Paralizan la deportación del interno que denunció una agresión en el CIE de Aluche

SOS Racismo advierte de que el agredido y cuatro testigos pueden ser expulsados en cualquier momento y presenta una queja ante el Defensor del Pueblo por la gestión de la presunta agresión.

CIE Aluche 2
Agentes de la Policía Nacional en las inmediaciones del CIE de Aluche. Bárbara Boyero

publicado
2017-08-04 08:34:00

El interno del CIE cuya expulsión estaba prevista para la mañana del 2 de agosto, y que le fue notificada tras la denuncia por agresión que presentó SOS Racismo, no será finalmente deportado, como confirmó la Delegación de Gobierno de la Comunidad de Madrid.

SOS Racismo había alertado de que este interno habría recibido una notificación de expulsión tras interponer una denuncia en la que pedían que se investigara la agresión que sufrió durante la noche del lunes y que, según la versión de los internos, fue motivo del motín en el centro de un grupo de 86 personas. Cuatro de ellas, testigos de la agresión, recibieron también una notificación para ser expulsados, una medida que en su caso también ha sido revertida.

Como adelantó El Salto este martes, SOS Racismo presentó una denuncia en la que pedían que se investigara la presunta agresión policial a un interno del CIE de Aluche en la noche del lunes. Según el escrito presentado al juzgado de guardia, el interno, tras negarse a cenar pescado, recibió una patada en la pierna y diversos puñetazos en la oreja y en la espalda. Después de esto, prosigue la denuncia, fue aislado en un pasillo.

Esta agresión provocó que un grupo de 86 internos se organizaran en defensa de su compañero. Fuentes policiales relataron que el grupo se amotinó, reventado puertas y provocado daños en el mobiliario, pero reconocen que, cuando llegó la Unidad de Intervención Policial y la Unidad de Prevención y Reacción, los internos se sentaron en el suelo, evitando así una situación de violencia.

Sin embargo, SOS Racismo advierte de que el hecho de que se haya paralizado la deportación no significa que no vayan a ser expulsados.

La organización ha interpuesto una queja ante el Defensor del Pueblo por el modo en el que se ha gestionado estos hechos.

0 Comentarios

Destacadas

Partido Popular
Pablo Casado y el proyecto para el “nuevo siglo español”

Pablo Casado, delfín de José María Aznar y Esperanza Aguirre, aspira a retomar el legado del neoconservadurismo español desde la presidencia del Partido Popular.

Migración
Tiempos en los que consumir muerte como espectáculo

¿Qué pasaría si dijésemos que las imágenes de las personas que mueren intentando alcanzar territorio europeo no son necesarias, que violan la integridad de las personas fallecidas?

Últimas

Libertad de expresión
Quejarse en Facebook de que se dedique una calle a Miguel Ángel Blanco no es enaltecimiento del terrorismo

El Tribunal Supremo ha absuelto del delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas a un hombre que se burló en su cuenta de Facebook de que se dedicara una calle a Miguel Ángel Blanco, concejal del PP en Ermua asesinado por ETA en 1997.

Manteros
Un programa de Cuatro acusa a El Salto de difundir un supuesto bulo que ellos también publicaron
En El Punto de Mira, programa de investigación de Cuatro, acusa a El Salto de haber difundido un bulo respecto a la muerte de Mame Mbaye.
Huelga
Trabajadores de Amazon denunciarán varias vulneraciones del derecho a la huelga tras una carga policial
La alta contratación temporal, impedimentos a la labor informativa de los piquetes y desvío de trabajo a otros centros serán las vulneraciones del derecho a la huelga que el comité llevará a la Inspección de Trabajo.
PNV
Juan Mari Atutxa: el “Padrino” de las fundaciones familiares

La familia Atutxa se ha ido haciendo con un papel clave en las finanzas jelkides. Crearán hasta 16 empresas, algunas de ellas vinculadas a denuncias por irregularidades, como la que señaló que cinco sociedades mercantiles ligadas a los Atutxa recibieron como premio 200 contratos públicos: un total de 68 millones de euros entre los años 1998 y 2015.