Nicaragua
¿Por qué los 'cheles' de izquierda se hacen los locos ante el 'desturque' Nica?

Casi nadie mira a Nicaragua, donde la represión de los Ortega-Murillo ya deja al menos 40 jóvenes asesinados y un país conmocionado. Algún complejo tenemos, algún mito revolucionario que nos aleja de la realidad.

Manifestación en Managua
27 abr 2018 22:29

Un dolor profundo. Sentí un dolor profundo cuando en 1998 Daniel Ortega pactó con Arnoldo Alemán una especie de cuidado mutuo para repartirse la inmunidad y el poder. Llegué a Nicaragua en 1997 obnubilado aún por la mitología revolucionaria. Y sí, Nicaragua había sido revolucionaria… y mucho, pero cuando yo llegué el Frente Sandinista (FSLN) ya era un esperpento, herido de muerte después de la Piñata (el reparto de propiedades y riqueza por la élite del FSLN tras perder el poder en 1990), y la sociedad todavía una especie de estrés postraumático, como consecuencia de la traición de la élite del partido.

Dolor siento ahora, cuando veo que la mayoría de medios de comunicación españoles, especialmente los autodeclarados progresistas, se hacen los babosos (tontos), ante la gravísima situación de represión que vive el país centroamericano que algún día, en plena Guerra Fría, fue el epicentro de la esperanza y la construcción colectiva. Los revolucionarios cheles (rubio, pero en genérico, extranjero) miran de soslayo lo que está ocurriendo para evitar pronunciarse.

No hablo desde la teoría. Fui durante unos meses subdirector de Barricada, el también mítico periódico del FSLN, y trabajé a las órdenes esquizoides de Tomás Borge. Conocí a Daniel, a su hermano Humberto, a Bayardo Arce… a tantos otros. Y pude decepcionarme en primera persona: un lujo doloroso que no se olvida.

Pasé 11 años sin volver a Nicaragua (entre 2001 y 2012) porque temía el reencuentro con un país al que amo pero que, por lo que sabía, era una sombra de sí mismo después de los gobiernos de Alemán –ese corrupto y corruptor sin límites-, del ultraconservador Enrique Bolaños y, por fin, de Daniel Ortega, de vuelta al poder en 2007. Cuando Daniel ganó las primeras elecciones andaba yo en Ecuador y recibí la noticia junto a una antigua guerrillera del FSLN que lloraba de rabia: “Esos chigüínes (niños) no saben quién es esa araña”. Una población joven y sin memoria llevaba a la presidencia a un sandinista corrupto dispuesto a destrozar por segunda vez (la primera fue con la Piñata) el hermoso legado de la Revolución.

Regresé de visita en 2012 con noticias desconcertantes: Rosario (la Chayo) Murillo era quien gobernaba de verdad, el cardenal Obando (el mayor enemigo no armado de la Revolución) estaba dentro del Ejecutivo, Edén Pastora (el mayor enemigo armado desde la contrarrevolución) era orador en los actos de aniversario del 19 de julio… Managua me recibió con carteles que hablaban de una “Nicaragua, cristiana y socialista” y con banderas decoloridas del FSLN que habían mudado el rojinegro por el rosa.

De lo epidérmico, a lo profundo: gente con el adn sandinista verdadero tratando de construir economía solidaria y procesos horizontales en las periferias y una Managua controlada al extremo por Daniel y la Chayo, donde el control y la corrupción aumentaban a cada minuto alimentados por el robo de las donaciones venezolanas y multiplicados por el tejido clientelar desarrollado por el matrimonio (que con plata habían comprado hasta el silencio de la hija de la Chayo, Zoilamérica).

Dolor siento hoy al ver la lista ya de 40 muertos con nombre y apellidos difundida por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y a la que aún no se han sumado otros 28 nombres que están por verificar, porque los desaparecidos durante la represión de las protestas estudiantiles son numerosos (la foto de esta entrada es de la nicaragüense Evelyn Flores).

Dolor, al leer los mensajes de mis amigos nicas, dolor, especialmente, al sentir el silencio de esta izquierda española que sigue negando la realidad -mientras redacta comunicados en apoyo a la venezuela de Maduro- o que piensa que detrás de lo que ocurre en Nicaragua hay un complot gringo para sacar a los Ortega-Murillo del poder, como si los nicas no fueran autónomos y como si el desturque (pleito) en Nicaragua fuera parte una disputa entre revolucionarios (los sandinistas en el poder) y reaccionarios (los miles de jóvenes en las calles de todo el país).

No hay ninguna cifra oficial de muertes, porque el Gobierno, de boca de su vicepresidenta -La Chayo-, no reconoce que haya ocurrido la masacre que ha mancillado las calles de diversas ciudades. Tampoco hablan del corte de la señal de varios medios de comunicación ni de la renuncia de 15 comunicadores de medios oficiales asqueados por el silenciamiento de los hechos.

