Contaminación
Niños con máscaras anticontaminación frente a la ofensiva contra Madrid Central

Una veintena de AMPA y la FAPA Giner de los Ríos organizan una acción reivindicativa a favor de Madrid Central, lanzan un manifiesto y llaman a participar en la movilización programada para el próximo sábado. 

AMPAS Madrid sin coches 3
Los niños han acudido al cole con máscaras para denunciar la contaminación a la que se exponen. David F. Sabadell

publicado
2018-11-15 10:41

Dibujos de vehículos tachados expulsando humo negro junto a otros de una ciudad sin coches, pancartas con lemas como “Madrid limpia”, “No coches” o “Cole sin malos humos” y muchos niños, junto a sus madres y padres, con máscaras contra la contaminación. Diecinueve asociaciones de madres y padres de alumnado (AMPA) y la Federación de la Comunidad de Madrid de Madres y Padres del Alumnado (FAPA) Giner de los Ríos han organizado este jueves una acción reivindicativa en el Colegio Público de Educación Infantil (CEIP) Nuestra Señora de La Paloma, en pleno centro de la capital, en defensa de Madrid Central, la nueva zona de bajas emisiones creada por el Ayuntamiento de Madrid para restringir el tráfico en un área de 472 hectáreas cuyo inicio está programado para el próximo 30 de noviembre.

“Tenemos un problema de contaminación y, como madre, hay que empezar por pequeñas acciones si queremos salud para nuestros hijos e hijas”, indicaba Patricia Leal, una de las madres que han participado en la protesta. “Si queremos que las cosas cambien lo primero que hay que hacer es cambiar la movilidad”.

Leal lleva a sus hijos de 7 y 9 años al CEIP La Paloma y un tercero va al Instituto de Educación Secundaria (IES) San Isidro, a escasos metros. “Hemos elegido este colegio porque es uno público de proximidad de nuestra vivienda. Llevamos muchos años intentando que los entornos escolares sean saludables y seguros, y el coche es uno de los factores de ese problema”.

Desde las organizaciones denuncian la contaminación del aire provocada por el tráfico motorizado y exigen la inmediata puesta en marcha del plan municipal. Camilia Monasterio, portavoz de las AMPA e integrante del AMPA de La Paloma, señalaba en la puerta del centro que la acción busca “apoyar la iniciativa de Madrid Central, porque nos parece la salud pública está gravemente amenazada por la contaminación, y la fuente principal de esa contaminación son lo coches, y una medida que saca coches para hacer una ciudad más vivible para las personas nos parece que hay que apoyarla”.

AMPAS Madrid sin coches 1
Las AMPA reclaman la aplicación de Madrid Central. David F. Sabadell

Respecto a la petición de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid y de la Plataforma de Afectados de Madrid Central —que aglutina a algunas asociaciones de pymes, autónomos y empresarios— para demorar y replantear la aplicación del plan, Monasterio es tajante: “Es urgente, y no queremos que haya más demora en la aplicación de Madrid Central”. Ante las críticas, la portavoz remarca: “Entendemos que es incómodo revisarse los hábitos de movilidad, que es una cuestión que afecta a nuestra vida de forma profundidad, y entendemos que las administraciones tienen que acompañar esta medida con soluciones como un refuerzo del transporte público, asegurar que haya colegios públicos de calidad en la cercanía de todos los núcleos urbanos para que la gente no tenga que desplazarse demasiado para ir a su cole, y además hay que apoyar también los caminos seguros a los colegios”.

Amenaza conservadora

La escalada de tensión llevada a cabo por la oposición parlamentaria en los plenos municipal y regional en en los últimos días se ha ido incrementando a medida que la fecha de puesta en marcha de la primera fase del proyecto se acercaba. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, quien ha legado ha decir que el plan “va a causar un daño brutal”, ya ha anunciado que está estudiando la posibilidad de presentar un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para paralizarlo.

Ante esta iniciativa, Camilo Jené, presidente de la FAPA Francisco Giner de los Ríos, ha lanzado un mensaje a Garrido y le ha pedido “que no gaste inútilmente el dinero y el tiempo de todos los madrileños”, remarcando que “lo que tiene que hacer es apoyar medidas que ellos mismos en sus legislaturas han hecho, porque ya hicieron Áreas de Prioridad Residencial gobiernos anteriores del PP y no entendemos por qué poner zancadillas cuando lo hacen otros”. 

El cruce de acusaciones entre Comunidad y Ayuntamiento lleva semanas sin cerrarse. Mientras el Ejecutivo regional, a dos semanas de la puesta en marcha del plan, ha señalado que faltan “tres informes cruciales” sin especificar cuáles, el Ayuntamiento respondió al requerimiento autonómico con un correo electrónico enlazando a la información pública del proyecto colgada en la web del propio Consistorio, según ha señalado la Comunidad.

