Sexualidad
La homosexualidad como "conducta de riesgo"

Una experiencia personal sobre los prejuicios en las consultas médicas acerca de la sexualidad y las relaciones homosexuales. 

Consulta médica Madrid
Consulta médca David F. Sabadell

publicado
2019-08-18 17:19

Hace un tiempo me tocó participar en un examen de 6º de medicina llamado “ECOE” (Examen de Competencias Objetivo y Estructurado) que consiste en un itinerario que sigue el alumnado por diferentes consultas en las que se enfrentará a distintos casos prácticos que tendrá que resolver en menos de 8 minutos. Una vez terminado, tiene que ir a la siguiente consulta donde se encontrará otro caso práctico ya sea con un muñeco para hacer una rcp, unas radiografías o con pacientes interpretadas por actrices y actores.

Pues en una de estas me metí yo, como actor, para interpretar a un paciente con una patología que iba a la consulta de medicina. Ahí me vi metido, a cada 10 minutos viendo a una estudiante diferente hasta pasar por 20 cada día, algo un poco agotador. Ellas y ellos iban muy nerviosos, pero trataban de demostrar sus conocimientos en consulta “real” donde no solo estábamos las intérpretes, sino que había una observadora que valoraba los conocimientos en medicina.

Una de mis patologías fue el VIH, y para ello me dieron un magnífico guion lleno de estereotipos y clichés. Yo tenía que estudiarme el perfil que me dieron, con su historia personal y con las frases que debía decir en la consulta o las respuestas que debía dar a mi médica en ciertos casos. Las personas (hombres hetero fijo) que escribieron el texto predecían las preguntas que podía hacerme mi médica y la respuesta que debería de dar ante tal pregunta. Por ejemplo, “si el médico te pregunta por otras patologías tú debes decir que no padeces de enfermedades graves”.

Cuando estaba leyendo el guion me dio la primera en la frente, ya que el paciente de VIH daba la casualidad de que era homosexual. Primera relación clarísima. Y es que mira que hay heterosexuales en el mundo… pero nos tocó a nosotros. Pero es que este hombre, está además deprimido porque le dejó su novio de toda la vida. Y es que Pedro, que es como se llama el personaje, es muy “conservador” ya que no aceptaba muy bien que su novio fuera promiscuo y no fuera monógamo en su relación de pareja. Pedro entendía este hecho, así lo expresaba el texto que nos dieron, porque “en nuestro grupo, eso es normal” decía el personaje. Y se quedaron tan a gusto al meter otro estereotipo.

Aunque aquí no termina la cosa. Pedro, para ahogar sus penas, se acuesta con un antiguo amigo del instituto, y una de las preguntas que los señoros que escribieron esto predijeron que me haría mi médica fue: “¿le preguntaste si era homosexual?” Vamos a ver, si estoy fornicando con un tío, a eso se le llama relación homosexual. Ya que cada cual se defina como quiera. Y por otro lado, ¿para qué me tiene que hacer esa pregunta el personal médico? ¿qué importa? ¿es que quiere cuadrar bien la telenovela que se han montado porque no entra dentro de lo normativo? Tal vez es para asegurarse de que es maricón, ya que entonces estaría teniendo conductas sexuales de riesgo porque las maricas… son muy peligrosas.

El motivo de la consulta de este paciente era que había mantenido una relación de riesgo, ya que no había usado preservativo. Lo que le preocupaba es si la otra persona le había podido infectar (o reinfectar) de alguna enfermedad o infección. Y es que Pedro es tan malo, que ni siquiera le ha comunicado a la otra persona que es VIH+ y no se ha dignado en usar protección. Bueno, pues a esta situación, los señoros piensan que las estudiantes de medicina deberían preguntar: “¿Has contactado con el círculo gay de tu ciudad para saber si con quien te acostaste tenía alguna ETS?” A lo que yo debo de contestar: “He contactado, sí, y me han comunicado que varios de los colegas de aquí le conocen y dicen que tiene sífilis”. Y yo sin saber que en mi ciudad hay un círculo gay donde tienen toda la información respectiva de las maricas locales. Tendré que ir a ver mi expediente.

