Deportistas, científicas y modelos denuncian acoso tras el caso Harvey Weinstein

Un comunicado de 140 mujeres de California, 80 denuncias en el perfil de la modelo Cameron Russell o las denuncias de varias trabajadoras del Parlamento Europeo son solo algunos ejemplos del reguero de denuncias de acoso sexual que ha surgido tras las acusaciones contra el productor de Hollywood.

Harvey Weinstein Hollywood denuncia
Harvey Weinstein junto a Georgina Chapman, su mujer, que ha pedido el divorcio tras conocerse las acusaciones.

publicado
2017-10-25 07:53:00

El director estadounidense James Toback ha sido señalado por 38 mujeres, como recoge un reportaje publicado el pasado domingo por el diario Los Angeles TimesToback, de 72 años y nominado a un Oscar por el guión de Bugsy (1991), hacía preguntas humillantes y personales de corte sexual a actrices que buscaban trabajo en el cine,  en encuentros privados tras acordar reunirse ellas por motivos de trabajo. Algunas mujeres aseguran que el director se masturbaba delante de ellas o buscaba contacto sexual.

Es solo una de las últimas denuncias colectivas del torrente que ha generado la investigación contra el productor Harvey Weinstein publicada el 5 de octubre por el New York Times, seguida por la invitación de la actriz Alyssa Milano a compartir experiencias de acoso con el hashtag #MeToo. Y que va mucho más allá de Hollywood.

Sin ir muy lejos, en Bruselas, el Parlamento Europeo también ha sido calificado como un “semillero de acoso sexual”. Una investigación del diario The Sunday Times recoge testimonios de trabajadoras que denuncian el acoso al que fueron sometidas por parte de los políticos para los que trabajaban.

Una investigación de The Sunday Times recoge testimonios de trabajadores que fueron víctimas de acoso en el Parlamento Europeo

Una de ellas, que trabajaba para un hombre de 60 años, asegura que su jefe entró con ella en un ascensor y comenzó a tocarla y a acariciarle el pelo. “Me quedé petrificada –asegura–. Una colega me dijo que debería denunciarle, pero tuve miedo de perder mi trabajo, de afrontar la vergüenza y perder mi carrera”.

Las mujeres que han hecho estas denuncias se mantienen en el anonimato, pero las redes sociales han servido a otras de desahogo. Así ha sido, por ejemplo, para la francesa Jeanne Ponté, asistente del diputado socialista Édouard Martin. 

Ponté recopiló en un cuaderno hasta 50 situaciones en las que ella o una de sus colegas había sido víctimas de situaciones impropias, algunas de ellas llegando al acoso sexual.

Suficiente

Enough. Suficiente. Es la conclusión de la carta que firman 140 mujeres en California, entre ellas muchas políticas: “Millones de americanos quedaron impresionados por el comportamiento de Harvey Weinsten; nosotras no”, declaran. En la carta, aseguran que todas conocen a otras mujeres o han sufrido ellas mismas comportamientos de hombres que “nos han tocado, nos han manoseado y han hecho comentarios inapropiados sobre nuestros cuerpos y habilidades”. 

Las firmantes aseguran que no hablaron “por miedo o por vergüenza”. Ahora, las 147 mujeres dicen que no tolerarán más a los perpetradores o a quienes hacen posible este acoso. En la página www.wesaidenough.com han abierto un espacio para compartir historias de acoso.

Hay más. La cuenta de la modelo Cameron Russel se ha convertido también en un un lugar de denuncia. Russel comenzó hace unos días a compartir historias de compañeras de profesión en su cuenta de Instagram. Con la etiqueta #MyJobShouldNotIncludeAbuse, Russel acumula docenas de entradas en las que compañeras de profesión comparten sus experiencias. 

Russel explicó que su intención es tratar de arrojar luz sobre al abuso a modelos jóvenes y muchas veces con poca experiencia que son víctimas del los profesionales de la industria. En su feed pueden verse historias de chicas jóvenes, algunas menores. Como la de una chica de 14 años que cuenta cómo un fotógrafo le hacía preguntas sobre su comportamiento sexual durante una sesión de fotos. 

