Manteros en el Parlamento Europeo
Serigne Mbaye, del Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid, en un viaje al Parlamento Europeo en 2018. Byron Maher

La semana política
Encuentros en la siguiente fase

La salida esta semana de Pablo Iglesias del Gobierno permite hacer balance de la primera parte de la experiencia de Unidas Podemos en coalición y a la vez marca un nuevo punto de inflexión con la puesta en marcha de una alternativa en Madrid.
Pablo Elorduy
3 abr 2021 05:50

El vaso medio vacío. O lleno de promesas incumplidas. Reforma Laboral y Ley Mordaza son las principales. La experiencia del Gobierno de Coalición podría ser reducida a esos dos temas complementarios. Dificultad para sacar adelante un proyecto de vida, represión de la protesta de quienes no se resignan.

Los que permanecen repiten que lo están peleando, pacta sunt servanda, que Unidas Podemos no dejará que el PSOE haga lo que suele hacer. Por encima de los ERTE, reivindican la acción de Inspección de Trabajo contra las condiciones de explotación en el campo. Los que están fuera, que la experiencia del Gobierno de Coalición indica que ese es exactamente el destino de una fuerza subalterna de los socialistas. Ser vacilados. Edipo en La Moncloa.

Los que permanecen repiten: la aritmética nos da la razón, el PSOE se verá obligado a ceder.Pero crece el derrotismo con las señales que llegan de Bruselas. Comienza a sonar la misma música de fondo que en 2012. Recortes. Una nueva reforma laboral, una transformación de la legislación actual que mantenga las mismas bases: antes que el desempleo, subempleo, bullshit jobs. Menos poder en la negociación colectiva. Cada ciudadano europeo, activado y desactivado del mercado laboral como un interruptor de la luz. La mochila austriaca. La devaluación salarial.

Contener la respiración hasta que vuelvan los turistas. La nueva normalidad pretende ser la mediocre normalidad de la recuperación económica del ciclo 2013-2019. Puede que ni eso: el 26 de marzo, el Constitucional alemán anunció que admite un recurso presentado por una iniciativa ciudadana para congelar el paquete de ayudas Next Generation.14 Estados de los 27 de la UE aún no han ratificado el acuerdo sobre esas ayudas alcanzado por el Consejo Europeo. El fallo del Constitucional alemán puede hacer fracasar la idea de una Europa que aprende de sus errores. La normalidad, que nada cambie, es solo una promesa que no lleva asociada esperanza alguna. Volver al subempleo, a la segregación en forma de desigualdad, a la explotación desquiciada de los recursos naturales.

El balance provisional es ambiguo: la falta de una estrategia está tan generalizada que la experiencia de la primera fase del Gobierno de Coalición ha de ser encuadrada en el panorama global de anomia. No hay un proyecto de la socialdemocracia en Europa que pueda servir de espejo. No existen referentes, y los que hay son ninguneados por el ecosistema mediático: ni la regulación de alquileres de los Países Bajos ni las apuestas por la movilidad de las grandes ciudades europeas son asumidas como propias por el Partido Socialista. Desde ahí hacia su derecha, cualquier posibilidad de transformación queda rebajada: no hay alternativas.

Segunda fase

El vaso medio lleno. Más País, partido liberado de la correlación de fuerzas, partido en busca de su sitio, lanza las ideas más audaces, las alternativas duraderas: compromiso contra el cambio climático, reparto de la jornada laboral, otra planificación económica. Tiempo de promesas, si no fuera porque las experiencias anteriores en las que se embarcó el proyecto de Íñigo Errejón se enredaron en los mismos elementos estables: la interpretación de la correlación de fuerzas, la gobernabilidad y la relación con los socialistas.

El PSOE renunció a la pugna por un territorio en el que la composición de clase es favorable al Partido Popular. La incapacidad de Ángel Gabilondo para plantear una alternativa al “Madrid de las piscinas” o el voto “pauer”, como lo llama el periodista Jorge Dioni, devuelve a la llamada “izquierda del cambio” a la posición de salida del ciclo 2012-2015.

