Pista de aterrizaje
Julia Santos: “El 8M hay que desbordar el concepto de huelga”

Julia Santos es activista feminista y forma parte de la comisión estudiantil de la Huelga Feminista.

Julia Santos
Julia Santos es activista feminista y forma parte de la comisión estudiantil de la Huelga Feminista. David F. Sabadell

publicado
2018-03-06 06:27:00

Julia Santos, estudiante de Sociología y Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense, es activista feminista y forma parte de la comisión estudiantil de la Huelga Feminista. Hablamos media hora y dice muchas veces dos palabras importantes: proceso y desborde. Un desborde que el movimiento feminista vio en la convocatoria ante el Ministerio de Justicia para denunciar la justicia patriarcal, y también, dice Julia, el 8 de marzo de 2017, cuando se convocó con poca antelación un paro feminista que vació algunas facultades.

En unas pocas líneas, porque en la contra hay poco sitio, ¿qué es una huelga feminista?
Creo que se trata de desbordar el concepto de huelga prototípico, y creo que, si hay alguna palabra para describir qué está pasando en el feminismo, es “desborde”.

¿Por qué se produce ahora ese desborde?
Porque ha llegado un punto en el que nos hemos hartado, hemos dicho “basta, no podemos más”. Pero no ocurre de un día para otro, el desborde es un proceso.

¿Es posible hacer una huelga feminista?
No debemos plantearnos las cosas en esos términos. Si estás pensando que no se va a poder sacar adelante una huelga feminista, pues no lo hagas, no vengas. Una de las cosas más trabajadas en las asambleas es la huelga como proceso. No es una huelga prototípica en la que hay que ver cuántos centros de trabajo se cierran o cuánto cae el PIB. No. Vamos a plantearnos esto como un proceso. Para mí, llegar a Zaragoza [donde se ha celebrado un encuentro estatal para preparar la huelga feminista los días 13 y 14 de enero] y encontrarme con 430 mujeres ya es ganar.

“Si medimos el termómetro de la movilización social teniendo en cuenta el feminismo, el termómetro está muy alto”

La huelga se plantea en cuatro ejes: consumo, cuidados, laboral y estudiantil. ¿Es este último el más fácil?
Es la parte que faltaba. Y no es la más fácil, porque nos vemos muy afectadas por paternalismos. Sentimos la necesidad de decir que estamos aquí y que tenemos fuerza para convocar una huelga en los centros educativos porque nos sobran motivos.

¿Cuáles son esos motivos?
Todas coincidimos en que para nada los espacios educativos son espacios en los que crezcamos en igualdad, sino todo lo contrario. Siguen siendo y nos siguen enseñando valores patriarcales y capitalistas. ¿Cuánto tiempo pasamos en el colegio, en el instituto, en la universidad? Es una cantidad de tiempo enorme y es el principal espacio donde yo he construido lo que soy. Hay que cambiar el sistema educativo, y eso no solo pasa por las estudiantes. Por eso esta comisión no plantea una huelga estudiantil sino educativa. Queremos demostrar que, si las mujeres no vamos a clase, aunque vayan los hombres, no funciona el sistema educativo.

La huelga la convocan las mujeres pero se pide apoyo a los sindicatos, y CGT ya ha convocado. ¿Cuál es el papel de los sindicatos en una huelga feminista?
Creo que son necesarios, o más bien que nosotras somos una oportunidad muy grande para ellos. Hace poco me decía un amigo que no hay movilización social: yo digo que sí la hay. Si medimos el termómetro de la movilización social teniendo en cuenta el feminismo, el termómetro está muy alto. Por eso estamos encantadas de que quieran sumarse a este proceso.

La huelga feminista, ¿convoca a todas las mujeres, en su diversidad?
Creo que la huelga no “convoca a”, sino que nos estamos convocando nosotras. Y eso es un proceso inverso al de una huelga convencional. Nosotras somos diversas, intergeneracionales, interseccionales, y nos convocamos.

¿Cómo llegas al movimiento feminista?
Llego porque de repente, con el feminismo encuentras una pieza que te falta en el puzle. El feminismo, a nivel individual, te hace completar un puzle que te faltaba: esas cosas que te habían chirriado, de repente, con el feminismo, encajan y ves que el feminismo es necesario. Yo me di cuenta, por ejemplo, cuando conocí lo que era un espacio no mixto. Cuando has estado en una asamblea mixta y has conseguido decir cuatro cosas, y luego llegas a una no mixta y empiezas a decir, a decir, a decir... Y obviamente es también muy necesario que no se quede solo en espacios no mixtos, sino que se transversalice.

Que la huelga sea no mixta, ¿es un consenso?
En la comisión estudiantil, totalmente.

Después del 8 de marzo, ¿qué?
Seguir. Y pensar que la huelga es un proceso. Hay que seguir con esa red que estamos tejiendo con conocimientos colectivos, porque con esa red es como vamos a demostrar que, sin nosotras, no se mueve el mundo.

