¿Es un bulo la persecución policial previa a la muerte de Mame Mbaye?

La prensa generalista coincide en dar por buena la versión oficial respecto a la muerte de Mame Mbaye. La persecución policial previa, que podría estar relacionada con el infarto sufrido por el vendedor ambulante, es calificada como un bulo en las principales portadas.

Mame Mbaye protestas cónsul 2
Protestas por la muerte de Mame Mbaye en Lavapiés. David Fernández

publicado
2018-03-17 14:08:00

Hoy es uno de esos días en los que bajar al quiosco y observar las portadas de la prensa escrita te hace darte cuenta de lo necesarias que son alternativas. Sin necesidad de esperar a que haya una investigación respecto a la muerte de Mame Mbaye, y con una sola voz, la prensa ya ha decidido cuál es la verdad.

Se quedan, como siempre, con la versión que viene desde arriba. Como novedad está que los testimonios y pruebas que contradicen esa versión son descalificados como bulos, siguiendo la moda sobre fake news que recientemente el Partido Popular intentó convertir, sin éxito, en ley. La muerte de Mame Mbaye es “fortuita” y “natural” porque no hubo antes una persecución policial. Esta no es más que un “bulo de Podemos” para agitar la calle. La policía y el Ayuntamiento han hablado y aquí no hay nada que ver. Circulen. 

Pero lo cierto es que hay otros testimonios y hasta otras versiones oficiales que nos hacen pensar que nada está tan claro como apuntan. Quedarse con una sola en un tema que está por esclarecer, en cualquier caso, sí que es arriesgarse a difundir noticias falsas. 

Aquí algunos matices al relato uniforme de nuestra prensa.

La versión inicial de Jefatura 

Una nota de Europa Press publicada el 15 de marzo a las 22:54 ofrecía esta versión por parte de la Jefatura Superior de Policía de Madrid: “...una persecución hasta la calle Oso de Lavapiés, donde ha sufrido una parada cardiorrespiratoria, según la información trasladada a Jefatura”. 

El Mundo, que hoy en su portada dice que la relación con la persecución es “un bulo de Podemos”, también se hacía eco de esta versión inicial.