Juicio del 1 de Octubre
Jordi Cuixart: “Mi prioridad no es ya salir de la cárcel, soy un preso político”

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, acusado de rebelión y sedición y para quien Fiscalía y Abogacía del Estado piden 17 y 8 años de prisión, reafirma en el Tribunal Supremo la legitimidad de las manifestaciones del 20 de septiembre de 2017.

Juicio al procés en Madrid Tribunal Supremo
Varios cargos políticos catalanes, antes del inicio de la séptima jornada del juicio a los acusados por el Procés. Álvaro Minguito

publicado
2019-02-26 11:15:00
“Creo que todo el mundo sabe ya que de lo que hablamos es de democracia”, ha afirmado hoy Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, interrogado por el fiscal Jaime Moreno. Cuixart ha sido el primero de los acusados del Procés en declarar en el séptimo día del juicio que se celebra en el Tribunal Supremo, acusado de rebelión por la Fiscalía —que pide para él 17 años de cárcel— y de sedición por parte de la Abogacía General del Estado —que pide ocho años—. Ha admitido responder a las preguntas de Fiscalía, pero ha rechazado el interrogatorio por parte de Abogacía General del Estado y de la acusación popular ejercida por Vox. Preguntado por el fiscal Jaime Moreno sobre el objeto de Òmnium, la asociación que presidía, ha aprovechado para hacer promoción de esta organización, nacida hace más de 50 años para impulsar el catalán como elemento de cohesión de la sociedad catalana.

El interrogatorio a Cuixart, acusado de convocar las manifestaciones ante las cuatro consejerías registradas por la Guardia Civil el 20 de septiembre de 2017, ha estado enfocado en cómo esta organización organiza sus campañas.

El fiscal le ha preguntado por un email presuntamente mandado a Marcel Mauri, actual vicepresidente de Òmnium Cultural, en el que hablaba de presupuestos para actividades relacionadas con La Crida per la Democràcia, campaña lanzada por Òmnium Cultural.

“En nuestra historia nos han registrado tres veces”, ha explicado Cuixart, que relató que el juez Llarena ordenó que registraran sus pertenencias y descargaran los más de 35.000 correos electrónicos personales. Cuixart ha pedido ver el correo electrónico al que se refería el fiscal, que ha sido proyectado. “Hostia, pero no lo veo”. Se ha levantado y ha ofrecido traducir el mail al castellano si ampliaban la imagen. “Hay que hacer una campaña más bestia… [...], la Crida por la democracia necesita un enfoque más urgente [...]. Cuando hablo de previsión hablo de reservar 500.000 euros para longanizas…”, ha leído Cuixart. “Cuando digo longanizas hablo de una campaña muy potente de oposición a la celebración del Día de la Hispanidad, pero no se llevó a cabo, como es conocido por todo el mundo”, ha aclarado. “500.000 euros de campaña de defensa de la Junta directiva cuando nos quieran meter en la cárcel —que es lo que pasó—…”.

“Ya prevé que le puedan meter en prisión y habla de reservar 500.000 euros a longanizas… ¿No es esto ampliar la conflictividad en la calle?”, le ha preguntado el fiscal, a lo que Cuixart ha respondido que “querer hacer un tsunami democrático, pues no veo que sea punible”. “Una de los problemas que tenemos que paliar en la sociedad es el porcentaje de gente en riesgo de exclusión social, y estoy seguro que esto se podría solucionar con una sociedad más democrática. Creo que todo el mundo tiene claro ya que estamos hablando de democracia”.

Cuixart ha explicado que Crida per la Democràcia tiene un “presupuesto de ambición” porque respondía a la voluntad de la sociedad catalana de celebrar un referéndum y a la protesta ante la operación Catalunya, y ha apuntado que “cuando pedimos más democracia, la pedimos también para el Estado español”, haciendo referencia a la Ley Mordaza y a las miles de personas sancionadas en sus años tres años y medio en vigor.