Relacionadas

Pista de aterrizaje
Josune Muñoz: “La crítica masculina intenta acomplejar a las mujeres”

Josune Muñoz (Bilbao, 1967) es conductora de talleres de literatura para mujeres en Skolastica. Un espacio de referencia para lectoras.

Pista de aterrizaje
Sara Ibáñez: “Empecé a dudar de Petronor cuando tuve dos abortos”

Ibáñez es una de las caras visibles de Meatzaldea Bizirik, la plataforma contra la planta de coque de la refinería Petronor de Muskiz (Bizkaia). Se unió al movimiento ecologista por ser vecina de la planta de esta refinería.

1 Comentario
Tris 20:54 6/3/2018

Aunque es una entrevista interesante, me parece que se producen una serie de generalizaciones que habría que matizar, sobre todo porque se dirige a la huelga estudiantil. Ella dice "ueremos demostrar que, si las mujeres no vamos a clase, aunque vayan los hombres, no funciona el sistema educativo."
Pero ¿Es esto verdad? Fracasa el sistema educativo en el sentido de que no esta educando a todo el mundo porque hay un grupo de personas que no va (en este caso las mujeres), pero el sistema educativo ha funcionado muchísimo tiempo sin contar con la figura de la mujer como alumna. Aunque los valores que se enseñan sean patriarcales y eso obviamente haya que cambiarlo, el sistema educativo sigue funcionando estemos o no. Es simplemente una reflexión.

Responder
0
0

Destacadas

Infancia
Ana María Bayo: “Servicios Sociales te dice que denuncies; lo que venga detrás ya te lo comes sola”
La tercera de las mujeres a las que se ha intentado relacionar con una presunta “trama” para secuestrar niños a través de la asociación Infancia Libre no ha sido acusada por sustracción de menores. Tampoco se ocultó con su hija ni pasó por la consulta de la pediatra de Granada.
Partidos políticos
A la portuguesa o a la turca
3

La táctica del presidente en funciones está definida ya. Su plan puede funcionar a corto plazo, pero eliminar la política de su programa de Gobierno acarrea importantes riesgos.

Libertad de expresión
Gritar “fuera fascistas de nuestros barrios” a miembros de Vox no es delito

Un juzgado de Madrid absuelve a 13 vecinos de Puente de Vallecas acusados de coacciones por echar de su barrio a miembros de Vox al grito de “fascistas”. La sentencia señala que la protesta vecinal fue legítima y una respuesta al ideario del partido de extrema derecha.

Alemania
Alemania: plan financiero de recortes

Berlín ha debatido hoy sobre los presupuestos de 2020 y el plan financiero hasta 2023, que incluye un frenazo en las inversiones que supondrá un hachazo en época de una publicitada bonanza laboral.

Refugiados
La nueva estrategia de rescate en el mar del Gobierno de Pedro Sánchez provoca más muertes en el Mediterráneo

Desde APDHA e Irídia advierten que la limitación de la actuación de Salvamento Marítimo ordenada en enero por el Gobierno de Pedro Sánchez fue la causante de la muerte, el pasado 18 de junio, de 22 personas en el Mar de Alborán.

Fiscalidad
Los países en los que se paga por ver la televisión

Este impuesto, un fijo mensual en algunos lugares y en función del número de aparatos en otros, sirve para financiar los medios de comunicación públicos de algunos países de Europa.

Últimas

Sanidad
Cuando una imagen vale más que 100.000 palabras

A la geriatría no la humillan los trabajadores, no señores míos, la humillan los grupos empresariales que sin tener ni idea de servicios sociales juntan en su cartera de negocios gasolineras, cadenas de supermercados, activos inmobiliarios y ahora la nueva moda, centros geriátricos.

Fronteras
“Si no hubiésemos estado ahogándonos en la frontera, hubiesen venido a salvarnos”

El colectivo Caminando Fronteras publica su informe Vida en la Necrofrontera, una denuncia contra las políticas fronterizas que recupera la memoria de más de un millar de personas muertas o desaparecidas en su intento de llegar al Estado español por la Frontera Sur.

Antiespecismo
La historia de River
2
River es un cerdo rescatado por personas voluntarias del Santuario El Hogar. Su cuerpo está marcado por una vida de explotación. Esta es su historia.
Extrema derecha
Abascal, aliado del Likud israelí y a su vez del presidenciable pinochetista, hijo de un oficial de Hitler

Santiago Abascal niega una y otra vez que él y su partido sean de ultraderecha. Defiende posiciones de ultraderecha día tras día, sus aliados internacionales son de ultraderecha, pero teme que un reconocimiento explícito de su ideología alerte a electores ingenuos y haga repensar ciertos apoyos.

Polución
Madrid Central: nuevo récord de aire limpio en los 22 primeros días de junio

Con los datos de junio, Madrid Central habría conseguido por tercer mes consecutivo reducir los niveles de dióxido de nitrógeno a mínimos históricos.

Polución
45 millones de personas respiraron aire contaminado en España en 2018

El informe La calidad del aire en el Estado español 2018 señala que, pese a que la inestabilidad atmosférica alivió la polución, el 97% de la población y el 92% del territorio estuvieron expuestos a niveles superiores a los recomendados por la OMS.