El Salto
Un solo Salto, muchas lenguas

Como ya comentamos en agosto, en el mes de septiembre todas las personas socias recibiréis una edición especial.

Portada Blog socias 29

publicado
2019-09-02 16:58

En esta edición de El Salto, como en la de agosto, se agrupan las cinco ediciones territoriales que integran nuestro proyecto de comunicación. Pero hemos dado un paso más: varias de las páginas que componen esta revista están escritas en lenguas del Estado español diferentes al castellano.

Como ya anunciamos en el número de agosto, a comienzos de este curso convocaremos a las personas suscritas a una consulta vinculante para decidir el futuro de la versión impresa de El Salto. Una de las opciones es reducir nuestra periodicidad a bimestral (cada dos meses), otra es unificar las ediciones territoriales y general de El Salto en una sola edición y, la última, combinar ambos factores: unificar ediciones territoriales en una única revista bimestral. Esto nos permitirá ahorrar costes de producción, poder destinar más recursos a nuestra web y ofrecer, en definitiva, una información y una revista más cuidadas.

Cada una de las opciones tiene sus pros y sus contras. Ya sea con periodicidad mensual o bimestral, la edición única supondría decidir cómo abordar la cuestión de las lenguas. Hasta ahora, la revista impresa de El Salto cuenta con ediciones territoriales en Andalucía, País Valencià, Euskal Herria, Galicia y Madrid, además de una edición general destinada a los territorios sin edición propia. Varias de estas ediciones tienen contenidos en los idiomas propios del territorio. Una edición única de El Salto podría incluir contenidos en otras lenguas del Estado (como hemos hecho en esta edición), ofrecer estos contenidos tanto en su lengua propia como en castellano o ser íntegra en castellano. En pocas semanas pondremos en marcha el proceso participativo que decidirá sobre el futuro de la revista impresa de El Salto.

La decisión está en tus manos.

Sobre este blog
Desde las tripas de El Salto, un espacio para contaros cómo conseguimos que, de mes en mes, de Salto en Salto, lleguen a casa los números en papel, las promociones a las que tenéis acceso, nuestras venturas y desventuras con proveedores y, sobre todo, nuestros lazos con vosotras, las socias.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Huelga feminista
El Salto, con la huelga feminista

Las empleadas de El Salto, colaboradoras y demás integrantes del colectivo se suman a la Huelga Feminista de este 8 de marzo. Sus compañeros se dedicarán a cubrir informativamente las movilizaciones y a tareas de cuidados.

El Salto
Propuestas de las socias: paridad de género, sección de ciencia y otras iniciativas

Antes de la II Asamblea de El Salto, abrimos un foro para recoger las propuestas de las socias. Entre ellas, que haya paridad de género en la plantilla y en las colaboraciones de El Salto. Tras un estudio de la viabilidad de las propuestas más votadas, hacemos una devolución de las que son viables y os contamos cómo empezaremos a aplicarlas.

1 Comentario
#39006 17:35 2/9/2019

Gracias por dejar esa decisión en manos de los suscritpores. Por mi parte creo que es fundamental apostar sobre todo por la Web, por la edición digital

Responder
3
0
Sobre este blog
Desde las tripas de El Salto, un espacio para contaros cómo conseguimos que, de mes en mes, de Salto en Salto, lleguen a casa los números en papel, las promociones a las que tenéis acceso, nuestras venturas y desventuras con proveedores y, sobre todo, nuestros lazos con vosotras, las socias.
Ver todas las entradas

Destacadas

Dependencia
Los fondos de inversión desembarcan en el cuidado de mayores

En Madrid existen 426 residencias para la tercera edad, de las que 25 son 100% públicas y 18 tienen su gestión externalizada. El resto son privadas, un pastel que no pasa desapercibido a las empresas que buscan maximizar la rentabilidad del cuidado de personas mayores.

Medios de comunicación
Mentira la mentira, mentira la verdad
Para controlar la veracidad de lo que leemos, escuchamos o vemos, el colectivo Xnet propone una verificación previa de la información que se difunde, basada en saber quién crea y paga las ‘fake news’ y quién cobra por crearlas y viralizarlas.
Bolivia
El golpe anunciado que Evo Morales no supo prever (y 2)

Los golpistas lanzan una carrera contrarreloj para aplastar brutalmente la resistencia popular, inhabilitar a Evo Morales y García Linera y desmontar los logros de la revolución antes de convocar nuevas elecciones.

Corrupción
Griñán condenado a seis años de cárcel y nueve de inhabilitación para Chaves

La audiencia de Sevilla condena por malversación a José Antonio Griñán y a Manuel Chaves por prevaricación a causa de las prejubilaciones en Andalucía, conocidas como “caso de los ERE”.

Internet
El presente como distopía ochentera

¿Cómo juzgaríamos el mundo actual en caso de poder observarlo desde la perspectiva de los años 80?

Literatura
Luna Miguel: “La generación de escritores macho ya se está muriendo”
La escritora y periodista Luna Miguel se suma con ‘El coloquio de las perras’ al trabajo de recuperación gracias al cual, si estás atenta, tu lista de lecturas pendientes tendrá pocos autores de los de siempre.

Últimas

Violencia machista
El negocio tras la violencia machista

Muchos medios de comunicación ven en los feminicidios oportunidades para aumentar sus ingresos, vulnerando los derechos de las víctimas e ignorando sistemáticamente los códigos deontológicos. Las presiones y la misoginia en los medios, la precariedad y la falta de especialización dificultan la buena praxis de las y los periodistas.