Casas de apuestas
La proliferación de casas de apuestas en los barrios más humildes provoca una gran movilización

El 6 de octubre tendrá lugar la primera gran movilización contra los salones de juego que inundan los enclaves más empobrecidos de la capital. En ella denunciarán las falsas ilusiones y pobreza que provocan en una juventud precarizada.

Fuera casas de apuestas Vallecas
Pintada contra las casas de apuestas en el barrio de Vallecas, Madrid. David F. Sabadell

@Guille8Martinez


5 oct 2019 07:00

Un total de 168 organizaciones han firmado el escrito que se leerá al final de la manifestación contra las casas de apuestas y que discurrirá la mañana del domingo 6 de octubre entre la madrileña plaza de Cuatro Caminos y el barrio de Tetuán. La movilización es un paso más en la hoja de ruta que se sigue desde que en abril diferentes colectivos sociales con la misma preocupación se asamblearan en La Ingobernable para tratar la proliferación de las casas de apuestas.

La marcha está convocada después de haber analizado “la doble vertiente de clase que tiene el incremento de los salones de juego en los barrios más humildes de Madrid”, declara Kike Bravo, un activista integrado en el comité organizador. Irene, miembro de la Plataforma contra las casas de apuestas surgida tras aquella primera asamblea primaveral, añade que en el mismo problema se juntan la precariedad con la juventud “por las faltas de ocio en los barrios de la periferia", denuncia la activista.

El problema lo sufren los jóvenes de los barrios humildes

De hecho, muchas organizaciones convocantes son asociaciones de vecinos que ven la causa del aumento de este tipo de negocios en la crisis: “Los barrios se han empobrecido y no hay espacios de ocio sano para los jóvenes, que gracias al juego online y los servicios tan atractivos de estos comercios pueden empezar a engancharse al juego con cantidades muy pequeñas”, tal y como denuncia Silvia González, la responsable del grupo de trabajo de locales de juego y apuestas de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid.

Desde la organización han hecho pública una pequeña normativa en la que se incluye el no consumir bebidas alcohólicas ni fumar porros durante el recorrido. Bravo argumenta esta decisión en el hecho de que su lucha está centrada en un ocio sano, popular y no nocivo ni física ni mentalmente. En la misma sintonía se declara Isabel Pérez, miembro del colectivo Madres contra la represión, cuando dice que “otra vez las madres estamos viendo cómo se adormece a la juventud, a nuestros hijos, en una situación de crisis económica”. Además, esta activista no duda en que “todos los chavales que van a jugar a esos sitios son iguales y dentro de poco serán los nuevos olvidados, perseguidos y marginados de la sociedad”.

Las cifras son claras en esta dirección. El segmento que más está creciendo como consumidores de este tipo de locales es el comprendido entre los 18 y 25 años, tal y como comenta González. Un hecho que guarda íntima relación con que gran parte de las adhesiones a la manifestación sean asociaciones estudiantiles y colectivos juveniles de barrio. Entre estos últimos se encuentra Distrito 14, que desde Moratalaz llevan luchando contra este tipo de negocios año y medio.

El objetivo: adormecer a la clase obrera

Esta asamblea de barrio hace una doble lectura de la situación: “Una de las razones por las que no se prohiben estos comercios responde a la lógica capitalista de acumular riqueza a costa de lo que sea”, comenta Adrián Belaire, un miembro de Distrito 14. Asimismo, el activista defiende que hay otra razón más por la que aún no se han prohibido los salones de juego. “Una función diferente e incluso más preocupante que tienen este tipo de espacios es la de adormecer a la juventud —tal y como ya adelantaba Pérez—. Si los jóvenes están pendientes de ver quién gana el partido de fútbol o qué galgo llega antes a la meta, lo que estás consiguiendo es que no reflexionen sobre cómo resolver los problemas principales que acosan cada día a sus familias, como el no llegar a fin de mes o los desahucios, y evitando que se organicen para luchar contra ellos”, señala este vecino de Moratalaz.

Entre la prohibición y la regulación

Bravo comenta que la finalidad es prohibir este tipo de negocios ideados para que al entrar pierdas la noción del tiempo al no tener ventanas ni luz natural, parafraseando el comunicado. En la misma sintonía se declara Pérez, que es tajante al respecto: “No queremos que haya otra droga más en los barrios humildes”. En cambio, González defiende que se redacte una ley integral que cuente con los actores sociales implicados y que vaya más allá de la mera regulación administrativa. “Hay que regular la situación para que las casas de apuestas se desconcentren de los lugares saturados y se protejan así los barrios más vulnerables”, añade la integrante de la Federación de Asociaciones Vecinales.

El responsable de CNT – Villaverde en la Plataforma contra las casas de apuestas, Benjamín Jiménez, incide que se está produciendo una “economía de la vulnerabilidad” que reposa en la necesidad que tienen de pedir microcréditos a muy corto plazo los jugadores más pobres y con menos recursos. “Esta cuestión afecta, de nuevo, a la clase obrera, porque aquél que tiene un agujero de cuatrocientos euros por el juego y su familia le puede ayudar, lo hace, pero eso no es lo que sucede en las familias trabajadoras”, remarca este anarcosindicalista de una de las zonas más afectadas por esta problemática.

