Censura
Robles Piquer, muerte de un censor franquista

La muerte de  Carlos Robles Piquer ha tenido palabras de alabanza en los grandes medios estatales, pero ninguno habla de su responsabilidad en la censura franquista, donde recortó y prohibió obras como El Siglo de las Luces o Rayuela, y fue responsable de campaña publicitaria para justificar el fusilamiento de Julián Grimau.

Robles Piquer
Robles Piquer (a la derecha), en la presentación a la prensa de la obra de Torrespaña, en marzo de 1982, cuando era director de RTVE. RTVE

Es historiador.

11 feb 2018 13:23

El pasado viernes murió en Madrid Carlos Robles Piquer, a los 92 años. Seguramente, a mucha gente ni le suene el nombre. Desde finales de los años ochenta ocupó varios cargos lejos de la primera línea política estatal, como eurodiputado. Diplomático, político... desde la mayoría de la prensa de este país (El País, ABC y El Mundo...) se ha ensalzado su figura como “primer ministro de Educación de la Transición”, como uno de los impulsores de Alianza Popular (hoy Partido Popular). También su papel como secretario de Estado de Asuntos Exteriores con Adolfo Suárez, como el hombre que trajo el Guernica de Picasso a España. Asimismo, se han sacado a relucir sus diferentes medallas e insignias. Entre otras, obtuvo la Gran Cruz de Carlos III, las Grandes Cruces del Mérito Civil y Mérito Naval y la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio y del infante don Enrique El Navegante de Portugal.

Incluso el expresidente Aznar ha declarado: “Lamento muy profundamente el fallecimiento de Carlos Robles Piquer, del que quiero destacar su admirable carrera como servidor público y su contribución a la Transición democrática y a la consolidación de una gran fuerza política de centro-derecha reformista. Siempre admiré en él su vastísima cultura y su inquietud por el fomento de la cultura y el cultivo de las ideas”. Sin embargo toda esta prensa y partidos políticos se han negado a hablar de que, durante los años del tardofranquismo, Robles Piquer se dedicó a censurar la cultura que Aznar dice que tanto admiraba.

Él fue la persona dedicada a hacer el trabajo sucio a Fraga en la campaña publicitaria para justificar el fusilamiento de Julián Grimau

Entre 1962 y 1969, de la mano de Manuel Fraga (que era su cuñado, ya que estaba casada con su hermana, Elisa Fraga Iribarne), fue director general de Información y de Cultura Popular y Espectáculos. Desde dichas direcciones se dedicó a censurar tanto periódicos, como libros, obras de teatro, música y cine. Con la Ley Fraga de Prensa de 1966, (en la que se suprimió la censura previa, pero en cuyo segundo artículo delimitaba los límites de la “libertad de expresión”, cuya demarcación era tan ambigua que se dejaba a la total interpretación de las autoridades), se incoaron más de 1.270 expedientes hasta 1975 contra diarios, de los cuales la mitad acabaron en sanción. Muchos de estos expedientes fueron llevados a cabo por Robles Piquer, que apoyaba dicha Ley.

En estos años, también se censuraron varias obras del “boom” latinoamericano. Novelas como Rayuela, de Cortázar, escrita en 1967, o Los Nuestros, de Carlos Fuentes, escrita en 1966, sufrieron los tachones de la censura o no fueron publicadas hasta años después. Todo ello pasaba por las manos de Carlos Robles Piquer. De hecho, en México, tras no publicarse la obra de Fuentes, se acusó a España de “retornar a los métodos de la Inquisición”. Así describían los censores la obra El siglo de las luces, de Alejo Carpentier, en 1964: “Se aprovecha toda oración para denigrar a la Iglesia con irreverencias y a España por su catolicismo. Como esto está repartido por toda la obra es difícil señalar páginas. Hay también descripciones obscenas. Por todo ello, nos parece que no es autorizable”.

También pasó lo mismo en teatro y cine. Autores como Arrabal y Alfonso Sastre vieron como muchas de sus obras no pudieron publicarse en nuestro país y películas de directores de fama mundial como Pasolini, Godard o Fellini no se pudieron ver en España hasta finales de los años setenta. Hasta un total de más de 500 películas fueron prohibidas durante los años de la dictadura y miles sufrieron los cortes de la censura. En cuanto a la música, se crearon centenares de listas negras y más de 4.000 canciones fueron censuradas en televisión y radio.

En 1981, 'El País' le llamaba “Jefe de la Censura” por haber sido censor durante la dictadura

Este trabajo de censura lo realizó Robles Piquer en los años sesenta, que tenía bajo su mando una Junta de Censura en la que había representantes de la Iglesia, del Ejército, Falange y otros estamentos. Para los censores, la cultura no debía tras pasar tres límites: chocar con la moral sexual, repugnar el dogma católico u ofender a sus representantes, socavar los principios políticos del régimen o atacar sus instituciones. Es decir, estaba prohibido todo aquello que cuestionara al franquismo, al Ejército, a la Iglesia Católica y su moralidad.