La lista sigue. La Universidad de Boston investiga las denuncias de acoso sexual que dos de sus estudiantes han interpuesto contra un geólogo. Las mujeres alegan que David Marchant, profesor asistente en el momento en el que se sitúan los hechos denunciados, las acosó en diferentes expediciones de investigación hace dos décadas, mientras se encontraban aisladas en pequeños grupos en la Antártida. Otras mujeres reportaron comportamientos similares de este mismo geólogo en ese periodo. 

En el ámbito deportivo, la exfutbolista sueca Gunilla Axén, campeona de Europa con Suecia en 1984, ha denunciado haber sido acosada sexualmente por tres jugadores “muy conocidos” de la selección sueca de los años 2000. Y la gimnasta de la selección de Estados Unidos McKayla Maroney, que tiene dos medallas olímpicas, ha contado en una carta demoledora que fue violada sistemáticamente por el médico del equipo olímpico estadounidense.

Una de las veces, este le dio una pastilla para dormir durante un vuelo y cuando despertó estaba con él a solas en su habitación. “Pensé que iba a morir aquella noche”.


La lista es larga y en ella se incluyen fotógrafas, médicas y periodistas, como señala por ejemplo este hilo que menciona casos del ámbito de la salud, la industria de las bodas, la música, la publicidad o la tecnología. 

No es de extrañar cuando el 35% de las mujeres de todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de su compañero sentimental o violencia sexual por parte de una persona distinta a su compañero sentimental en algún momento de su vida, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

3 Comentarios
Vettel 8:17 29/10/2017

Lamentablemente en cuanto te tomas la molestia de preguntar, un montón de mujeres en tu entorno más inmediato tienen alguna historia de acoso o abuso o incluso violación que te pueden contar. Claro no es algo que ponen en su currículum... Por eso si no se tiene la.sensibilidad para escuchar, puede uno seguir en la más soberbia de las ignorancias for Ever.

Responder
0
0
#1631 22:51 25/10/2017

Nadie te acosa si tú no te dejas. A mí nunca me ha pasado nada parecido y a mis amigas que yo sepa tampoco. Más bien al contrario, en todos los trabajos siempre hay dos o tres trepas dispuestas a todo, ya me entendéis... seguro que conocéis más de un caso.

Responder
0
4
#1630 22:40 25/10/2017

Ahora, de repente, todas se acuerdan de haber sufrido acoso, casualmente de un señor con mucha pasta...

Responder
0
4

Destacadas

Asia
Corea después del apretón de manos
El escenario de distensión entre Corea del Norte y Corea del Sur, con el fondo de una posible unificación, inquieta a EE UU si esto implica la pérdida de su influencia en la zona. 
Trabajo doméstico
Empleo abre una puerta a que las trabajadoras domésticas reduzcan su brecha de cotizaciones en 2019
El ministerio estudiará las propuestas de las trabajadoras domésticas para aumentar sus tramos de cotización un mes después de que una enmienda en los Presupuestos retrasara la equiparación plena a la Seguridad Social hasta 2024.

Últimas

La Manada
La Manada: una visión desde el antipunitivismo
2

Pedir más castigo, incluso castigo sin control, extender la sanción a familias y amigos, es sin duda promover lo punitivo, es alimentar al enorme sistema penal-patriarcal que ya tenemos.

Arte
Una artista denuncia al director del CAC de Málaga, que ya fue señalado por “abuso de poder”
La artista plástica Marina Vargas ha interpuesto una denuncia contra Fernando Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).
Falsos autónomos
Huelga indefinida en Sueca tras la inspección que declara Servicarne falsa cooperativa
Inspección alega que la empresa principal en la que prestan servicios ha utilizado los servicios de Servicarne para evitar la contratación directa de las trabajadoras.
Tribuna
El ejemplo de Vicálvaro: planear al límite, crear burbujas

El desarrollo urbanístico especulativo del distrito madrileño de Vicálvaro es un claro ejemplo del fracaso que supone los proyectos urbanísticos basados en la especulación. 

Fiestas populares
Vallecas, puerto de mar
6
Vallecas es, por un día, un "puerto de mar". Lo es desde que en 1982 los vecinos del barrio crearon unas fiestas populares basadas en la alegría, la risa y el agua.