Elecciones generales del 28 de abril
Ante los pactos electorales: no habrá paz sin justicia social

Los buenos resultados de la socialdemocracia en las elecciones del 28 de abril le abren la puerta para dos clases de acuerdo: uno que profundice las demandas de diálogo con Catalunya y la búsqueda de la justicia social y otro que no toque el statu quo impuesto por Bruselas.

Elecciones 2019 celebración en Ferraz banderas
Celebración en la sede del PSOE en Ferraz tras la victoria electoral. Álvaro Minguito

publicado
2019-04-29 11:32

La victoria electoral del PSOE ha puesto, por fin, un límite a la estrategia de la tensión enarbolada desde Madrid. La capital, entendida como el centro de poder y no como una ciudad sureuropea fragmentada por la desigualdad, había desplegado una campaña contra Catalunya para cumplir varios objetivos. La derecha mediática y su brazo político plantearon las elecciones a Cortes Generales del pasado 28 de abril como una anulación de las circunstancias históricas específicas de Catalunya y Euskal Herria. El objetivo era crear dos islas en un escenario virado a todas las gamas de azul, desde el anaranjado de Ciudadanos al verde azulado de Vox.

Para el alivio de más de 15 millones de votantes, el objetivo no se ha cumplido. Los resultados de las elecciones —marcados, qué duda cabe, por un voto en clave feminista que ha operado contra la retórica de la revancha— lanzan un mensaje en son de paz. Diálogo, talante, relatos de concordia para solucionar, o comenzar a solucionar, una tensión que se entiende en términos políticos, históricos y también económicos.

El neoliberalismo europeo se basa en una estructura jerárquica. La cesión de la soberanía monetaria y el pacto de estabilidad —con sus objetivos de déficit— dibujan un escenario de límites, tanto para el conjunto de España como para cada uno de los pueblos que conforman este Estado del sur de Europa. Son cercos que ponen en cuestión otra de las metas que cualquier propuesta de transformación en el siglo XXI debe perseguir: perseguir la justicia social, combatir la desigualdad y, finalmente, cambiar las relaciones sociolaborales para caminar hacia una reducción de los tiempos dedicados al trabajo y una redistribución en forma de renta básica garantizada.

No habrá paz sin justicia social. Los resultados del 28 de abril son un buen comienzo para el cierre de la herida territorial abierta por el choque de soberanías. Descartada electoralmente la consolidación de un Estado que maltrata a sus naciones históricas, el siguiente paso es enarbolar el diálogo como una solución en clave interna. Los factores externos, los mencionados de la economía y el efecto arrastre del cambio climático, serán objeto de examen sobre la voluntad de pactos del PSOE.

Si el objetivo es, como Sánchez expresó en campaña, avanzar hacia la justicia social, los choques empezarán a darse con la Comisión Europea y su brazo económico, el Banco Central Europeo. Si, por el contrario, el futuro Ejecutivo quiere mantener Europa fuera del plano, los socialistas deberán encontrar en Ciudadanos una muleta; algo que, irremisiblemente, seguirá requiriendo altas dosis de competición entre Madrid y los territorios históricos.

Los objetivos de paz y justicia social, vasos comunicantes, no son sencillos de cumplir. La voluntad política para llevarlos a cabo es más importante que el reparto de sillas que los medios trataremos de dilucidar durante las próximas semanas. De esa voluntad dependerá que la retórica de la guerra no vuelva a teñir de desesperanza un futuro ya de por sí complejo.

Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Elecciones generales del 28 de abril
Iglesias rechaza darle la investidura gratis a Pedro Sánchez

El rey considera buena opción esperar hasta proponer un candidato a la investidura y Albert Rivera rechaza el compromiso por escrito de Pedro Sánchez para abstenerse.

Elecciones generales del 28 de abril
No es país para elecciones
La posibilidad de una repetición electoral se presenta tediosa para la mayoría de los españoles. No soy el CIS ni esto es realmente cierto, solo he hecho esta pseudo-encuesta en mi barrio y entre mis conocidos.
Elecciones generales del 28 de abril
El rechazo de Sánchez acerca elecciones, mientras Iglesias le exige negociar

Unidas Podemos le ha enviado al PSOE un documento programático y con propuestas claras de gobierno, que Pedro Sánchez ya ha rechazado aduciendo que no confía en la formación morada.

4 Comentarios
#33620 20:41 29/4/2019

franco creó el concepto de justicia social, que lo sepáis, es una palabra confusa

Responder
0
4
#33645 14:08 30/4/2019

Sí, la distribuyó por todas las cunetas que pudo...

Responder
4
0
#33589 12:16 29/4/2019

Demasiada literatura... El régimen se ha recompuesto por la vía socioliberal, salvo las excepciones Vasca y Catalana (ambas históricas e irresueltas). No habría que tener nada claro que hayan entendido, o que quieran entender... El P$0€ volverá a defraudar a otra generación más, mientras se vuelve a recomponer el poder nacionalcatólico en la sombra. Deja vù !

Responder
13
0
#33599 15:16 29/4/2019

Exacto. La redacción de El Salto me decepciona enormemente. Celebrando el triunfo del IBEX. Florentinato. Puta prensa españita.

Responder
6
3
Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Destacadas

Crisis climática
Clamor global contra la crisis climática

De Australia a Alemania, manifestaciones multitudinarias abren la semana de protestas organizada por el movimiento global por el clima.

Afrodescendientes
Un año más lo Afro está en el centro

En los últimos años mujeres y hombres negros o de origen africano están reivindicando su derecho a la visibilidad y  articulando discusiones en torno a los feminismos negros, el antirracismo o la lucha contra el racismo institucional. El festival Conciencia Afro, que celebra el próximo 21 de septiembre su cuarta edición, se ha convertido para muchos en un espacio de referencia de estos debates comunes.

Gambia
Las fábricas de harina de pescado chinas expolian el país más pequeño de África

Gambia, con menos de dos millones de habitantes y gran dependencia del mar, sufre las consecuencias de la nueva gran demanda del gigante asiático, que se ha convertido en el máximo importador mundial de harina de pescado.

Sistémico Madrid
José Lladó, todo viejo bajo el sol

El exministro José Lladó, pilar del añejo empresariado de la Transición, es la punta de lanza de los negocios españoles con la familia real saudí y uno de los terratenientes superpropietarios de Madrid, con al menos 12.700 hectáreas dedicadas a la caza.

Elecciones
El lío de la trayectoria de Sánchez

Decimotercera entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

Últimas

Ecofeminismo
Feministas por el clima

Sabemos que el próximo 27 de septiembre, día de la Huelga Climática Mundial, queremos marchar juntas y con todas las que quieran en un bloque propio, teñido de verde y violeta, para denunciar que “el planeta no es vuestro y nuestros cuerpos tampoco”. Nace Feministas por el Clima.

Crisis climática
Mapa: comienza la Huelga Mundial por el Clima con más de 1.600 convocatorias

El movimiento global por el clima organiza una semana de lucha entre el 20 y el 27 de septiembre que en España se vivirá especialmente el día 27, día en que está convocada una huelga para exigir a gobiernos e instituciones que se pongan manos a la obra y declaren la emergencia climática.