Pensiones
La Caixa contra las pensiones públicas: la niebla neoliberal sobre la vejez

Las jornadas sobre “la soledad en las personas mayores” organizadas por la Obra Social La Caixa en la Universidad de Cáceres, con marcados intereses privados, han atacado la legitimidad de las pensiones públicas y han apelado al miedo a la soledad como estrategia para promocionar los planes de pensiones privadas. Un mensaje ideológico antisocial que incluyó críticas a las políticas públicas de dependencia y a las de apoyo a las personas mayores. El director científico del “programa de mayores” de La Caixa, Javier Yanguas, cuestionó de forma burda las protestas por las pensiones públicas, tachando de egoístas a los pensionistas que salen a la calle a defenderlas.

Universidad de Extremadura
2 mar 2020 13:00

“Si le preguntáramos a alguien que estuvo en el fondo del mar cómo era aquello, nos dirá de todo menos húmedo”. Amelia Valcárcel, Feminismo en el mundo global.

Bajo el paraguas de la Universidad de Extremadura, se han celebrado en Cáceres los días 18 y 19 de febrero de 2020, unas jornadas “sobre la soledad en las personas mayores” organizadas por la (mal llamada y supuesta) Obra Social de La Caixa, pues sólo en el capitalismo la propaganda puede parecer solidaridad. Que se lo digan a la PAH o a la Plataforma en Defensa de la Pensiones Públicas.

¿Una institución pública educativa prestándose a blanquear la imagen de las entidades financieras?
¿Una institución pública educativa prestándose a blanquear la imagen de las entidades financieras? CaixaBank es la cuarta entidad que más se benefició del rescate bancario, aproximadamente 6,5 miles de millones de euros, por detrás de Bankia, BBVA y Abanca, y seguida por el Banco Sabadell.

Y ahora los bancos van a por el pastel de las pensiones públicas como quiera que sea. ¡Es el momento!, ¡hay que quemar las naves! Aunque sea dando cursitos sobre vejez y soledad. El mensaje subliminal es claro, no hay que ser muy avispado: Si en el futuro viviremos más y nos sentiremos más solos, oye, ahorra, hazte un plan privado porque con la pensión del Estado no te va a llegar. Y para esto sólo hace falta saber una verdad. Casi la única que se dijo en todo el curso: que los porcentajes de soledad en mayores son más o menos los mismos, año tras año, pese al mayor interés y difusión mediática del tema en la actualidad.

El mensaje subliminal es claro: “Si en el futuro viviremos más y nos sentiremos más solos, oye, ahorra, hazte un plan privado porque con la pensión del Estado no te va a llegar”
El curso tenía un enfoque aparentemente científico a tenor de la procedencia universitaria de las personas ponentes (entre las cuales curiosamente no había nadie de la UEx), pero que en conjunto sirvieron realmente para bosquejar un mensaje ideológico antisocial como corresponde a una institución financiera que se rige por las leyes económicas capitalistas (que considera a las personas y a las relaciones humanas como mercancías), leyes sobre las que obviamente nada se dijo, como el pez al que le preguntan sobre el mar. Mucho enfoque psicologista y terapéutico, pero poco análisis económico y financiero, poco análisis sindical y obrero.
Mucho enfoque psicologista y terapéutico, pero poco análisis económico y financiero, poco análisis sindical y obrero
Siendo sus principales aportaciones lugares comunes que cualquiera sabe sin tan sesudas investigaciones, a saber, que las mujeres sostienen principalmente la carga del cuidado de las personas mayores, que la red familiar es más importante que la red de amigos para paliar la soledad. O que en los países de modelos familistas como España, la sensación de soledad y aislamiento es mayor que en países nórdicos, donde hay un Estado del Bienestar más desarrollado y el reparto de los cuidados entre los miembros de la familia es más equilibrado; que la soledad abarca todas las etapas de la vida, etc.

En fin, cosas todas ellas que cualquiera interesado en la materia conoce bien y que se abordan mejor desde enfoques más sociales y económicos. Diversas autoras han estudiado y analizado con más acierto, rigor y claridad los problemas de la vejez y el género, por ejemplo, en Desiguales por ley, conocida obra de María Pazos que, creo, ninguno de los y las ponentes mencionó. O especialistas en el estudio del bienestar y la dependencia como Vicenç Navarro. O autores como José Iglesias que proponen una renta básica universal que solucionaría en gran medida, entre otros, problemas como el de la soledad y la discapacidad en el envejecimiento. Por no hablar de las reivindicaciones y movilizaciones de la PAH o la Plataforma por la Defensa de las Pensiones Públicas.

