Coronavirus
Díaz Ayuso o la frivolidad del mal

En solo unos días, Díaz Ayuso nos ha dado una muestra perfecta de lo que es la frivolidad del mal, ese capitalismo cuqui, capaz de dejar en la calle a miles de personas una semana con una simple orden autonómica, y a la semana siguiente presumir de haber acordado con grandes empresas las comidas de la infancia empobrecida de la región que gobierna.

Isabel Díaz Ayuso -selección española
Isabel Díaz Ayuso con la camiseta de la selección de fútbol, durante la campaña electoral de 2019. Foto del PP de la Comunidad de Madrid.
Sarah Babiker
17 mar 2020 15:33

Era verano y estábamos en Italia, dos amigas de la universidad. Aquellos tiempos de agosto del 2019 donde lo que nos inquietaba eran los apocalipsis de los otros. El mar Mediterráneo tragando las vidas que Europa se negaba a salvar. Entre el ocio y el espanto, en las noches vacacionales, mi amiga y yo tejimos una confabulación que nos daba muchas ganas y muchas risas: íbamos a formar el CODA, el Comité por el Derrocamiento de Ayuso, un think tank cuyo único objetivo político era evitar que la entonces flamante presidenta de la Comunidad de Madrid acabara el año al frente del ejecutivo autonómico.

La célula sería anónima y estrictamente comunicativa. Para algo éramos (y somos) periodistas las dos. De hecho, y eso dotaba a nuestra misión de un fin trascendental, fuimos compañeras de promoción de la hoy presidenta. Pero se vino otoño, el trabajo, la velocidad, la locura de los tiempos. Y pasó lo que temíamos que pasara: perdimos nuestro concreto horizonte político, normalizamos a Díaz Ayuso al frente de nuestra Comunidad Autónoma, como antes normalizamos a Aznar como presidente, a Ana Botella de alcaldesa de Madrid o a Donald Trump como emperador del mundo. No nos da la vida para tanto esperpento.

Pero ahora tenemos más razones para derrocar a Díaz Ayuso y también más tiempo. Aunque algo debería explicar: no me gustan los ataques personales y me entristece pensar en herir a otro ser humano, aunque a dicho ser humano se la refanfinfle la humanidad toda. Aunque no sea consciente de su propia inhumanidad. Lo que con el CODA queríamos poner en el punto de mira no era a Isabel Díaz Ayuso en sí, si no una forma de hacer política que ella representa. Esa manera de apuntalar el neoliberalismo con una sonrisa. Esas artes para joder tontorronamente la vida de miles de personas. Esa forma (no solo) suya, de esparcir desigualdades criminales como única herencia política sin ni siquiera despeinarse.

En solo unos días, Díaz Ayuso nos ha dado una muestra perfecta, un ejemplo para la historia de lo que es la frivolidad del mal, ese capitalismo cuqui, capaz de dejar en la calle a miles de personas una semana con una simple orden autonómica, y a la semana siguiente presumir de haber acordado con grandes empresas las comidas de la infancia empobrecida de la región que gobierna. Esos alegres tweets con publicidad corporativa de empresas de fast food felicitándose por poner la alimentación de las niñas y niños en manos de hacedores de pizzas y de sandwiches. Sindicalistas, nutricionistas, profesoras, y padres y madres que acatamos religiosamente las recomendaciones de desayunos saludables que nos llegan cada poco de la escuela nos echamos las manos a la cabeza. Una vez más.

En estos días de colapso se habla de doctrina del shock, de la inducción a un estado en el que acabamos permitiendo que pase de todo. Pero no son necesarios atentados ni pandemias, hay doctrinas del shock de andar por casa que se aplican cada semana en plena “normalidad”. Con Díaz Ayuso llevamos con las manos en la cabeza desde antes de que fuese nombrada presidenta de la Comunidad. Entre alabar el trabajo basura, defender los derechos del concebido no nacido no se sabe muy bien desde cuándo, celebrar los atascos, la madrileña consiguió pasar su naturalización de la precarización laboral, su cuestionamiento de los derechos de las mujeres, y su desprecio por el medio ambiente como irrelevante carne de meme, en lugar de como la amenaza a las ciudadanas y ciudadanos de la Comunidad de Madrid que todo ello representaba.

Una vez en el poder, mimó a la educación concertada, ahondando en las políticas de segregación social tan bien maquinadas por otra frívola del mal, su antecesora Esperanza Aguirre. Dejó pasar el trato de favor blindado a su padre como una ayuda que cualquiera le daría a un ser querido y volvió a afirmar cándida, que total, la contaminación nunca ha matado a nadie.

