Series
The Boys, superhéroes fascistas

Superman tiene una cara oculta que Warner Bros no quiere producir. Si algún día te encuentras un superhéroe recién nacido a las afueras de tu granja será mejor que lo mates. 

The Boys, serie distópica sobre superheroes

publicado
2019-10-03 06:00

Ironizaba Ernesto Sevilla en un monólogo sobre qué superpoder elegir si pudiera escoger. Superfueza, sin duda. "¿Superinteligencia? Que te follen". Pues eso es The Boys. Qué importa el diálogo si tus ojos pueden quemar un edificio. 

Es usual encontrar en las producciones americanas una crítica al autoritarismo ajeno mientras su bandera ondea de fondo. Se quieren demasiado. De igual modo, son los únicos en hacer producciones donde su nación parezca la fascista y no la salvadora, porque allí nadie es establishment, aunque la serie la produzca Amazon. Se sienten tan pueblo que ni el errejonismo puede seguir la estela. The Boys es una parodia de la JLA que sirve de altavoz para todas las miserias yanquis: la hipocresía, la industria armamentística y la indefensión de la clase trabajadora frente a los tiburones de Wall Street. 

Watchmen sentó cátedra en cuanto a historias distópicas de superhéroes. Si alguien inmune a las balas y con la capacidad de volar existiera, ¿ayudaría a acabar con las injusticias o sería el promotor? Aquel tebeo preguntaba por quién se atreve a vigilarlos, a lo que The Boys contesta que nadie. 

Adaptada del cómic por Seth Rogen, Evan Goldberg y Eric Kripke, en apenas diez minutos introduce en un mundo en el que toda esa magia comiquera existe y es, además, una industria millonaria. Los héroes con poderes sobrenaturales existen y además protagonizan películas. Están en la cúspide de la pirámide. Pero son criminales, salvajes, avariciosos, violadores y asesinos. Sus bondades no son más que un producto de marketing que esconde una versión mucho más turbia y negativa. Pese a que los protagonistas son imitaciones de Aquaman, Superman, Black Panter o Wonder Woman, el fondo de todos ellos se asemeja mucho más a El Comediante u Ozimandias. En lugar de ser adalides a imitar, son el espejo de nuestras ambiciones más babosas. 

Nadie en su sano juicio pensaría nunca que Seth Rogen, conocido por trabajos como Virgen a los 40, Supersalidos o Malditos Vecinos, acabaría enganchando al espectador con una historia en la que que un grupo de fascistas con la venia habitual del establismenth tiene un poder incalculable e incontrolable. El año en el que Vengadores: Endgame se ha convertido en la película más taquillera de la historia del cine y en el que Disney ha lanzado su propia plataforma audiovisual con decenas de estrenos programados dentro del mundo de Star Wars, The Boys propone una reinterpretacion de ese tipo de historias que están conquistando las salas y los televisores.

Esta serie tiene la singularidad de no tratar al espectador como a un niño. De no ver al ciudadano como un joven ingenuo, sino como un pobre alienado. De deconstruir a los ídolos. El Capitán América fue creado con la intención de convencer a las nuevas generaciones de que se alistaran en el ejército; ese es el origen de los superhéroes, el cual The Boys quiere abordar desde un prisma crítico. 

De los productos de hoy solo pasarán a la posteridad los que arrasen en taquilla y tengan algo de discurso. No ha llegado el día en que una misma pieza conjugue los dos conceptos, pero The Boys es la primera piedra para acabar confluyendo en el Watchmen del s.XXI.



Sobre este blog
Todo es política. Cine y series.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Cine
‘1917’, emocionante (y turístico) simulacro de algo parecido a la guerra

Sam Mendes, el realizador de Camino a la perdición y Skyfall, visualiza en 1917 una misión contrarreloj de dos combatientes de la I Guerra Mundial en un fingimiento de tiempo real a través de dos largos planos-secuencia. El resultado es un thriller de supervivencia contrarreloj más que un filme bélico al uso.