“Le escucho con mucho interés —le ha interrumpido el presidente de la sala, Manuel Marchena—, pero expláyese en lo que se le ha preguntado”. Cuixart ha seguido explicando sobre las acciones de Òmnium en cuanto a facilitar consensos que permitieran formar gobierno en Catalunya, mediante reuniones con los distintos partidos. Después, el fiscal le ha preguntado sobre la web de cridaperlademocracia.cat y su lista en WhatsApp.

—¿Cómo funcionaba? —pregunta el fiscal—.
—Pues como las listas de difusión de cualquier partido político o sindicato —ha respondido—.
—¿Sabe usted que el dominio lo registró Oleguer Serra?
—Pues es muy posible, porque es un cargo de Òmnium Cultural.
—Y el registro fue en julio, ¿ya preveían que iba a hacer falta?
—Mire usted, Òmnium hace campañas, pero se programan. La manera que intenta influir en el conjunto de la sociedad catalana… Estos 150 socios y socias que invierten dinero en Òmnium tiene que saber que se hace buen uso de su dinero. Estoy seguro que Crida per la Democràcia se organizó mucho antes de esa fecha.

Después el fiscal le ha preguntado sobre las razones para que el dominio de la web fuera comprado a una empresa de Irlanda. “Yo soy empresario y, en un mundo globalizado, mi actividad principal es la exportación, y en un mundo de libre mercado, por precio, si el técnico de Omnium decidió comprar el dominio en esta empresa sería porque era más competitiva... y compre el dominio donde se compre, se clausuró la página web, sin orden judicial, como pasa en Turquía”, ha respondido el presidente de Òmnium. “Fuera inscrita en Irlanda o donde fuera, no fue impedimento para clausurarla y ponerle el escudito de la Guardia Civil”, ha añadido.

Sobre los hechos del 20 de septiembre, cuando tuvo lugar el registro en la sede del Govern, Cuixart ha invitado a la sala a imaginarse “cómo actuaría la sociedad francesa si se le suspendiera la autonomía financiera”. “Espero que como la catalana, sin violencia pero con determinación. Cuixart se ha referido a la siguiente aplicación del artículo 155 en Catalunya: “El sentimiento de autogobierno de Catalunya va más allá del independentismo y del soberanismo”, ha afirmado, señalando también que tanto él como Jordi Sánchez eran unos auténticos desconocidos en Catalunya hasta que fueron detenidos y llevados a prisión provisional el 16 de octubre de 2017: “Nos hicieron referentes de la sociedad catalana cuando nos metieron en prisión”.

“¿Mandó un tuit desde Òmnium Cultural convocando a manifestaciones ante las cuatro consejerías?”. Ante esta pregunta, Cuixart ha aclarado su distanciamiento con las declaraciones que hizo ante el juez instructor, hechas bajo un “impacto emocional”, priorizando salir de prisión. “Mi prioridad no es ya salir de la cárcel, soy un preso político y estoy convencido de mi inocencia”. Cuixart ha señalado que su prioridad es la resolución del conflicto en el conjunto del Estado español, no solo de Catalunya, además de denunciar la vulneración de las libertades de la sociedad catalana. “No es salir de la cárcel”, ha reiterado.

“El Estado asalta las instituciones propias y llegará hasta donde le dejemos”, ha leído el fiscal el tuit al que se refería en cuanto a la declaración de Cuixart ante el juez instructor. “¿Ese ‘llegará hasta donde le dejemos’ era un acto de protesta?”, le ha preguntado. “Yo estoy convencido de que los poderes del Estado escuchan a la gente cuando se manifiesta. Cuando escribo ‘vivir en democracia en Catalunya está en nuestras manos’ es porque estoy convencido de que, aunque el dictador se murió en la cama, la democracia se consiguió en las calles. Que el Estado de derecho no está por encima de la democracia, porque el franquismo también era un Estado de derecho. Lo que decimos es que defender la democracia es obligación de la ciudadanía”.

Cuixart ha hecho también referencia al desahucio de Argumosa 11, en Madrid, el pasado 22 de febrero, en el que cientos de ciudadanos acudieron a intentar evitar la ejecución. “Utilizaron sus cuerpos para mostrar su oposición, y el desahucio tuvo lugar y desde el Gobierno dijeron que, en ese caso, la política había llegado tarde. Nosotros aquí estamos hablando de política”, ha concluido.

