Poesía
La poesía crítica inunda el Valle del Jerte

Del 4 al 11 de noviembre se ha celebrado el encuentro poético Voces del Extremo, en su tercera edición en el Valle del Jerte. Con un cartel casi paritario, las y los poetas, provenientes de distintos puntos de la península, han alzado su voz por la ecología, el feminismo y una sociedad más justa.

Poesía Ext
Performance de poesía y música en "Voces del Extremo", el encuentro poético del Valle del Jerte.

publicado
2018-11-16 10:10

Naturaleza y cambio social van de la palabra. El otoño mágico recibe con lluvia y colores ocres a las casas de piedra, así como las gentes de los pueblos del Valle reciben una tormenta de versos críticos con los brazos abiertos y el calor de sus lumbres.

Parece intrusivo circular con el coche por la carretera de Navaconcejo a El Torno. Las ramas de los castaños se asoman a la calzada y casi no se aprecian los surcos del asfalto en el paisaje. Aún así, todo invita a caminar en silencio, apreciando, (des)consumiendo el aire. Naturaleza y cambio social van de la mano, van de raíces.

Naturaleza y cambio social van de la mano, van de raíces

"Hay muchas cosas que tienen que arraigarse aquí. La cultura crítica tiene que estar arraigada en un tejido social que proponga sostenibilidad. (...) Los imaginarios rurales deben construirse más desde el mundo rural y no estar importados del mundo urbano, de economías más centrales.", reflexiona Ángel Calle, poeta y organizador del encuentro.

En respuesta al dónde: Esto tiene sentido aquí

Pero el entorno no es el único móvil. También es importante el "quién" en el porqué del Valle del Jerte. La colaboración es heterogénea en forma, edad, artes y oficios. El poema es lo más compartido entre los participantes de Voces del Extremo, el poema íntimo, el apelativo, el crudo y crítico, el irónico, el que observa un fragmento de la idiosincrasia natural y la idolatra o llora su pérdida o su rotura. Y los poetas vienen de Andalucía, de Madrid, de Valencia, de Galicia o son de la tierra.

Poesía Ext2
Jorge Riechmann en "Voces del Extremo".

No obstante, no es solo escuchar una retahíla de versos. También se ha trabajado con asociaciones de mujeres y sus cantos populares, performance y creación experimental, teatro y jóvenes en los institutos, Tierra Sana y agricultura sostenible, danza y música. Y no solo se ha leído sino que se ha puesto en común, en conversación de "poeta que no es de aquí" a "persona que ha vivido todos sus años en el pueblo", la crítica al maltrato del medioambiente, al maltrato del trabajador, al de la mujer y al de los animales, entre otras protestas, y durante seis días y en seis municipios, este debate abierto ha generado una retroalimentación de enseñanzas.

Las poetas y sus voces: Medioambiente y acción

Voces del Extremo tiene historia y diferentes tierras. Empezó en 1999 en Moguer, cuna de Juan Ramón Jiménez, así como del anfitrión del encuentro actual, Antonio Orihuela. Y dice David Trashumante, presentador y poeta, host del micro abierto, entre orujo y carcajada, que ahora una ardilla puede recorrer todos los Voces del Extremo de punta a punta del país sin tocar el suelo. La Eco-poesía del Valle del Jerte ha vivido este año su tercera edición, con premios nacionales como Juan Carlos Mestre y escritoras con gran trayectoria como Inma Luna o Ana Pérez Cañamares.

La Eco-poesía del Valle del Jerte ha vivido este año su tercera edición, con premios nacionales como Juan Carlos Mestre y escritoras con gran trayectoria como Inma Luna o Ana Pérez Cañamares

Ella ve así sus palabras: "Mi poesía se mueve entre dos fuerzas: el amor a la vida y la rabia por las veces que esta es agredida". La niebla se aposenta en la carretera de forma fantasmagórica y el río corre atropellándose, rebosando de agua. Estamos en Casas del Castañar. Ana Pérez Cañamares, filóloga, escritora y poeta, viene de Madrid para empaparse del agua del Jerte. Desprende presencia y al mismo tiempo humildad, fuerza con autocrítica. Conversamos sobre la acción y su compatibilidad con la palabra. ¿Es suficiente escribir desde el confortable salón de tu casa? ¿Tienen, los poetas de la conciencia, la conciencia tranquila?

