Asamblea de Madrid
Sucedió en Madrid

El acuerdo para la formación de la mesa de la Asamblea de Madrid, hecho para anular a la izquierda autonómica, clarifica el futuro de los pactos y dibuja un panorama para los próximos cuatro años de confrontación de las tres derechas con el Gobierno central.

Sánchez e Iglesias se reunen en el Congreso
Reunión de Sánchez e Iglesias el 11 de junio de 2019 en el Congreso. Dani Gago

publicado
2019-06-11 16:44

Todo era más sencillo de lo que parecía en las últimas semanas. La reunión, esta mañana, de Pedro Sánchez, y Pablo Iglesias ha resuelto la primera incógnita: no habrá Gobierno de coalición, sí de cooperación. Aliviada ante el descubrimiento semántico, la mayoría de votantes de izquierdas espera que el juego de la gallina en que se había convertido la formación de Gobierno dé paso a nuevos hallazgos retóricos hasta el próximo hito previsto: la cita para la investidura, que debe resolverse con la suma de PSOE y Unidas Podemos y una serie de actores que aún no han sido llamados, seguramente porque todavía no se han encontrado las palabras apropiadas con las que atarlos a la suma de escaños.

Mientras Sánchez e Iglesias se volvían a arrejuntar en el Congreso de los Diputados, a ocho kilómetros y medio se producía la segunda noticia del día. Más ajustado es decir que se producía una de las escasas noticias que arroja la Asamblea de Madrid. Hay pocas instituciones más infrarrepresentadas en el debate público con tanto peso como el parlamento madrileño. Hoy, 11 de junio, ha tenido lugar uno de esos pocos momentos en los que la atención se dirige a Entrevías. En la pasada legislatura se cuentan con los dedos de una mano: investidura, primeras veces que el PP perdía una votación después de quince años, la caída de Cristina Cifuentes, la interinidad de Ángel Garrido, presidente por accidente.

La legislatura, que ha comenzado hoy con el nombramiento de Juan Trinidad —de profesión, vinculado como abogado al grupo Villar Mir— como presidente de la junta, estará definida por el proyecto de reunión de las derechas contra Pedro Sánchez: la Asamblea de Madrid como ariete contra el Gobierno central. El plan, en líneas generales, es relajar la presión fiscal para la clientela que dio la victoria a la derecha en Madrid y, si es posible —y pondrán empeño en que lo sea— retomar el programa de acumulación de los actores económicos de la región: a través de los servicios públicos —sanidad, educación, transporte, etc—.

La letra que acompañará a la vieja partitura del aguirrismo, aceptada por las tres derechas, es la de la confrontación en el terreno de los valores o las guerras culturales. Pero que la Asamblea de Madrid se convierta en la Covadonga de una reconquista de la península dependerá de circunstancias económicas externas —la posibilidad de un nuevo crash económico— antes que de una nueva digestión de las “batallas de ideas” que marcaron esa belle epoque de la derecha madrileña en lucha contra el zapaterismo. Mientras no cambien esos factores económicos estructurales, antes que Covadonga, la Comunidad, en manos de Isabel Díaz Ayuso, se parecerá más a un fuerte de El Álamo (o —lagarto, lagarto— a un Alcázar de Toledo) levantado para esa clientela de alérgicos a los impuestos, vencedores de los procesos de privatización, y aquellos grupos sociales que consideran más problemática la ocupación de vivienda que los miles de desahucios que tienen lugar cada día.

Tristes, inquietos, vacíos

La izquierda en la Asamblea, por su parte, inicia hoy una dura travesía de cuatro años. Triste para el PSOE madrileño, cuya derrota en mayo —por las expectativas puestas— solo puede equipararse con las de las elecciones después del Tamayazo. El PSOE no logró capitalizar la crisis del máster de Cifuentes, no consiguió devolver a primera plana la corrupción del trío Aguirre-González-Granados —o la triada Gürtel-Lezo-Púnica— y murió definitivamente cuando todo se centró únicamente en poner diques contra el fascismo en una región que, hasta ahora, se ha mostrado orgullosa de su nacionalismo asfixiante y sus extrañas composiciones de clase.

Triste día también para Ángel Gabilondo, de quien se dirá que dignifica la profesión de político pero del que también cabe decir que en cuatro años no ha conseguido articular un plan contra un adversario debilitado. Ni, lo más grave, un proyecto regional distinto al de una Comunidad en constante gresca con los otros territorios del país.

