Elecciones generales del 28 de abril
Ante los pactos electorales: no habrá paz sin justicia social

Los buenos resultados de la socialdemocracia en las elecciones del 28 de abril le abren la puerta para dos clases de acuerdo: uno que profundice las demandas de diálogo con Catalunya y la búsqueda de la justicia social y otro que no toque el statu quo impuesto por Bruselas.

Elecciones 2019 celebración en Ferraz banderas
Celebración en la sede del PSOE en Ferraz tras la victoria electoral. Álvaro Minguito

publicado
2019-04-29 11:32

La victoria electoral del PSOE ha puesto, por fin, un límite a la estrategia de la tensión enarbolada desde Madrid. La capital, entendida como el centro de poder y no como una ciudad sureuropea fragmentada por la desigualdad, había desplegado una campaña contra Catalunya para cumplir varios objetivos. La derecha mediática y su brazo político plantearon las elecciones a Cortes Generales del pasado 28 de abril como una anulación de las circunstancias históricas específicas de Catalunya y Euskal Herria. El objetivo era crear dos islas en un escenario virado a todas las gamas de azul, desde el anaranjado de Ciudadanos al verde azulado de Vox.

Para el alivio de más de 15 millones de votantes, el objetivo no se ha cumplido. Los resultados de las elecciones —marcados, qué duda cabe, por un voto en clave feminista que ha operado contra la retórica de la revancha— lanzan un mensaje en son de paz. Diálogo, talante, relatos de concordia para solucionar, o comenzar a solucionar, una tensión que se entiende en términos políticos, históricos y también económicos.

El neoliberalismo europeo se basa en una estructura jerárquica. La cesión de la soberanía monetaria y el pacto de estabilidad —con sus objetivos de déficit— dibujan un escenario de límites, tanto para el conjunto de España como para cada uno de los pueblos que conforman este Estado del sur de Europa. Son cercos que ponen en cuestión otra de las metas que cualquier propuesta de transformación en el siglo XXI debe perseguir: perseguir la justicia social, combatir la desigualdad y, finalmente, cambiar las relaciones sociolaborales para caminar hacia una reducción de los tiempos dedicados al trabajo y una redistribución en forma de renta básica garantizada.

No habrá paz sin justicia social. Los resultados del 28 de abril son un buen comienzo para el cierre de la herida territorial abierta por el choque de soberanías. Descartada electoralmente la consolidación de un Estado que maltrata a sus naciones históricas, el siguiente paso es enarbolar el diálogo como una solución en clave interna. Los factores externos, los mencionados de la economía y el efecto arrastre del cambio climático, serán objeto de examen sobre la voluntad de pactos del PSOE.

Si el objetivo es, como Sánchez expresó en campaña, avanzar hacia la justicia social, los choques empezarán a darse con la Comisión Europea y su brazo económico, el Banco Central Europeo. Si, por el contrario, el futuro Ejecutivo quiere mantener Europa fuera del plano, los socialistas deberán encontrar en Ciudadanos una muleta; algo que, irremisiblemente, seguirá requiriendo altas dosis de competición entre Madrid y los territorios históricos.

Los objetivos de paz y justicia social, vasos comunicantes, no son sencillos de cumplir. La voluntad política para llevarlos a cabo es más importante que el reparto de sillas que los medios trataremos de dilucidar durante las próximas semanas. De esa voluntad dependerá que la retórica de la guerra no vuelva a teñir de desesperanza un futuro ya de por sí complejo.

Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Partidos políticos
El evitable ascenso de Vox en 2019

El año ha estado decisivamente marcado por la emergencia del partido de Santiago Abascal. Hasta cinco elecciones han puesto a prueba la crisis de representación que vive España.

Elecciones generales del 28 de abril
Iglesias rechaza darle la investidura gratis a Pedro Sánchez

El rey considera buena opción esperar hasta proponer un candidato a la investidura y Albert Rivera rechaza el compromiso por escrito de Pedro Sánchez para abstenerse.

Elecciones generales del 28 de abril
No es país para elecciones
La posibilidad de una repetición electoral se presenta tediosa para la mayoría de los españoles. No soy el CIS ni esto es realmente cierto, solo he hecho esta pseudo-encuesta en mi barrio y entre mis conocidos.
4 Comentarios
#33620 20:41 29/4/2019

franco creó el concepto de justicia social, que lo sepáis, es una palabra confusa

Responder
0
4
#33645 14:08 30/4/2019

Sí, la distribuyó por todas las cunetas que pudo...

Responder
4
0
#33589 12:16 29/4/2019

Demasiada literatura... El régimen se ha recompuesto por la vía socioliberal, salvo las excepciones Vasca y Catalana (ambas históricas e irresueltas). No habría que tener nada claro que hayan entendido, o que quieran entender... El P$0€ volverá a defraudar a otra generación más, mientras se vuelve a recomponer el poder nacionalcatólico en la sombra. Deja vù !

Responder
13
0
#33599 15:16 29/4/2019

Exacto. La redacción de El Salto me decepciona enormemente. Celebrando el triunfo del IBEX. Florentinato. Puta prensa españita.

Responder
6
3
Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Destacadas

Crisis climática
España rompe el termómetro: la década más cálida

La temperatura media de la última década ha sido de 15,7ºC, la mayor desde que existen mediciones y 1,7ºC más que la de la década de los años 70. Desde el Observatorio de Sostenibilidad instan al nuevo Gobierno a situar la adaptabilidad a la emergencia climática entre una de las prioridades.

Marruecos
‘Hirak’ rifeño: una revuelta descabezada pero no derrotada

A pesar de la represión, el movimiento de protesta que sacudió al Rif en el otoño de 2016 sigue vivo y aguardando otra oportunidad.

Memoria histórica
Comienzan los trabajos de exhumación en la fosa común de Pico Reja en Sevilla

Familiares de las víctimas, activistas por la memoria y representantes institucionales se dan cita en el acto simbólico que da inicio a los trabajos de exhumación en el cementerio sevillano de San Fernando.

Industria armamentística
El negocio de las armas que van contra la ética y las personas

Los sistemas de armas autónomas nos sitúan en un claro escenario de deshumanización, fuera de los planteamientos éticos más básicos.

Humor
¿Boicot a dónde?

Trigésimo segunda entrega de las viñetas de Mauro Entrialgo para El Salto.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Francia
Youtubers recaudan 140.000 euros para la caja de resistencia de la huelga contra Macron

El colectivo Le Stream Reconductible recoge desde principios de diciembre, a través de una plataforma de retransmisión de vídeo, fondos para los trabajadores franceses en huelga contra la reforma de las pensiones.

Memoria histórica
Piden la dimisión del alcalde de Madrid por destruir el Memorial del Cementerio del Este

Las organizaciones memorialistas acusan Martínez-Almeida de mostrar “un desprecio absoluto a las víctimas del genocidio y dictadura franquistas, así como la ignorancia de leyes y principios universales sobre los derechos a la verdad, justicia y reparación”.

Senegal
Buscar agua bajo la tierra

Beber, alimentar al ganado, llenar los coloridos barreños chinos del agua suficiente para que pueda continuar la vida. Todo depende de un pozo.

Especulación urbanística
Exigen que la Junta acate ya la sentencia del TSJex sobre Valdecañas
Explican que hay que evitar que se siente un precedente, ya que existen planes para otros proyectos urbanísticos especulativos en espacios protegidos.