Mundiales de fútbol y cine (II): Si Ken Loach es futbolero, todos debemos serlo

Desde Ken Loach a Paolo Sorrentino, los creadores de cine siempre han sido devotos del fútbol. Pero por alguna razón, el cine no acaba de casar bien con este deporte. 

Buscando a Eric
Eric Cantona en Buscando a Eric.

publicado
2018-06-20 05:00:00

Resultado de la primera parte: Elige chute o chutazo

Arranca la segunda parte con victoria local.

Cuando el fútbol y el cine se han unido normalmente el resultado ha sido mediocre. Por esas incógnitas inexplicables, dos de los productos por excelencia de nuestro tiempo, no terminan de encajar. Sin embargo, hay historias y anécdotas venidas de la confluencia entre ambas artes (qué arriesgado acabar así la frase). 

Famosa e inmortal es ya la historia que recuperó Galeano en El Fútbol a sol y sombra de cómo los restos del Dinamo de Kiev en 1942 se negaron a perder un partido contra un combinado nazi. El partido acabó 4-2 (otras fuentes dicen que 5-3) y varios de ellos fusilados en lo que sirvió de base para Evasión o Victoria (1981), película en la que se vio a un Pelé preso meter una tijereta épica gracias a la fabulosa dirección de John Huston. Sin duda, la película de fútbol más exitosa de la historia del cine. 

El fútbol y el cine están ligados por muchos motivos, pero sobre todo tienen un lazo invisible gracias a ser productos para la masa. El cameo de Zidane en Asterix en los Juegos Olímpicos (2008), George Best en Percy (1971), David Beckham en la infame Operación U.N.C.L.E (2015) o el mismísmo Di Stéfano en Once pares de botas (1954) son algunas de las apariciones más gloriosas que los exfutbolistas han dado a la gran pantalla. Letras de oro aparte, como siempre que se le menciona, merece Ken Loach, que ayudó a que el equipo del que él es fan, el Bath City, no fuera a la bancarrota. Sus constantes guiños al fútbol se pueden apreciar en Buscando a Eric (2009) o Mi nombre es Joe (1998), por mencionar los más evidentes. El director inglés tiene la respuesta al porqué en el cine no se ve tanto fútbol: "El fútbol es un deporte de la clase trabajadora. Si no ha estado más a menudo en el cine es porque las películas se hacen tradicionalmente desde perspectivas burguesas", confesaba en una entrevista en Panenka

De Sorrentino al Mundial de Videla


Igual de épico pero sin dinero por medio es Paolo Sorrentino, que tiene pendiente el estreno de Loro, un 'biopic' sobre Berlusconi. El director napolitano es, como no podía ser de otra manera, fiel e incondicional del equipo de su ciudad en el que un día jugó Maradona. Nunca desaprovecha la ocasión de mostrar algún guiño en sus proyectos, siendo tal vez el más personal el que se produce en la serie El Joven Papa, pues el Cardenal Voiello (Silvio Orlando) es un fanático del ‘Pipita’ Higuaín cuando éste jugaba en la escuadra sureña.

Conocida por muchos es la historia en la que un joven Sorrentino viajó para ver a su Napolés de Maradona frente al Empoli mientras sus padres marchaban a su casita de fin de semana. Al regresar de ver aquel partido, los padres del ahora director habían fallecido por un problema con la caldera. Sorrentino tenía 16 años.

Uno de los acontecimientos que mejor han casado con el cine y la documentación histórica es el Mundial de 1978, celebrado en Argentina durante la dictadura militar de Videla. El documental Mundial 78, la historia paralela (2003) refleja lo bien que le vino a la dictadura que Mario ‘El Matador’ Kempes junto a Passarella lideraran al conjunto nacional para levantar la Copa del Mundo y hacer olvidar a todos las atrocidades que allí se sucedían.

César Luis ‘El Flaco’ Menotti, entrenador de aquel inolvidable plantel, confesó que pertenecía al Partido Comunista en la clandestinidad. Seguro que en todas las veces que Videla le estrechó la mano no fue capaz de atisbar ese detalle que de saberlo no habría pasado por alto. Tal vez la mayor referencia a los Mundiales de Fútbol en el cine español la tengamos en La Gran Familia Española (2013), de Daniel Sánchez Arévalo, madridista confeso. La historia de cómo las tensiones familiares estallan en una tragicomedia mientras Iniesta hace el partido de nuestras vidas, muestra lo básico que es el fútbol a la vez que evidencia lo básicas que son las familias. Solo quieren salud, dinero y amor, lo mismo que un jugador cuando se sienta a pelear su renovación.

