Diagonal se despide: el último salto de una larga serie

Éste no es el primer salto de la historia de este medio. Diagonal salta porque siempre lo ha hecho.


publicado
2017-07-26 18:29:00

Diagonal salta. Cabría decir que afronta nuevos retos en un mundo cambiante. Pero estaría­mos entonces ante un salto al vacío, tan vacío como las frases que acompañan la retórica del emprendimiento y la superación. Diagonal salta porque siempre lo ha hecho.

El modelo se ha quedado pequeño. Necesita crecer, ensancharse, incorporar nuevas gentes, acertar o equivocarse de otro modo. Necesita lograr más incidencia, contar otras historias con otros formatos, elaborar nuevas formas de participación. Necesita seguir ensayando fórmulas para proponer un periodismo distinto, ajeno a las rutinas de las agendas institucionales, a los caminos transitados de la prensa convencional.

Diagonal salta porque cree que en estos 12 años ha sido capaz de tejer una red de lectores, colaboradores y complicidades que, de algún modo, le obligan a intentarlo. Diagonal es hoy en día una comunidad construida con un sustrato común de confianza. Una confianza fundamentada en el debate colectivo como método de trabajo y en la voluntad de mantener un enfoque crítico e independiente.

Una confianza que invita a no conformarse, a saltar para seguir inventando un proyecto libre. En el camino recorrido, son muchas las personas y colectivos que han acompañado a Diagonal. Reiterar el agradecimiento a quienes han hecho posible estos 12 años es una forma también de reiterar el compromiso de seguir una senda propia. Con dudas, hallazgos, malentendidos, intuiciones... con todos los ingredientes de una iniciativa que se va dibujando cada día gracias al esfuerzo de quienes creen que merece la pena apostar por un periodismo sin límites, sin ataduras.

El salto que emprende Diagonal quiere ser un movimiento plural. Sólo la participación conjunta de medios con una visión compartida del periodismo puede dar sentido a la construcción de un gran medio de comunicación financiado por la gente. Ese movimiento está en marcha. Ese movimiento viene de lejos. Las ganas de saltar forman parte de la lógica en la que se inscribe Diagonal. En la segunda mitad de los 80, un grupo de personas imaginó una forma a contracorriente de contar.

Aquel primer boletín Molotov, con diversas etapas, llegó a publicar 39 números. En 1994 saltó para fusionarse con la agencia de contrainformación UPA y constituir el colectivo UPA-Molotov. En 2000, un nuevo salto alumbró el nacimiento del periódico mensual Molotov, que publicó 43 números en formato tabloide. El último Molotov vio la luz en diciembre de 2003 y anunció un salto plural con el objetivo de trascender el ámbito militante. Allí nació el proceso que dio lugar a Diagonal. Doce años y 284 números después, Diagonal salta. Son 30 años de saltos. Diagonal salta porque siempre lo ha hecho. Las ganas de saltar son quizá la constante que define este proyecto. boton_hazte_socio-01

0 Comentarios

Destacadas

Cambio climático
Macron-Merkel: el eje del neoliberalismo ecologista

Ante el climato-escepticismo del gobierno estadounidense, Francia y Alemania pretenden erigirse en los nuevos referentes de la lucha contra el cambio climático. Una etiqueta que se contradice con los resultados modestos de sus políticas nacionales.

Ayuntamiento de Madrid
Cientos de personas le dicen a Montoro que Madrid no se toca

Una concentración frente al ministerio de Hacienda muestra su rechazo a la Ley Montoro y la intervención de las cuentas del Ayuntamiento de Madrid

Feminismos
“Hermana, yo sí te creo”: el movimiento feminista vuelve a tomar las calles de Madrid

Respuesta masiva y contundente del feminismo madrileño ante la actitud de la justicia y los medios de comunicación en el caso de la violación por parte de cinco hombres de una mujer durante Sanfermines. Miles de personas se han dado cita en el Ministerio de Justicia para apoyar a la víctima y denunciar un sistema que ampara a los violadores.

Bankia
Rodrigo Rato y Deloitte se sentarán en la Audiencia Nacional por la salida de Bankia a Bolsa

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu abre juicio oral contra Rodrigo Rato y otras 34 personas físicas y jurídicas implicadas en la salida a bolsa de Bankia. Entre las entes jurídicas se encuentra la empresa auditora Deloitte S.L

COP 23
España, fuera de la alianza contra el carbón
Una veintena de países se compromete a dejar usar carbón para generar electricidad antes de 2030. Las principales economías y contaminantes se quedan fuera del acuerdo. España no ha querido unirse y Rajoy sigue ausente de la Cumbre del Clima.

Últimas

Vivienda
Los inquilinos se organizan ante la crisis inmobiliaria

En el contexto de una creciente crisis inmobiliaria, están surgiendo nuevas asociaciones populares que organizan a los arrendatarios y retan a propietarios y gobiernos.

Soberanía alimentaria
La revolución que empieza en los pueblos

La economía cíclica, la democracia directa, la gestión colectiva de los bienes comunes... muchas de las herramientas de los nuevos movimientos sociales tienen su origen en el mundo rural.

Cine
Adrián Orr: “En Niñato he tratado la realidad de mi barrio, de mis amigos, de igual a igual”
'Niñato' nos acerca a la cotidianidad de un treintañero desempleado, que vive con sus padres y cuida a tres niños sin renunciar a crear canciones de hip hop.
Opinión
Una fábula del 15M
Cuando la joven abuela del 15M termina de contarme el cuento pienso para cuándo otra de estas, chavales.
Ecofeminismo
La resistencia de las mujeres ante la crisis climática

Las mujeres son las principales afectadas por el cambio climático, pero también las que más iniciativas ponen en marcha para adaptarse a sus consecuencias