"La acción y la reflexión que aporta la poesía es complementaria. Alguien que madruga para ir a parar un desahucio, su labor es bastante más importante que la mía. Yo tiendo a sentirme culpable porque no tengo un equilibrio, soy más de introversión, de análisis. Me parece que una cosa sin la otra se queda coja. No obstante, con la respuesta que he tenido en algunos recitales, la gente que actúa me da las gracias, gracias porque esto quede registrado en papel por alguien que lo apoya, lo siente y lo defiende como propio."

La intensidad de estos días, dice Ana Pérez Cañamares, el posible cansancio, se suple con la energía que se recibe de la mezcla en los auditorios. La comparación con la urbe es ineludible, el entorno rural es evocador. "Hemos tenido personas mayores, chavales, críos, eso no se vive en muchos sitios. En los recitales de las grandes ciudades el público es mucho más homogéneo y muchas veces pecamos de esta endogamia de ser poetas que recitan para poetas y aquí, tener la posibilidad de abrirlo y tener gente tan variada, atenta y generosa, es un privilegio."

Una performance de poesía, canto, flauta y tambor artesano de piel, entre castañas, hojas secas y granadas, revoluciona la Casa de la Cultura.

Las poetas y sus voces: Feminismo y cante

"La poesía tiene capacidad de cambio, de que otras cosas sean posibles." Isabel Martín es una joven poeta y escritora onubense, de Punta del Moral. Escribe "de lo que más le duele", haciendo así una cura personal y un activismo colectivo al mismo tiempo, y como es una mujer, "pues empezamos por ahí".

Isabel Martín experimenta con el género, llevando el acoso al poema, haciendo sentir al interlocutor víctima en esta violencia, incomodándolo

Contábamos juntas cuántas mujeres había en el cartel. "Si no hay una visibilización adrede de una cuestión de género, para mí siempre se queda corto. No es algo que se deba dar por supuesto, porque tenemos que compensar una discriminación de años, de siglos, de toda la etern... ¡de siempre!"

¿Cómo representar este dolor en la poesía? Isabel Martín experimenta con el género, llevando el acoso al poema, haciendo sentir al interlocutor víctima en esta violencia, incomodándolo, siendo invasivo, haciéndole ponerse en el lugar de la que recibe un "chss, chss, eh guapa", cerrando el poema con energía de rabia.

Poesía Ext3
Isabel Martín recita uno de sus poemas en el encuentro poético del Valle del Jerte.

Isabel Martín también siente pertenencia a un entorno rural, a la conexión con las generaciones de mujeres que la preceden. Escribe, entonces, palabras para traer y compartir el sufrimiento de las mismas. "Esos suspiros de las abuelas, esto que escribo de A voces calladas por el bien de la familia. La figura de las abuelas y las madres como las que han sufrido la invisibilización de todos esos cuidados y las que se han tragado todas esas violencias normalizadas. Esos poemas, a mí me duelen cada vez que los leo."

El dolor también se reinventa y hoy, donde poesía y cambio social conectan, surgen nuevas formas de expresar y de afrontar el (des)amor de la mujer. Se trata incluso de una posición política, dice Isabel Martín: "nos quieren tristes y solas llorando por ellos en casa, y nos van a tener alegres y combativas". Los poemas de desamor de esta escritora son, precisamente, los más alegres, los que van además acompañados de fragmentos de cante flamenco, de retintín y energía positiva, "porque, aunque es menos mainstream porque el salseo romántico y, digamos, ñoño, vende más; a mí no me interesa", dice con seguridad. Ella es una mujer que toma la responsabilidad de que el dolor que tiene por su desamor es cultural, y lo enfrenta de otra manera.

Este año se han reunido más de 50 artistas y, a lo largo del festival, se ha llegado a alrededor de 500 personas

Así como sus versos se enfrentan con lo establecido. Según la experiencia de Isabel Martín, no es fácil escribir poesía feminista, "tiene un precio", como tiene un precio ser mujer en el patriarcado. "Para mí, es doloroso poner voz a la violencia que recibe la mujer, es un proceso duro. Yo encuentro gente que se me levanta de los recitales, hombres, pero, mientras nos sigan matando, y mientras sigan naciendo niñas, que seguirán naciendo, tenemos que seguir escribiendo". No es que no haya mujeres poetas, o haya menos, sino que están silenciadas por la historia. "Y yo estoy aquí también para que las niñas sepan que entre otra de las cosas que pueden ser, es ser poetas", concluye Isabel Martín.