Él fue la persona dedicada a hacer el trabajo sucio a Fraga en la campaña publicitaria para justificar el fusilamiento de Julián Grimau. Lejos de arrepentirse o de pedir perdón por aquello, en sus memorias, Robles Piquer se llena de orgullo al recordar aquella campaña, ya que “todos los funcionarios entendieron lo que estaba en juego”. Y justificó su asesinato, diciendo que “Grimau no había sido aquel inocente que la propaganda comunista y sus compañeros de viaje estaban presentando”. Con los estudios históricos posteriores se ha analizado que incluso para la imparcial justicia franquista el juicio contra Grimau era ilegal (se le condenaba por delitos de la Guerra Civil, que habían prescrito seis años antes). Nunca renegó de su condición franquista, ni de sus principios ideológicos y religiosos reaccionarios.

De hecho, tampoco renegó de su papel de censor. Así contaba lo que hacía en una entrevista en La Razón en 2011: “Después de esa ley (la de Prensa de Fraga), como cuento en el libro, un editor, que llegaría a ser concejal socialista en un pueblo de León, presentó una antología del pensamiento marxista impecablemente bien hecha y por tanto peligrosa. Estaba todo lo discutible fuera y todo lo evidente dentro. Y a mí me pareció muy mal porque aquello era marxista-leninista y nos opusimos, pero el juez decidió que el señor tenía razón y nos tuvimos que aguantar”. En dicha entrevista se declaraba franquista cuando vivía Franco, un régimen al que consideraba “que no era desmontable mientras Franco estuviera vivo”, para después convertirse en demócrata en los años de la Transición. Un cambio de chaqueta.

“Grandes demócratas”

En los últimos años hemos visto como, a raíz de la muerte de varios de los prohombres de la Transición (Fraga o Suárez, por ejemplo), los grandes medios de comunicación se han dedicado a hacer simples alabanzas como “grandes demócratas”, sin hacer un balance de su etapa durante la dictadura franquista, donde la gran mayoría fueron altos cargos e incluso ministros de Franco y apoyaron y justificaron la represión franquista. Incluso durante los años de la Transición, fomentaron la violencia policial y de la extrema derecha contra la oposición política (La matanza de Vitoria de 1976, por ejemplo).

Carlos Robles Piquer no ha sido una excepción, y todos los grandes periódicos, radios o televisiones se han dedicado a alabarle, sin hacer una crítica de su papel durante el franquismo. En 1981, El País le llamaba “Jefe de la Censura” por haber sido censor durante la dictadura. ¿Qué ha pasado en los grandes medios de comunicación para que ahora Robles Piquer parezca casi un santo?

Relacionadas

Censura
Trump quiere prohibir TikTok y otras aplicaciones chinas

El secretario de Estado, Mike Pompeo, declaró que televisión que la Administración estadounidense está estudiando capar el uso de varias redes sociales y aplicaciones de origen chino.

Censura
La Universidad de Salamanca prohíbe un acto sobre el caso Altsasu

El Colectivo Estudiantil Alternativo, organizador del acto, anuncia que seguirá adelante con la celebración y denuncia la deriva autoritaria del rectorado.

4 Comentarios
#39043 12:11 4/9/2019

Muy buen artículo, solo una cosita. Al parecer, Los Nuestros es de Luis Harss, no de Carlos Fuentes. Una compilación de entrevistas a varios representantes del boom cuando aún estaban en sus comienzos.

Responder
0
0
#8364 12:32 13/2/2018

Con comprobar que participó muy activamente durante el régimen franquista (especialmente como censor) está todo dicho). En una hipotética balanza pesa más lo negativo que lo positivo.

Responder
1
1
#8267 24:09 11/2/2018

yo no diría que era franquista, puesto que él se adaptó al R78 y se consideraba "demócrata", viene de una familia que ha gobernado durante todo el siglo XX, primero con la II república, con Franco y luego en Alianza Popular... creo que era cuñado de Fraga, o estaba casado con un familiar muy cercano de él

Responder
6
4
#8343 6:42 13/2/2018

Como muchos,fraquista con Franc,demócrata en la democracia,republicanos en la república,lo que sea con tal de estar en el poder,trepas sin ideologia ni escrupulos.

Responder
0
1

Destacadas

Laboral
Los trabajadores de Nissan exigen frente al Congreso que el Gobierno se implique en el cierre de plantas en Barcelona

Los sindicatos piden que el Gobierno intervenga en el conflicto con Nissan para garantizar los empleos de las 23.000 familias afectadas por el cierre de las plantas de Barcelona. La Mesa Sindical de Catalunya pide “la expropiación inmediata” de la fábrica.

Evasión fiscal
Ganan Apple e Irlanda, perdemos todos los demás

La sentencia del Tribunal de la Unión Europea que anula la multa a Apple pone en peligro la lucha contra la evasión fiscal, la credibilidad y legitimidad de la Comisión Europea y la recaudación de impuestos del resto de Estados miembro.

