Elecciones del 26 de mayo
Tras la conjura de los imbéciles, los charlatanes y los listos, ¿ahora qué?

Lo cierto es que, con el triunfo del PSOE, Ciudadanos, el PP, y los independentistas de diverso pelaje, quien ha triunfado, una vez más, es el capital.

Noche electoral Ciudadanos 26M celebración y globos
Celebración de Albert Rivera en la sede de Ciudadanos. David F. Sabadell

publicado
2019-06-03 11:12

La conjura de los imbéciles, de los charlatanes y de los listos ha tenido un éxito perfecto.

Una conjura fragmentada en la acción política pero fusionada en intereses egoístas personales. Conjura —sin conjuntar— cuya finalidad era/es alcanzar el pequeño poder político temporal, el reconocimiento personal, el hundir al rival, que no deja de ser seña de identidad izquierdista. Una conjura que, con estas y otras tantas finalidades como fragmentadores, personales o grupusculares, se presentaron a las diversas elecciones. Y conjura de los que no se presentaron ni votaron, pero mantuvieron una pura e inmaculada abstención activa.

Una conjura agrupada y encadenada en el destino: la derrota, el sometimiento, sin posibilidad de combatirlo, al capitalismo sustentado por toda la derecha, incluido el PSOE. Y como decía Bertolt Brecht, para luchar contra el fascismo hay que luchar antes contra el capitalismo

Pero incluso la derrota nos la presentan fragmentada en los análisis, falseada en la aceptación de responsabilidades, cainita en las acusaciones.

La infantil y estúpida pertinaz fragmentación de los izquierdistas españoles, ha derrotado nuevamente para la izquierda española las próximas veinte (número imaginario y aleatorio) convocatorias electorales. En todas ellas la izquierda saldrá ya derrotada.

Unos y otros han contribuido a esta derrota. Cada uno según sus medios: los imbéciles por su ignorancia, los charlatanes por sus propias mentiras, los listos atrapados en sus egoísmos personales. Todos en sus autoengaños.

Los imbéciles no son capaces de ver ni admitir la verdad de su poca valía personal, de comprender cuáles son sus intereses de clase, sus verdaderos intereses personales, individuales y colectivos. No son capaces de reconocer humildemente su ignorancia y, por tanto, su incapacidad. Lo que favorece sus tendencias autodestructivas y su “muera yo con los filisteos” [y dijo Sansón: ¡Muera yo con los filisteos! Y se inclinó con todas sus fuerzas y el edificio se derrumbó sobre los príncipes y sobre todo el pueblo que estaba en él. Así que los que mató al morir fueron más que los que había matado durante su vida. Jueces 16, 30]. En estos casos los filisteos suelen ser sus propios correligionarios, posibles aliados y, lo que es peor, los posibles beneficiarios de sus luchas sociales.

Los charlatanes lo que más temen es que se descubra la verdad de su incompetencia y, sobre todo, su impostura ideológica y su falta de generosidad. La verdadera faz de su intelecto y de su corazón negaría sus falacias argumentales, lo que sería un serio obstáculo para alcanzar sus egoístas intereses personales y les dejaría en vergüenza ante sí mismos —la derrota más humillante para ellos— y el resto de la sociedad. Su maldita estupidez, por egoísmo, individual predomina sobre sus verdaderos intereses personales y sociales.

Los listos, si se supiera el alcance verdadero de su inteligencia, serían mandados al muladar de la historia [sí, en minúscula] como unos impostores de la Verdad, faltos de empatía, solidaridad con toda la sociedad, incapaces para los cometidos que se propusieron con sus artimañas dialécticas. Unos pretendiendo preservar su pureza de “inmaculados”, su “abstención activa”. Otros, preservando en su herido corazón la integridad ética e intelectual de su particular catecismo doctrinario. Tantos catecismos como grupúsculos izquierdistas se proclaman cada día.

Lo cierto es que, con el triunfo del PSOE, Ciudadanos, el PP, y los independentistas de diverso pelaje, quien ha triunfado, una vez más, es el capital.

Y ahora, ¿qué?

Y ahora, ¿qué pasará con los desahuciados y los que esperan el desahucio? ¿Creéis que el PSOE con Ciudadanos trabajarán en su favor o en el de la Banca favoreciendo los Planes de Pensiones?

Y ahora, ¿qué pasará con la Ley Mordaza? ¿No pensaréis que el PSOE la derogará y no tratará de emplearla en su favor?

Y ahora, ¿qué pasará con las tarifas eléctricas? ¿Creéis que el PSOE y Ciudadanos se cerrarán esas puertas?

Y ahora, ¿qué pasará con los salarios y los trabajos basura? Si durante 40 años el PSOE y sus aliados han ido deteriorando paulatinamente los derechos laborales —acordaos de los contratos basura de González Márquez—, ¿creéis que ahora derogarán la Reforma Laboral del PP o que la adecuarán a los tiempos que corren para el capital?

Y ahora, ¿qué pasará con las pensiones? ¿Para qué servirán las movilizaciones de los pensionistas? Sin una izquierda que les presione realmente, ¿creéis que se adecuarán a las necesidades sociales o a las necesidades de la banca? El primero en proponer pensiones privadas al estilo chileno (Pinochet), fue el señor Solbes, ministro de un tal González Márquez, del PSOE.

Y ahora, ¿qué pasará con la enseñanza? ¿Creéis que el PSOE se enfrentará a la iglesia católica?