En dos semanas, la apuesta de Más Madrid se ha dado de bruces con la tenaz decisión de Ciudadanos de asociarse en la fórmula de las tres derechas. La izquierda transversal no ha encontrado nadie cuando ha llamado al teléfono de los que no son “ni rojos ni azules”. Más que tristes, las cabezas visibles de Más Madrid tienen motivos para estar inquietas. Cuatro años son eternos en la oposición. La foto de esta mañana entre Sánchez e Iglesias no es una buena noticia para la puesta en marcha de un proyecto transversal de superación a Unidas Podemos. De momento, denunciar que los fachas son muy fachas atrae la atención del numeroso electorado que optó por el proyecto de Errejón y Carmena, la pregunta es si en estos cuatro años se cambiará el plan y se intentará movilizar a las capas sociales afectadas por el programa de acumulación por desposesión (de lo público), lo que devolvería a la izquierda transversal a la casilla de salida del viejo repertorio de la vieja izquierda del que quisieron huir. Ser Podemos en lugar de Podemos no es el plan, pero la idea de superar en inteligencia táctica al Podemos de 2015 se ha topado hoy en Entrevías con un muro bien grueso. Lo suficientemente gordo para que la maquinaria se parta en tres pedazos.

Para el Podemos propiamente dicho, encarnado en Madrid en Pie, la sesión de hoy no ha sido más que un trámite. Ni triste —al menos en comparación con la campaña electoral y las elecciones del 26 de mayo— ni inquietante, ante la constatación de que Más Madrid no iba a conseguir el objetivo de atraer a Ciudadanos. Más bien Madrid en Pie se muestra vacío, con poco aliento para lo que queda por delante y con la duda, no confesada, de si merece la pena seguir. El exceso de trabajo que se le presenta ahora a los siete diputados de Madrid en Pie en la Asamblea se queda pequeño ante el trabajo que le queda a los partidos que componen esa miscelánea si quieren presentarse en 2023 sin la triste figura con la que acudieron a los comicios de mayo. Para ellos, la buena noticia es que las cosas no pueden irles mucho peor que ahora.

Sucedió en Madrid un 11 de junio, cuatro días antes de saber si la alcaldía se le encomendaba a Begoña Villacís o a José Luis Martínez Almeida. Un diputado colocó un retrato del rey para intentar demostrar algo. Siendo de Vox, lo normal es que quisiera demostrar que el color verde elegido para el partido obedecía a una tradición inveterada de partidos monárquicos reaccionarios (desde la dictadura de Miguel Primo de Rivera el verde fue adoptado por los ultras monárquicos por el acrónimo Viva El Rey De España). Un grupo anunció que acudirá al Constitucional para denunciar el rodillo de la derecha en la designación de la mesa de la Asamblea, donde se ha autoadjudicado el 70% de los puestos, después de haber obtenido el 50,57% de los votos. Y, a ocho kilómetros y medio, se abrió, al menos semánticamente, una puerta que, una vez colocada y convenientemente cerrada, tendrá que resistir durante cuatro años los golpes del ariete que hoy han enarbolado las derechas en Entrevías.

Relacionadas

Comunidad de Madrid
PP y Ciudadanos vetan al director de un colegio público de educación alternativa

En junio la Comunidad de Madrid destituyó al director Javier Montellano, quien llevaba cuatro años al frente del colegio público Blas de Lezo, en el distrito de las Tablas. Un día después pusieron a una directora sin experiencia que ni siquiera se había presentado al concurso público.

Ayuntamiento de Madrid
Adiós a quien te enseña tus derechos
El Ayuntamiento de Madrid ha sacado a concurso el Servicio de Orientación Jurídica Municipal. Supone una privatización del servicio
Asamblea de Madrid
Pinchazo del constitucionalismo en la Asamblea de Madrid

El pleno de investidura sin candidato en la Asamblea de Madrid ha puesto en marcha el reloj de la legislatura: si no hay un acuerdo antes del 10 de septiembre, se repetirán elecciones. 

10 Comentarios
#35936 16:04 17/6/2019

Podemos es un fenómeno mediático sin ninguna base sólida más allá de Madrid.

Responder
1
0
#35851 16:33 14/6/2019


Oskar Matute
‏"El Supremo actuando como ariete político desde la coerción y la prohibición de un estado que se dice democrático y solo sabe responder con represión a los conflictos políticos. Democracia a la turca..."

Responder
8
0
#35805 15:51 13/6/2019

PSOE y Ciudadanos pactan turnarse dos años cada uno en las Alcaldías de Albacete y Ciudad Real.

Responder
14
0
#35790 10:45 13/6/2019

Del asalto a los cielos al asalto a las cloacas.