Ya se ha contado. En la Comunidad de Madrid parte con ventaja el voto al dumping fiscal, al desarrollo de una élite financiera nacional, y de un nodo “internacional”, que están de acuerdo en una misma mecánica de extracción del capital humano y del declive ambiental de otras regiones y países. El modelo de Madrid camina hacia una sociedad estratificada, sin un proyecto colectivo más allá del desclasamiento individual. La libertad es entendida como la pérdida de toda responsabilidad sobre el destino de la colectividad.

El vaso medio lleno. La campaña en la Comunidad de Madrid ha partido de una base diferente, gracias en gran parte al trabajo hecho por Mónica García y Más Madrid. Pablo Iglesias vio una oportunidad de escapar de su destino político, de su plácida muerte lenta como el agitador dentro de un Gobierno del no se puede.

La pregunta abierta desde el pasado 15 de marzo es si es posible acabar con ese proyecto de irresponsabilidad colectiva. Las apuestas, las encuestas, hasta el momento dicen que no. Asoma, no obstante, una cierta esperanza de victoria o al menos de cuestionamiento de ese papel de Madrid en el arreglo económico vigente. Esta semana la ha plasmado la entrada en las listas de Unidas Podemos de Serigne Mbaye, cooperativista y organizador de los movimientos migrantes de la capital desde la última década.

Los ataques a Mbaye, una campaña electoral abiertamente racista, evidencia cómo el crecimiento de la extrema derecha se está produciendo en clave material y no simbólica

Los ataques racistas contra Mbaye han hecho más explícita una cuestión fundamental de las elecciones del 4 de mayo. Nadie pone el cuerpo en la lucha de clases en la Comunidad de Madrid como los trabajadores de la venta ambulante, como las migrantes sin papeles del trabajo doméstico, como las cuidadoras de las residencias de ancianos. La mayor parte, sin embargo, no tienen el derecho de la ciudadanía y, por tanto, es un sujeto político que no podrá votar. Pero que tiene que ser determinante en la transformación política.

Los ataques a Mbaye, una campaña electoral abiertamente racista, evidencia cómo el crecimiento de la extrema derecha se está produciendo en clave material y no simbólica. La campaña contra un trabajador, por el hecho de haber sacado adelante un proyecto de vida y haber contribuido a que existieran organizaciones como el Sindicato de Manteros o la Asociación Sin Papeles, ha explicitado una visión en clave necropolítica de la migración que permanecía oculta, como un sobreentendido.

Incendio asentamiento Palos de la Frontera febrero 2021 01
Incendio en un asentamiento de chabolas de trabajadoras temporeras en Palos de la Frontera. | Foto cedida por la Asociación Multicultural de Mazagón

Ha emergido así la necesidad de alianzas amplias y de alcance, es decir, de una reformulación de una convivencia bajo nuevos principios, una serie de ellos irrenunciables, como el antirracismo y el antifascismo. La posible entrada en el Parlamento de Mbaye, alguien que hace 15 años se subió a una patera y desafió las normas no escritas de la necropolítica, lanza la señal adecuada sobre qué tipo de alternativa puede hacer frente a la progresiva expansión del pensamiento de extrema derecha en todo el territorio y en Europa. La incorporación de sin papeles y migrantes como sujeto activo de esa transformación es un mensaje importante: solo contando con las clases trabajadoras subalternizadas se puede reconstruir una sociedad democrática. Esta evolucionará solo si se implica en la desaparición de la pobreza urbana, la explotación en régimen de semi-esclavitud en el campo, y las lógicas de exclusión, de las cuales Madrid es un modelo.