Se tratan de fechorías todas que no se extinguen cuando nos echamos las manos a la cabeza o compartimos algunos memes, se tratan de decisiones politicas muy claras con efectos sobre la vida de la gente, efectos para toda la vida, porque una mala alimentación, una mala educación, una práctica política que normaliza el trato de favor, contribuir a sembrar un sentido común que minimiza los estragos de la acción humana sobre el planeta deja su sello en nuestras vidas, en las vidas de nuestras hijas y en las de las generaciones futuras. Y es por todo eso que aquel verano tan lejano nosotras soñamos con derrocar a Díaz Ayuso. Y es por todo esto, que en estos días de colapso, observar encerradas en casa la desmesura de su desvergüenza revive este concreto objetivo político.

Relacionadas

Comunidad de Madrid
Los municipios más pobres son los más afectados por el recorte de 14.000 plazas escolares aprobado por Ayuso

Los recortes en educación de la Comunidad de Madrid afectarán especialmente a las ciudades de renta más baja y los distritos con más carencias de la capital. En total se perderán más de 14.000 plazas en todo el ciclo desde infantil a bachillerato.

Sanidad
El Gobierno de la Comunidad de Madrid dificulta la conciliación familiar al personal sanitario

El sindicato de enfermería SATSE denuncia que el Gobierno de Ayuso ha iniciado recortes en los derechos del personal sanitario al limitar la conciliación familiar de profesionales con menores de 12 años. 

Coronavirus
Personal sanitario de Madrid vuelve a la protesta este lunes
Trabajadoras y trabajadores llaman a concentrarse otro lunes más frente a las puertas de los centros sanitarios, esta vez a las 20:30.
18 Comentarios
#59500 24:08 5/5/2020

Esta no a pasado hambre en su vida.

Responder
2
0
#50605 12:32 20/3/2020

Y aquellos que hablan de derribar a los que consideran legado de la dictadura y el ogro de la derecha, deberían primero preguntarse el por qué, después de llevar 40 años desde la transición, todavía tienen que sentarse a ver como destrozarla. No deberían, cuando aún hay tiempo, ahondar en las causas que llevaron a la II República a su destrucción, pero claro eso sería remontarse 80 años y se darían cuenta que fue esa IIzquierdabonita la que puso las cargas de dinamita, la mecha y las cerillas para así instaurar un régimen de corte estalinista... pero a estas "progresistas de veraneo viendo desde la playa en italia la injusticia de los ahogados mientras tumbadas al sol", solo les importaba decorrocar al mal (pero ellas de vacaciones muy proletarias,ellas)

Responder
0
4
#49958 13:09 18/3/2020

Esto es lo que quiere la gente q votó en Madrid y lo que tuvieron los trainta años anteriores. Yo no sé cómo aguanta la cosa esa de "la tumba del fascismo". En fin, que cuando acabe la pandemia, tenemos que sentarnos y hablar sobre desinvertir, despoblar y arrancar poderes a esa ciudad-comunidad-centrifugadora de virus-agujero-negro en general.
Díaz Ayuso es una cuenta más del rosario y otra oportunidad para que hagáis chistes mientras ocupan el poder initerrupidamente desde el 39.

Responder
3
3
doctoranimacion 11:36 18/3/2020

por fin madrid sera la tumba del fascismo, eso si, gracias a la IDA (Isabel Diaz Ayuso)

Responder
1
3
#49904 9:54 18/3/2020

Me sumo al CODA.

Responder
1
1
#49898 9:48 18/3/2020

Pija, clasista y antifeminista, que se puede esperar de esa organizacón criminal llamada PP.

Responder
8
5
#49903 9:52 18/3/2020

Y tu machista de manual

Responder
3
3
#49922 10:58 18/3/2020

Y tú más

Responder
0
0
#49947 12:32 18/3/2020

Si, si pero tu machista de manual

Responder
0
1
#49954 12:51 18/3/2020

Claro que sí, guapi. Sigue así.

Responder
1
0
#50008 16:08 18/3/2020

Si insultas a una insultas a todas

Responder
0
2
#50056 19:46 18/3/2020

Ah. Claro, claro, claro.

Responder
2
0
#49877 7:57 18/3/2020

Sororidad!

Responder
0
2
#49811 24:42 17/3/2020

Normalizar a Ayuso? Condición inhumana? Vosotras sois las que no sois normales, y no os queréis dar cuenta.

Responder
4
7
#55263 14:28 4/4/2020

Más argumentos y menos retórica, ( como siempre).

