Violencia machista
La Manada sí violó en San Fermín

El Tribunal Supremo ha decidido que sí fue violación y ha condenado a quince años a los cinco integrantes de la Manada al aceptar el recurso de casación interpuesto por la acusación.

La Manada
El juicio a La Manada ha quedado visto para sentencia Álvaro Minguito
21 jun 2019 16:40

Los Sanfermines de 2016 fueron una festividad que a toda la sociedad del país se le quedará grabada en la memoria. Tras el fallo de la Audiencia Provincial de Navarra, que estableció que hubo únicamente abuso y no violación, ahora es el Tribunal Supremo el que se ha pronunciado, condenando a La Manada a 15 años de prisión. Contradice así la sentencia que condenaba a Antonio Manuel Guerrero Escudero, Jesús Escudero, José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, y Ángel Boza a nueve años de prisión.

Con este fallo, los acusados deberán pasar quince años en prisión y durante 20 años no podrán acercarse a menos de 500 metros de la víctima, a la que deberán abonar la cantidad de 100.000 euros entre todos. Transcurrido ese tiempo, pasarán 8 años en libertad vigilada.

A Antonio Manuel Guerrero Escudero se le condena, asimismo, a dos años de prisión más que al resto por el robo del móvil de la víctima, a la que dejaron tirada en un portal y semidesnuda. En la vista judicial, celebrada esta misma mañana, el abogado de la Manada, Agustín Martínez, hizo declaraciones que incendiaron a la opinión pública. Entre otras cuestiones, alegó que “el hecho de que la víctima haya agarrado de la mano y se haya besado con uno de los acusados a los diez minutos de conocerse, indica que ella quería, equivocadamente, mantener relaciones sexuales con ellos”. En su comparecencia, también calificó a sus defendidos como “sinvergüenzas, pero no violadores”. Se atrevió incluso a calificar si hubo placer ajeno o no, diciendo que "los sonidos que se escuchan en los vídeos son gemidos de placer". Este mismo hecho fue calificado por la acusación del ayuntamiento de Pamplona como "sonidos que revelaban el miedo que sentía la víctima".

Movilización en Madrid con motivo de la anterior sentencia del cado de La Manada
Movilización en Madrid con motivo de la anterior sentencia del caso de La Manada. Álvaro Minguito

Las asociaciones feministas llevan años recordando que cosas como querer mantener relaciones sexuales, no dan carta blanca para todo tipo de prácticas sexuales no acordadas ni están exentas de ser susceptibles de llegar a considerarse violación, por ejemplo. Lemas como “No es no, con las bragas en la mano”, explican que la violación es posible también en el seno de la pareja (estable o esporádica) y los círculos cercanos, no simplemente a través de desconocidos.

Según Henar Sastre, de la Plataforma 7N contra las violencias machistas, “las asociaciones de enfermos mentales tienen que salir a denunciar que siempre que se habla de violadores se hable de enfermos mentales, porque les cae un estigma a través del mal y nosotras los definimos como hijos sanos del patriarcado, porque son perfectamente conscientes de lo que hacen”.

Su plataforma valora la sentencia como “muy positiva, es una revolución” y dicen que se mantendrán las concentraciones convocadas para esta tarde, que en lugar de protesta, serán de júbilo y alegría ante tan esperada sentencia. Henar Sastre estima que el fallo judicial del Tribunal Supremo “abre una puerta y será ejemplarizante, porque las feministas nunca pedimos la venganza punitiva, sino que insistimos en la educación. Es muy pedagógica y ejemplarizante. Cambiará la subjetividad de ellos también, para que se den cuenta de que las mujeres no hemos venido al mundo para proporcionarles servicios sexuales”.

Movilización en Madrid con motivo de la anterior sentencia del caso de La Manada
Movilización en Madrid con motivo de la anterior sentencia del caso de La Manada. Álvaro Minguito

Relacionadas

Violencia machista
La sentencia del caso Arandina desmonta el argumentario que culpa a la menor de la agresión

La condena a tres futbolistas por agredir sexualmente a una menor ha desatado de nuevo el discurso sobre el consentimiento pese a que la madurez psicológica de los acusados es sustancialmente superior a la de la denunciante, como concluye uno de los informes aportados como prueba. Una experta analiza los argumentos de la sentencia.

La Manada
El Tour de La Manada: la banalidad de la vanguardia y el dolor de la víctima
Homo Velamine intentaba hacer reflexionar a la sociedad sobre la presencia de noticias falsas en unos medios de comunicación con la web del tour de La Manada.
7 Comentarios
#36307 23:55 24/6/2019

Nadie de la calle ha visto las pruebas ni los vídeos. Por tanto hablamos de oídas. En estas circunstancias e intentando tratar el tema con objetividad solo caben dos posibilidades:
1) Fue sexo consentido y se divirtieron seis adultos.
2) Fue violación.

