos ninguna. Sabemos de al menos 3 profesores de diferentes centros que asistieron y han sido internados por coronavirus”, cuenta Marcela. En total asistieron grupos de 1.833 centros, más las familias que acudieron por separado a un evento que es referencia para estudiantes de bachillerato que se enfrentan a la EvAU (o EBAU, según las comunidades). En otro de los pabellones, del 5 al 7 de marzo, se desarrolló la Feria Internacional para el Profesional del Animal de Compañía, Iberzoo+Propet, que juntó bajo techo a 15.894 personas de 54 países. 

La particularidad, en los tres casos, es que la Institución Ferial de Madrid es un consorcio constituido por la Comunidad, el Ayuntamiento, la Cámara de Comercio e Industria y la Fundación Montemadrid.  Es decir, que estuvo en manos de Díaz Ayuso y del alcalde de la ciudad, José Luis Martínez Almeida, la posibilidad de impedirlo, postergarlo o adoptar algún tipo de medidas preventivas.

El viernes 6 de marzo Isabel Pantoja reunió a más de diez mil fans, una cantidad similar a la que asistió la noche del sábado 7 para ver a Ketama y el domingo 8 se jugaron dos partidos de la Liga Endesa de Baloncesto

Otro recinto público propiedad de la Comunidad donde se realizaron actividades sociales y deportivas de asistencia masiva fue el Palacio de Deportes de Madrid, Wizink Center.  El viernes 6 de marzo Isabel Pantoja reunió a más de diez mil fans, una cantidad similar a la que asistió la noche del sábado 7 para ver a Ketama. El domingo 8 se jugaron dos partidos de la Liga Endesa de Baloncesto, al mediodía Movistar Estudiantes y Barcelona con 10.612 aficionados, por la tarde fueron 8.346 personas las que siguieron las alternativas del Real Madrid y el Casademont Zaragoza.

También en la mañana del 8 de marzo se celebró por las calles de la capital la carrera solidaria por el Día de la Mujer, promovida por la organización 50&50 Gender Leadership y apoyada por las administraciones madrileñas. La prueba reunió a 5.000 participantes, entre los que se encontraba el vicepresidente y consejero de Deportes, Transparencia y portavoz de la Comunidad, Ignacio Aguado.

Aguado Carrera Día de la Mujer
Ignacio Aguado (quinto por la derecha), en la carrera solidaria del 8 de marzo.

Hasta el decreto de alarma del 13 de marzo era la Consejería de Sanidad de la Comunidad, la que tenía las competencias exclusivas sobre la sanidad pública madrileña, tal como recordó en un tuit la concejala de Vox, Rocío Monasterio, el pasado 9 de abril. “Que alguien del Partido Popular salga a reprocharle la falta de anticipación a Sánchez es un insulto. Quizás se han olvidado de que gobiernan en la Comunidad de Madrid con competencias de Sanidad para comprar material, limitar eventos multitudinarios, incluso confinar poblaciones”. Desde su partido, que apoya la coalición PP-Ciudadanos, tampoco se mostraron previsores, el mediodía del domingo convocaron a 10.000 acólitos a un acto en el Palacio de Vistalegre. 

A la misma hora, seis diputadas del Partido Popular asistieron al partido Rayo Vallecano-Elche que congregó a 9.932 personas. Entre otras estaban la secretaria general del PP de Madrid, Ana Camins; la integrante de la Mesa de la Asamblea, Alicia Sánchez Camacho; la vicesecretaria de estudios del PP, Mari Mar Blanco.

No obstante, el acontecimiento deportivo de mayor asistencia fue el partido que el 7 de marzo disputaron Atlético de Madrid y Sevilla, con 60.422 espectadores. El mismo día, 11.286 personas acudieron al encuentro Getafe-Celta de Vigo y, un día después, 3.191 al Alcorcón-Mirandés.

Las celebraciones de culto religioso de toda confesión continuaron con su ritmo habitual en la Comunidad

Las celebraciones de culto religioso de toda confesión continuaron con su ritmo habitual en la Comunidad. En el caso de la Iglesia católica según la web de la Archidiócesis de Madrid, hay 463 parroquias, mientras que la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas reconoce más de 700 templos. Por su parte, la Comisión Islámica recomendó suspender la actividad de 131 mezquitas un día antes del decreto de alarma. Una excepción han sido los testigos de Jehová, que anticiparon el cierre de 28 locales en el corredor del Henares al 3 de marzo. 

También permanecieron abiertos los cines, teatros, salas de concierto, bares, discotecas, polideportivos y gimnasios. Escuelas, institutos y universidades estuvieron activas hasta el 10 de marzo. Más de un millón de personas utilizaron el transporte público en esos días. 

Ni la suspensión del Mobile Word Congress ni lo que sucedía en China o Italia, ni siquiera las primeras muertes sirvieron de alerta, ni al gobierno nacional ni a ninguno de los autonómicos. Tampoco al de Madrid. Díaz Ayuso no debe hablar de “infectódromos” sin desligarse de su propia responsabilidad. Más allá del 8M, Madrid era una ciudad que no quiso —y probablemente no hubiera podido hacerlo— frenar la vida, hasta que la cercó la muerte.

