Represión
Piden un año y siete meses de cárcel contra un activista por intentar parar un desahucio

El lunes 11 de junio, el activista por el derecho a la vivienda Jorge Aranda será juzgado por haber tratado, junto a decenas de personas, de parar un desahucio en Vallecas. Lo acusan de atentado contra la autoridad, resistencia y desobediencia.

Jorge Aranda desahucios
Momento de la detención de Jorge Aranda. Foto: @PAH_Parla

publicado
2018-06-09 07:05:00

Un año y siete meses por tratar de parar un desahucio. Es la pena de prisión que la Fiscalía pide contra Jorge Aranda, un conocido activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, de la Asamblea de Carabanchel (Madrid) y de la Marea Blanca sanitaria, al que acusan de haber agredido a un policía antidisturbios el 12 de mayo de 2017, cuando intentaba paralizar el desahucio de una familia con dos menores a su cargo en el distrito de Vallecas. El juicio se celebrará el próximo 11 de junio.

Según relata Aranda, durante el stopdesahucios todo fue tranquilo hasta la llegada de la comisión judicial, cuando, durante una discusión verbal entre un policía y otro activista que se encontraba a su lado, “en un determinado momento el policía salió del perímetro y lo agarró, y también me detuvieron a mí”. “La detención fue bastante violenta, a Fernando [el otro activista detenido] lo golpearon”, indica Aranda. Aunque ambos fueron liberados horas más tarde, la mañana de aquel día finalizó también con la ejecución del desahucio de la familia a la que habían ido a apoyar, que ocupaba una vivienda de Bankia y que no disponía de alternativa habitacional.

Un año después, y a pesar de que el caso contra el otro activista fue sobreseído, las acusaciones de atentado contra la autoridad, resistencia y desobediencia que pesan contra Aranda siguen adelante. Para él está claro que con estos procesos “intentan reprimir a la gente que trata de visibilizar que hay desahucios, que hay familias a las que se niega un derecho fundamental, incluso cuando se trata de bancos rescatados, como en este caso”.

“El objetivo es que haya desmovilización y que se invisibilice los desahucios”, añade Aranda, que también hace referencia a la represión de la Ley Mordaza, que se está aplicando a muchos activistas. “Han metido mucho miedo a la gente, han llovido multas, ponen el énfasis en las concentraciones no comunicadas, en la ocupación de sucursales bancarias, en castigar los métodos de desobediencia civil que usan el movimiento de vivienda y el 15M, y se está pudiendo desahuciar más y atacar a quien defiende los derechos humanos”, dice este activista.

No es la primera vez que Aranda es detenido por su activismo social. En 2013 fue acusado de agredir al consejero de Sanidad de Madrid, pero la grabación de una cámara demostró que las acusaciones eran un invento de la policía. En esta ocasión no hay cámaras, pero sí numerosos testigos que denuncian la falsedad de las acusaciones.

Para dar apoyo a Jorge Aranda, las redes se están movilizando estos días con el hashtag #JorgeAbsolución, y se ha convocado a una concentración en la mañana del juicio frente a los Juzgados de lo Penal de la calle Julián Camarillo, 11.

Relacionadas

Burorrepresión
Stop Represión denuncia censura del ayuntamiento

El colectivo señala la negativa del Ayuntamiento de Logroño para el uso de la plaza del Espolón como la última censura de despedida de la junta de gobierno saliente.

Represión
Condenan a un sindicalista de LAB a prisión por participar en un piquete

El sindicato denuncia una doble represión: la penal, con tres procedimientos pendientes en lo que se piden años de prisión para dos personas, y la administrativa, más de 50 multas por valor de 10.000 euros a través de la Ley Mordaza.

Memoria histórica
cartas...

Cartas desde prisión, o desde los campos de confinamiento unas, o cartas desde los abiertos y libres montes otras, todas trayendo y llevando buenas o malas nuevas, cartas para saber de nuestra gente o para informar o dar ánimos...cartas a fin de cuentas.

2 Comentarios
Iñaki 11:28 11/6/2018

¿A cuanto ascenderá las penas que piden los fiscales en las causas abiertas contra el PP? Si tenemos jueces de mierda, fuscales de mierda y políticos de mierda, no esperemos no tener un país de mierda. #JorgeAbsolucion.

Responder
1
0
#18409 15:52 9/6/2018

Cambiar la calle. Es Julián Camarillo, 11.

Responder
0
2

Destacadas

Tenerife
La historia del Puerto de Granadilla: 300 millones de despilfarro

El puerto de Granadilla es una de las infraestructuras investigadas en una de las piezas del caso Lezo por supuestas comisiones pagadas de forma ilegal por OHL. Su construcción, que costó 300 millones de euros, fue objeto de una década de protestas por parte de colectivos ecologistas que denunciaban su inutilidad.

Acuerdos de Paz de La Habana
“El presidente colombiano no tiene voluntad política de cumplir los Acuerdos de Paz”

Gladys Rojas, secretaria de la corporación Sembrar, y Pablo de Jesús Santiago, síndico de la Federación Agrominera del sur de Bolívar, denuncian el incumplimiento de los Acuerdos de Paz de La Habana.

Enfermedades
Duelo permanente: cuando hay que aprender a vivir con la ausencia del presente

Las víctimas por daño cerebral irreversible son muchas más de las que figuran en las estadísticas. Familiares y allegados pasan meses, años e incluso décadas al lado de sus seres queridos en estado vegetativo o de mínima consciencia sin poder cerrar su dolor.

Literatura
Ursula y Sylvia

Del final de Sylvia Plath ya conocemos cada detalle. De la gestión que de su obra hizo Ted Hughes, también. De lo injusto y doloroso de todo esto no terminaremos de quejarnos jamás. No hay restitución posible.


Últimas

Partidos políticos
Almeida y Colau, los apellidos del día de la investidura municipal

Hoy, 15 de junio, se forman los Ayuntamientos salidos de las urnas el pasado 26 de mayo. Hasta última hora se han mantenido las negociaciones en un buen puñado de ellos. El PSOE sale reforzado, el PP recupera Madrid y el “cambio” solo resiste en Barcelona, Cádiz y València.

Eventos
Así fue la jornada Mujeres escritoras contra el fascismo

El 15 de junio El Salto organizó en el centro social La Ingobernable en Madrid una jornada llena de mujeres que combaten el fascismo cada día mediante la palabra. Compartimos debates y saberes, comimos juntas y terminamos bailando.