Sistémico Madrid
Carlos Álvarez Navarro, entre tinieblas

El presidente y copropietario de Santalucía localiza sus empresas en lo mejor del barrio de Argüelles y disemina por las calles de la capital un sinfín de propiedades que le convierten en uno de sus grandes caseros.

Santalucia
Uno de los edificios del propietario de Santalucía. Felicia Barrio

publicado
2019-04-17 06:47

El portal del número 40 de Pintor Rosales está muy bien orientado y casi nunca le da la sombra. Si sus vecinos salieran por él en lugar de por el garaje, podrían caer rodando hasta la taquilla del teleférico del Parque del Oeste, y apenas exagero si digo que, desde el quinto piso, puerta izquierda, se registra hasta la fina silueta del Moro Almanzor cuando vienen días claros. El propietario último de esta casa de 402 metros cuadrados que todo lo otea es Carlos Álvarez Navarro, presidente y dueño de Santalucía. Así, casi sin querer, se confunden edificio y ejecutivo en este párrafo, pues si en Madrid no se conocen muchas casas con tan generosas vistas como esta tampoco hay entidades que registren más y mejor los datos sensibles de sus clientes que una compañía de seguros. Siete millones, en el caso de Santalucía.

Resolvamos otro punto ciego de esta geografía madrileña del poder financiero. Porque Santalucía nos conoce y nos llama por teléfono a horas inquietantes para ofrecernos su “gran familia” de productos, mientras que Carlos Álvarez hace verdaderos esfuerzos por pasar inadvertido. Las cuatro fotografías suyas —todas recientes— que hay disponibles dejan entrever tres cosas: que ha logrado envejecer pasando de puntillas por la prensa económica, que nunca consigue mirar a la cámara aunque se lo proponga y que le cuesta un dolor sonreír al mundo.

En España hay 20 millones de seguros de decesos y Santalucía controla un 37% del mercado. Pero, como mientras la gente fallece también ahorra, hace tiempo que la empresa de Álvarez dio el salto desde las pólizas a los fondos de inversión y planes de pensiones, ya que, según publicó el diario Cinco Días, “500.000 de sus clientes podrían estar interesados” antes de morir. Ya gestiona 5.000 millones de clientes no muertos (o premuertos).

Santalucía tiene raíces gallegas. Nació en los años 20 y en 1943 se trasladó a Madrid. La propia compañía define ese paso como crucial, pues coincide con la entrada de “un nuevo equipo al Consejo de Administración”. Se desconoce si tras la guerra civil cambió de manos. De hecho, el rastro de los Álvarez aflora débilmente con Manuel Álvarez López, su padre, que presidió la aseguradora al menos desde los 70 hasta su muerte, en 1994. Los tíos de Carlos —Modesto Álvarez López y su esposa, Teresa Otero— ocuparon consecutivamente en la misma época el cargo de consejero delegado. De esta forma, dos ramas de los Álvarez se repartían la sociedad con otra familia tan velada como ellos, los Díaz.

Y así hasta hoy, la estructura de la propiedad no ha cambiado. Tres sociedades administradas por Carlos Álvarez ubicadas en Pintor Rosales 40 —Neregur SL, Salonta SL y Ciboure SL— controlan el 33% de Santalucía, un negocio de, al menos, 1.800 millones de euros. La rama de los Álvarez Otero (hoy Álvarez Calvo) ostenta otro tercio, y una docena de primos Díaz se reparte el 33,3% restante.

Carlos Álvarez ubica en el domicilio del Paseo del Pintor Rosales tres fabulosas inmobiliarias: Edificio Miño SL, Exina SL y Betria Capital SL. A dos manzanas, en Juan Álvarez de Mendizábal 68, agrupa su negocio agroganadero —Charent SL—. Las cuatro invierten en hoteles y fondos inmobiliarios, algunos de ellos en Luxemburgo y Holanda. Juntas, estas sociedades le aportan a su patrimonio en torno a 450 millones.

Una se ve a sí misma como la protagonista de El Inquilino (Nieves Conde, 1958), cuando acude muerta de miedo y de pobreza a una señorial casa a rogarle a su casero que no derribe su casa. Ese landlord podría ser Carlos Álvarez. Así lo pienso mientras repaso su ramillete de propiedades capitalinas: Rosales 30 (5ºA y 5ºB), Rosales 32 (6ºI y 6ºD), Rosales 40 (5º I), Rosales 42 (5ºD), Claudio Coello 52, 57 y 78 bis, Miguel Ángel 21, Marqués de Urquijo 23, Virgen de los Peligros 2, Paseo de la Castellana 20 y 91, Serrano 33, Gran Vía 71, Miguel Ángel 21, San Rufo 6, Calle Ponzano 80, Ayala 24, Avda. de Manoteras 22, Orense 54-60, San Marcos 17, Pascual Veiga 6 y Goya 11. Territorio Álvarez.

