Infancia
Concentración en La Cabrera para apoyar a las madres que defienden a sus hijos del abuso sexual

Amigos de una de las tres madres detenidas en las últimas semanas por tratar de apartar a sus hijos de sus padres, denunciados por abusar de ellos, muestran su “dolor” con una marcha en La Cabrera, el pueblo en el que la mujer vivió con su hija durante dos años.

Concentración La Cabrera 3
Algunas de las participantes en la puerta del Centro de Humanidades. Álvaro Minguito

publicado
2019-06-12 07:02

“Aquí lo que vas a encontrar es mucho dolor”, dice una mujer en el Centro de Humanidades de La Cabrera, en la sierra norte de Madrid. En este centro municipal, al lado de la biblioteca, medio centenar de personas entre adultos y niños terminan de recortar corazones y escribir mensajes en unas pancartas. “Apoyo a las madres que dan voz a sus hijos víctimas de abusos”, “Los niños no mienten”, “Pedimos voz para los niños”.

Concentración La Cabrera 2
Dos mujeres terminan una pancarta en le Centro de Humanidades de La Cabrera. Álvaro Minguito

“Somos personas que estamos sensibilizadas con las últimas noticias y queremos mostrar nuestra empatía y subrayar que no van a ser silenciadas”, dice otra de las personas que han acudido a la concentración de La Cabrera. “Los abusos a la infancia están invisibilizados y es difícil que se dé credibilidad a los testimonios de los niños”, dice otra mujer. “He venido porque me toca personalmente el tema de los abusos”, dice otra. “Y también somos amigos y amigas de ambas”, dice en relación a Patricia González y a su hija, que han vivido en La Cabrera durante los casi dos años que han permanecido ocultas del presunto agresor después de que la menor manifestara que había sufrido abusos sexuales por parte de su padre.

Sobre las informaciones que han publicado en las últimas semanas algunos medios, y que apuntan a que la menor y su madre habrían permanecido aisladas y escondidas en los dos años en los que González ha tratado de mantener a la menor alejada de su padre, las personas que acudieron a esta concentración el pasado 4 de junio aseguran que son falsas. “La niña socializaba y acudía a actividades en la zona; ambas tenían buenas relaciones con sus vecinos... Mira, ¿ves a todos estos niños? Son sus amigos”, explica.

González fue detenida el 12 de mayo en La Cabrera. Antes, el 1 de abril, había sido detenida María Sevilla. Ana María Bayo fue detenida el 21 de abril. Las tres mujeres tienen en común el haber pertenecido a la misma asociación, Infancia Libre, creada en 2015 y cuya alta de inscripción en el registro de asociaciones está fechado el 27 de enero de 2016. Las tres comparten también el haber denunciado a los padres de sus hijos e hijas por presuntos abusos sexuales, denuncias que se produjeron antes de la inscripción de la asociación

Concentración La Cabrera 1
Algunas de las personas participantes en la concentración colocan una pancarta en la casa. Álvaro Minguito

Tras terminar los carteles y manifestarse en la puerta del centro municipal durante unos minutos, el grupo se desplazó hasta la vivienda que madre e hija han habitado en este tiempo. Allí colgaron los carteles y allí recordaron a Patricia González y a su hija visiblemente emocionados.

Sobre si plantean realizar nuevas acciones, una de las participantes cuenta a El Salto que “organizarán las acciones que sean necesarias” para apoyar a las que han sido sus vecinas. “Las echamos de menos”, aseguran.

“Es difícil estar preparados para lo que ha pasado”, explica una mujer. En la puerta de la casa de González, la verja se ha llenado de carteles de apoyo y corazones de cartulina. “En los medios se ha presentado esta casa como la casa de los horrores, y nuestra intención es darle la vuelta a esa historia”.

Relacionadas

Infancia
Ana María Bayo: “Servicios Sociales te dice que denuncies; lo que venga detrás ya te lo comes sola”
La tercera de las mujeres a las que se ha intentado relacionar con una presunta “trama” para secuestrar niños a través de la asociación Infancia Libre no ha sido acusada por sustracción de menores. Tampoco se ocultó con su hija ni pasó por la consulta de la pediatra de Granada.
Infancia
Profesionales ajenos a la presunta “trama” detectaron posibles abusos a los hijos de las detenidas de Infancia Libre

Los primeros informes que acreditan la existencia de posibles abusos sexuales a los hijos de Ana Bayo, Patricia González y María Sevilla son previos a la constitución de la asociación, proceden de diversas fuentes y se elaboraron en diferentes fechas.

0 Comentarios

Destacadas

Elecciones generales del 28 de abril
El rechazo de Sánchez acerca elecciones, mientras Iglesias le exige negociar

Unidas Podemos le ha enviado al PSOE un documento programático y con propuestas claras de gobierno, que Pedro Sánchez ya ha rechazado aduciendo que no confía en la formación morada.

Uber
Uber, tras la pista del dinero
La empresa Uber, a la que algunos inversores han llegado a llamar "estafa piramidal", se financia gracias a fondos de inversión y otras empresas tecnológicas, tras las que también se encuentra Arabia Saudí.
África
Argelia en el vendaval

Hay dos posibilidades: o la revolución contra el régimen argelino se transforma en revolución democrática, a la manera de Túnez, o se impone un Bouteflikismo sin Bouteflika, a la manera de Egipto.

Bangladesh
De las cenizas de Rana Plaza a las huelgas salvajes

El Acuerdo de Bangladesh sobre Seguridad ha favorecido las condiciones de salud de las miles de personas que trabajan en el sector textil. Sin embargo, el movimiento obrero de esta potencia exportadora quiere ir más allá en la conquista de sus derechos y ha planteado este año varias huelgas con las que pretenden una equiparación salarial a las condiciones de vida del país.

Últimas

Francia
Steve Caniço y la violencia policial en Francia
La muerte de Steve Caniço durante una intervención policial contra una fiesta en Nantes desata una oleada de indignación contra la policía en Francia
Educación
Casi 100.000 firmas para que niños de Melilla que han nacido y viven allí puedan ir al colegio

La falta de empadronamiento, un requisito que no se exige en ningún otro lugar salvo Ceuta, impide a unos 200 niños que viven en Melilla ir al colegio. La Asociación Pro Derechos de la Infancia ha recogido casi 100.000 firmas que piden poner fin a esta discriminación.