Migración
Bloquean la entrada a la sede de la Unión Europea para denunciar los abusos en las fronteras

Una acción de la Caravana Abriendo Fronteras en la sede en Madrid de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo denuncia los abusos contra los derechos humanos de las personas migrantes perpetrados con el beneplácito y la financiación comunitaria.

Laboral
Deliveroo presenta un ERE a 90 trabajadores para deslocalizar sus servicios a Rumanía

La compañía de reparto de comida a domicilio ha comunicado a su plantilla su idea de despedir a casi un centenar de personas, incluso a aquellas que aún se encuentran en un ERTE. Los sindicatos dudan de la legalidad de este anuncio a la vez que se preparan para unas negociaciones que prevén complicadas. 

Catalunya
El Sindicat de Llogaters presenta una proposición de ley al Parlament para frenar la subida de los alquileres

La propuesta cuenta con el apoyo de ERC, Junts per Catalunya, En Comú Podem y CUP, y pretende congelar los precios de los alquileres vigentes de cara a nuevos contratos y bajar los alquileres que están por encima del precio medio cuando se renueven en las 60 ciudades catalanas con más de 20.000 habitantes.

Centros de Internamiento de Extranjeros
Razones para cerrar los CIE

Terminado el Estado de alarma, la progresiva apertura de las fronteras internacionales abre la puerta a que los CIE recuperen su funcionalidad. Este es un recorrido de los momentos más oscuros en sus 35 años de historia.

Opinión
Feminizar las pérdidas; masculinizar los beneficios
Las que mantienen los hogares en pie, cuidan, acompañan y curan desandarán el camino iniciado en marzo: de esenciales a olvidadas.
Redes sociales
Sobre la cultura de la cancelación

De ser una herramienta para señalar en público, a través de las redes sociales, a quienes habían observado comportamientos dudosos y merecedores de reproche, la cancelación ha derivado en una práctica arriesgada que suscita controversia.

País Vasco
Aumenta la presión judicial sobre las irregularidades en las oposiciones a médico en el País Vasco

La jueza instructora avala la petición del sindicato LAB de incluir a otros 24 testigos e imputar a la presidenta del tribunal de Neurocirugía tras la declaración de un miembro de esa mesa que señaló que se había quebrantado el anonimato de los opositores. Con Covandoga Fernández ya son seis los imputados en esta causa.

Últimas

Especulación urbanística
Paca Blanco: “Seguiremos recurriendo hasta que se demuela todo Valdecañas”

Los miembros de Ecologistas en Acción que se citaron con el presidente Fernández Vara, el pasado 8 de julio, analizan en esta entrevista la polémica sentencia del TSJEx sobre el “indulto” de las construcciones ya realizadas en la urbanización ilegal Marina Isla de Valdecañas. 

Caza
No, la caza no regula nada

Año a año, el número de jabalíes abatidos no para de crecer, al igual que el de daños a agricultores. Es responsabilidad de las administraciones públicas velar por mantener unos ecosistemas sanos y compatibles con la actividad humana. De eso trata poner la sostenibilidad por delante en las políticas públicas.

Agresiones homófobas
Agresión homófoba de seis militantes de Vox en Don Benito
Un joven de Don Benito denunció ayer martes, 14 de julio, haber sido víctima de una agresión homófoba por parte de seis militantes de Vox. Según la víctima, paseaba por la ciudad cuando, tras encontrarse con la mesa informativa del partido ultraderechista, fue insultado (maricón, pajero) y agredido (puñetazos, patadas, golpes en la cabeza) por su condición sexual y expresión de género. A pesar de lo sucedido, Vox Badajoz ha intentado manipular los hechos para situar a sus militantes como víctimas, no como agresores. Los colectivos LGTBI de Extremadura condenan la agresión y anuncian medidas legales.
Monarquía
Un grupo de medios se une para demandar al CIS que recupere las preguntas sobre la monarquía

Son dieciséis los medios digitales que reclaman al Centro de Investigaciones Sociológicas que vuelva a sondear a la ciudadanía sobre su opinión acerca de la institución monárquica.

Opinión
Los monstruos y los pactos lampedusianos

El PP ha dejado todo el espacio de la llamada centralidad para el PSOE en solitario. Así, a pesar del impacto de la epidemia en los imaginarios, desde el Gobierno han podido irradiar la imagen de ser el único partido de Estado.

Agrotóxicos
El 41% de los vegetales que consumes tiene residuos de plaguicidas

El informe Directo a tus hormonas: guía de alimentos disruptores señala que España es el mayor consumidor de plaguicidas de la Unión Europea.

Universidad
Uno de cada cuatro docentes en las universidades públicas es asociado

Un reciente informe del Observatori del Sistema Universitari (OSU) concluye que la mayor parte de las comunidades autónomas y universidades públicas sobrepasa el límite de contratos temporales entre el cuerpo docente que contempla la ley. Catalunya, Navarra e Illes Balears son las autonomías que más abusan de la figura de profesor asociado.