Coronavirus
Las redes de solidaridad de Barcelona cuadruplican el reparto de alimentos

Las redes de apoyo mutuo de Barcelona, que antes alimentaban a 1.100 personas, ahora dan cobertura a 5.500. Han cuadruplicando el volumen de su intervención y cada semana sigue aumentando ante el desborde de los servicios sociales.

Alimentos Barcelona 1
Los paquetes de pasta se amontonan en la mesa de la red de solidaridad antes de ser distribuidos semanalmente. Sara Beltrame

“El anciano al que cuidaba murió en febrero y, desde entonces, no cobro. Ni cobré marzo, ni cobraré abril, pero Servicios Sociales me ha dado cita para el 25 de mayo, ¿qué hago todos estos días sin alimentos?”, se pregunta Maribel, una empleada del hogar vecina del barrio de Poble Sec de Barcelona. “Leche, arroz, cebolla, tomate, fruta”, enumera al pensar lo que recogerá hoy de la red de apoyo de su barrio. Pero más que su hambre, le preocupa la de su hija, una adolescente de 15 años.

Un total de 21 redes solidarias de Barcelona firmaron el pasado 24 de abril un comunicado en el que denunciaban que les constaba que el Departamento de Servicios Sociales de la ciudad estaba derivando casos a los que no podían atender a las redes de apoyo mutuo. Estos bancos, que antes alimentaban a 1.100 personas, ahora dan cobertura a 5.500. Han cuadruplicando el volumen de su intervención y cada semana sigue aumentando.

Un total de 21 redes de solidaridad denunciaron que les llegaban personas derivadas de los Servicios Sociales de Barcelona, un hecho que la concejala se apresuró a negar

“Llevo un mes llamando al teléfono de la asistenta social, si no tengo ni para comprar comida, ¿cómo voy a tener para el móvil?”, se pregunta Maribel, quien consiguió en la tarde de ayer una donación particular: “Yogures, galletas, queso, cereales, fruta y ¡aceite! Imagina: ¡Aceite! Con lo de esta tarde y lo de mañana, estaremos de maravilla los próximos días”. 

Maribel y su hija llevan un año en un piso recuperado por el Sindicat de Barri de Poble Sec. Eso les da la tranquilidad. “Si estuviera de alquiler, no podría pagarlo. Cuando alquilaba, pagaba un mes una cosa y al siguiente, nada. Con 500 euros de sueldo, fíjate para lo que alcanza”, explica. 

Lista de la compra Barcelona
El listado de productos de cada cesta repartida. Sara Beltrame

Moratoria de hipoteca y empoderamiento

Zhora vive con sus dos hijos en un piso de su propiedad. Ya ha hablado con el banco para solicitar una moratoria para mayo. También ha intentando cobrar el paro tras veinte años conduciendo un negocio de comida para llevar, que tuvo que cerrar hace seis meses cuando un fondo buitre compró el edificio donde se ubicaba el restaurante. Se puso a limpiar por horas, pero desaparecieron con la pandemia. “Treinta años llevo aquí y es la primera vez que he tenido que solicitar ayuda. No ha sido fácil. Pero cuando ves que no queda otra…”, dice sin terminar la frase. 

“Cuando estás sola, solo ves lo que te pasa a ti, pero cuando ves que a otras doscientas les pasa lo mismo, dices madre mía, no estoy sola, y empiezas a subir la moral”

Le resulta difícil hablar de ello, ni siquiera ahonda en que ella no solo recibe la cesta de alimentos de la red solidaria, también la distribuye dos veces a la semana. “Como no estoy trabajando, les pedí si podía hacer algo y aquí estoy”, resume. 

Entrar dentro de las entrañas de la red solidaria ha sido como una “terapia” para ella. “Cuando estás sola, solo ves lo que te pasa a ti, pero cuando ves que a otras doscientas les pasa lo mismo, dices madre mía, no estoy sola, y empiezas a subir la moral”. 

Coronavirus
Los grupos de apoyo mutuo rompen el aislamiento y la soledad de la gente mayor

Las personas mayores son uno de los sectores más vulnerables ante el confinamiento y sus efectos psicológicos y emocionales. Colectivos vecinales se organizan para dar una respuesta comunitaria a las consecuencias de la pandemia y trabajan para acompañar y cubrir las necesidades de este colectivo.

Silvio Covolo, del Sindicat de Barri de Poble Sec, destaca la importancia de ese empoderamiento. “Cuando esperan la cesta de alimentos, una compañera les explica en qué consiste el sindicato del barrio, la red no es asistencialismo, sino una red solidaria de apoyo mutuo”. 

Hoy toca reparto. Desde las nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde. Desde Poble Sec al Maresme, desde la Trini al Bon Pastor, desde Badalona a Gramanet, las redes de alimentos distribuirán las donaciones de particulares y los excedentes de MercaBarna que han conseguido negociar.