Relacionadas

Coronavirus
Ayuso podría ser investigada por el Supremo por la querella criminal sobre las residencias
Instrucción traslada la investigación sobre Ayuso y las negligencias ocurridas dentro de los geriátricos hasta el alto tribunal, por su condición de aforada.
Coronavirus
Sanidad acepta todas las peticiones de las comunidades para avanzar en la desescalada

A partir del próximo lunes ninguna comunidad autónoma estará ya en fase 1. Más de la mitad del territorio entrará entonces en la última fase de la desescalada, que permite a los presidentes autonómicos decidir sobre sus zonas y flexibilizar medidas.

Palestina
53 años tras la Naksa, el virus racista en Palestina e Israel
Tras la Nakba de 1948, la Naksa de 1967 supone una nueva tragedia de matanzas y usurpación inserta en la lógica sionista de maximalismo y voracidad territorial sin límites.
4 Comentarios
#59424 11:27 5/5/2020

En la foto se ve claramente cómo guardan la distancia de seguridad. Luego para el resto ya se verá.

Responder
0
0
#59447 13:15 5/5/2020

Igual están hechas con los teleobjetivos que muchos veían el día que se dejo salir a los menores pero que ahora en estas fotos ya no justifican

Responder
0
0
#59397 23:25 4/5/2020

Muy pertinente. En el origen del contagio masivo, que ya parece que circulaba ampliamente antes de los primeros casos oficialmente detectados, seguro que están las Ferias de Madrid de IFEMA. Fitur se celebró simultáneamente al cierre de Wuhan. Ni entonces ni después hasta el estado de alarma se tomó ninguna medida sanitaria ni en los aeropuertos, ni en las propias ferias. Ya la última semana de enro y primera de febrero hubo una ola muy fuerte de aparente gripe en centro escolares. Para Ayuso el feminismo es el infectódromo: tiene razón:infecta la ola de feminismo, de sacudir las conciencias sobre las opresiones que sufrimos por nacer con sexo femenino. Lo contrario del papel de tontita sumisa ante el poder masculino que sostiene a la simpar Ayuso.

Responder
1
0
#59508 8:55 6/5/2020

La presidenta de una comunidad, ejemplo de cargo relevante que tanto demanda el feminismo.

Responder
0
0

Destacadas

Crisis climática
Una hoja de ruta verde y justa para salir de la crisis

Las plataformas 2020 Rebelión por el Clima y Alianza por el Clima convocan movilizaciones para este viernes 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, con el fin reivindicar una salida del parón económico actual que ponga la justicia social y climática en el centro.

Coronavirus
Sanidad acepta todas las peticiones de las comunidades para avanzar en la desescalada

A partir del próximo lunes ninguna comunidad autónoma estará ya en fase 1. Más de la mitad del territorio entrará entonces en la última fase de la desescalada, que permite a los presidentes autonómicos decidir sobre sus zonas y flexibilizar medidas.

Coronavirus
Ayuso podría ser investigada por el Supremo por la querella criminal sobre las residencias
Instrucción traslada la investigación sobre Ayuso y las negligencias ocurridas dentro de los geriátricos hasta el alto tribunal, por su condición de aforada.
Estados Unidos
Pablo Bustinduy: “Una segunda presidencia de Trump pertenece al orden de la amenaza civilizacional”

El exdiputado Pablo Bustinduy reside actualmente en Estados Unidos, donde ejerce como profesor. Bustinduy, que participó en la campaña de apoyo a Bernie Sanders en las primarias demócratas, analiza las consecuencias del estallido social derivado del asesinato de George Floyd y la gestión de la crisis del coronavirus.

Cine
La ficción audiovisual en la era del covid-19

La hecatombe provocada por el coronavirus ha removido las placas tectónicas del tejido cultural global. El cine no ha esquivado la tremenda sacudida. Ahora los principales interrogantes se ciernen sobre esta fase de reactivación de los rodajes con la que se pretende aliviar la atrofia muscular del sector. Hablamos con algunos cineastas de relevancia de nuestro territorio para que arrojen algo de luz al respecto de la ficción cinematográfica venidera y el difícil trance hacia el horizonte más inmediato.

Corrupción
Las patrias en guerra de Pablo Iglesias y Pablo Casado

La auténtica gravedad del caso Villarejo y las cloacas del Estado es que este maniobró contra la ciudadanía en su conjunto para adulterar la competición electoral, fundamento primero de la democracia.

Movimientos sociales
Movimientos en la pandemia: autogestionar la comida y la vida

El analista y periodista Raúl Zibechi relata el día a día de los proyectos de apoyo mutuo para garantizar el derecho a la alimentación en Montevideo (Uruguay) en una nueva entrega de la serie “Movimientos en la pandemia”.

Últimas

Medio ambiente
Andalucía, Madrid y Murcia reciben el premio Atila por su contribución a destruir el medio ambiente

Los premios que concede todos los años Ecologistas en Acción destacan la derogación de leyes de protección ambiental con la excusa del covid-19 y señalan la responsabilidad del Gobierno vasco en la catástrofe del vertedero de Zaldibar.

Casas de apuestas
PP, Cs y Vox rebajan impuestos a las casas de apuestas de Madrid

El acuerdo aprobado por las derechas, con la abstención de Más Madrid y PSOE, elimina también la medida que, con la intención de mantener el empleo, condicionaba la bajada del IBI y el IAE a que no realizaran despidos.

Violencia machista
Las víctimas de violencia machista en Elche se quedan sin atención psicológica

La atención a víctimas de violencia machista se ha declarado un servicio esencial durante el estado de alarma. Sin embargo, la atención pública psicológica a las mujeres que la tenían asignada en Elche cerró sin previo aviso y sigue sin fecha de reanudación.