Empate visitante justo antes del final.

Sobre este blog
En el arte hay muchas respuestas que no quieren que sepas. Mezclando periodismo, cultura crítica y cine de masas para crecer en compañía. Fundados en 2012 como programa de radio, hemos pasado por diferentes emisoras hasta convertirnos en blog para trabajar de diferentes formas. No queremos ignorar el cine y las series de moda, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. No queremos ignorar el cine más independiente, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. Buscamos la mezcla y la originalidad en los temas para demostrar que a través del cine, con el enfoque adecuado, se puede crecer como persona hasta límites infinitos.
Ver todas las entradas
3 Comentarios
#19058 11:04 20/6/2018

Pan y circo

Responder
1
1
#19053 9:50 20/6/2018

Voy a decir una muy obvia, pero que vista con buenos ojos tampoco es espantosa: 'Quiero ser como Beckham'... Además de fútbol, pequeñas pinceladas (simplistas, lo sé) sobre feminismo y migrantes, ¿no?

Responder
2
0
#19043 7:51 20/6/2018

El fútbol era también protagonista en la primera película dirigida por Sorrentino, L'uomo in più (2001).

Responder
2
0
Sobre este blog
En el arte hay muchas respuestas que no quieren que sepas. Mezclando periodismo, cultura crítica y cine de masas para crecer en compañía. Fundados en 2012 como programa de radio, hemos pasado por diferentes emisoras hasta convertirnos en blog para trabajar de diferentes formas. No queremos ignorar el cine y las series de moda, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. No queremos ignorar el cine más independiente, pero tampoco queremos ceñirnos solo a eso. Buscamos la mezcla y la originalidad en los temas para demostrar que a través del cine, con el enfoque adecuado, se puede crecer como persona hasta límites infinitos.
Ver todas las entradas

Destacadas

Alimentación
Del sándwich de atún a la porrusalda: cómo cambiar la alimentación de escuelas y hospitales

Las compras públicas de alimentos y la contratación de empresas para comedores determinan la economía de ciudades y comunidades autónomas. Una iniciativa madrileña recoge firmas para que esas compras introduzcan criterios sociales y ecológicos, como ya se están haciendo en experiencias pioneras en Valencia y las Islas Canarias.

Unión Europea
Sabine Lösing: “Hay que transformar la producción armamentística en producción de bienes que beneficien a las sociedades”

Hablamos con Sabine Lösing, la europarlamentaria alemana que ha borrado a España de la lista de países con buenas prácticas en cuanto a la venta de armas a terceros países, después de la decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez de continuar los negocios con la dictadura Saudí a pesar de la catástrofe humanitaria que está provocando en Yemen con armas españolas.

Brexit
La UE y la “soberanía”
1

Si algo queremos es debilitar la soberanía. Contra Trump y sus apologetas, contra Juncker, no puede haber poder que no sea desafiado, ninguna decisión que no pueda ser sometida a revisión democrática.

Justicia
Una pena de agresión sexual es rebajada porque la víctima hizo teatro en el colegio
La Associació d'Actors i Actrius Professionals Valencians ha empezado una campaña contra esta sentencia por considerarla humillante tanto para la víctima como para las profesionales de la interpretación.
Cine
“Quiero que me enterréis enderezada”

A las mujeres que se les ha enseñado a relacionarse consigo mismas a través de las miradas de los demás, la retirada de esta mirada equivale a una muerte, a entrar en un limbo, y es en ese limbo donde se aparca a las mujeres de mayor edad.

Últimas

Extremadura
Las ayudas sociales y el mercado de trabajo (según la patronal extremeña)
5

Recientemente, representantes muy destacados de organizaciones empresariales han realizado declaraciones públicas relativas a valoraciones sobre las ayudas sociales y sobre la influencia de estas en el interés de los trabajadores y trabajadoras por ocupar puestos de trabajo. Sus propuestas expresan una vez más la insolidaridad de estos sectores sociales acomodados con las capas de la población más empobrecidas.