Coronavirus
Las limpiadoras de portales quedan desprotegidas por decreto

Las trabajadoras de limpieza de fincas urbanas denuncian el desamparo en el que las dejan el Gobierno y los empresarios: el primero las olvida en el decreto de los “permisos retribuibles recuperables” y los otros no les facilitan equipos de protección individual.

Trabajadora limpieza
Una trabajadora de limpieza en un edificio del centro de la capital. David F. Sabadell
31 mar 2020 06:35

Son claras: dicen que se sienten como la última mierda. Y ese sentimiento es el que llevó a María (nombre ficticio) a grabar, de camino al trabajo, un vídeo que compartió en sus grupos de WhatsApp. María se dedica a la limpieza en fincas urbanas en Madrid. “Buenos días, señores del gobierno —arrancaba la empleada su testimonio—, hoy es lunes y estoy trabajando, y estoy trabajando sin las mínimas medidas de seguridad porque no me las da mi empresa”. Ella está contratada por una pequeña empresa dedicada al mantenimiento y limpieza de fincas privadas. Sus superiores, asegura a El Salto, no atienden a sus demandas ni resuelve sus dudas.

Sole (nombre ficticio) comparte empresa, colectivo y visión: cuando recibió el vídeo de María cuenta que se le “rompió el corazón” y sintió que su compañera tenía “toda la razón” en su denuncia. “No entendemos bien por qué somos esenciales en este momento. El punto que nos incluye en el BOE está muy mal redactado, y no han considerado en ningún sentido nuestro puesto específico, parece que se han olvidado de nosotros”, lamenta la empleada. “Y las empresuchas han aprovechado y se han acogido a esta cláusula”, añade. Lo más grave ya no es solo que trabajen, dicen, sino que lo hagan sin protección.

un decreto poco claro

El decreto ley que paraliza todas las actividades no esenciales hasta el 9 de abril ha despertado dudas por la falta de concreción y claridad en la redacción de algunos puntos, por lo abrupto de su anuncio y por lo tardío de su publicación. La medida se anunció para ponerse en marcha el lunes 30, pero el texto que la regulaba se publicó a última hora de la noche del domingo anterior, lo que generó incertidumbre entre muchos trabajadores que no sabían si al día siguiente tendrían o no que acudir a sus puestos. El artículo 18, el que hace referencia a la limpieza, es uno de los que más dudas ha suscitado. 

Coronavirus
Cuáles son los servicios considerados esenciales que se quedan fuera del “retribuido recuperable”

Los repartidores de Amazon y los empleados de Correos seguirán trabajando. El real decreto publicado en el BOE recoge la regulación de los llamados “permisos retribuibles recuperables” y la lista de servicios esenciales que no pueden acogerse a él.

Ese punto recoge como sector esencial los “servicios de limpieza, mantenimiento, reparación de averías urgentes, vigilancia y gestión de residuos” pero, tal y como explica la periodista Eva Belmonte en El BOE nuestro de cada día, la redacción es muy confusa al venir acompañada en el mismo epígrafe de una referencia al sector público, lo que genera dudas sobre si solo es en este tipo de entidades donde se debe aplicar la excepción: “Consultado el Ministerio de Trabajo, dicen que se refiere tanto a servicios privados como a públicos. Esperamos que publiquen pronto, en todo caso, una corrección”, añadía Belmonte el día siguiente a la publicación.

“No hay quien entienda esa parte del texto, es muy ambiguo”, sentencia Sole. No saben, dicen, si se trata de un simple olvido o si la falta de claridad ha podido ser intencionada: “Lo de las fábricas sí se han encargado de especificarlo, y la construcción ha quedado claro que no sigue habilitada”, dice María. “Yo creo que no se han querido pillar los dedos —añade Sole—, entiendo que en esta zona residen muchas personas mayores y que hay que desinfectar, ¿pero tan necesario es nuestro trabajo si se está hablando de reducir los movimientos a lo esencial? No lo tengo tan claro”.

desprotegidas no solo por la ley

La empresa de Sole y María no les ha facilitado guantes, mascarillas ni gel desinfectante. Sole se confeccionó su propia mascarilla y María compró una caja de guantes que se ha encargado de repartir entre las compañeras a las que les faltaba. “Tenemos un jefe en cuarentena desde hace 360 días —ironiza Sole—, nos ha dejado tiradas, llevamos días pidiendo material a la empresa y preguntando dudas. Estamos en el desamparo más absoluto”, lamenta.

“Si de verdad nuestro trabajo es tan esencial, lo primero que tienen que hacer es facilitarnos material de protección”

Llevan tiempo, explican, exigiendo equipos de protección individual a su empresa sin éxito. El miedo al contagio y a llevar el virus a casa es repetido entre las empleadas. “El problema no es tanto que tengamos de trabajar, es que tendríamos que trabajar seguras”, resume Sole. “Si de verdad nuestro trabajo es tan esencial, lo primero que tienen que hacer es facilitarnos material de protección”, añade.