El Gobierno reculó levemente al retirar la reforma de la Seguridad Social que prendió la mecha de este desturque el 17 de abril, pero la cosa ya no tiene que ver con eso. Un compañero, me escribía en los primeros días de la represión: “¡Esta revuelta ya no es por el INSS! Es por la libertad, la necesidad de establecer el diálogo y la cohesión social basada en el respeto a todas las diversidades y la justicia económica. Es por construir un Estado honesto, justo, que rinda cuentas, con funcionarios y funcionarias capaces y también apegados a derecho que no de intereses de un partido. Es por la oportunidad de cerrar los históricos ciclos de violencia que hemos heredado desde la colonización europea hasta las dictaduras sanguinarias del somocismo, o los gobiernos neoliberales de los años 90´s. Es por que nos merecemos vivir en convivencia todas y todos, es por terminar de integrar a la Nación a los pueblos originarios Miskitus, Mayagnas, Ramakis, Monimbó; y también a los pueblos Negros. Esta es una lucha para que construyamos una sociedad en la que ser mujer no sea un peligro”.

Mejor dicho imposible. Nicaragua se merece todo porque es de los pocos lugares del mundo que se atrevió a soñar y a construir la revolución de manera colectiva y masiva (no hubo foquismo en el país). Ahora sólo veo dos posibilidades. Que los Ortega-Murillo, aislados social e internacionalmente, recrudezcan la violencia como animales heridos, o que entiendan que su reinado terminó y abran la puerta a un gobierno provisional que pueda provocar un diálogo social que recoja la inmensa riqueza política, social y cultural del país. Yo sigo pendiente... ¿y tú? 

Sobre este blog
Miradas dispersas desde y sobre Abya Yala.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Nicaragua
“En Nicaragua hay un permiso social para ejercer violencia contra las mujeres”

Tras las revueltas de 2018 en Nicaragua, los derechos de las mujeres y la integridad de las feministas peligran en el país. La reconocida feminista Teresa Blandón denuncia la represión ejercida por el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Nicaragua
Feministas denuncian un repunte de la violencia contra las mujeres en Nicaragua
Muchos colectivos han tenido que inventar prácticas de seguridad después de que más de un año de detenciones y amenazas a feministas.
4 Comentarios
Nica 17:23 29/4/2018

25 anos fuera de nicaragua solo recuerdo la frase que dijo el viejo somoza ue en la politics solo los rios no se regresan con 30 y pico de partidos politicos nunca vamos a llegar a nada pero me da alegria que la juventud se esta dispertando de nuevo salimos de la dictadura somoza para estar en la dictadura ortega

Responder
2
0
Marina 3:06 28/4/2018

También sigo pendiente, y me voy aclarando de la compleja situación y me duele... Creo entender las opciones que existen y el deterioro del FSLN pero también tengo dudas para fiarme de EE.UU, Mis mejores deseos y estaré atenta

Responder
1
0
Wilmer Rickly 23:15 27/4/2018

NICARAGUA REBELDE y REVOLUCIONARIA ESTÁ INSURRECCIONADA A FAVOR DE LA LIBERTAD
Los actos insurreccionales protagonizados por jóvenes auto convocados estos días, en toda Nicaragua, refleja un hartazgo a la corrupción de la pareja presidencial, al desmesurado uso de la fuerza policial, el autoritarismo más propio del somocismo que de un Gobierno que se denomina de izquierdas, a las tropelías propias de las derechas centroamericanas en los procesos electorales, la concentración de poder y la pérdida y debilitamiento de la institucionalidad del Estado, la patrimonialización familiar y partidaria de los fondos solidarios de enviados por el hermano pueblo de Venezuela, la partidización de los movimientos sociales, las represiones constantes cuando organizaciones de todo tipo (no partidarias) salen a la callen a reivindicar derechos ganados en la Revolución Popular, la alianza con los grupos empresariales y la élite de la Iglesia Católica corruptos, la soberbia con la que han gestionado el Poder Electoral, por las consecuencias y la irresponsabilidad en la gestión de los incendios en la principal reserva ecológica Indio Maíz, por las medidas tomadas para sanear el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).
Es decir, esta revuelta ya no es por el INSS!
Es por la libertad, la necesidad de establecer el diálogo y la cohesión social basada en el respeto a todas las diversidades y la justicia económica. Es por construir un Estado honesto, justo, que rinda cuentas, con funcionarios y funcionarias capaces y también apegados a derecho que no de intereses de un partido. Es por la oportunidad de cerrar los históricos ciclos de violencia que hemos heredado desde la colonización europea hasta las dictaduras sanguinarias del somocismo, o los gobiernos neoliberales de los años 90´s. Es por que nos merecemos vivir en convivencia todas y todos, es por terminar de integrar a la Nación a los pueblos originarios Miskitus-as, Mayagnas, Ramakis, Monimboseños-as, Sutiviaveños-as; y también a los pueblos Negros. Esta es una lucha para que construyamos una sociedad en la que ser mujer no sea un peligro.
Y hoy es también, por encontrar y llevar a los tribunales a los responsables de asesinar a más de 60 jóvenes