No es suficiente, en cuanto los movimientos sociales no tendrán posibilidades reales de influencia sin una nueva activación fuera de la lógica electoral, pero sí es una de esas señales que permiten ver el panorama con más optimismo del que se podía prever a estas alturas. La aceleración permanente de la política ha provocado un cambio de fase mucho más rápido de lo que se esperaba. Nada es normal y eso, por extraño que parezca, eso no es una mala noticia: aparecen alternativas.

Relacionadas

La semana política
El talento sénior
El Gobierno presenta España Puede, que incluye las líneas maestras de una reforma de las pensiones. Se estrena en España 'Nomadland' que recorre las formas de precariedad en el empleo de mayores de 65 años.
La semana política
La primera línea
El acto de Vox en Vallecas hace aún más explícitas las relaciones de clase en Madrid.
La semana política
Vísperas de nada
Comparecencia de la plana mayor del Partido Popular de la etapa del “milagro económico”. El expresidente de Bankia es acusado por la Fiscalía de defraudar ocho millones a Hacienda. Crece la deuda pública por el reconocimiento de la deuda de Sareb.
8 Comentarios
#86626 23:36 6/4/2021

“El vaso medio lleno”. Si los grandes cambios que necesita este país han de venir de las promesas de Más País, apaga y vámonos. Y en la Comunidad de Madrid tampoco se le ve como el partido referente; Uno más.

El socialismo perezoso y durmiente de Gabi no tiene el suficiente empaque programático para desplazar al Madrid de la vida loca.

Ni MM ni PXXE han sido capaces de movilizar al suficiente electorado de izquierdas. El triunfo de la IDA se daba por cantado. Pero hete aquí que Unidas Podemos decide presentar a Pablo Iglesias como candidato y en poco tiempo la situación cambia radicalmente: las izquierdas, las ficticias y las reales, obtendrían 70 diputados -mayoría absoluta- y las derechonas, 66. La participación sube y UP obtendría 5 o 6 diputados más, mientras el resto de partidos bajan o suben un diputado. Ahora sí el vaso se ve medio lleno.

En cuanto a las listas electorales, UP presenta a Serigne Mbaye apostando por el antirracismo y la migración; presenta a Alejandra Jacinto apostando por el derecho a la vivienda; presenta a Agustín Moreno apostando por la educación pública y los derechos laborales. Gente normal que tiene algo que decir para cambiar las cosas.

A raíz de las últimas acciones delictivas del fascismo contra Podemos o declaraciones racistas y clasistas contra Mbaye, hay dos ideas fuertes para asumir por la sociedad civil organizada, por los colectivos sociales y por toda la izquierda: el antifascismo y el antirracismo. Si en estas elecciones se revitalizaran, el vaso estaría medio lleno, sin ninguna duda.

Responder
2
2
#86622 22:47 6/4/2021

“El vaso medio vacío”. Una socialdemocracia que le gustaría optar por la tercera vía y una izquierda real que no deja de presionar para que eso no ocurra y, a la vez, desarrollando políticas de protección de las mayorías sociales: subida del SMI a 950 €, los ERTEs, la paralización de los desahucios, la prohibición de los cortes de suministros, el IMV, la igualdad en las empresas, el teletrabajo, la reversión de la situación en dependencia, las ayudas directas a los autónomos, etc. Algunas de estas medidas con dificultades burocráticas, de acuerdo, pero medidas para proteger a la gente. Esto, ni el PXXE lo hubiera hecho si hubiera formado un gobierno monocolor. Del PPodrido, ni te cuento.

Otras medidas no se han tomado, bien por la situación excepcional de la pandemia, bien por el uso excesivo del freno de mano del PXXE: derogación de las reformas laborales y ley mordaza, por decir dos “fracasos” mencionados en el artículo. Otro “fracaso” sería la investigación a la monarquía. Para ser justos con estos “fracasos” hay que decir que la derogación de las reformas laborales ya se han iniciado con el apoyo de los sindicatos, de todos los sindicatos, espero; y Bruselas no apuesta esta vez por la precariedad laboral y los recortes, así lo afirma el dirigente de CC.OO., Unai Sordo.