Diversas autoras han estudiado y analizado con más acierto, rigor y claridad los problemas de la vejez y el género, por ejemplo, en Desiguales por ley
Porque, seamos francos, el problema de la soledad es principalmente un problema para personas con bajos niveles de renta (variable que, por cierto, casi ni se menciona en los diversos estudios que se comentaron en el curso, salvo para indicar de soslayo algún aspecto trivial, como la relevancia de la brecha etaria de mortalidad según se viva en un barrio rico u obrero). Y cuando se menciona explícitamente, se la incluye como una más entre otras, sin precisar ni la importancia relativa de unas y otras ni subrayar que las otras variables están relacionadas estrechamente con ella. 

Eso sí, las críticas más o menos veladas y tibias a las políticas públicas de dependencia y apoyo a las personas mayores fueron casi unánimes, principalmente porque las administraciones burocratizan y cronifican las situaciones de vulnerabilidad, no las solucionan ni están interesadas en solucionarlas. Tal crítica a lo público se hizo sin poner nunca el dedo en la llaga en el papel de las instituciones privadas bancarias y financieras en el aumento del empeoramiento y empobrecimiento de la calidad de vida de las personas mayores afectadas por desahucios, por estafas bancarias o por la acción de los fondos buitre, ya sea por poner como aval su vivienda (ya pagada) para que sus hijos obtuvieran una hipoteca, ya sea por confiar sus ahorros a un lobo con piel de cordero, ya sea por no poder permitirse un alquiler decente. Y, obviamente, por su interés en destruir el sistema público de pensiones, el enorme elefante blanco que llenaba el salón de actos del Palacio de la Generala (sede del evento y del rectorado de la Uex).

La crítica a lo público se hizo sin poner nunca el dedo en la llaga en el papel de los bancos en el aumento del empeoramiento y empobrecimiento de la calidad de vida de las personas mayores afectadas por desahucios, estafas bancarias o fondos buitre 
Más que caridad y obra social, la gente necesita derechos. Es muy cómodo predicar la lucha contra la soledad cuando se tiene blindado en la Constitución el pago de la deuda por encima de cualquier otra consideración social. Así también yo soy solidario, el number one. Y es que sobre la derogación del artículo 135 no oí ni una palabra.

Al final uno salía de allí con la sensación de agradecimiento a la banca por sus draconianas políticas financieras de desahucios, puesto que gracias a ellas se les daba una nueva oportunidad a los mayores que sufren soledad, oye, se les ofrecía un nuevo proyecto vital: luchar por su vivienda, mitigando de esta forma los efectos indeseables de la soledad. ¡Gracias a la banca por su inestimable contribución en la lucha contra la soledad en los mayores! Aunque aquí, si me permiten, prefiero adherirme más a la sabiduría popular: mejor sólo que mal acompañado, que no te den gato por liebre.

Aquí sí que habría que poner un ‘pin parental’ para prohibir a las entidades bancarias aprovecharse de la confianza y vulnerabilidad de los mayores. Basta ya de darle una pátina científica a una estrategia cruel de desgaste y aniquilación de las pensiones públicas. Pues la pensión pública es lo único que da descanso, felicidad y compañía durante la vejez: Saber que mereces el fruto de tu trabajo porque has colaborado a la riqueza social durante décadas.

La pensión pública es lo único que da descanso, felicidad y compañía durante la vejez: Saber que mereces el fruto de tu trabajo porque has colaborado a la riqueza social durante décadas
Es inadmisible, ni siquiera como estrategia para incentivar el debate, cuestionar de forma tan burda las movilizaciones y protestas de los pensionistas por unas pensiones públicas dignas, como hizo el director científico del “programa de personas mayores” de La Caixa, Javier Yanguas, poniendo en tela de juicio que los pensionistas realmente luchasen por las pensiones del mañana, las de sus hijos y nietos. Pues sí señor, las del mañana… ¡y las de hoy!, con las que tantas familias en paro y endeudadas sobreviven. Si no fuera por la triste pensión del abuelo o de la abuela, muchos hijos y nietos no tendrían qué llevarse a la boca.