Responder
6
0
Wilmer Rickly 23:08 27/4/2018

NICARAGUA REBELDE y REVOLUCIONARIA ESTÁ INSURRECCIONADA A FAVOR DE LA LIBERTAD
Los actos insurreccionales protagonizados por jóvenes auto convocados estos días, en toda Nicaragua, refleja un hartazgo a la corrupción de la pareja presidencial, al desmesurado uso de la fuerza policial, el autoritarismo más propio del somocismo que de un Gobierno que se denomina de izquierdas, a las tropelías propias de las derechas centroamericanas en los procesos electorales, la concentración de poder y la pérdida y debilitamiento de la institucionalidad del Estado, la patrimonialización familiar y partidaria de los fondos solidarios de enviados por el hermano pueblo de Venezuela, la partidización de los movimientos sociales, las represiones constantes cuando organizaciones de todo tipo (no partidarias) salen a la callen a reivindicar derechos ganados en la Revolución Popular, la alianza con los grupos empresariales y la élite de la Iglesia Católica corruptos, la soberbia con la que han gestionado el Poder Electoral, por las consecuencias y la irresponsabilidad en la gestión de los incendios en la principal reserva ecológica Indio Maíz, por las medidas tomadas para sanear el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).
Es decir, esta revuelta ya no es por el INSS!
Es por la libertad, la necesidad de establecer el diálogo y la cohesión social basada en el respeto a todas las diversidades y la justicia económica. Es por construir un Estado honesto, justo, que rinda cuentas, con funcionarios y funcionarias capaces y también apegados a derecho que no de intereses de un partido. Es por la oportunidad de cerrar los históricos ciclos de violencia que hemos heredado desde la colonización europea hasta las dictaduras sanguinarias del somocismo, o los gobiernos neoliberales de los años 90´s. Es por que nos merecemos vivir en convivencia todas y todos, es por terminar de integrar a la Nación a los pueblos originarios Miskitus-as, Mayagnas, Ramakis, Monimboseños-as, Sutiviaveños-as; y también a los pueblos Negros. Esta es una lucha para que construyamos una sociedad en la que ser mujer no sea un peligro.
Y hoy es también, por encontrar y llevar a los tribunales a los responsables de asesinar a más de 60 jóvenes.

Responder
3
0
Sobre este blog
Miradas dispersas desde y sobre Abya Yala.
Ver todas las entradas

Destacadas

Educación
Combinar estudios y trabajo, una necesidad materializada para las clases populares

La clase mayoritaria en las universidades españolas sigue siendo la alta. Cerca de 45.000 estudiantes han tenido que abandonar sus estudios por motivos económicos en 2019. Debido al deficitario funcionamiento del sistema de becas, los que no cuentan con altos ingresos económicos se ven obligados a desempeñar empleos precarios para mantenerse.

Justicia
El Constitucional anula la condena a César Strawberry

Los magistrados argumentan que los tuits del rapero, que incluían afirmaciones como no son perseguibles penalmente y mantiene que el Supremo no vulneró su derecho fundamental a un proceso con todas las garantías cuando se revocó la absolución decretada en primera instancia por la Audiencia Nacional.

Violencia machista
El proceso judicial que sigue a una denuncia por violencia de género

Cada año son más las mujeres que rompen su silencio y denuncian las agresiones por violencia de género, pero el proceso no es sencillo y no siempre pone a las denunciantes en el centro.

Música
Biznaga: punk, ojos y capital

El cuarteto Biznaga descarga toda su rabia contra el algoritmo en un disco conceptual en torno a las transformaciones en lo personal y lo colectivo que ha supuesto la implantación del imperio GAFAM (Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft).

Reino Unido
Altos costos y viviendas precarias: la odisea que enfrentan los inquilinos en Londres

Las medidas sociales para el alquiler de pisos que se implementaron tras la Segunda Guerra mundial han ido desapareciendo. Ahora, los propietarios privados exigen cantidades desorbitantes para el alquiler de pisos en la capital inglesa.

Últimas

Migración
Organizaciones sociales entregan al Gobierno un decálogo de propuestas sobre migración

Las entidades españolas que forman la Red Migreurop entregaron al Ministerio de Interior un decálogo de propuestas sobre políticas migratorias y denunciaron que la continuidad del modelo de seguridad que defiende el Estado español aleja “del concepto de seguridad humana que propone la Agenda 2030”.

Huelga
La plantilla de jardines de Zaragoza continúa su huelga indefinida con una acampada

Los trabajadores reivindican una subida salarial acorde con el IPC, la incorporación de medidas sociales en el convenio y que la plantilla no se divida en dos empresas subcontratadas.