Responder
0
0
#49800 24:06 17/3/2020

Sororidad

Responder
1
3
#49915 10:36 18/3/2020

¿Exactamente a qué te refieres con sororidad? porque creo que no está claro el concepto, si entiendo el comentario cómo lo entiendo. El significado viene a ser la alianza, la hermandad, entre mujeres en cuestiones sociales de género, lo que no tiene nada qué ver con apoyar a las ideas políticas que son contrarias a la tuyas. ¿Te tienen que gustar los ideales de otra persona solo y exclusivamente porque las dos son mujeres? Me ha gustado el artículo y #mesumoalCODA

Responder
2
2
#49950 12:33 18/3/2020

Sin sororidad eres una machista mas

Responder
2
6

Destacadas

Temporeros
Los jornaleros no son bienvenidos en los hoteles de Lleida

Aunque el futbolista Keita Baldé se ofreció a pagar por adelantado el alojamiento de 200 trabajadores que duermen en la calle, los establecimientos están presentando excusas para no facilitar sus habitaciones.

Precariedad laboral
Los riders se reúnen con la ministra de Trabajo para exigir que se aplique la ley laboral

Riders X Derechos acudirán a la cita acompañados de representantes de la Unión de Autónomos UATAE y de Taxi Project. “Con la presencia de estos compañeros queremos mostrar la fuerza y unidad de la clase trabajadora”, resume Felipe Corredor.

Migración
Las personas solicitantes de asilo no podrán optar al ingreso mínimo vital

Al contrario de lo que se había anunciado previamente, los solicitantes de asilo quedan excluidos del ingreso mínimo vital. Se suman a las 600.000 personas migrantes en situación administrativa irregular que han quedado fuera de esta medida.


Coronavirus
Torrejón testea a su población en contra de las recomendaciones sanitarias

La localidad madrileña analiza la seroprevalencia de su población pese a que la OMS sigue sin recomendar los análisis masivos. Podemos Torrejón denuncia opacidad en la toma de la decisión y alerta de que puede ser contraproducente.


Estados Unidos
Trump, en un búnker, señala al movimiento Antifa como el enemigo a cazar

Las protestas por el asesinato policial de George Floyd se han extendido a todo el país, en un movimiento que ya se compara con los disturbios que, a finales de los 60, impulsaron el movimiento de los derechos civiles. Al menos cinco personas han muerto en el contexto de las manifestaciones. Trump pide considerar terroristas a los antifascistas.

Sanidad
El Gobierno de la Comunidad de Madrid dificulta la conciliación familiar al personal sanitario

El sindicato de enfermería SATSE denuncia que el Gobierno de Ayuso ha iniciado recortes en los derechos del personal sanitario al limitar la conciliación familiar de profesionales con menores de 12 años. 

Coronavirus
Sanitarios hoy, pacientes mañana

Según las estimaciones del Consejo General de la Psicología, cerca de 150.000 sanitarios necesitarán atención psicológica tras la pandemia.

Pobreza
Mínimo sí, vital ni por asomo

El Gobierno demuestra una enorme soberbia al despreciar la nueva oleada de pobreza que está generando la crisis del coronavirus. La mejor demostración de ello es que para optar al ingreso mínimo vital se tendrán en cuenta los ingresos percibidos en 2019.

Últimas

Comunidad de Madrid
Los municipios más pobres son los más afectados por el recorte de 14.000 plazas escolares aprobado por Ayuso

Los recortes en educación de la Comunidad de Madrid afectarán especialmente a las ciudades de renta más baja y los distritos con más carencias de la capital. En total se perderán más de 14.000 plazas en todo el ciclo desde infantil a bachillerato.

Menores tutelados
Ni familia ni apoyo social, el futuro de los menores migrantes en Andalucía

Con el verano a las puertas y el mar aún en calma, Andalucía prevé un incremento en la llegada de personas migrantes. Pese a ello, la Junta recorta 142 plazas destinadas a la acogida de menores migrantes sin referentes familiares desde el 1 de junio.


Crisis económica
Estados Unidos: coronacapitalismo y su inminente colapso

La riqueza privada siempre ha prevalecido sobre la salud pública en el manual de instrucciones capitalista. Aun así la enormidad de la crisis y el potencial explosivo de transformación que ésta encierra están cambiando las reglas y puntos de vista sobre el bien común.

Argentina
Mendoza lucha por su agua aún en medio de la pandemia

En esta provincia del oeste argentino la sequía ha reavivado la conciencia social sobre la importancia de proteger el agua. El covid-19 ha reabierto el debate de los últimos meses.


Opinión
Cuidados sí, guerra no

El uso de terminología militar por parte de diferentes mandatarios ha sido ampliamente debatido. Lo que no ha sido tan debatido es cómo este lenguaje refuerza el imaginario patriarcal.