Palestina
Trump desvelará “el acuerdo del siglo” para Israel y Palestina el día de la conmemoración de la Nakba

2019 avanza con un panorama desolador. Ni las elecciones israelíes ni el plan de paz de EEUU parecen suponer el fin de las violaciones de DDHH de Israel contra la población palestina.

Asentamiento ilegal de Pisgat Zeev en Jerusalén Este
Asentamiento ilegal de Pisgat Zeev en Jerusalén Este, cercano al bloque de Maale Adumim. Imagen: Elizabeth Mesero Elizabeth Masero Visiga
Paz con Dignidad- Palestina

publicado
2019-04-12 09:35

Ramallah, 11 de abril de 2019. El día 9 de abril, como todas las elecciones en Israel, fue también un día para hacer seguimiento por parte de la población palestina, tanto la que vive en Israel como la del Territorio Ocupado. La educación, cesta de la compra, la sanidad, el agua que comprar, los negocios que realizar dependen mucho de lo que el Gobierno o el Parlamento israelí decidan. Con el 98% de los votos escrutados y una participación del 67% de la población con derecho a voto (excluidos las palestinas y palestinos residentes en Jerusalén), es prácticamente seguro que Likud, el partido de Netanhayu gobernará con el apoyo, eso sí, de partidos de ultraderecha. El resultado no ha sorprendido a nadie, las opciones eran elegir entre lo malo y lo peor.

La población israelí ha elegido lo peor, que es lo que preocupa: un giro a la extrema derecha que, en lo que concierne a la población palestina, supone aún más medidas represoras por parte de Israel.

También destacan las organizaciones de DDHH palestinas la alta abstención por parte de la población palestina en Israel, que ha llegado hasta el 20%, mayor que en otras ocasiones. Signo de la no integración en el sistema social israelí, la frustración por la situación con respecto a las opciones de izquierda israelíes o la lista árabe conjunta (que pasará de tener 13 asientos en el parlamento en la última legislatura a 4 en la próxima), la frustración con la situación en Oriente Medio en general y también como consecuencia de la campaña de boicot a las elecciones israelíes partiendo de considerar a Israel como un estado colonial y de apartheid donde la población palestina no quiere participar.

Pero este 2019, tras 71 años de ocupación israelí, de nuevo el 15 de mayo está marcado en el calendario por otra razón más allá de la de conmemorar la Nakba, desastre en árabe, cuando miles de familias palestinas fueron expulsadas de sus lugares de origen por las fuerzas militares sionistas y se proclamó la creación del Estado de Israel. Con elegida puesta en escena, la administración Trump ha avanzado desde la toma de posesión del Presidente de Estados Unidos, en medidas de apoyo “ciego” como lo califica la Organización para la Liberación de Palestina, a Israel, sus ojos en Oriente Medio. El 15 de mayo de 2018, EEUU movió la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, un hecho con el que reconocía a la ciudad como capital de Israel, contraviniendo el estatus internacional de la misma.

El 15 de mayo de 2019, EE UU anunciará el llamado “acuerdo del siglo” que, vendría, según Trump, a “salvar” a Oriente Medio de todos sus problemas

y con un futuro Presidente, Netanyahu que supone según Trump, "una oportunidad para la paz". ¿Hasta qué punto el “acuerdo del siglo” no se está implementando ya? Es lo que opinan organizaciones de la sociedad civil palestina que no esperan nada novedoso ni mejor de las políticas de colonización y apartheid que Israel está implementando. Y mucho menos ahora que la sociedad israelí parece haberle dicho a sus políticos y al propio EE UU: adelante con “El Plan” tras 70 años de políticas de hechos consumados hoy refrendadas sin veto ni observación alguna por parte de EEUU: anexión de Jerusalén Este de manera unilateral por Israel contestada por el reconocimiento oficial de EE UU de la soberanía de Israel sobre esta parte de la ciudad también; la población refugiada en la diáspora no debe estar en la mesa negociaciones del proceso de paz contestada con los recortes a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA); y la ocupación de los Altos del Golán sirios contestada por un reconocimiento también a la soberanía del estado, oficialmente declarado judío, sobre estos territorios. Los planes de EE UU sobre la cuestión palestina son claros según las organizaciones con las que trabaja Paz con Dignidad: se quiere acabar con la cuestión palestina, dándole a Israel el máximo de tierra con el mínimo de gente palestina reduciendo su presencia a Gaza y a las principales ciudades como Ramallah, Belén o Nablus pero sin discutir la cuestión de la población refugiada o Jerusalén frente a lo que defiende una mayoría palestina, siguiendo las resoluciones de Naciones Unidas sobre estos temas.