No sé si el vaso sigue estando medio vacío.

Responder
1
2
#86559 1:39 6/4/2021

Sobre la novedad deseada y novedosa. Humo errejoniano.

https://www.20minutos.es/noticia/555107/0/jornada/trabajo/dias/

Responder
3
1
#86373 11:34 4/4/2021

Interesante perspectiva. Esperar a que las más humilladas nos salven de nuestro acomodo, de nuestra molicie moral consumista alienada... No sé, tal vez haya que poner en riesgo algo más que un fin de semana en agroturismo gastronómico sostenible y vegano. Vale, es una impertinencia por mi parte, pero veo tanto aburguesamiento... No me refiero al autor, siempre me resulta estimulante y certero, me refiero a la población con conciencia o al menos conocimiento de clase pero que no termina de dar el paso de vincularse significativamente a otras para construir redes de apoyo mutuo comprometidas y duraderas. Pareciera que necesitáramos una humillación homologable a la inmigrada para salir del nicho mórbido en el que nos hemos recluido. Entiendo que encontrar personas que compartan afinidades básicas tales como que las desigualdades nada tienen que ver con los méritos y que los méritos son excusas de sacristía para justificar las humillaciones, entre otras,no es fácil porque la alienación moral producida por los matones y sus medios es enorme, pero quizás haya que ir "perdiendo" relaciones, o así.

Responder
5
0
#86490 15:28 5/4/2021

Son la nueva clase, la clase zoom. Formalmente conocidos como los hijos e hijas de la burguesía.

Responder
2
0
#86326 13:45 3/4/2021

Muy interesante el análisis. Yo también pienso que sin la intervención de las clases explotadas, nunca llegaremos a nada...

Responder
5
2
#86325 13:10 3/4/2021

Pues está la cosa como para fiarse de un partido creado por Errejón, si. Por decir que no ha querido entrar directamente al PsoE

Responder
8
4

Destacadas

Ibex 35
Negocio frustrado Florentino Pérez recibe el batacazo empresarial más sonoro de su carrera con el fracaso de su Superliga
Es noticia que el presidente del Real Madrid pierda una apuesta empresarial. El fracaso anunciado de la Superliga contrasta con una carrera de éxitos cimentada en la buena relación con los estamentos políticos.
Salud
Derecho a la salud Salud bucodental, la gran olvidada
Los altos costes de los tratamientos odontológicos constituyen un vector de desigualdad que excluye a amplias capas de la población. Diversas propuestas apuestan por una ampliación de la cobertura que apuntale el acceso a la salud oral como un derecho.
Ley de Extranjería
Ley de Extranjería El Tribunal Supremo reconoce los meses cotizados como prueba para obtener el arraigo laboral
La sentencia permitirá regularizarse a personas de origen migrante que se encuentran en una situación de irregularidad sobrevenida, ya sea porque eran solicitantes de protección internacional cuya solicitud finalmente ha sido rechazada o bien porque hubieran perdido un permiso de residencia y trabajo anterior.
Laboral
El piquete que ganó una batalla a la gran empresa
Un trabajador despedido de un restaurante propiedad de la cadena Hoteles Meliá logra que la empresa le indemnice tras la presión ejercida en redes sociales y con una acción que parecía olvidada: un piquete informativo a las puertas del restaurante.
Coches
Emisiones CO2 La DGT se muestra reticente ante los cambios de etiquetado de vehículos propuestos por entidades ecologistas
Ecologistas en Acción, Greenpeace, Ecodes y Transport&Environment han propuesto incluir las emisiones reales de CO2 en los nuevos distintivos, que deben entrar en vigor en 2021.
ETA
Maria Jauregi “Desde el cese de ETA vamos perdiendo el miedo a hablar”
Cuando Maria Jauregi tenía 20 años, ETA mató a su padre. Once años después, su madre participó en los encuentros de justicia restaurativa. La sociedad vasca camina hacia un futuro en el que víctimas de diferentes violencias se entienden mejor que políticos de distinto signo.
Contigo empezó todo
Contigo empezó todo Mika Feldman, ‘La Capitana’ de la Guerra Civil
Una argentina fue la mujer con mayor graduación militar durante el conflicto bélico español.