Por su parte, en rueda de prensa telemática, la concejal de Salud, Envejecimiento y Curas del Ayuntamiento de Barcelona, Gemma Tarafa, aseguró ayer que el consistorio ha atendido “a todos aquellos que se han puesto en contacto” con ellos y que, “en el caso que alguna red de apoyo vecinal se encuentre desbordada, les pedimos que nos deriven las personas que necesiten ayuda”. Por último, recordó que los voluntarios deben ir acreditados para que no les multe la Guardia Urbana, tal y como les sucedió a los miembros de la Red de Cuidados Antirracista de la ciudad.

Relacionadas

Coronavirus
La crisis sanitaria agrava la precariedad de las familias que viven sin agua corriente

Para las familias que no disponen de agua corriente en casa, cumplir con las medidas más básicas de higiene para contener el virus supone un esfuerzo añadido a la situación de precariedad que supone no tener acceso a este derecho humano.

Barcelona
Arquitectura económica para la Barcelona más guapa

Muchas de quienes han encontrado dónde vivir en la ciudad condal, desean algo más que una postal modernista: un tejido cooperativo y comunitario que cuente con el respaldo de la administración pública. Esa es el clave, según el investigador Ivan Miró, especialista en economías solidarias y sociales.

1 Comentario
#58448 18:02 25/4/2020

VISCA EL COMITÈ REVOLUCIONARI D'ALIMENTS

Responder
0
0

Destacadas

Coronavirus
El documento que condicionó los traslados de enfermos al hospital
Una orden enviada a los ambulatorios en pleno pico de la pandemia incluye criterios para no derivar a hospitales a pacientes afectados por covid-19.
La semana política
Estado profundo
Semana marcada por el cese del jefe de comandancia de la Guardia Civil y la presión sobre Fernando Grande-Marlaska, un hombre al servicio del Estado. Escalada retórica y aumento de la violencia en el ambiente. El Gobierno aprueba el Ingreso Mínimo Vital pero a partir de junio vuelven a estar permitidos los desahucios.
Elecciones
Mertxe Aizpurua: “Cada vez es menos imposible ganar las elecciones vascas y el PNV es consciente de ello”

La diputada Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, es una de las tres firmas que sellaron la pronta derogación laboral y saltarse el techo social del gasto municipal legislado por el ex ministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro.

Coronavirus
Las armas de Vietnam contra el “celoso” coronavirus

La propagación del virus en el país ha sido especialmente baja gracias a un firme sistema de zonas de cuarentena donde se traslada a cualquier persona que pudiera estar infectada.

Desigualdad
El ingreso mínimo vital ante el reto de hacer historia

El ingreso mínimo vital fue aprobado ayer finalmente en el Consejo de Ministros. La medida, anunciada como un avance histórico tiene un gran reto por delante: combatir la pobreza extrema que sufre un sector de la población. Algunas voces se preguntan si la prestación y sus objetivos son suficientemente ambiciosos.  

Renta básica
No es un debate sencillo, pero el miedo y la contención no son el camino

Fueron muchas las llamadas que recibimos ayer de amigos y amigas preguntando si podrían acceder al ingreso mínimo vital. Lamentablemente, en la totalidad de ellas la respuesta fue la misma. No podéis acceder. Aunque lleves desde febrero sin curro, el año pasado tuviste un empleo de 900€ al mes y, por lo tanto, no podrás acceder.

Evasión fiscal
Francia rectifica su veto a las empresas con sedes en paraísos fiscales

Los contribuyentes, llamados una vez más a participar, tendrán que financiar las ayudas públicas a las empresas afectadas por la crisis de covid-19. Pero, ¿beneficiarán estas ayudas concedidas en forma de préstamos garantizados, aplazamiento de las cotizaciones o ERTE a las grandes empresas con filiales en paraísos fiscales y que no tributan en Francia? ¿A las que, a pesar de todo, siguen pagando dividendos a sus accionistas?

América Latina
Argentina: el milagro de la vida en las periferias urbanas

La autoorgonización y la ayuda mutua en las villas miserias argentinas florece sobre un importante tejido social de décadas de experiencia. Una nueva entrega de “Movimientos en la pandemia” por parte del periodista y analista Raúl Zibechi.

Pobreza
Aprobado el ingreso mínimo vital

Esta mañana el Consejo de Ministros ha aprobado el ingreso mínimo vital, una medida que ha sido objeto de polémica en las últimas semanas mientras miles de familias sin recursos estaban pendientes de su implementación.

Últimas

Opinión
Voluntad de no mirar: justicia para Verónica

Verónica se suicidó hace un año por culpa del acoso que sufrió al circular por la empresa en la que curraba un vídeo sexual grabado hacía años. Lo difundió su expareja y lo compartieron sus “compañeros”.

Tribuna
Las multinacionales no sienten cariño, Mercedes tampoco

Desde EQUO Berdeak llevamos varios años reclamando la transición ecológica de la industria vasca del automóvil. Nos va mucho en ello: miles de empleos, el 60% de nuestras exportaciones, el 28% del PIB… Por eso resulta incomprensible que el Gobierno vasco siga mirando hacia otro lado.