No puedo entender como en el primer juicio se llega a la conclusión del abuso. Si cinco personas me rodean y me piden la cartera por la calle se la doy. Por supuesto me siento agredido y no se la doy por mi voluntad.

Puedo entender al juez que en la Audiencia de Navarra ve sexo consentido, pero no puedo entender que los otros cuatro no sean capaces de dictar una sentencia de violación y lo transformen en abuso, simplemente porque no hay una resistencia.

Dicho todo esto, tampoco comprendo que políticos y grupos de presión hagan manifestaciones cuando un juicio está por decidir. Máxime sin conocer pruebas ni nada más que lo que publican los periódicos. Eso debería estar prohibido. Al igual que en otro país se manifiestan hordas para que condenen a la hoguera a una mujer que supuestamente quemó un Corán. Sé que muchos no lo ven igual, pero objetivamente es lo mismo.

Tampoco entiendo la alegría de los medios y la rapiña sobre la noticia porque cinco personas se vayan a pudrir quince años en la cárcel. Son culpables y estoy seguro que se lo merecen, pero no es motivo de alegría ni de festejo. Que cinco personas haya cometido esa violación no deja de ser un fracaso de nuestra sociedad. Parece que estamos jaleando un ahorcamiento en la plaza pública como en la edad media. Bueno, es solo mi opinión.

Responder
4
2
#36228 10:44 23/6/2019

Da gusto cómo os tragáis las sentencias del Tribunal Supremo cuando os conviene...

Responder
6
3
#36244 16:18 23/6/2019

El dictamen estaba ya realizado dese mucho antes, gracias a la prensa y a las hordas en las calles.
La justicia ya no está en manos de los jueces, los cuales tienen las pruebas, fotos y demás para poder sentenciar).
Ahora la calle sentencia, no hay más

Responder
3
3
#36170 16:53 21/6/2019

Solamente hay una solución ,endurecer las penas ,en todos los delitos.creo .

Responder
6
8
#36190 24:11 21/6/2019

Y considerar seriamente la castración química o física de los violadores. Un violador no puede salir de la cárcel para volver a violar ni desde luego ser padre.

Responder
2
7
#36197 10:37 22/6/2019

Tu debes de ser una alumna aventajada de la profesora castradora de niños de Fuerteventura

Responder
2
1
#36282 11:22 24/6/2019

Son Voxenetas disfrazados.

Responder
0
1

Destacadas

Educación
Combinar estudios y trabajo, una necesidad materializada para las clases populares

La clase mayoritaria en las universidades españolas sigue siendo la alta. Cerca de 45.000 estudiantes han tenido que abandonar sus estudios por motivos económicos en 2019. Debido al deficitario funcionamiento del sistema de becas, los que no cuentan con altos ingresos económicos se ven obligados a desempeñar empleos precarios para mantenerse.

Justicia
El Constitucional anula la condena a César Strawberry

Los magistrados argumentan que los tuits del rapero, que incluían afirmaciones como no son perseguibles penalmente y mantiene que el Supremo no vulneró su derecho fundamental a un proceso con todas las garantías cuando se revocó la absolución decretada en primera instancia por la Audiencia Nacional.

Violencia machista
El proceso judicial que sigue a una denuncia por violencia de género

Cada año son más las mujeres que rompen su silencio y denuncian las agresiones por violencia de género, pero el proceso no es sencillo y no siempre pone a las denunciantes en el centro.

Música
Biznaga: punk, ojos y capital

El cuarteto Biznaga descarga toda su rabia contra el algoritmo en un disco conceptual en torno a las transformaciones en lo personal y lo colectivo que ha supuesto la implantación del imperio GAFAM (Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft).

Reino Unido
Altos costos y viviendas precarias: la odisea que enfrentan los inquilinos en Londres

Las medidas sociales para el alquiler de pisos que se implementaron tras la Segunda Guerra mundial han ido desapareciendo. Ahora, los propietarios privados exigen cantidades desorbitantes para el alquiler de pisos en la capital inglesa.

Últimas

Migración
Organizaciones sociales entregan al Gobierno un decálogo de propuestas sobre migración

Las entidades españolas que forman la Red Migreurop entregaron al Ministerio de Interior un decálogo de propuestas sobre políticas migratorias y denunciaron que la continuidad del modelo de seguridad que defiende el Estado español aleja “del concepto de seguridad humana que propone la Agenda 2030”.

Huelga
La plantilla de jardines de Zaragoza continúa su huelga indefinida con una acampada

Los trabajadores reivindican una subida salarial acorde con el IPC, la incorporación de medidas sociales en el convenio y que la plantilla no se divida en dos empresas subcontratadas.