No sabemos si este “acuerdo del siglo” incumbirá sólo a Palestina o a toda la región de Oriente Medio donde también la estrategia de EE UU es clara desde hace años, si bien ahora Trump la ha verbalizado de una manera totalmente abierta frente a la ausencia de declaraciones públicas en favor de Israel en años pasados. La principal premisa es la de defender los intereses propios que son también los de Israel. Así, la estrategia del dividir y separar que está aplicando en Irak desde que fuese invadida, en Siria o Yemen. Además, junto con Siria, Irán y Líbano (con Hezbolá) lideran una fuerte oposición a las políticas estadounidenses, cuya último “regalo” tal y como lo ha calificado la prensa local, a Israel ha sido la declaración de la Guardia Revolucionaria iraní como grupo terrorista. Se trata de un cuerpo creado en 1979 que hoy es una importante fuerza militar, política y económica de Irán, clave para la estabilidad de la región en tanto que apoyo con dinero, armas, tecnología, formación y asesoramiento a gobiernos aliados. Irán ya ha anunciado medidas recíprocas con respecto al cuerpo militar estadounidense.

Ante este panorama, no es fácil encontrar bastante pesadumbre entre la sociedad civil palestina, así como entre profesionales del sector de la cooperación internacional. Predicen una continuación con los planes de anexión de mayor territorio en Cisjordania por parte de Israel. La política de hechos sobre el terreno volverá a aplicarse, en este caso quizás de manera gradual a territorios de área C1 o en zonas donde ya existen grandes asentamientos israelíes ilegales como Maale Adumin y Gust Etzion cerca de Jerusalén. Unas anexiones que se realizarían sin grandes anuncios como el que protagonizó Netanyahu en campaña electoral, sino con un bajo perfil para no suscitar las protestas y condenas de la comunidad internacional.Y entonces, ¿qué hará EEUU? ¿Reconocerá la soberanía de Israel sobre estos territorios como ha hecho con los Altos del Golán? ¿Es esto lo que entiende Trump por traer paz a la zona?Desde Palestina, están convencidas de que este apoyo a Israel y sus políticas y movimientos está blindado. Pero también que la población palestina resistirá y se opondrá a cualquier intento de traer la paz a la zona a través de planes que violentan las cuestiones más básicas de la lucha por su autodeterminación y gobierno. Una paz por la fuerza, no puede considerarse paz.

Una paz que no respeta la legislación internacional como el Derecho Internacional Humanitario, el de los Derechos Humanos, la Convención de los Derechos de la Infancia, no puede considerarse paz

Y es ahí donde los gobiernos europeos, también el del Estado Español, deben comenzar a mostrar firmeza en su responsabilidad para que Israel al menos, cumpla la legalidad. La respuesta fuera de estos términos no puede calificarse de menos que de dejación de funciones y dar la espalda a la justicia y reparación de un pueblo castigado ya durante 70 años consecutivos.

1Los Acuerdos de Oslo dividieron el territorio palestino ocupado en tres zonas con soberanías, en teoría diferentes: A bajo control militar y civil palestino; B, bajo control militar israelí y civil palestino y zona C, bajo control total por parte de Israel.

Sobre este blog
El Blog de Pueblos - Es una apuesta por la solidaridad que ofrece una mirada crítica sobre las diferentes realidades sociales, políticas, económicas y culturales del mundo.Queremos visibilizar la diversidad de colectivos y movimientos sociales del Estado Español y de otras partes del mundo, así como sus luchas, sobre todo en aquellos lugares y momentos históricos donde la voz y la palabra son negadas. Este Blog, impulsado por la asociación Paz con Dignidad, es un instrumento de comunicación para fortalecer e impulsar nexos entre organizaciones del Norte y del Sur que trabajan en procesos de transformación social.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Palestina
La máscara de la injusticia israelí
Israel comete graves violaciones de la Convención de los Derechos de la Infancia en el trato a los menores palestinos detenidos en territorio ocupado
Ocupación israelí
Israel continúa su expansión alentado por la administración Trump

La anexión del Valle del Jordán y la creación de dos nuevos asentamientos en Hebrón y Jerusalén este son los próximos pasos en la agenda expansionista israelí, cuyo gobierno ha encontrado en el apoyo explícito de Estados Unidos una oportunidad para escalar sus políticas de ocupación.

Palestina
Rafeef Ziadah: "La Palestina que conozco no negocia el tamaño de su prisión"
El Ateneo Republicano de Vallecas estuvo se llenó para escuchar a la poeta palestina Rafif Ziadah, que utiliza la poesía como identidad y resistencia.
7 Comentarios
Marcos 17:30 5/6/2019

Justo cuando Israel cumple 70 aniversario como nación el libro de Daniel abla de 70 cemana

Responder
0
0
#33819 20:17 3/5/2019

TODO ESTA PARA MIRAR A SIMPLE VISTA...

Responder
0
0
#33818 20:12 3/5/2019

Puede ser un blog pero es la verdad ... Mira los periodicos o canales de noticias ... Mira you tube...