Relacionadas

Sistémico Madrid
Los Gallardo, raíces profundas

La tercera fortuna de Catalunya aloja en un piso de Madrid la sociedad que articula su imperio farmacéutico y sanitario, valorado en más de 3.000 millones de euros.

Sistémico Madrid
Marta Álvarez, un paso al frente

La llegada de la primera mujer a la presidencia de El Corte Inglés en 80 años coincide con un plan para despedir a 10.000 trabajadores. En Marqués de Riscal 11, donde Isidoro Álvarez encontró el amor en los años 60, su viuda y sus hijas adoptivas aún alojan sus negocios.

Sistémico Madrid
José Lladó, todo viejo bajo el sol

El exministro José Lladó, pilar del añejo empresariado de la Transición, es la punta de lanza de los negocios españoles con la familia real saudí y uno de los terratenientes superpropietarios de Madrid, con al menos 12.700 hectáreas dedicadas a la caza.

2 Comentarios
#33165 21:55 17/4/2019

Seguro que san rufo 6 figura entre sus propiedades? Esa calle no está en un barrio noble como las otras...

Responder
0
0
#33131 7:42 17/4/2019

Siempre es de agradecer esta información tan concreta de familias poderosas. Haciendo frente al "miedo" generalizado que flota en los medios de comunicación a mostrar ciertas verdades incómodas para sus dueños. Muchas gracias

Responder
5
2

Destacadas

COP25
La Cumbre del Clima se acerca al abismo ante la falta de acuerdos

Los principales contaminantes bloquean las negociaciones en las últimas horas de la COP. Fridays for Future llama a una sentada masiva en la entrada del Palacio de Congreso del Ifema este viernes para presionar a los gobiernos a que firmen una acuerdo ambicioso.

Corrupción
El Supremo confirma la nulidad de la venta de vivienda de la Comunidad de Madrid a Goldman Sachs

Paso importante para la reparación del daño causado al erario público y a miles de familias con la venta por parte del PP de Madrid de casi 3.000 viviendas a un fondo de inversión.

Burbuja inmobiliaria
El nuevo informe del CGPJ revela que una familia es desahuciada cada 12 minutos

Los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) revelan un descenso general en la cifra de desahucios. Sin embargo, los datos siguen siendo propios de “una brutal emergencia habitacional”, según el Sindicato de Inquilinos de Catalunya. 

Reino Unido
El laborismo sueña con una remontada para ganar las elecciones del Reino Unido

Desde las siete de la mañana, la población de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte vota a la nueva cámara de los comunes. Los laboristas, dirigidos por Jeremy Corbyn, aspiran a una victoria cimentada en la diversidad étnica y la recuperación de los valores socialistas.

Enfermedades laborales
Las deudas pendientes del caso Ardystil

Seis personas murieron y 72 enfermaron trabajando en fábricas de aerografía textil en Cocentaina, Alcoi y Muro d’Alcoi (Alacant) hace 27 años. El síndrome Ardystil vuelve ahora a la actualidad: la Generalitat Valenciana ha cumplido, más de dos décadas después, su compromiso de sufragar los gastos jurídicos derivados del caso.

Asturias
Absueltas las “cinco del Naranco” que intentaron parar un desahucio en 2012

La justicia da por probado que las cinco personas acusadas de atentado a la autoridad durante un intento por parar un desahucio no son culpables.

Últimas

La Manada
El Tour de La Manada: la banalidad de la vanguardia y el dolor de la víctima
Homo Velamine intentaba hacer reflexionar a la sociedad sobre la presencia de noticias falsas en unos medios de comunicación con la web del tour de La Manada.
Honduras
Miriam Miranda: “Honduras se convirtió en un laboratorio político después del golpe de Estado de 2009”

Miriam Miranda, defensora de derechos humanos garífuna de Honduras, es una de las voces que advirtieron de que el desarrollo que prometen las empresas que explotan bienes naturales no significa progreso para las comunidades. Hoy que la crisis del clima está aquí, resulta indispensable poner de nuevo en primer plano esas voces.

Política
¿Se puede pensar políticamente Castilla?

Cualquier intento de transformación seria del Estado español, ya sea cultural, territorial, económica, social o política, pasa necesariamente por Castilla.

Transfobia
La Federación Trans acusa al Partido Feminista de cometer delito de odio

Los mensajes tránsfobos del partido liderado por Lidia Falcón provocan que la Federación Trans reclame a Izquierda Unida su expulsión de la coalición y eleve el caso a la justicia.

Renta básica
Feministas presentan un manifiesto a favor de la renta básica universal

Las firmantes consideran urgente situar la renta básica en la agenda del movimiento feminista con el fin de potenciar herramientas que apunten a la igualdad material y aporten autonomía a todas las mujeres.

Crisis climática
Algo huele mal en la Cumbre del clima
Estos días se celebra en Madrid la Cop25. A nosotros siempre nos da por desconfiar de aquello a lo que da cancha el telediario y Coca Cola.