Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS)
Las afectadas de la EMVS, felices por la sentencia contra Botella: “Luchamos contra gigantes”

Satisfacción plena de las personas afectadas por la venta de vivienda pública tras la sentencia del Tribunal de Cuentas que impone una multa de 25,7 millones de euros a la exalcaldesa Ana Botella y su equipo.

Cacelorada PAH
Integrantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en una cacelorada de protesta. Álvaro Minguito
28 dic 2018 12:44

Contenta y sin parar de atender el teléfono durante toda la mañana. Así se encuentra Arantxa Mejías, portavoz de las personas afectadas por la venta de vivienda pública a los fondos oportunistas, tras conocer el fallo del Tribunal de Cuentas que impone una multa de 25,7 millones de euros por la venta de 1.860 viviendas públicas protegidas a dos sociedades del fondo buitre Blackstone a un precio por debajo de mercado. La venta realizada por el Gobierno de Ana Botella, ha acarreado años de angustia a las afectadas, que han visto cómo aumentaba el precio de los alquileres de sus viviendas.

Mejías explica que el trayecto vital de las afectadas durante los cinco años que han pasado desde la venta “ha sido y es vivir en la incertidumbre constante, con miedo, con consternación, en algunos casos generando que la gente tuviese que abandonar sus hogares, porque era inasumible la presión personal que se estaba sufriendo y la presión económica a la que nos están sometiendo estos fondos de inversión, por el incremento de los alquileres y también porque nos ha hipotecado la vida durante estos años: es luchar contra gigantes”, explica en conversación telefónica con El Salto.

Esta portavoz cree que el actual equipo municipal actuó correctamente al trasladar al Tribunal de Cuentas los resultados de la auditoría sobre la venta de estas viviendas a Blackstone, un dictamen municipal que se hizo sin contar para ello con la presencia de Botella y los otros diez altos cargos del anterior equipo implicados, que dieron la espantada en junio de 2016 cuando una comisión del Ayuntamiento examinó la decisión. Hoy, ha trascendido que el equipo de Botella incurrió en una “negligencia grave” en perjuicio en el patrimonio público cuando enajenaron 5.315 inmuebles de titularidad pública —entre ellos 18 bloques completos de pisos protegidos— por un montante de 128,5 millones de euros, cuando el Tribunal de Cuentas estima que su precio superaría los 151 millones.

Así, hoy, 28 de diciembre, el Tribunal de Cuentas ha refrendado lo inacertado de la decisión de Botella. Mejías explica que no esperaban “para nada” este dictamen, hasta el punto de que ha llegado a pensar que se trataba de una broma por el día de los inocentes. Los afectados por la venta, explica, tuvieron que retirarse de la causa en Cuentas porque “en el caso de perder las costas, iba a ser inasumible para nosotros”. No obstante, resume esta portavoz, el proceso penal continúa abierto, después de que los afectados hayan conseguido levantar hasta en dos ocasiones el archivo del caso.

“Que el Tribunal de Cuentas dé esta sentencia y multe a la exalcaldesa por su decisión nos da esperanza de que la causa penal siga adelante y tome decisiones que al final no beneficien no solo a los afectados directos, sino a todos los ciudadanos de Madrid, afectados indirectos por la venta”, señala Arantxa Mejías.

Los tiempos de la causa penal son lentos, aunque la persistencia de los afectados ya ha conseguido que declaren los responsables de Fidere, brazo instrumental de Blackstone, y el anterior consejero delegado de la EMVS, Fermín Oslé. Mejías confía en que la decisión del Tribunal de Cuentas sirva para que se haga justicia en la causa que está en el Juzgado de Instrucción número 38 de Madrid. También que se esclarezcan los aspectos más opacos de la operación. Preguntada por este periódico sobre si entre esas partes “opacas” está la relación de José María Aznar Botella con Blackstone a través de Gesnova Gestión Inmobiliaria Integral, Mejías subraya que debe imponerse la “cautela” y dejar que sea la justicia la que investigue las posibles conexiones e intereses personales que rodearon la polémica venta.

