Municipalismo
Zalla Bai: gente "aficionada" que puede gestionar su municipio

Zalla Bai es un ejemplo relevante de buen hacer en política municipal desde que irrumpieran en 2011 en el Ayuntamiento de Zalla, con mucho potencial de reproducirse en otros pueblos de Enkarterri y de toda Bizkaia.

Zalla Bai
Participantes en Zalla Bai

publicado
2018-11-13 12:15

Zalla es una población de unos 8.400 habitantes situada en el corazón de la comarca de Enkarterri, al oeste de Bizkaia. Una comarca de marcado componente rural, poco industrializada y en el furgón de cola de Euskadi en prácticamente todos los parámetros socioeconómicos. Por empezar dando un par de datos al respecto, Enkarterri tienen el dudoso “honor” de ser, porcentualmente, la comarca con más personas receptoras de la RGI. Además, de los 113 municipios que conforman Bizkaia, ocho municipios encartados están entre los 13 con mayor tasa de desempleo.

Esta situación se prolonga desde los primeros años del periodo democrático hasta la actualidad; es más, las diferencias con otras comarcas, lejos de disminuir, se han acentuado, dejando patente el abandono institucional de esta comarca con escaso peso electoral (30.000 habitantes). Tampoco ha ayudado que las hegemónicas alcaldías del PNV no hayan alzado la voz para demandar las inversiones en infraestructuras públicas necesarias para aliviar esta situación. Afortunadamente no estamos solos en Enkarterri: Karrantza Zabala gobierna en Karrantza y el CLI lleva décadas con representación en el ayuntamiento de Balmaseda. Algo comienza a moverse en Enkarterri.

Nacimiento de Zalla Bai

Si el contexto de la comarca era descorazonador, el de Zalla en 2011 lo era aún peor. El PNV de la localidad volvía a proponer como candidato al mismo alcalde, tras 20 años en el puesto, con el agravante de que en los meses previos a las elecciones se “destapó” la intención del PNV de realizar un centro de "tratamiento de tierras contaminadas", es decir, ubicar un segundo vertedero en el municipio en terrenos públicos y gestado a espaldas de la ciudadanía.

A la par de este, había otro asunto de enorme calado popular: el Plan de Encauzamiento del río. Un proyecto que abocaba al derribo a viviendas humildes pero permitía a los constructores poner en valor sus terrenos. Todo ello sin la participación ciudadana.

No eran solo discrepancias en temas concretos, sino que no se estaba de acuerdo con un modelo de gestión carente de transparencia, con excesiva atención al interés económico de privados y demasiado poco al medio ambiente. Como ejemplo se construyó un frontón de 7 millones de euros equipado para partidos profesionales que supuso el derribo del antiguo frontón cubierto pero abierto a la ciudadanía.

Los resultados electorales fueron una sorpresa en toda regla: el PNV, que había gobernado con mayorías absolutas durante décadas, pasaba de 10 a 4 concejales obteniendo Zalla Bai la mayoría absoluta con 7 concejales. 

Podría pensarse en un voto de castigo por los temas candentes ya explicados, pero sería un error. Una parte del electorado había estado votando anteriormente por inercia a la opción menos mala, pero sin estar satisfecha con el modelo de gobernanza llevado a cabo por el PNV.

Otra forma de hacer política

Desde los partidos tradicionales se mira con recelo a las candidaturas independientes o asociaciones vecinales, sin embargo, es posible hacer política de otra forma aunque a veces se nos tilda de “políticos camuflados” para equipararnos a ellos, que se han convertido en máquinas electorales con muchísimos intereses que van más allá del interés ciudadano. Son cuasi empresas que se someten a un ERE cada vez que pierden unas elecciones. En una agrupación vecinal como Zalla Bai, un vecino tiene como máximo horizonte político dos legislaturas seguidas, si está liberado. No hay estructuras que mantener: personal contratado, locales, y, ni mucho menos, cargos de confianza a la vista.

Esto es, en definitiva, lo que los vecinos y vecinas demandan más allá de las diversas formas de entender la política municipal: servicios y gestión eficaz de los recursos públicos.