Pero todo no queda ahí. Lo mejor es ver como de los ocho actores que interpretamos este personaje, solo se indigna uno (yo), y la mitad justifica todo lo que aquí hay escrito. No termina aquí la historia, ya que al interpretar este personaje y ver como pasaban por mí 20 estudiantes de medicina, algunas me decían: “te recomiendo relaciones monógamas” (a pesar de que mi personaje era monógamo pero ni siquiera les importaba indagar en mis relaciones, lo presuponían). Otras me informaron de que pertenecía a un colectivo de riesgo. Aquí me dieron en la fibra sensible, no sabía que corría riesgo por ser homosexual. No importaba qué tipo de relaciones ni con quien tuviera sexo, podría ser virgen, no tener sexo anal, tener sexo solo con mi pareja y siempre con doble condón, que yo seguiría siendo del colectivo de riesgo.

Este último hecho lo discutí con una de las residentes que observaban las sesiones para evaluarlas. Esta persona, me justificó que los homosexuales estaban en el colectivo de riesgo por el mismo hecho que las prostitutas (con todos los estereotipos y prejuicios con lo que me decía esto, toda la carga negativa que tendría para esta persona la palabra "prostituta"), por la forma en que se tienen las relaciones sexuales. Ahí ya temí que nos estuvieran espiando mientras frungíamos con otras personas. Sigo buscando las cámaras en mi cuarto por si me observan.

Pues con toda esta indignación, que al parecer casi ninguna de las demás actrices entendía (éramos un grupo de unas 20 en total), me tuve que marchar a casa sin antes discutir con un negacionista (esos neomachungos que empiezan hablando de lo que sufren los hombres por culpa de las mujeres y terminan diciendo que la violencia de género es un invento de las feminazis) sobre por qué en ese examen había mujeres interpretando casos de violencia de género y no había hombres interpretando el maltrato que sufrían por sus esposas. Porque al parecer un médico de los que observaban le había hecho ese comentario. Qué nivel tenemos en la medicina, y así es cómo educan a las futuras profesionales en medicina.

No sé si los 100 euros que me pagaron por esto, han merecido la pena por el calvario de prejuicios y estereotipos que he pasado, y descubrir que corro riesgo al tener sexo a no ser que cambie de orientación sexual. Porque… ¿si fuera bisexual me sacarían del grupo de riesgo?

Relacionadas

LGTBIQ
¿Donde están nuestras amigas bisexuales?
A pesar de sufrir altos niveles de violencia, por encima incluso de otras orientaciones sexuales disidentes (gays, lesbianas), las personas bisexuales apenas tenemos vínculos de amistad con otras personas bisexuales. Si la alianza de la amistad es uno de los pilares más importantes a la hora de luchar contra la cisheteronorma, ¿por qué no nos hemos juntado?
Movimientos sociales
Más de 120 colectivos se adhieren a la protesta del sábado en Bilbao contra Europride

La Plataforma Transmaribibollo de Euskal Herria HARRO! saldrá a la calle el 21 de septiembre como respuesta a la reunión que celebra en Bilbao la organización del Europride. Ese mismo día tendrá lugar la manifestación de los trabajadores del sector del metal, por lo que ambas marchas se han coordinado para darse apoyo y visibilidad.

3 Comentarios
#38508 18:27 20/8/2019

Primero el artículo sobre el victimismo de los gitanos, pobrecillos ellos con lo buenos que son y lo que trabajan. Y ahora los gays, que todo el mundo sabe que igual que los gitanos no trapichean nosotros no consumimos nada de nada, y el condón es para nosotros una cosa casi como un precepto religioso. ¿Quién ha conocido alguna vez a alguien que haya prescindido del condón o haya recibido una propuesta de tener sexo sin preservativo? Nadie, hombre, nadie. Y total, el sexo anal apenas tiene riesgo de nada.
En fin, solo decir que en una app llamada Grindr que se usa para tener encuentros sexuales, la cantidad de gente que dice tomar PrEP es abrumadora...todo con tal de prescindir del condón...que por supuesto no evita contraer una hepatitis o una sífilis.
Qué malos son los médicos por considerarnos grupo de riesgo.
Cuando los barrios de gitanos estén limpios de basura háblamos, cuando los gays usen preservativo como algo normal y no una carga, hablamos. Mientras tanto, victimismo y mucha tontería que la derecha aprovecha para sus fines.