Al final del camino, Mejías está esperanzada en que las afectadas por la venta a Blackstone “podamos comprar la vivienda al mismo precio al que la ha comprado Fidere… que aún así son las casas más caras de la historia, porque hemos pagado durante todos años, seguimos pagando y soportando el incremento que hacen estos fondos de inversión”. Esta afectada añade su confianza en que se haga justicia “y que esta gente, que tomó una decisión que ha destrozado a tantísimas familias, pague por ello”.

Relacionadas

Vivienda
La PAH pedirá a la Fiscalía que recurra la absolución de Ana Botella por la venta de vivienda pública

El gobierno de Martínez-Almeida despidió la semana pasada a Paloma Herranz, jefa de servicios jurídicos de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), imposibilitando que se recurra el fallo del Tribunal de Cuentas que absolvía a Ana Botella.

Tribuna
Vete de aquí. Madrid y el dilema de la vivienda

Gran parte de nuestra clase política vuelve a comprar las promesas de inversión, de empleo y de progreso urbano que ya nos llevaron en 2008 a la mayor crisis social de los últimos 30 años. De nuevo, vemos a gobernantes de uno y otro signo político “comprando la moto” del progreso a través de la promoción inmobiliaria.

1 Comentario
#28496 20:46 28/12/2018

Muy agudo, Pablo, por indicar al cerebro en la sombra:
Aznar, el intocable.

Responder
1
0

Destacadas

Desigualdad
Ingreso mínimo vital, hacer historia o repetirla
Tras la aprobación el pasado viernes 29 del ingreso mínimo vital, se espera que mañana lunes 1 de junio puedan leerse los últimos detalles en el BOE. La medida definida como histórica por sus impulsores y parte de la opinión pública, aún afronta suspicacias y resistencias tanto desde posturas que la consideran inviable, como voces que cuestionan el alcance de su ambición.
Gobierno de coalición
Yolanda Díaz: “Nuestro país vive una reforma laboral permanente desde el año 84”

Desde el comienzo de la crisis por la pandemia del covid-19, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, tuvo claro que la prioridad era evitar la “flexibilización externa”, es decir, los despidos masivos que siguieron al estallido de la burbuja en 2008. En la entrevista, Díaz está mucho más cómoda hablando de bases de cotización y del modelo productivo que sobre lo que pasa en el Consejo de Ministros.

Coronavirus
El Gobierno solicitará la última prórroga del estado de alarma, hasta el 21 de junio

Tras recabar el apoyo de ERC y PNV a la prórroga del estado de alarma hasta el 21 de junio, el Gobierno solicitará al Congreso la última extensión de esta medida excepcional.

Pobreza
Un estudio proyecta que las personas sin hogar de EE UU aumentarán un 45% en solo un año
Más de 38 millones de personas se han apuntado ya al desempleo desde que comenzaron las cuarentenas en marzo, representando casi una cuarta parte de toda la mano de obra nacional.
Música
Al Altu la Lleva, un coro antifascista, internacional y feminista en Gijón

Nació como acompañamiento puntual para un concierto de Nacho Vegas, pero el coro antifascista Al Altu la Lleva ha continuado cantando canciones de otros tiempos que aún resuenan en el presente. Con buen humor, muchas voces y siempre desde abajo a la izquierda.

Últimas

Coronavirus
Personal sanitario de Madrid vuelve a la protesta este lunes
Trabajadoras y trabajadores llaman a concentrarse otro lunes más frente a las puertas de los centros sanitarios, esta vez a las 20:30.
Estados Unidos
Trump amenaza con usar el “ilimitado poder” del ejército para sofocar las protestas por la muerte de George Floyd

Trump culpa al movimiento antifascista y a la “izquierda radical” de las protestas que se suceden por todo Estados Unidos tras la muerte de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis, la capital de Minesota, un estado que va a movilizar a la Guardia Nacional.

Impunidad policial
De Minneapolis a Jerusalén. Ira

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios. Un nuevo formato de El Salto TV: el Plano Maestro.