El equipo de Gobierno ha ampliado de manera notable los servicios que presta a la ciudadanía en estas casi dos legislaturas. La Umeteka, el servicio de información ciudadana SAC, la apertura de una oficina municipal en el barrio de Aranguren, una sala de estudio o la revista municipal son algunos de ellos. Sin embargo, tal vez sea en la gestión donde mayor haya sido el avance: transparencia, comunicación y participación ciudadana han sido claves en estos años.

Otro logro destacable ha sido el giro social que ha dado el ayuntamiento. Por una parte, la reactivación del tejido asociativo del pueblo, y por otra, la implementación de ayudas de emergencia social y la promoción y formación laboral a través de la Sociedad Pública Municipal EBZ y del Ayuntamiento, junto con Lanbide y DFB entre otros, con un balance de 123 contratos laborales en 2017.

La oposición agresiva del PNV y la escasa empatía recibida de las instituciones que gobierna, han hecho que sea un camino muy tortuoso

Este balance no oculta un debe en la gestión, que nos apena, porque es parte de nuestro ADN como agrupación vecinal. La gestión de un municipio, cabecera de comarca, consume muchos recursos en el día a día y ha hecho muy complicado mantener la frescura de los inicios y las acciones más puramente participativas como las reuniones periódicas con los vecinos en cada barrio. Por otra parte, la oposición agresiva del partido que ha perdido el gobierno (que había mantenido la mayoría absoluta desde el inicio de la democracia) y la escasa empatía recibida de las instituciones gobernadas por dicho partido, han hecho que sea un camino muy tortuoso.

Por último, debemos constatar que la política municipal no es un asunto de “expertos”. Cada ciudadano o ciudadana puede aportar su visión para la transformación de su pueblo para mejorarlo, sintiéndose además parte de él. Este es un logro importante para una asociación vecinal como Zalla Bai.

Zalla Bai es una agrupación vecinal, no un partido político. Esto nos da flexibilidad para aglutinar a gentes de todos los ámbitos. Queremos y debemos aprovechar el impulso y la visibilidad de este grupo de gente organizada con intereses comunes para trascender de la política municipal al ámbito cultural, que tanta falta le hace al pueblo. Convertirnos en un movimiento ciudadano con un horizonte más amplio que la política: servir de catalizador para iniciativas sociales y culturales.

Relacionadas

Opinión
La lógica de la absorción

Hemos “perdido” el Ayuntamiento, hemos vuelto a perder la Comunidad. Todo por un puñado de votos. Pero lo que nadie dice es que hemos perdido mucho movimiento, hemos perdido organización. Hemos perdido tiempo.

Municipalismo
Xulio Ferreiro: “A miña retirada non foi un repregue táctico”

Xosé Manuel Pereiro conversa con Xulio Ferreiro un mes despois de ter saído da alcaldía de A Coruña nas pasadas eleccións municipais.

Municipalismo
Atlas de Utopías 2019: 33 experiencias para caminar hacia un mundo más justo

El proyecto Ciudades Transformadoras lanza la segunda edición del Atlas de Utopías, un compendio de experiencias de transformación en materia de derechos humanos básicos.

19 Comentarios
#35328 16:25 2/6/2019

El mayor "timo" de la historia de Zalla.

Responder
10
1
#35979 13:50 18/6/2019

El actual proyecto de encuazamiento firmado por Zalla Bai en la sección "preguntas frecuentes" dice así: - ¿Se va a derribar el edificio del Puente del Charco?

El “Proyecto Constructivo de defensa contra inundaciones del Río Cadagua a su paso por Mimetiz, en el Municipio de Zalla (Bizkaia)”, determinará la necesidad de ello y arbitrará las "medidas compensatorias en caso de ser necesaria su demolición". El Ayuntamiento sí ha realizado la consulta técnica sobre la viabilidad de cortar el edificio en el caso de que la afección que dicte el proyecto sea parcial...Criticaban un encauzamiento anterior que ponía en peligro las viviendas y acto seguido firman otro encauzamiento actual que siguen poniendo en peligro las viviendas del municipio de Zalla....que poca vergüenza, critican para al final hacer lo mismo.