Asimismo, los desencuentros en cuanto al refuerzo del transporte público han sido constantes. Mientras el Consistorio planea reforzarlo con los medios que tiene, administraciones local y regional no se han sentado aún para planear ese refuerzo, algo que debería ser coordinado con el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), dependiente de la Comunidad. La delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Inés Sabanés, ya acusó a la Comunidad de intentar bloquear la iniciativa con “intereses partidistas” en el CRTM. “Madrid Central se tiene que acompañar con un refuerzo del transporte público, y eso lo tiene que trabajar enter Comunidad y Ayuntamiento, que ese es su trabajo, hacerlo bien”, ha señalado Monasterio.

En la rueda de prensa posterior, representantes de las AMPA y de la FAPA Francisco Giner de los Ríos han presentado un manifiesto en el que urgen a la implementación de la iniciativa. Asimismo, estas organizaciones, junto a una treintena de colectivos, han llamado a la participación que tendrá lugar este sábado en en el centro de la ciudad para apoyar la nueva zona de bajas emisiones creada por el Ayuntamiento. La protesta comenzará a las 11 horas en la plaza de Cibeles, donde habrá una concentración, para más tarde marchar hasta la Puerta del Sol, donde está previsto que la comitiva llegue a las 12 horas.

Relacionadas

Girona
La papelera que no quieren los vecinos de Sarrià de Ter

Vecinos organizados en torno a la Plataforma Prou exigen el cese cautelar de la actividad de la fábrica de papel de Hinojosa ante los malos olores y ruidos de la planta. El Ayuntamiento de Sarrià de Ter pide a la Generalitat de Catalunya que asuma el conflicto y presione a la empresa para que solucione los problemas.

Mediterráneo
Posidonia, el amenazado bosque marino milenario del Mediterráneo
La crisis climática se suma a los factores que afectan a la Posidonia oceánica, uno de los ecosistemas más ricos del Mediterráneo, responsable de ese azul en el que a su verdugo le gusta tanto bañarse.
Turismo
Volar en tiempos de crisis climática: avión en verano, preocupación en invierno

La democratización del coste de los billetes de avión ha supuesto que cada vez nos vayamos más lejos y desde todas partes se fomentan los viajes internacionales como método de felicidad más inmediata. Los expertos advierten de que este ritmo de viajes en avión es insostenible.

4 Comentarios
Antonia 16:34 18/11/2018

La salud ambiental, es la base para la salud de nuestros niños.
Menos coches, más bienestar.

Responder
2
1
Anónimx 25:36 9/1/2019

Y no solo de nuestros niños, de la fauna y la flora que dan vida a este planeta

Responder
0
1
Oiga 16:12 17/11/2018

Es el colmo que los que convirtieron Madrid en una ciudad contaminada e invivible durante más de 20 años (PP) salgan ahora a protestar porque se toman medidas para frenar los problemas de contaminación y saturación circulatoria del centro. Madrid Central es un proyecto necesario para una gran ciudad. En este debate, lo que defienden los del PP y Cs es convertir a Madrid en una ciudad al estilo de Calcuta: un caos circulatorio y una contaminación que produce daños a muchas personas.

Responder
3
1
Rafa roca 18:25 15/11/2018

Me pregunto si aluche, vallekas, villaverde.... No sufren contaminación, arquitectura empobrecida, falta de recursos para reciclar basuras...
Me pregunto si Madrid central es solo una solución para hacer un centro más. Elitista

Responder
3
4

Destacadas

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Portugal
Costa se arriesga a nuevas huelgas a poco más de un mes de las elecciones generales de Portugal

El Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Peligrosas, que puso en jaque al país durante la huelga que convocó a mediados de agosto no cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda ni los sindicatos. Sus transportistas, no obstante, amenazan con parar el país y tienen mecanismos para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Derecho a la ciudad
Seguridad y urbanismo, el relato perdido de las izquierdas

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto las diferencias de criterio a la hora de medir los efectos de la gentrificación. En esta divergencia subyace un debate ideológico. La existencia de alternativas o límites a la gentrificación no se ha traducido en políticas concretas en ciudades como Madrid. La derecha y las promotoras siguen teniendo la sartén por el mango.

Ciencia
De aquellos datos, estas conclusiones

Entre científicos, la controversia sobre qué estadística es la “correcta” sigue a día de hoy. Cuál se usa en distintos campos tiene mucho que ver con la costumbre.

Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo