Comienza en Iruñea la andadura del centro comunitario autogestionado Plazara!

Plazara! celebró el sábado pasado su asamblea constituyente y la entrega de las llaves del nuevo local, a la espera del uso completo del Palacio Redín-Cruzat a finales de año.


Plazara
El centro comunitario Plazara echa a andar Jone Arzoz

publicado
2018-01-21 18:33:00

El pasado sábado medio centenar de personas celebraron la asamblea constituyente de Plazara!, la iniciativa por un centro comunitario autogestionado en el Palacio Redín-Cruzat de Iruñea, y se hizo entrega de las primeras llaves del nuevo local.

En la asamblea constituyente de Plazara! el grupo motor de la iniciativa formalizó su constitución como Asamblea general o, como la denominan, “Plaza Handia”. Comienza así la 3ª Fase o “de experimentación”, de un proceso desarrollado hasta ahora de la mano del Ayuntamiento y que ha durado más de dos años.

Tras la firma de las “Instrucciones de uso” –el documento consensuado entre el Ayuntamiento y Plazara!–, por parte de una docena de personas vinculadas a organizaciones participantes en el espacio, se hizo entrega de las primeras llaves del local a representantes de la Asamblea. Entre las organizaciones firmantes se encuentran asociaciones sociales y culturales del Casco Viejo y de la ciudad como la Asociación vecinal Alde Zaharra, Mejorana, La Rebelde Asociación de Empleadas de Hogar de Navarra, la Asociación Navarra de Activistas Sociales, Gaia-Rosa de los Vientos, Sasoia, Cultura Prekaria, Karrikiri Elkartea o Papeles Denontzat.

La jornada consistió, además, en una serie de talleres de los diferentes grupos trabajo o “kaleak” (organización, economía/legal, mantenimiento, programación, mediación y comunicación) y una puesta en común para abordar las tareas más urgentes. Las primeras decisiones giraron en torno al sistema de distribución de llaves, la gestión de los diferentes espacios disponibles y la programación de los primeros eventos. Entre otros, la convocatoria de asambleas de coordinación o Plaza Txikia los jueves a las 19:30, un taller sobre asociacionismo o el I Laboratorio creativo de Plazara!, dirigido a “generar una programación innovadora”.

A partir de la semana próxima Plazara! comenzará a funcionar de manera autónoma y se posibilitará la utilización de los espacios disponibles, tanto por parte de las asociaciones, colectivos y personas participantes como por parte de peticiones externas.

Se da la circunstancia que, de manera provisional, Plazara! ocupará únicamente la planta baja del Palacio Redín-Cruzat hasta que comiencen las obras de rehabilitación que lo adapten a los usos socio-culturales decididos en el proceso participativo previo. En los presupuestos municipales del presente año se recoge que la rehabilitación costará 720.000€ y se espera que finalice en otoño de 2018. Así mismo, durante los meses que dure la rehabilitación Plazara! se trasladará al local situado enfrente del Palacio Redín-Cruzat, situado en la Calle Mayor nº 14 (la antigua tienda de Muebles Apesteguía, también de propiedad municipal), cuya parte central va a ser derribada pero que conservará sendos espacios en torno a la Plaza de Santa Ana.

La inauguración de Plazara! coincide con una nueva campaña de la oposición municipal de UPN y PSN y del conservador Diario de Navarra contra los centros comunitarios autogestionados como Antzara en Mendillorri, espacio que recientemente ha recibido ataques y pintadas fascistas.

Progresivamente se van consolidando los centros comunitarios autogestionados pactados con el Ayuntamiento como Plazara!, Antzara y Renove Salesianas, los cuales se suman a las iniciativas de okupación como el gaztexe de Rotxapea o del Casco Viejo en el Palacio de Rozalejo, formando una red de espacios autogestionados inédita hasta ahora en Iruñea.

En el almuerzo autogestionado celebrado durante la jornada del sábado, se respiraba un ambiente de cauta satisfacción ya que, al fin, tras un largo proceso y numerosos retrasos, Plazara! comenzaba a funcionar y se podían realizar las primeras actividades.

Tras el “punto de inflexión” que ha supuesto esta asamblea constituyente –como lo calificó una participante de la asamblea– ahora solo resta que el Ayuntamiento de Iruñea cumpla con los plazos prometidos (finales de año) y entregue las llaves definitivas, con el edificio rehabilitado, antes del fin de la legislatura.

0 Comentarios

Destacadas

Huelga
Conflicto de Amazon: “Aquí se está juzgando el derecho a la huelga”
La huelga de Amazon el pasado mes de julio, durante la campaña del Prime Day, acabó con dos detenidos acusados de atentado contra la autoridad.
Racismo
Dinamarca: cuando las ideas de Viktor Orban calan en un Estado de bienestar

Aunque Dinamarca copa los estándares de desarrollo y calidad democrática, la reciente prohibición del velo islámico en sitios públicos, la ley que castiga con la cárcel a los indigentes o el rechazo a acoger migrantes reflejan la deriva xenófoba que ha adquirido el país.

Andalucía
Un viaje al origen de la desigualdad en Andalucía

¿Por qué Andalucía ostenta las mayores cifras de población en riesgo de exclusión social? Viajamos a las raíces de la desigualdad para averiguarlo.

Últimas

Educación
Encerrados a 38 grados en un aula

La falta de acondicionamiento de las aulas a las altas temperaturas pone en pie de guerra a la comunidad educativa en Extremadura.

Creaciones morales
Ovnis en Alcorcón
El fenómeno de los extraterrestes del planeta UMMO en los años 50 fue un precedente a la española y con difusión internacional de las ahora llamadas ‘fake news’.
Energía nuclear
Lo que hay detrás de la energía nuclear
Abordamos brevemente el negocio de los residuos radiactivos para el oligopolio patrio: cómo definir "residuos", su gestión y quién paga los costes que se generan.
Publicidad
Las trampas de la publicidad en Internet
La generalización del uso de Internet, y sobre todo de las redes sociales, han hecho que las estrategias publicitarias alcancen una nueva dimensión.
Antiespecismo
¿Qué hace un oso en las Bardenas?

Sendaviva celebra su decimoquinto aniversario con la amplición del número de animales explotados en su zoológico y con una nueva inyección de dinero público, cuatro millones de euros para 2018 y 2019, que suman un total de 68 millones aportados por el Gobierno de Navarra.