Responder
0
3
#38483 10:38 20/8/2019

Soy gay y me considero raro dentro de lo que se da por llamar comunidad, todo el entorno de personas masculinas que se consideran gay con las que me muevo se drogan, van a saunas, cuartos oscuros, participan de chemsex, o tienen más de una pareja sexual, los menos utilizan condón cuando realizan estas practicas, y me parece perfecto que cada cual actué del modo que le considere conveniente, así como yo hago las cosas a mi gusto y conveniencia, pero hemos de admitir que todas esas prácticas conllevan un riesgo. Y si eso hace que nos metan dentro de los grupos de riesgo tampoco es negativo, es un dato realista, cuantas más practicas, más riesgo, y se habla en términos generales porque en cosas como la medicina no pueden centrarse en tu exclusividad como persona e individuo con tu alter ego, y si te ofende que se clasifique así el problema no es la clasificación sino en el porque ofende eso. Yo formo parte quiera o no del colectivo, y lucho por sus derechos, pero no vivo eternamente ofendido por estereotipos.

Responder
1
6
#38455 8:47 19/8/2019

Y es mentira que en la comunidad gay masculina tenemos una incidencia mayor de VIH? Yo a veces no os entiendo, habrá que informar a la gente y hacerla consciente. Eso no nos quita nada a los gays

Responder
1
3

Destacadas

Minería
Peña Zafra de Abajo, resistir entre polvo

Una comunidad rural de Murcia se organiza para defender el territorio del extractivismo que amenaza con enterrar sus casas, cultivos, valores ambientales y culturales.

Minería
Cómo la minería perturba el interior de Murcia
Ecologistas en Acción Murcia y ACUNA señalan los impactos ambientales y culturales de la minería en el territorio de Peña Zafra de Abajo, Balonga y Quibas.
Bolivia
“No se acaba por ley con el racismo y en Bolivia ha habido un golpe racista y fascista”

Adriana Guzmán representa al feminismo comunitario antipatriarcal boliviano. Forma parte de los movimientos sociales que llevan días manifestándose continuamente para denunciar que lo que ha habido en Bolivia ha sido un golpe de Estado que ha derivado en la salida de Evo Morales del país.

La Ingobernable
La Ingobernable toma las calles tras su desalojo

Miles de personas marcharon por el centro de Madrid contra el desalojo del mayor centro social autogestionado de que disponía el centro de la ciudad.

Francia
“La reforma de las pensiones de Macron favorecerá una devaluación de la protección social”

La economista Annie Jolivet habla a El Salto sobre los cambios que Emmanuel Macron quiere introducir en el sistema de jubilación francés, uno de los más avanzados del viejo continente.

Últimas

Tribuna
Cómo gobernar a La Ingobernable. Relatos de una negociación imposible

El exconcejal Pablo Carmona explica cómo desde la corporación municipal anterior se evitó reconocer a La Ingobernable como sujeto político y por qué la perspectiva de una cesión del espacio nunca estuvo encima de la mesa.

Música
Buscando el hechizo de la música negra
“Sin swing y sin baile, la música tiene poco aliciente”, asegura el periodista Jaime Bajo, quien ha recopilado en un libro 20 entrevistas a músicos que tratan de descifrar el hechizo del ‘groove’.
Bolivia
Bolivia: la venganza de la Media Luna

Estamos ante la respuesta viril y torpona de aquellos que temen perder sus privilegios. Estamos ante una ofensiva oligárquica, frustrada por la imposibilidad de derrotar al MAS en las urnas. Estamos, en definitiva, ante la venganza de la Media Luna.

Fútbol
Las futbolistas de primera división comenzarán su huelga este fin de semana

El pasado 22 de octubre las futbolistas decidieron por mayoría ir a la huelga en la novena jornada si no se llegaba a un acuerdo con la Asociación de Clubes de Fútbol Femeninos, ACFF en el que se recogieran sus demandas de mínimos. Las profesionales se rebelan contra los bajos salarios, la alta parcialidad en los contratos y la falta de derechos laborales. 

Chile
Chile como ejemplo de lucha

En octubre de 2019 comenzó el estallido social chileno que ha puesto en jaque al Estado neoliberal fundado por Pinochet. La represión ha sido brutal desde el principio, con asesinatos, heridos, violaciones, torturas y más abusos, pero el efecto fue el contrario al que se pretendía. Una mirada a este levantamiento popular sirve para ver por qué las democracias liberales están en crisis y por qué el caso chileno es un ejemplo de cómo de verdad se pueden cambiar este tipo de regímenes políticos. Independientemente de que al final se logre más o menos, el grueso de la sociedad chilena se está uniendo gracias a la lucha.