Cine
Crítica de ‘1917’
Sam Mendes resuelve con pulcritud envidiable, aunque sin proclamas políticas, una epopeya de la Primera Guerra Mundial
Literatura
La domesticación de ‘Mujercitas’ en el siglo XXI

La intención con la que Louisa May Alcott escribió la novela ha podido quedar eclipsada en alguna de las versiones cinematográficas en favor de la historia romántica y de personajes algo estereotipados, donde el mensaje crítico ha sido suavizado.

2 Comentarios
Daniel R 21:27 6/10/2019

The boys es una adaptacion libre del cómic con el mismo nombre escrito por el británico garth ennis, seth rogen tiene el mérito de ser el productor de la serie así como lo fue de The Preacher basada en otro cómic del mismo autor. Los dos cómics super recomendados, mejores que sus adaptaciones para mí gusto.

Responder
0
0
#40454 16:22 4/10/2019

Que algunos de los personajes parodien a los de JLA no convierte a The Boys en una parodia... tiene una vocación radicalmente diferente a la primera, va infinitamente más allá, es un producto para adultos, no para niños, es esencialmente crítica y subversiva... y ni una palabra sobre Garth Ennis, autor intelectual de la obra... estaría bien que, para variar, pusieran a gente a escribir de lo que sabe...

Responder
2
0
Sobre este blog
Todo es política. Cine y series.
Ver todas las entradas

Destacadas

Educación
Madrid, epicentro de la educación excluyente

Profesorado especializado saturado, sobrerratio de alumnado atendido: la administración madrileña mantiene la atención a la diversidad bajo mínimos. Familias y profesionales se organizan para garantizar el derecho a la educación de niñas y niños con necesidades especiales.

Memoria histórica
La memoria alicantina que escapa de los campos nazis

Al menos 188 alicantinos fueron deportados y más de un centenar murieron en los campos de concentración del nazismo entre 1941 y 1945. Ante la falta de iniciativa de las instituciones, algunos familiares, investigadores y colectivos trabajan para recordar lo que sucedió y para honrar la memoria de quienes fueron represaliados por sus ideales.

Laboral
El salario mínimo subirá a 950 euros en 2020

Satisfacción del Ministerio de Trabajo y los sindicatos CC OO y UGT tras llegar a un acuerdo con la patronal para la subida de un 5,5% del salario mínimo interprofesional.

Plurilingüismo
Una lengua para gobernarlos a todos

El mínimo de un 25% de estudios en valenciano previsto en la Ley de Plurilingüismo ha despertado las alarmas entre quienes lo ven como una amenaza al castellano, una tesis a la cual se han sumado los partidos de la derecha.

Tenemos que hablar
Calladita estás más guapa

No opines sobre feminismo, sobre política, no digas ni mú. Calla que bastante tienes con poder votar, chitón a las risas desmesuradas con tus amigas en una cena irreverente. Histéricas.

Crisis climática
Entre esperanza y desesperación: nos rebelamos por el clima en 2020

En estos tiempos donde es posible nuestra propia extinción, el lema “rebelión o extinción” nos permite transformar nuestro dolor en rabia, en energía para la rebelión por el clima y por nuestra vida. No nos queda otra alternativa.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Memoria histórica
Contra el pin parental, la vocación democrática de las maestras de la República

Las maestras y los maestros republicanos fueron los funcionarios más represaliados por el franquismo. Parece que debemos seguir insistiendo en que nuestros conciudadanos se pregunten por qué. Sobre todo en Murcia

Derecho a la ciudad
La política de las migajas: San Buda en Cáceres
El Ayuntamiento de Cáceres se suma a la política competitiva entre grandes municipios por atraer una inversión privada cuyos resultados no están claros.
Antiespecismo
Los animales a los que rescatamos, y aquellos a los que no
La crisis de incendios forestales en Australia arroja luz, una vez más, sobre las incoherencias que hay tras el trato que les damos a los animales.