Responder
0
0
Fede 10:18 14/4/2019

Creí que leía un artículo de un periódico serio, pero me di cuenta que sólo es un blog de OPINIÓN

Responder
0
2
#32918 17:53 12/4/2019

Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina. 1 Tesalonicenses 5:3

Responder
6
1
WASHINGTON 16:07 15/4/2019

asi es, ya se esta configurando el panorama para el cumplimiento de esa profecia final

Responder
3
0
#32917 17:53 12/4/2019

Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina. 1 Tesalonicenses 5:3

Responder
2
0
Sobre este blog
El Blog de Pueblos - Es una apuesta por la solidaridad que ofrece una mirada crítica sobre las diferentes realidades sociales, políticas, económicas y culturales del mundo.Queremos visibilizar la diversidad de colectivos y movimientos sociales del Estado Español y de otras partes del mundo, así como sus luchas, sobre todo en aquellos lugares y momentos históricos donde la voz y la palabra son negadas. Este Blog, impulsado por la asociación Paz con Dignidad, es un instrumento de comunicación para fortalecer e impulsar nexos entre organizaciones del Norte y del Sur que trabajan en procesos de transformación social.
Ver todas las entradas

Destacadas

Laboral
Un año sin minería de carbón en Asturias

El reparto y la escasa cuantía de los fondos de la UE para financiar la llamada Transición Energética Justa avivan el malestar de unos valles mineros que, un año después del cierre de las últimas minas de carbón, siguen sin contar con propuestas de futuro claras ni viables.

Asturias
Mieres: oasis cultural para un desierto industrial

¿Puede funcionar la cultura como una herramienta para combatir el desaliento provocado por la crisis económica y demográfica? Bajo el lema Make Mieres Great Again, la localidad minera, que en los años 60 llegó a tener 70.000 habitantes y hoy no alcanza los 40.000, ha recuperado autoestima y visibilidad perdida, convirtiéndose en un referencia de la cultura alternativa de la Asturies actual.

Brasil
Brumadinho: del luto a la lucha

Durante cinco días, 350 personas afectadas por represas marcharon por Minas Gerais exigiendo justicia para las víctimas del mayor crimen ambiental de Brasil. El derrame de lodo tóxico ocurrido hace un año amenaza con extender la contaminación por metales pesados a toda la región.

Editorial
Política contra los zascas

El acuerdo de coalición alcanzado en enero necesita de buenas noticias para que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos no sucumba ante el hostigamiento que han planteado las élites.

Historia
Éric Vuillard: “Las ideas de la Revolución Francesa aún tienen un largo recorrido por delante”

El pueblo contra las élites. Quizás una realidad más compleja cuando uno se adentra en las interioridades de la historia. Así lo reflejan los libros de Vuillard, galardonado en 2017 con el Goncourt, el mayor premio de las letras francesas, por El orden del día.

Capitalismo
Seis intuiciones recientes sobre economía digital del conocimiento y lo común

Se diría que, en la economía digital, el factor crítico y lo verdaderamente nuevo no es la idea, sino la existencia de un capital financiero masivo carente de alternativas más rentables.

Últimas

Vivienda
Victoria contra el “banco malo”: recuperado un bloque de la Sareb para cuatro familias

La Plataforma d'Afectades per l'Habitatge i el Capitalisme (PAHC) del Baix Montseny hace pública la ocupación del Bloc Caliu, propiedad de la Sareb, y anuncia que exigirá hogares sociales para las cuatro familias que viven en él. 

Medio ambiente
Turismo de cruceros: buenas noticias para FITUR, malas para el medio ambiente

Organizaciones ecologistas aprovechan la celebración del macroevento del turismo en Madrid —FITUR 2020— para recordar lo que esconden las buenas cifras del desarrollo de la industria de cruceros: sus impactos socioambientales. España lidera la lista de países más contaminados por este tipo de transporte. 

Asturias
Asturies se salvó luchando (y se perdió planificando)

En ausencia de un movimiento regionalista o nacionalista digno de tal nombre, el movimiento obrero se convirtió, en los años 80 y 90, en la gran herramienta colectiva en defensa de los intereses generales de la comunidad.

Humor
Troll a sueldo mínimo

Trigésimo tercera entrega de las viñetas de Mauro Entrialgo para El Salto.

Tecnología 5G
Organizaciones médicas, ecologistas y científicas reclaman paralizar la instalación del 5G

Una resolución del Defensor del Pueblo reconoce que la implantación de la tecnología 5G en España no ha sido objeto de evaluación ambiental previa. Tampoco se ha hecho en el caso del Plan 5G ni de los proyectos piloto derivados del mismo, en los que se va a utilizar una banda de frecuencias para las que aún no se han fijado los límites de exposición seguros.