Responder
11
2
#34557 11:30 21/5/2019

Estaría genial que nuestro alcalde metiera mano a la técnico municipal que firmó la obra del frontón. Después de ocho años, por lo que se ve, no ha tenido tiempo.

Responder
12
1
#31311 22:57 6/3/2019

Vergüenza ajena sentimos los votantes con los "enchufes" laborales y los contratos a dedo que estáis dando mediante adjudicaciones directas, justificándolas como que son "totalmente legales, ya que por el importe se tratan de contratos menores”. Unos trabajos con un método de contratación laboral que omite sistemáticamente los principios de igualdad, mérito y capacidad, así como el de publicidad. Con esta práctica buscáis favorecer a personas conocidas o "amigas", ocultando y no permitiendo el acceso al trabajo al resto de ciudadanos del municipio. Habría que recordaros que ley y ética se mueven en distintos planos Zalla Bai: lo legal nos dice “lo que está permitido, o regulado por las leyes” y lo ético “lo que se debe hacer, o lo que es correcto hacer”.

Responder
18
4
#31291 12:19 6/3/2019

El actual proyecto, heredero del anterior plan de encauzamiento, va unido a un pelotazo urbanístico por un lado, y a un pelotazo para las empresas de la construcción necesitadas de inyección pública después de la crisis. Si la parcela para el centro de especialidades se hubiera ubicado en zona no inundable Osakidetza hubiera podido licitar el centro de especialidades.

Responder
12
3
#30006 14:56 1/2/2019

El Plan de Encauzamiento del río. Un proyecto firmado por imposición sin la "prometida" votación vinculante de la ciudadanía con ideas tan extravagantes de cortar el edificio del Charco por la mitad, permitiendo a los constructores poner en valor sus terrenos anunciando tres bloques de viviendas con un total de 125 pisos y con riesgo de Inundaciones cada vez que llueve tras dos legislaturas. La revista municipal órgano de desinformación y adoctrinamiento, si la revista municipal solo sirve para "mayor gloria del alcalde" nos podemos ahorrar los miles de euros que nos cuesta cada año. La Sociedad Pública Municipal EBZ es una "ruina"total que arroja un déficit de 423.000 euros, que el equipo de gobierno quiere subsanar a través de una subvención del propio Ayuntamiento de Zalla. Este balance tiene un debe en la gestión, porque cada ciudadano o ciudadana podrá aportar su visión pero todas y cada una de las obras que se realizan en el pueblo son por imposición, sin consultas ciudadanas solo por el capricho de una asociación vecinal. No existe diferencia con los partidos tradicionales.

Responder
12
3
#25987 15:46 14/11/2018

Esperemos que no haya mayoría de ninguno .

Responder
8
3
#25959 10:29 14/11/2018

Los estáis haciendo estupendamente

Responder
2
13
Enkarterritarra 25:18 13/11/2018

Los caraduras ahora están en la oposición.

Responder
5
8
#31243 23:00 4/3/2019

La mentira incompleta o la verdad a medias es la estrategia más familiar que vemos en política. No hay peor cobarde que el que hace uso constante de las medias verdades. Porque quien conjuga la verdad con la falsedad tarde o temprano evidencia la mentira completa, porque los engaños camuflados con buenas maneras son dañinos y desgastantes y tienden a salir a flote, al igual que las mentiras enteras. (Un buen ejemplo de mentira entera), Zalla Bai en campaña electoral argumentaba que: "Los proyectos no se pueden realizar a espaldas del pueblo como ha sido el caso del ... Que el pueblo sea quién decida (pero no sólo cada 4 años), que nadie decida por él, consultas vinculantes en temas conflictivos. Esto más que un debe... es una mentira completa Zalla Bai.

Responder
22
3
#25952 23:36 13/11/2018

Hay que ser sinvergüenza y caradura para escribir esto .

Responder
18
11
#25960 10:30 14/11/2018

Los que estuvieron 20 años enchufando a sus amigos esos eran los sinvergüenzas

Responder
9
12
#31432 13:22 9/3/2019

Sinvergüenza es criticar esos enchufes laborales para seguido regularizarlos Zalla Bai no sacándolos al concurso público y no permitiendo el acceso al resto de ciudadanos del municipio cuando Zalla Bai y el Inspector de Trabajo y Seguridad Social de Vizcaya cuestionó el método de contratación laboral.