"Voces del Extremo en el Valle del Jerte no solo tiene que seguir, sino que va a seguir", afirma Ángel Calle. "Las personas que nos damos cita cada año sabemos que es un encuentro que disfrutamos y que ofrecemos a la gente de estos pueblos donde tenemos muchísima acogida." Este año se han reunido más de 50 artistas y, a lo largo del festival, se ha llegado a alrededor de 500 personas con la cultura crítica.

Dice Isabel Martín que "si no podemos imaginar que otra cosa es posible, no podemos ir hacia ello, si no imaginamos que otras formas de amor son posibles, si no pensamos que otras maneras de consumo o desarrollo económico son posibles, no podemos deconstruir para volver a construirlas." Es cierto que el lenguaje poético puede encriptar el mensaje, pero también hay poetas como ella, como Eladio Orta, como Jorge Riechmann, que escriben meridianamente claro, porque lo que hay que decir es tan necesario que "no tiene que quedar ninguna duda de lo que queremos, y lo que queremos es vivir una vida digna en todas las capas."


Relacionadas

Poesía
Romance épico a las víctimas de la Escuadra negra de Montijo

Y bailando seguirían, llevándose por delante las centurias falangistas, y aquel fascismo triunfante, a más de cien montijanos, a cercanos cementerios en sacas y paseíllos: Llegó el terror y su imperio!

Guerra civil
Federico García Lorca, rojo y maricón
En un ejercicio de revisionismo histórico consciente, algunos especialistas lorquianos se empeñan en desligar la implicación política y la orientación sexual del poeta, de las causas de su asesinato
Ecofeminismo
Voces: un poema de Ángeles Mora

Ángeles Mora, una voz poética esencial de la poesía en español, nos regala este poema sobre sororidad, sobre sentirse parte de una historia, de una corriente. Esta mujer sabia, que transmite la enormidad de las cosas pequeñas, de la experiencia diaria, es capaz de fijar su mirada y su verso certero en los arañazos del patriarcado y también en la belleza de cada instante. Un yo poético valiente, sólido, que nos susurra desde poemarios irresistibles. Os recomendamos especialmente su antología La sal sobre la nieve, de la editorial Renacimiento o Ficciones para una autobiografía, de Barleby Editores, que le valió el Premio Nacional de Poesía en 2016. 

3 Comentarios
#26472 7:48 22/11/2018

Fue una experiencia de descubrimiento e impulso en medio del Valle.

Responder
0
0
#26211 15:54 16/11/2018

Cuantos poetas en nuestra tierra de una gran calidad tanto humana como artística que no se conocen, fundamental apoyar a estas personas

Responder
6
0
#26179 11:31 16/11/2018

Muy interesante este encuentro que acabo de descubrir gracia a El Salto. Fundamental implementar la cultura crítica en nuestra tierra, tan dependiente de las ayudas y subvenciones institucionales

Responder
8
1

Destacadas

Altsasu
La Fiscalía pide al Supremo que rechace los recursos de los jóvenes de Altsasu

El Tribunal Supremo ha escuchado hoy a los abogados de las defensas de los ocho jóvenes condenados a entre dos y 13 años de cárcel por la pelea de bar con dos guardias civiles en Altsasu. Los abogados de la defensa señalan irregularidades que van desde que las relaciones de la juez, Concepción Espejel, con la Guardia Civil, a la denegación sistemática de testigos presenciales.

Elecciones
Se están riendo de nosotras

Digámoslo claro: nos sentimos humilladas, se están riendo de nosotras. Pero partamos de ahí para hacer algo al respecto, no para atrincherarnos en un búnker de cinismo o hartazgo.

Especulación urbanística
Madrid vs Blackstone: cientos de familias afectadas lanzan una campaña contra el gigante inmobiliario

Incrementos del alquiler de hasta el 100% y situaciones de acoso llevan a los habitantes de cinco bloques de viviendas de Madrid a denunciar públicamente al casero más poderoso de España: el fondo buitre Fidere-Blackstone.

Grecia
Cómo han vencido al fascismo en Grecia

Amanecer Dorado, partido de extrema derecha griego, está vendiendo sus sedes y ni siquiera su web está ya en funcionamiento. 

Crisis climática
España ya está oficialmente en “estado de emergencia climática”

El Congreso aprueba la declaración de estado de emergencia climática. El movimiento por el clima, que venía reclamando la medida, se muestra escéptico y reclama que la iniciativa no se quede en una mera declaración institucional, sino que suponga un giro drástico en las política energética, industrial y de transporte para una disminución real y radical de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Últimas