Últimas

Sindicatos
Sindicalismo CGT se manifiesta frente al Ministerio de Trabajo contra el desahucio de la sede central de Madrid
La organización anarcosindicalista ha denunciado que en 2005 el Ministerio vendió el local donde tienen la sede sindical. Exige una solución alternativa después de recibir una demanda para abandonar el edificio.
Balas de goma
Pelotas de goma La Audiencia de Bizkaia suspende la pena de dos años de prisión al ertzaina condenado por la muerte de Iñigo Cabacas
“El tribunal considera que es razonable esperar que no es necesaria la ejecución de la pena para evitar la comisión futura de nuevos delitos por el penado”, considera la Audiencia de Bizkaia.
Elecciones
El Matrix de Ayuso
Madrid lleva siendo durante años el laboratorio de las políticas más neoliberales del PP en España. Como consecuencia, la región ha alcanzado puntos de degradación social y medioambiental de difícil retorno.
El Salto Radio
El Salto Radio “Fue el robo del siglo y tuve la mala pata de que me tocó a mí"
F. L., afectada por la quiebra de Dentix, cuenta su experiencia en una de las clínicas de la cadena a la que pagó más de 9.000 euros por unas prótesis que nunca llegaron a ponerle

Recomendadas

Pobreza energética
Madrid La Comunidad recomienda a los profesores comprar tarjetas de datos para los niños de la Cañada
Dos meses después de que más de cuatrocientos profesores solicitaran una “mediación” a la Consejería de Educación para garantizar el derecho a la educación del alumnado afectado por los cortes de luz, el consejero Enrique Ossorio Crespo ha respondido haciendo una serie de recomendaciones y sin asumir responsabilidades.
Catalunya
Violencia policial JxCat presenta dos años después un protocolo en el que no prohíbe las balas de foam
La CUP e Irídia han calificado de “insulto” y de error “muy grave”, respectivamente, un texto que sigue dejando la puerta abierta a la mutilación. En dos años, cinco personas han perdido un ojo en manifestaciones en Barcelona.
Sistémico Madrid
Sistémico Madrid Javier Botín llegará más lejos
Como muchos hermanos pequeños, el menor de los hijos del banquero Emilio Botín progresa más y mejor en el mundo de los negocios.
Literatura
Máquina de lecturas divergentes
No seamos clientes sino personas que disfrutamos de tantas lecturas al alcance de nuestras particularidades.
Derechos Humanos
Derechos Humanos Más de 700 organizaciones y 10.000 personas exigen a Pedro Sánchez protección para Helena Maleno
Una semana después de que la periodista y activista denunciara su expulsión violenta de territorio marroquí, piden al Gobierno español el “cese de la criminalización” y que sele permita ”el ejercicio de su legítima labor de defensa de derechos humanos”.
Teletrabajo
Trabajo a distancia CGT denuncia ante la Audiencia Nacional al call center de CaixaBank por incumplir la ley de teletrabajo
Las 450 teleoperadoras de MST no han recibido la compensación económica que establece la ley y la mitad de la plantilla ni siquiera ha sido equipada con un teléfono para realizar las llamadas.
Amazonía
La piel del asiento de tu coche destruyó un pedazo de Amazonía
Un informe revela cómo la industria automovilística europea está ligada a la deforestación en masa en la Amazonía. La investigación apunta directamente a los grupos Volkswagen, BMW, Daimler, PSA y Renault.