Por otro lado, las pensiones, no lo olvidemos, no son un regalo, son parte del salario, se haya cotizado o no (aunque esto daría para otro debate). Verás cómo nadie cuestiona que un banco no perdone ni un céntimo por un préstamo. Se aduce hasta el ‘riesgo moral’ para impedir la más mínima señal de indulgencia o humanidad frente al impago. Son célebres las declaraciones en 2018 del señor Alcaraz, alto directivo de CaixaBank, de las que tuvo que retractarse. Pues que se apliquen la misma moneda y la misma medicina envenenada: las pensiones se defienden por el riesgo moral que entraña no hacerlo, porque sino se transmite a la banca la señal de que a los viejos se les puede robar porque no van a protestar.

Las pensiones, no lo olvidemos, no son un regalo, son parte del salario. Y se defienden por el riesgo moral que entraña no hacerlo, porque sino se transmite a la banca la señal de que a los viejos se les puede robar porque no van a protestar
A la gente habitualmente se le olvida que bajo el capitalismo todo sucede al revés de como aparece. Y las palabras se usan y manipulan en un sentido que nada tiene que ver con su significado real. Así, bajo la niebla neoliberal se convierte también la soledad en una mercancía, aunque parezca ser objeto de ‘obras sociales’. Los mayores no necesitan beneficencia, sólo que no les roben. Porque las penas y la soledad con pan duelen menos.
Bajo la niebla neoliberal se convierte también la soledad en una mercancía, aunque parezca ser objeto de ‘obras sociales’. Los mayores no necesitan beneficencia, sólo que no les roben
Me atrevo a aventurar una solución a la soledad: Si las entidades bancarias y financieras contribuyeran a las arcas públicas como les corresponde, entonces la soledad y las soledades se acabarían, se disolverían como lágrimas en la lluvia… Y la densa niebla neoliberal comenzaría a disiparse. Salud y revolución.

Relacionadas

Coronavirus
España se va al ERTE: el Gobierno rescata a las grandes empresas con beneficios

Con 200.000 expedientes de regulación temporal de empleo iniciados, que afectan a más de 1,5 millones de personas, grandes empresas con beneficios aprovechan la coyuntura para transferir al Estado las pérdidas provocadas por el coronavirus. Todo ello, después de anunciar simbólicas donaciones de material sanitario.

Antimilitarismo
BBVA, el banco explosivo y nuclear

Desde hace años, el BBVA, líder indiscutible de la Banca Armada española, con una financiación al complejo armamentista mundial de más de 4.450 millones de euros entre 2014 y 2019, ha venido financiando de forma activa a la industria armamentista, pero en especial, está aumentando su interés y financiando a empresas involucradas en la fabricación de armamento nuclear.

8 Comentarios
#48419 23:59 3/3/2020

Ilusos los que piensan que tienen una cuenta corriente el la Seguridad Social, a la que van todos los meses sus cotizaciones y que esa hucha será su sustento el día de mañana. Los que hoy cotizamos pagamos las pensiones de los actuales beneficiaros de las mismas. Esperanza de vida cada vez mayor, pirámide poblacional invirtiéndose, salarios cada vez más bajos y cotizaciones en consecuencia cada vez más bajas auguran un futuro negro de las pensiones, que al final cubrirán necesidades básicas en su mínimo nivel. Nos falta cultura de previsión y aspiramos a que el sistema público de pensiones nos permita mantener el mismo poder adquisitivo que el que teníamos estando en activo. Hay que empezar a ahorrar para el día de mañana cuanto antes, todos los meses, aunque no sea una gran cantidad. Einstein dijo que el interés compuesto era la octava maravilla del mundo. Quien confíe en que gobierno y partidos políticos van a encontrar la fórmula mágica para vivir medianamente bien el día de mañana, va servido.

Responder
0
0
#48463 13:54 4/3/2020

ilusos más bien los que ignoran como funciona una sociedad históricamente para ser sostenible en el tiempo: cuando somos pequeños recibimos cuidados, conocimiento y recursos para crecer y luego con el trabajo hacemos que sea posible procurárselo a los que no pueden tenerlo por si mismos: los pequeños y los mayores. Así, en la última etapa de nuestra vida también lo tenemos asegurado. Pero ahí están los bancos para rapiñar esa riqueza social y humana (el capitalismo es una organización demencial que va incluso contra lo antropológico). Iluso tú que crees que la riqueza es algo individual que se consigue emprendiendo una carrera individual, ignorando la compleja organización social en la que vivimos, así solo se puede ser una víctima más del implacable sistema económico. O quizás, más que iluso, seas uno de esos creyentes del sistema de la rapiña y creas que puedes tratarnos como a ilusos a nosotros. Desde luego que es inocente creer en que un partido nos sacará de esto, pero más lo es aún creer que nos sacarán los bancos (o el libre mercado), que son precisamente los que quieren acabar con lo social (y controlan a los partidos). De esto solo salimos organizándonos como comunidad, como sociedad viva. Y una pregunta: si la pirámide se invierte, como dices, ¿cómo va a ser la vía individualista la solución, la estrategia social a largo plazo?