Responder
21
4
#31410 17:14 8/3/2019

Zalla Bai regularizo todos los enchufes de esos 20 años mediante su cobertura definitiva para no sacar las plazas por concurso público

Responder
12
2
#30009 17:14 1/2/2019

El único representante político en la mesa de contratación del Ayuntamiento es el alcalde....

Responder
12
2
#29420 15:59 21/1/2019

Hay más "enchufes" ahora que antes..

Responder
15
2
#30075 23:01 3/2/2019

https://autonomico.elconfidencialdigital.com/articulo/muy_confidencial/enchufe-cuesta-ayuntamiento-zalla-mas-17000-euros/20190121170809022873.html

Responder
10
2
#30262 23:31 7/2/2019

No funciona el enlace

Responder
0
1
#31245 23:49 4/3/2019

No hay peor cobarde que el que hace uso constante de las medias verdades. Porque quien conjuga la verdad con la falsedad tarde o temprano evidencia la mentira completa, porque los engaños camuflados con buenas maneras son dañinos y desgastantes y tienden a salir a flote, al igual que las mentiras enteras. La verdad a medias es la estrategia más familiar que vemos en la política de Zalla Bai. No hay peor cobarde que el que hace uso constante de las medias verdades. Porque quien conjuga la verdad con la falsedad tarde o temprano evidencia la mentira completa, porque los engaños camuflados con buenas maneras son dañinos y desgastantes y tienden a salir a flote, al igual que las mentiras enteras. La reputación de un candidato político puede ser irremediablemente dañada si es expuesto como mentiroso. Si alguien no ha dicho algo, entonces no podrán acusarlo de mentir, dañando la credibilidad del conjunto. Zalla Bai decía en campaña electoral que: "Los proyectos no se pueden realizar a espaldas del pueblo como ha sido el caso del anterior gobierno. Que el pueblo sea quién decida (pero no sólo cada 4 años), que nadie decida por él, consultas vinculantes en temas conflictivos". (Consultas vinculantes en 8 años = 0). Esto más que un "debe" es una mentira completa al pueblo de Zalla, Zalla Bai.

Responder
12
3

Destacadas

Elecciones generales del 28 de abril
El rechazo de Sánchez acerca elecciones, mientras Iglesias le exige negociar

Unidas Podemos le ha enviado al PSOE un documento programático y con propuestas claras de gobierno, que Pedro Sánchez ya ha rechazado aduciendo que no confía en la formación morada.

Uber
Uber, tras la pista del dinero
La empresa Uber, a la que algunos inversores han llegado a llamar "estafa piramidal", se financia gracias a fondos de inversión y otras empresas tecnológicas, tras las que también se encuentra Arabia Saudí.
África
Argelia en el vendaval

Hay dos posibilidades: o la revolución contra el régimen argelino se transforma en revolución democrática, a la manera de Túnez, o se impone un Bouteflikismo sin Bouteflika, a la manera de Egipto.

Bangladesh
De las cenizas de Rana Plaza a las huelgas salvajes

El Acuerdo de Bangladesh sobre Seguridad ha favorecido las condiciones de salud de las miles de personas que trabajan en el sector textil. Sin embargo, el movimiento obrero de esta potencia exportadora quiere ir más allá en la conquista de sus derechos y ha planteado este año varias huelgas con las que pretenden una equiparación salarial a las condiciones de vida del país.

Últimas

Francia
Steve Caniço y la violencia policial en Francia
La muerte de Steve Caniço durante una intervención policial contra una fiesta en Nantes desata una oleada de indignación contra la policía en Francia
Educación
Casi 100.000 firmas para que niños de Melilla que han nacido y viven allí puedan ir al colegio

La falta de empadronamiento, un requisito que no se exige en ningún otro lugar salvo Ceuta, impide a unos 200 niños que viven en Melilla ir al colegio. La Asociación Pro Derechos de la Infancia ha recogido casi 100.000 firmas que piden poner fin a esta discriminación.