El fiscal después ha preguntado sobre un tuit del 20 de septiembre en el que se pedía a la gente que no se marcharan, que llegaba “avituallamiento”. “¿Sabía usted que entonces se habían dañado los coches de la Guardia Civil?”, ha preguntado el fiscal. Cuixart ha afirmado que no supo de los coches dañados hasta mucho después, aunque había visto a varios fotoperiodistas subidos sobre ellos. “A mí no me gusta que se rompan las cosas, sean o no mías, y tengo un sentido de lo público muy amplio como para ver que los coches de la Guardia Civil también son de la sociedad catalana”.

Después, la pregunta ha sido sobre los bocadillos que unos mossos d’Esquadra les compraron unos bocadillos para la comitiva judicial. “Si pidieron bocadillos me parece perfecto, por el pasillo podían bajar”.

—¿Le gustó aquel día a usted? ¿está conforme con cómo sucedió? —pregunta el fiscal—.
—Se me juzga por mis hechos no por mis gustos —ha respondido.
Cuixart ha resaltado la actitud no violenta en el 20 de septiembre, y que a él mismo le repulsa la violencia y, de hecho, a las 17 años se hizo insumiso al servicio militar. “La sociedad catalana es una sociedad pacífica”, ha resaltado. 

Tras un descanso de media hora, el fiscal ha continuado preguntando sobre la jornada del 1 de octubre, día del referéndum. “¿Sabe usted que la magistrada de la Audiencia Nacional impedía la celebración del referéndum?”, pregunta el fiscal. “Sé que suspenden la ley del referéndum, sí”, responde el presidente de Òmnium. “Y que la magistrada ordenó que se cerraran los colegios electorales y se requisara el material?”, continúa el fiscal. “Nosotros decidimos seguir los derechos fundamentales”, responde Cuixart. “Nosotros, ante este dilema de la suspensión del Tribunal Constitucional o el ejercicio de derechos fundamentales, vamos a actuar, bajo la no violencia, con desobediencia civil, que coge una ley de que considera injusta, como en el caso de los insumisos o la desobediencia civil en Estados Unidos sobre segregación racial”, continúa. “Si no, aún habría segregación en Estados Unidos o las mujeres no podrían votar. La desobediencia civil no va sobre todo el ordenamiento jurídico, sino contra lo que considera injusto y siempre con no violencia”, explica Cuixart. “La única manera que teníamos los ciudadanos de Catalunya de mostrar nuestra disconformidad era ejerciendo el derecho a la manifestación y la desobediencia civil, que esta misma sala dice que es síntoma de buena salud democrática”, ha recordado haciendo referencia a anteriores resoluciones del Supremo.

Cuixart ha continuado comparando la jornada de referéndum con otras acciones de desobediencia civil, como los desahucios, y ha señalado que si los cuerpos de seguridad hubieran tenido más paciencia, se podrían haber ahorrado ejercer la violencia mostrada ese día en los colegios electorales.

“A través de correos está usted mandando a gente a determinados colegios”, continúa el fiscal. “Con 99 retuits que creo que hay sería presuntuoso suponer que yo puedo dirigir al pueblo, los catalanes no somos ovejas”, responde Cuixart, que también ha aprovechado para recordar la causa contra 17 policías por uso desproporcionado de la violencia en la jornada de referéndum. “Creo que se ha mostrado de manera muy clara que la actitud de la sociedad catalana fue pacífica” sigue Cuixart. “Digo cul a terra, que es culo al suelo, y resistencia pacífica, en colegios donde ya había habido violencia por parte de la policía”. Después el fiscal ha hecho proyectar otro tuit retuiteado por Òmnium Cultural en el que se piden refuerzos para proteger un colegio electoral.

“La parte bonita de todo esto es que 2 millones y medio de personas se solidarizan unos con los otros para participar en un referéndum”, declara Cuixart. “Deberíamos estar todos orgullosos porque es el ejercicio más grande de desobediencia civil que se ha dado en Europa”. Sobre la violencia de ese día, afirma que no podían imaginar una cent´sima parte de la que hubo, pero en referencia a la ejercida por la policía, bajo gritos de “a por ellos”. “¿A por ellos? ¿a por quién? a por los ciudadanos?”. El fiscal ha continuado preguntando a Cuixart si este fue consciente de los daños físicos sufridos por los agentes de policía, a lo que ha respondido que lo que le consta es que hubo más de mil heridos y también un centenar de policías lesionados. “Y fue efecto de la virulencia con la que atacaron”.