Y ahora, ¿qué pasará con la sanidad universal? ¿Creéis que el PSOE se enfrentará a las multinacionales de la sanidad y las farmacéuticas cerrándose esas puertas?

Y ahora, ¿qué pasará con el movimiento LGTBI? ¿Creéis que no irá quedando, cada año más, reducido a una manifestación folclórica como ya lo es el 1º de Mayo?

Y ahora, ¿qué pasará con el movimiento feminista? ¿Para qué habrán servido las movilizaciones del 8M? ¿No creéis que les pasará, cada año más deprisa, los mismo que al 1º de Mayo y al Día del Orgullo? Folclore que nos venderá estampado en camisetas el capital.

Podría seguir con una lista interminable de reivindicaciones sociales. Vosotros las conocéis. Vosotros las tenéis. Podéis añadirlas.

Sobre este blog
El espacio para la libre expresión de los socios y las socias de El Salto. Si quieres participar escribe a socias@elsaltodiario.com. El Salto no se responsabiliza de las opiniones que sus socios/as expongan en este blog.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Pista de aterrizaje
María ‘La Paparachi’: “Andalucía está hecha por los barrios y sus gentes”

A María Valencia, vecina del Polígono Sur de Sevilla, todo el mundo la conoce como ‘La Paparachi’. Hace teatro, tiene un libro de cocina y quiere escribir otro sobre su vida; participa en varias asociaciones del barrio y tiene dos programas de radio.

Badajoz
Y la extrema derecha volvió a entrar en Badajoz

Badajoz será, con el paso del tiempo, el prototipo de muestra en el que se inspiren las derechas que pueblan toda la península sobre la manera en que se hacen las cosas.

Elecciones del 26 de mayo
¿Qué ha pasado en Jerez de los Caballeros?

Jerez de los Caballeros ha aparecido en los últimos días en los medios de todo el país por un pacto difícil de entender entre PP, Ciudadanos y Unidas Podemos para hacer alcalde al líder de la formación morada en la localidad. Nos acercamos a la capital de la Sierra Suroeste para arrojar algo de luz sobre el asunto.

4 Comentarios
Antonio San Román 22:27 3/6/2019

Cuando los políticos no son capaces de ponerse de acuerdo para facilitar políticas sociales y progresistas que favorezcan a la mayoría contra el capital, son unos imbéciles, unos necios o unos listos.

Responder
3
9
#35412 16:01 3/6/2019

Clasismo burgués de Unidas Perdemos. Superioridad centripeta de núcleo irradia-pijos.

Responder
14
0
#35410 16:00 3/6/2019

Hola Antonio. Soy un independentista que vote tres veces a Pudimos, antes de que se quitaran la careta en Catalunya. Simplemente deciros a los fachas pos-modernos españoles, que nadie hablara de vosotros cuando hayáis rosadiezllamazares. A llorarle a la cabra de la legión. Y cierra españa, tricornier

Responder
13
1
#35387 13:06 3/6/2019

Aquí la duda es si el escritor pertenece a alguna de las 3 categorías que comenta (imbécil, charlatán o listo) o pertenece a las 3 categorías a la vez.

Responder
17
0
Sobre este blog
El espacio para la libre expresión de los socios y las socias de El Salto. Si quieres participar escribe a socias@elsaltodiario.com. El Salto no se responsabiliza de las opiniones que sus socios/as expongan en este blog.
Ver todas las entradas

Destacadas

Laboral
Cientos de personas salen a la calle para apoyar el final de la huelga de las Kellys de Ibiza

Las camareras de piso de Ibiza y Formentera, convocadas por CGT, han parado durante 48 horas para pedir una regulación de su carga de trabajo, el reconocimiento de las enfermedades laborales relacionadas con su profesión y la jubilación anticipada.

Alemania
Educar contra el nazismo

El currículo educativo de Alemania obliga a enseñar en las aulas de forma extensa qué ocurrió en la época de Adolf Hitler, cómo se forjó el antisemitismo y el papel de los nazis durante la II Guerra Mundial.

Violencia machista
Las activistas africanas reclaman un internet libre de violencia contra las mujeres

El entorno digital se mueve entre un nuevo espacio para que las mujeres reclamen sus derechos o un lugar en el que se reproducen las viejas discriminaciones.

Brasil
Las causas políticas detrás de los incendios en el Amazonas

Desde hace semanas, la región tropical más grande del planeta está en llamas. Entre enero y agosto, el número de incendios ha aumentado un 145% en comparación con el mismo período en 2018.

Palestina
Asentamientos israelíes, ciudad de vacaciones

El turismo en los asentamientos ilegales de Cisjordania promovido por el Gobierno israelí y empresas como Airbnb, Booking, TripAdvisor y Expedia perpetúa la expansión de las colonias y contribuye a normalizar la ocupación en Palestina.

Medios de comunicación
Vázquez Montalbán, periodista

Escribir deprisa, masticar despacio. El periodista Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939-Bangkok, 2003) sigue siendo una referencia en el periodismo popular y en el discurso de la izquierda política no dogmática y zumbona. Su obra periodística, que fue compilada en 2011 por la editorial debate, y la reciente reedición de su ‘Diccionario del Franquismo’ son el pretexto para recuperar fragmentos de reportajes y crónicas que marcaron su tiempo y nos permiten mirar al nuestro con mucha menos ira y algo de tino.