Huelga feminista
Eulen despide a una limpiadora por secundar la huelga feminista del 8M

En la carta de despido, la empresa alega que la trabajadora no acudió a su puesto de trabajo sin justificar la ausencia. La carta no solo ignora que no es necesario avisar de que se va a secundar una huelga, sino que la empresa tiene 60 días como plazo máximo desde que se produjeron los hechos para imponer una sanción.

Lourdes Despido Huelga Feminista
Lourdes, en el centro, despedida esta semana por secundar la huelga el pasado 8M.

publicado
2019-07-19 08:27

Este martes, Lourdes Abarca limpiaba la biblioteca de Aragón, en Zaragoza, como otro día más. Llevaba desempeñando este trabajo desde diciembre de 2018, cuando fue contratada por la empresa Eulen. Al día siguiente empezaban sus vacaciones. De repente, recibió la inesperada llamada de su jefe. Andaba buscándola por el edificio y le reclamaba que fuera a su encuentro. “Algo raro pasa”, pensó Lourdes para sus adentros. Las sospechas iban in crescendo cuando le dijo que quería hablar con ella a solas y la metió en una sala. Tras una conversación formal, finalmente, le entregó la carta de despido. Lourdes comenzó a leerla y no salía de su asombro. “Le dije que me estaban despidiendo por ejercer mi derecho a huelga. Él me respondió que no avisé. Le dije que no iba a entrar a discutir, pero las huelgas no se avisan. Firmé la carta. Me entró la risa. Recogí mis cosas y me fui a casa”, resume Abarca a El Salto.

Nada más llegar a su hogar, lo primero que hizo fue publicar la carta en Facebook. La estaban despidiendo por participar en la huelga feminista del pasado 8 de marzo. Lourdes no estaba dispuesta a callarse. Y su post ya es viral. En el documento se puede leer como argumentación del despido lo siguiente: “Usted no acudió a su puesto de trabajo el 8 de marzo de 2019. Sin embargo, lejos de justificar la ausencia o de llevar a la práctica su derecho de huelga, lo que hizo fue advertir a algunas compañeras de que se atuvieran a las consecuencias si comunicaban a la empresa que ese día no había ido a trabajar”.

“La carta es un despropósito y es incongruente. El que la ha redactado no tiene ni idea. Que me expliquen a quién he coaccionado yo. O que vengan esas compañeras y me lo digan”, expresa Abarca mientras añade que no avisó a la empresa de que iba a hacer huelga “porque eso no se avisa”. Lourdes fue la única que secundó el paro. “A las compañeras si les recordé que yo iba a hacer huelga para que supieran que, si no llegaba al día siguiente, no me había pasado nada. Para que no se preocuparan. La huelga consiste en que mi puesto de trabajo no se cubra. Les dije que no cubrieran mi trabajo, pero sin intimidación ni nada, que no tenemos ningún problema entre nosotras”, explica.

Huelga feminista
El Gobierno vulneró el derecho a la huelga con los servicios mínimos de transporte el 8M de 2018

La Audiencia Nacional anula los servicios mínimos del transporte ferroviario y por carretera de la huelga del 8 de marzo de 2018 tras el recurso de CC OO. El sindicato ha interpuesto recursos también por los servicios mínimos impuestos este año.

La misiva concluye que, basándose en el artículo 41 del Convenio Colectivo de Limpieza de Edificios y Locales de Zaragoza, los hechos suponen “una falta muy grave”. Y lo califican como “fraude o abuso de confianza en las gestiones encomendadas”, aplicando la sanción de despido. Para Virginia Castillo, abogada de CNT, la medida es “totalmente desproporcionada”.

LA CARTA NO CUMPLE LOS REQUISITOS

“No puedes despedir a una trabajadora por ejercer el derecho a huelga. Es un derecho que se ejerce en libertad y que no tienes que justificar ni dar preaviso”, explica Castillo. Por otro lado, para esta abogada las sanciones tienen que cumplir unos requisitos formales y materiales. “Si los formales no se cumplen, el despido es improcedente automáticamente”, asegura. “La carta no cumple los requisitos formales. Es inconcreta, no dice a qué compañeras incitó ni qué perjuicios le causó a la empresa. No concreta”.

Por otro lado, en palabras de la letrada, la empresa tiene 60 días como plazo máximo desde que se produjeron los hechos hasta que se impone la sanción. “La sanción está prescrita. Podrían ampliar el plazo si demuestran que la empresa no se enteró, pero si la trabajadora ficha cada vez que entra, ellos saben perfectamente que ese día no fue a trabajar”, añade Castillo. El Salto ha intentado contactar con Eulen pero no ha recibido respuesta.