Cuixart ha señalado que ya ha lamentado en varias ocasiones si alguien se saltó la disciplina no violenta y ha pedido ver las imágenes en concreto. También ha hecho referencia al uso de balas de goma por parte de la policía, que causó que una personal, Roger Español, perdiera un ojo a causa del impacto de una de ellas, a pesar de que el uso de este tipo de armamento está prohibido en Catalunya.

—¿Sabe si siete policías fueron lesionados? —pregunta el fiscal—
—Yo sé que 17 policías están imputados por la violencia ejercida ese día.
—¿Hubo violencia ese día?
—Por parte de la policía sí.
—¿Y de los manifestantes?
—Hubo un ejercicio de derechos fundamentales.

Tras el interrogatorio por parte de Fiscalía, Cuixart ha respondido a las preguntas de una de sus abogadas, Marina Roig, explicando, para empezar, que Òmnium Cultural no recibe ningún tipo de subvención o capital público. Después ha enumerado las iniciativas en defensa del derecho a la autodeterminación realizadas por Òmnium, todas públicas, a la vez que la organización continuaba con sus habituales actividades culturales.

Relacionadas

Juicio del 1 de Octubre
Catalunya: entre el 28A y el 26M
Dos campañas seguidas el Catalunya —la de las generales que terminó ayer y la de las locales y europeas de mayo— transcurren sin demasiado brillo a la espera de una posible convocatoria de comicios autonómicos este mismo año.
Juicio del 1 de Octubre
29 personas del mundo universitario, literario y activista se autoinculpan junto a los Jordis

Los escritores Santiago Alba Rico y Belén Gopegui, los profesores universitarios y objetores insumisos Víctor Sampedro y Jorge Riechman o Pepe Beunza, primer objetor insumiso al servicio militar, son algunas de las personas que han pedido que se les abra un proceso judicial si Jordi Sánchez y Jordi Cuixart son finalmente condenados en el marco del juicio al Procés.

Juicio del 1 de Octubre
Objeción de conciencia frente al Supremo
¿Puede una testigo ejercer una objeción de conciencia en un juicio? ¿Está obligada a contestar a preguntas si le produce un perjuicio moral?
2 Comentarios
#30998 13:04 26/2/2019

Su prioridad es la resolución del conflicto en el conjunto del estado español, no sólo de Catalunya...

Responder
0
0
Redacción 13:43 26/2/2019

Sí, así lo dicho. Completamos la frase, que es importante. Gracias

Responder
0
0

Destacadas

Elecciones del 26 de mayo
La lucha por las grandes capitales

La izquierda se juega mantener los pactos y las alcaldías conseguidas en 2015 en las principales ciudades españolas frente al empuje de Ciudadanos y la ultraderecha.

Elecciones del 26 de mayo
María Eugenia Rodríguez Palop: “Tenemos que aterrizar la crítica, no basta con decir no a la Troika”

A las puertas del 26M, charlamos con la cabeza de lista de Unidas Podemos Cambiar Europa al Europarlamento sobre las posibilidades de la izquierda y el feminismo, de la izquierda feminista, en el estrecho marco comunitario.

Bestiario
Silvia Saavedra, una piedra en el riñón de Ciudadanos

Perder los papeles es una de las mayores aficiones de Silvia Saavedra, tal y como demostraba en el debate del pasado miércoles. Un fanatismo ‘antiizquierdas’ por el que es capaz de ponerse los disfraces más llamativos, aunque desentonen.

Metal
Diez mil trabajadores del metal llenan Bilbao

Ante el bloqueo de la mesa de negociación por parte de la patronal, todos los sindicatos han acordado en bloque cinco días de paros. La primera jornada de huelga fue ayer y las siguientes tendrán lugar la primera y tercera semana de junio.