Responder
16
0
#35768 16:39 12/6/2019


Nuevas Degeneraciones
‏ @nn_dgg
3h3 hours ago

"La verdad es que sacar del agujero a VOCS para que PP y C’s parezcan, respectivamente, derecha moderada y centroderecha, ha sido un golpe maestro."


R A Y O
‏ @Gogoetak

"Lo mismo les ha funcionado con Podemos que ha logrado que PSOE parezca una opción lógica de la izquierda y no la sarta de traidores que han sido toda su historia moderna"
https://twitter.com/Gogoetak/status/1138778877940183040

Responder
17
0
#35764 16:04 12/6/2019

Como puede este señor ser el autor de "policías siniestros sin punto y final" para luego girarse y lavarle la cara al PSOE. Momento Trump, momento Hypernormalisation de Adam Curtys.
https://www.bbc.co.uk/programmes/p04b183c

Responder
25
0
#35734 20:20 11/6/2019

Que vergüenza blanquear al PSOE como si no fuera fascismo español del güeno. ¿Quizás para justificar la fagocitación de Pudimos los breves?

Responder
21
0
Al0 9:43 12/6/2019

Joder con la gente... Una cosa es que el PSOE se venda al capital y otra que sea fascista...

Responder
4
31
#35755 11:04 12/6/2019

"Deniegan la sanidad publica a extranjeros POBRES, mientras a los extranjeros ricos fascistas como Lilian Tintori y el terrorista de Leopoldo Lopez los agasajan en su embajada y les dan vivienda con todo tipo de comodidades. El régimen español en toda su esencia."
Tu querido "PSOE no es fascista".
https://twitter.com/eldiarioes/status/1138445026243907585

Responder
24
0
#35754 11:01 12/6/2019

Falangista, de nada. Historia contemporánea, hay que leer para evitar el cosmo-paletismo.

Responder
22
0

Destacadas

Catalunya
La sentencia, un terremoto político en Catalunya

En medio de las balas de goma, de foam, y las porras, Catalunya se encuentra con una clase política sin líderes claros, en la que los dos partidos hegemónicos (Esquerra Republicana de Catalunya y Junts per Catalunya) se apuñalan entre ellos y en la que las entidades sociales (Òmnium Cultural y Assemblea Nacional de Catalunya) se han quedado sin el carisma de Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

Memoria histórica
Martín Arnal: “Yo habría matado a Franco, aunque nunca maté ni a una mosca”

Tras vivir casi 40 años exiliado en Francia, Martín Arnal Mur volvió a España al morir Franco. Y se decepcionó. En su larga biografía hay espacio para la derrota, el dolor, las ilusiones perdidas y la esperanza. La llama del anarcosindicalismo, la experiencia de la colectividad agraria en su pueblo en 1936 y el paso por los campos de concentración franceses forjaron una vida que es todo un monumento a la dignidad y a la memoria.

Chile
El fantasma de la dictadura recorre Chile

Regresan los fantasmas del pasado en un país con una paradigmática dictadura militar, en la que las violaciones a los derechos humanos y la instalación neoliberal son cuestiones imposibles de olvidar.

Catalunya
La caza del octubre rojo (2017-2019)

Resulta llamativa la insistencia con la que se interroga al movimiento de masas en Catalunya respecto a sus intereses de clase y los peligros chovinistas en que podría incurrir o incurre.

Chile
La “agenda social” de Piñera no frena la rebelión chilena y la huelga general

En respuesta a la crisis el presidente de Chile anunció medidas de contención y pidió perdón por la “falta de visión”. Sin embargo, confirmó la continuidad del Estado de emergencia y el toque de queda, mientras organismos de derechos humanos denuncian torturas y desapariciones.

Homofobia
Ser LGTBIQ+ en Rusia

En Rusia, menos de la mitad de la población cree que las personas LGTBI+ deban tener los mismos derechos que las heterosexuales. La homofobia está también en la legislación. Más desde 2013, cuando se aprobó una ley que castigaba a las personas homosexuales por hacer “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales”.

Últimas

Opinión
Los anarquistas: el enemigo

Lo podemos leer en todos los medios de comunicación mainstream: los anarquistas han hecho todas las maldades sucedidas en el último mes en toda España. 

Insólita Península
Tiempo y tragedia en Granada

Nadie tiene dudas de que el cadáver de Federico García Lorca se encuentra en una zona abarrancada entre las localidades de Alfacar y Víznar, a pocos kilómetros al norte de la capital granadina. Allí fue asesinado.

Historia
Barcelona disturbios S.A.

El conflicto urbano es una seña de identidad de Barcelona. Los acontecimientos de esta semana muestran que, más allá de la sentencia del Supremo, hay motivaciones profundas por parte de sujetos políticos nuevos sin expectativas ni futuro.