Por último, Castillo insiste en la desproporción de la medida. “Por faltar un día a trabajar se está imputando un despido. Esto es una represalia por haber hecho la huelga y haber promovido un derecho fundamental”, sentencia la letrada de CNT quien denuncia las “prácticas abusivas” de Eulen como una constante. Así, recuerda que hace unos años, y nada más entrar como empresa concesionaria de la limpieza de las escuelas infantiles de Madrid, la empresa despidió a 300 trabajadoras. “Les entregaron a todas la misma carta de despido con puntos suspensivos para que cada una introdujera su nombre”, ejemplifica para ilustrar las malas prácticas de la empresa.

Por su parte, Lourdes Abarca asegura que va a intentar conseguir la nulidad del despido. Quiere recuperar su puesto que ejercía con “un contrato indefinido y por discapacidad”. Un contrato de 8 horas al día por el que no llegaba a los 1.000 euros al mes. “Estoy teniendo muchísimos apoyos a raíz de la publicación en Facebook. Y yo no me voy a quedar en silencio. Siempre he sido activa y reivindicativa. He reivindicado los derechos laborales de todas y hoy me ha tocado a mí, pero hubiera hecho lo mismo si fueran contra otra compañera”, sentencia.

Relacionadas

Huelga feminista
La principal suministradora cárnica de Mercadona vulneró el derecho a la huelga

CNT consigue que la empresa Frescos Delisano, principal suministrador cárnico de Mercadona, haya sido condenada por vulnerar el derecho de huelga durante la convocatoria de huelga feminista del 8M.

Huelga feminista
Multa por computar una jornada de huelga como “absentismo laboral”

Iveco computó la jornada de ocho horas correspondiente el 8M como absentismo. El sindicato CGT recuerda que esta empresa ha sido condenada en varias ocasiones por vulnerar el derecho a la huelga de su plantilla.

Huelga feminista
Los servicios mínimos del 8M fueron “abusivos” en la Sanidad andaluza

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha reconocido que los servicios mínimos del 100% fijados por el Gobierno socialista de Susana Díaz “hacen ilusorio el derecho constitucional a la huelga”.

4 Comentarios
Arantza Ruiz de eguilaz 17:24 20/7/2019

Hola Lourdes. Tienes todo mi apoyo. Ánimo y un abrazo.

Responder
0
0
#37418 12:13 20/7/2019

Ánimo Lourdes!

Responder
2
0
#37403 12:15 19/7/2019

Ala, por contratar rojos.

Responder
0
4
#37641 11:45 26/7/2019

?Ala y pechuga.
Con el esfuerzo de los rojos tú vives como vives. Facha!

Responder
0
0

Destacadas

Vejez
“Podemos aguantar la huelga de residencias de forma indefinida”, asegura el sindicato ELA

La huelga de las trabajadoras de residencias arrancó en septiembre de 2018 y el viernes cumplió la jornada 146. Lejos de solucionarse el conflicto, el sindicato mayoritario asume un mes más de huelga si el 11 de diciembre la patronal no aprueba su propuesta.

Medio ambiente
Mar Menor, ecocidio anunciado

El Campo de Cartagena ha sufrido una profunda transformación en apenas unas décadas. Los excesos de una agricultura industrial intensiva y del turismo de masas han colapsado la mayor laguna salada de Europa. Los habitantes de la zona exigen frenar la debacle.

Partido Laborista (Reino Unido)
Raíces radicales: Corbyn y la tradición del radicalismo inglés

Las ideas que sustentan el corbynismo están profundamente integradas en la tradición radical inglesa. Reclamar esta tradición puede jugar un papel clave en la revitalización de nuestras ambiciones para el futuro.

Homofobia
CGT denuncia un despido “homófobo” en la estación de esquí de Sierra Nevada

La empresa Cetursa prescinde de los servicios de un trabajador fijo discontinuo con 15 años de experiencia. El sindicato CGT relaciona el despido con la orientación sexual del empleado.  

Contigo empezó todo
La muerte con la que Joan Peiró se ganó a sí mismo

Mientras esperaba el consejo de guerra, el franquismo victorioso hizo una oferta irrechazable al sindicalista y ministro republicano Joan Peiró.

Infancia
Alicia Murillo: “Una mujer adulta es una persona opresora respecto a la infancia”

El feminismo de hoy en día es adultocentrista porque solo defiende a las mujeres adultas. Así lo denuncia Alicia Murillo, activista feminista, artista y ama de casa que desde hace tres años lidera el proyecto Becas La Caja de Música, destinado a niños que han sufrido maltrato por parte de su padre o madre.

Últimas

Racismo
Medio millar de personas rechazan en Hortaleza el ataque de la granada y piden convivencia

Cerca de 500 personas han apoyado la convocatoria de las asociaciones vecinales de Hortaleza por la convivencia y contra el racismo, a cinco días del ataque con una ganada contra el centro de primera acogida de menores. 

Kurdistán
La Corte Suprema y la guerra en el Kurdistán
Los tribunales belgas han determinado que no se puede tratar al PKK como una organización terrorista, sino como un bando de un conflicto armado
COP25
Carteles para el fin de este mundo

Hay espacios donde los principios no se trafican y no es fácil que los mercaderes se hagan hueco. Este parece ser uno de ellos.

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.