Responder
0
0
#48409 21:14 3/3/2020

Estos señores, por no faltar les al respeto que ellos no tienen por la gente, nunca han tenido ningún interés por la gente, solo les preocupa su chequera.

Responder
0
0
#48395 19:01 3/3/2020

La Caixa durante años fue el cancer de Cataluña ahora intenta serlo de toda españa

Responder
0
0
#48394 19:01 3/3/2020

La Caixa durante años fue el cancer de Cataluña ahora intenta serlo de toda españa

Responder
0
0
#48349 12:14 3/3/2020

La Caixa intentando blanquearse

Responder
1
2
#48406 20:51 3/3/2020

La banca siempre ha sido una sanguijuela a quemar a los pobres

Responder
0
0

Destacadas

Educación
Propuestas para una vuelta al cole 100% presencial
Colaboración con ayuntamientos para la cesión de espacios o grupos mixtos son algunas de las propuestas de las AMPA. La enseñanza online no garantiza el derecho fundamental a la educación.
Explotación laboral
Los trabajadores de Lidl van a la huelga el 4 de junio

Fracasa la negociación y los trabajadores de la cadena de supermercados Lidl van a la huelga este 4 de junio en todo el Estado salvo el País Vasco. Los sindicatos acusan a la empresa de no cumplir con el acuerdo firmado al inicio del estado de alarma.

Camareras de piso
Las camareras de piso ganan el juicio contra el Grand Hotel de Barcelona

Una sentencia ha declarado nulo el despido, hace más de un año, de una camarera de piso que trabajaba en el Grand Hotel Central de Barcelona y que fue despedida tras unirse al sindicato de Las Kellys Catalunya al conocer que se quería externalizar la plantilla. El tribunal concreta que el hotel deberá readmitirla. 

Crisis climática
El BCE inyecta 7.600 millones en combustibles fósiles en plena pandemia

Solo con las inyecciones de capital en siete empresas, el Banco Central Europeo ha contribuido a la emisión de 11,2 millones de toneladas de CO2  entre mediados de marzo y mediados de mayo.

Fronteras
Europa adquiere drones israelíes para vigilar a quienes intentan cruzar el Mediterráneo

El Observatorio de Derechos humanos de la red Euro-Mediterránea cifra en 59 millones la cuantía de los contratos de compra de drones militares a empresas israelíes para la vigilancia en el mar de migrantes y solicitantes de asilo. Podemos (grupo GUE/NGL) registró ayer 2 de junio una pregunta a la Comisión Europea sobre estas adquisiciones.

Coronavirus
Enfermeras de Urgencias denuncian que les han negado mascarillas FFP2
Enfermeras y auxiliares del madrileño Hospital del Henares denuncian que el pasado domingo la supervisora de guardia les negó material de protección.
Humor
Moderado

Nueva entrega del cuaderno de bitácora de una pandemia que Mauro Entrialgo está haciendo para El Salto.

Sanidad pública
Crece el descontento entre el personal sanitario en Catalunya por la falta de recursos y los recortes
Trabajadores sanitarios vuelven a manifestarse en las puertas de hospitales de toda Catalunya para revertir los recortes realizados durante la anterior crisis y defender la financiación de la sanidad pública.
Coronavirus
Suecia, el país que no confinó: los pros y los contras de no dejar reinar al miedo

En todo momento, entre un 20% y un 30% de las camas de cuidados intensivos han permanecido sin ocupar. Esta capacidad de absorber el primer impacto de la enfermedad en el sistema público de salud ha contribuido a que en Suecia no haya reinado el miedo tras no aplicar medidas restrictivas de confinamiento.

Últimas

Coronavirus
Más seguridad, orden y libertad

Necesitamos más seguridad, muchísima más de la que tenemos. Pero no necesita la misma seguridad quien se manifiesta en coche junto a Vox, quien corta la Meridiana o quien intenta utilizar un billete de 20 dólares falso como George Floyd.