Ante la falta de atención de sus superiores y el miedo a exponerse al virus o exponer a sus familias, las empleadas están considerando organizarse entre ellas para reducir su actividad. “La decisión que estamos pensando tomar entre nosotras, porque el jefe no responde, es desinfectar bien las barandillas y los pomos”, explica Sole. “Hemos considerado hacer una especie de servicio mínimo, ya que nadie nos da protección y vamos a ganar una cantidad irrisoria, organizarnos entre nosotras de esa manera”, explica.

“Resulta que las limpiadoras de fincas urbanas siempre hemos sido la última mierda, las menos consideradas, las peor pagadas, ¿y ahora nuestro trabajo es esencial?”, denuncia María

La precariedad del sector es lo que hace que sigan teniendo que asumir este tipo de abusos laborales. Ellas dos no tienen miedo a exponerse, pero si se identifican, dado el reducido tamaño de la empresa, podrían poner en riesgo a sus compañeras, “y hay madres que están solas para sacar a sus hijos adelante”, enfatiza María. 

“¿Y AHORA NUESTRO TRABAJO ES ESENCIAL?”

“Yo escuché el domingo en una rueda de prensa que querían conseguir que la gente que estuviese por la calle fuese la misma que tiene que salir un sábado o domingo. Yo un sábado o domingo no trabajo”, expone María en su vídeo. “Resulta que las limpiadoras de fincas urbanas siempre hemos sido la última mierda, las menos consideradas, las peor pagadas, ¿y ahora nuestro trabajo es esencial?”, critica la trabajadora.

Ella sabe, dice, que para el Gobierno y para su empresa “son números”, pero, sostiene, “yo tengo familia y para mi familia no soy un número”. “No entiendo que una limpiadora se tenga que exponer por 500 o 600 euros que ganamos si se supone que no se puede salir a la calle”, dice María. “En los bancos o en las farmacias extreman la medida de seguridad, ¿qué medidas de seguridad tenemos nosotras?”, lamenta la empleada. “A lo mejor es que hay por ahí un plus de peligrosidad y nos lo hemos perdido”, ironiza. 

“Cuando el estado de alarma acabe y empiece la crisis, ¿quién va a sacar al país de la crisis? El pobre a costa de su trabajo y de sus horas”

“Creo que el Estado se ha confundido ahí o nos ha olvidado”, añade Sole. “En realidad estamos aquí haciendo lo que podemos por tres duros pero nadie nos tiene en cuenta”, lamenta la empleada. María enfatiza en esta idea de menosprecio a la actividad del gremio: “A las limpiadoras no nos quiere nadie. Es un trabajo mal pagado, mal valorado, ¿y ahora somos esenciales?”.

Las trabajadoras lamentan que a su histórica exposición a la precariedad se sume ahora la de contagios. Quieren hacer presión para conseguir derechos laborales y garantías de algún tipo, pero mirando a futuro no pueden ocultar que no son demasiado optimistas: “Siempre somos el último eslabón”, concluye María, “Y cuando el estado de alarma acabe y empiece la crisis, ¿quién va a sacar al país de la crisis? El pobre a costa de su trabajo y de sus horas”. 

Pista de aterrizaje
“Limpiar es digno, pero en estas condiciones no”

Marisa Palazzo y Paqui Ruiz son dos de las mujeres que durante muchos años contribuyeron al crecimiento económico de Benidorm, aunque en su faceta más invisible: la de las camareras de piso.

Relacionadas

Migración
Más de 800 personas internas en el CETI de Melilla se manifiestan para exigir el traslado a la Península

El miércoles 3 de junio más de 800 personas internas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla se manifestaron para exigir el traslado a la Península y que se garantice el asilo político.

Universidad
ConVIDa-20: o efecto da corentena no estudantado
A USC lanza unha enquisa online para observar como se sente o estudantado tras a corentena e de cara ao futuro. 
Salud mental
Los síntomas de depresión y ansiedad se disparan entre jóvenes por la crisis del coronavirus
Diferentes estudios atestiguan que el estallido de la pandemia está afectando notablemente a la salud mental de jóvenes de entre 18 a 34 años, entre los que se han incrementado los síntomas de depresión, ansiedad o inquietud por la incertidumbre derivada de la crisis del covid-19.
10 Comentarios
#56744 14:09 13/4/2020

Soy limpiadora en edificios públicos. Que están cerrados debido al coronavirus. Resulta que desde el día 30 que llevamos en casa no nos han dicho nada de nuestra situación laboral. Que hacer porque después de 15 días ya no se que pensar?

Responder
0
1
#56736 13:43 13/4/2020

Es cierto!! No tenemos protección y estamos expuestas por 5 euros la hora. Esto no puede seguir así, pero somos personas imprescindibles!

Responder
0
0
#55221 9:51 4/4/2020

Así es ,somos las más olvidadas , donde hacemos nuestras necesidades , todo el día aguantando te y sin beber agua para q no te entre más las ganas de hacer pis y encima tener q aguantar a los de las comunidades tocando las narices xq esa gente no agradece q uno salga a la calle a limpiar sus portales en estos tiempos tan difíciles que nosotras también tenemos familia que cuidar ..

Responder
2
0
#55149 16:11 3/4/2020

Hola, es muy cierto lo que dicen, estas compañeras, a. O mi jeje solo me dio unos guantes de fregar y un gel de Gabon de manos, además vamos de aquí para aya donde se supone que tenemos que hacer nuestras necesidades si todo está cerrado, tenenos que estar cuatro o cinco horas aguantando no es normal ni humano es vergonzoso

Responder
1
0
#54702 25:49 1/4/2020

El gobierno a ignorado totalmente este trabajo ellas también se exponen y para ellas no ahí valor no ahí aplausos 😡

Responder
1
1
#56171 23:44 9/4/2020

Es una realidad nos tienen olvidadas,y encima las que limpiamos vestuarios sin ventilación y buena protección. Nada mas que la gente termina de ducharse y esta el vaho que aun ayuda mas a propagación.

Responder
0
0
#54565 12:07 1/4/2020

Tienes toda la razón yo trabajo en limpieza de comunidad y es vergonzoso que tengamos que limpiar porterías de una hora y de pueblo en pueblo tenemos muchísimo riesgo

Responder
1
0
#54563 11:34 1/4/2020

Muy bueno la información sobre las limpiadora de gracias.

Responder
0
0
#55189 23:43 3/4/2020

Es toda la razón yo también trabajo una hora y media en cada portería y tengo que ir de metro en metro sin guantes ni mascarillas

y sin protección

Responder
1
0
#55188 23:39 3/4/2020

Yo también hago para hacer una hora una hora y media en cada portería me tengo que mover de metro en metro sin mascarilla sin guantes sin nada es una vergüenza

Responder
1
1

Destacadas

Salud mental
Los síntomas de depresión y ansiedad se disparan entre jóvenes por la crisis del coronavirus
Diferentes estudios atestiguan que el estallido de la pandemia está afectando notablemente a la salud mental de jóvenes de entre 18 a 34 años, entre los que se han incrementado los síntomas de depresión, ansiedad o inquietud por la incertidumbre derivada de la crisis del covid-19.
Casas de apuestas
PP, Cs y Vox rebajan impuestos a las casas de apuestas de Madrid

El acuerdo aprobado por las derechas, con la abstención de Más Madrid y PSOE, elimina también la medida anunciada para mantener el empleo de condicionar la bajada del IBI y el IAE a que no realizaran despidos.

Migración
Atrapadas en Marruecos

El Gobierno español desatiende las urgentes peticiones de retorno de mujeres embarazadas residentes en España y de origen marroquí que quedaron atrapadas tras el cierre de fronteras entre ambos países. Yousra y Jalila son dos de ellas.

Google
La Generalitat de Catalunya asume poner freno a Google en escuelas e institutos

La asociación Xnet logra un acuerdo para que el Departamento de Educación salvaguarde la privacidad de los menores a través de software auditable y servidores propios que garanticen la intimidad de sus datos.

Turismo
Ivan Murray: “El turismo global es el Lehman Brothers de la crisis del covid-19”

El turismo ha frenado en seco con la pandemia y el hundimiento del sector tendrá un impacto brutal en la economía española. Iván Murray, profesor de la UIB e investigador en economía ecológica del turismo, analiza un fenómeno que tendrá en Baleares y Canarias su “zona cero del desastre”.

Medio ambiente
Andalucía, Madrid y Murcia reciben el premio Atila por su contribución a destruir el medio ambiente

Los premios que concede todos los años Ecologistas en Acción destacan la derogación de leyes de protección ambiental con la excusa del covid-19 y señalan la responsabilidad del Gobierno vasco en la catástrofe del vertedero de Zaldibar.

Coronavirus
Morbus coronaviri anno 2019: covid-19, tardocapitalismo y la muerte

Quizá una de las cicatrices más profundas que deje la pandemia de SARS-CoV-2 sea precisamente la psicológica o, si así se prefiere, la cultural. El envejecimiento y la muerte se avienen mal con la ideología de este período histórico que, a falta de mejor nombre, llamamos capitalismo tardío.

Migración
Más de 800 personas internas en el CETI de Melilla se manifiestan para exigir el traslado a la Península

El miércoles 3 de junio más de 800 personas internas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla se manifestaron para exigir el traslado a la Península y que se garantice el asilo político.

Últimas

Racismo
Cuando la memoria se hace rabia

La rabia expresada en las calles no surge del aire. La memoria que pretendió ser borrada ha sido recuperada desde lo político. Sin esa historia, sin todo ese recorrido, no se entiende lo que está pasando estos días en Estados Unidos.

Coronavirus
Enfermeras de Urgencias denuncian que les han negado mascarillas FFP2
Enfermeras y auxiliares del madrileño Hospital del Henares denuncian que el pasado domingo la supervisora de guardia les negó material de protección.
Sanidad pública
Crece el descontento entre el personal sanitario en Catalunya por la falta de recursos y los recortes
Trabajadores sanitarios vuelven a manifestarse en las puertas de hospitales de toda Catalunya para revertir los recortes realizados durante la anterior crisis y defender la financiación de la sanidad pública.