Volviendo a la controversia entre regular de forma más férrea este tipo de establecimientos y prohibirlos, desde CNT defienden la segunda de las opciones ya que “desmovilizan a la clase trabajadora”, según explicita Jiménez.

Otro de los convocantes de la manifestación es Podemos, que de forma contraria a la central anarcosindicalista aboga por una estricta regulación de estos centros. Entre sus medidas destacan la propuesta de “cerrar el 90% de las casas de apuestas en los próximos 2 años, definir una política pública estatal de lucha y prevención de la ludopatía, prohibir su publicidad en los medios de comunicación de masas y lugares públicos, y facilitar la apertura de nuevos centros sociales en los que la juventud pueda tener espacios de encuentro y desarrollo de alternativas culturales y de ocio”, según informan desde la formación política.

En cuanto a las acciones directas que han ido germinando por la capital, la mayoría de ellas consisten en pintadas de repulsa, pegadas u ocupaciones simbólicas. Belaire se pronuncia contundente al respecto: “Las acciones irán más allá en el caso de que no prohíban las casas de apuestas, como ocupaciones reales o actuaciones más contundentes” y sintetiza el conflicto desde un prisma de clase: “O estás con nosotros, la clase trabajadora de los barrios humildes, o con ellos, la patronal y la burguesía del juego”.

Los menores también apuestan

Fuera de toda cifra se encuentran los menores que acuden a las casas de apuestas, tal y como ya han denunciado desde la asamblea de Jóvenes Precarizados de Bilbo. Los chavales tienen muchas más posibilidades de caer en el juego al estar atraídos debido al patrocinio de “carismáticos personajes”, tal y como reza el comunicado de la manifestación, como por ejemplo el presentador Carlos Sobera, los deportistas Rafael Nadal y Neymar y cantantes como ZPU y el Chojín, a lo que se suma su continua publicidad en conocidos programas de televisión, un hecho que no tiene lugar en el ente público vasco.

Asimismo, un acontecimiento relacionado y notable es que la Real Sociedad es el único club de Primera División que no tiene publicidad de casas de apuestas debido a la negativa de sus propios socios. Cabe remarcar que 1 de cada 4 institutos está a menos de 200 metros de una casa de apuestas en la capital, algo que en Extremadura está regulado hasta los 300 metros y que sería una de las prioridades a legislar en esa deseada y potencial ley integral del juego. 

Por parte de la patronal, organizada en la Asociación Española de Empresarios de Salones de Juegos y Recreativos, aseguran no conocer ninguna empresa que tenga en cuenta el factor del nivel de renta del barrio ni su cercanía con institutos, tal y como ha comentado a El Salto Juan Lacarra, secretario general técnico del ente. Respecto a la regulación publicitaria Lacarra apunta que están esperando un decreto de publicidad que legisle ese aspecto.

Más allá de la capital

Ampliando el territorio, algunas zonas del Estado más allá de la capital tambiénse han solidarizado con la proliferación de los salones de juego en los enclaves más humildes. Así lo explica Bravo: “Desde Gamonal (Burgos), Zaragoza y miembros de las CUP (Catalunya) han mostrado su solidaridad con esta lucha que seguramente se empiece a extender a diferentes lugares a nivel estatal”.

Este miembro del comité organizador de la manifestación declara que el éxito de la misma ya se puede apreciar en el alto nivel de adhesiones. Por ello, baraja que el 6 de octubre se pueden dar cita más de 2.000 personas recorriendo los dos kilómetros de distancia de la marcha entre la madrileña plaza de Cuatro Caminos y el popular barrio de Tetuán bajo un único mensaje: “Ellos se lucran, la clase obrera se arruina. Apuesta por tu barrio”.

Relacionadas

Pobreza
Mínimo sí, vital ni por asomo

El Gobierno demuestra una enorme soberbia al despreciar la nueva oleada de pobreza que está generando la crisis del coronavirus. La mejor demostración de ello es que para optar al ingreso mínimo vital se tendrán en cuenta los ingresos percibidos en 2019.

Pobreza
Un estudio proyecta que las personas sin hogar de EE UU aumentarán un 45% en solo un año
Más de 38 millones de personas se han apuntado ya al desempleo desde que comenzaron las cuarentenas en marzo, representando casi una cuarta parte de toda la mano de obra nacional.
Desigualdad
Ingreso mínimo vital, hacer historia o repetirla
Tras la aprobación el pasado viernes 29 del ingreso mínimo vital, se espera que mañana lunes 1 de junio puedan leerse los últimos detalles en el BOE. La medida definida como histórica por sus impulsores y parte de la opinión pública, aún afronta suspicacias y resistencias tanto desde posturas que la consideran inviable, como voces que cuestionan el alcance de su ambición.
9 Comentarios
#40534 25:01 5/10/2019

El que gane su dinero que se lo gaste como quiera. El tabaco mata 57 mil personas al ajo en España. Yo no soy fumador, porqué tengo que pagar los cuidados de estos enfermos?. El alcohol mata 28 mil personas al año en España, idem. No veo ningún colectivo denunciando a bares, pubs, discotecas ni estancos. Mi pasta es mía y me la gasto como quiera

Responder
5
5
#40530 23:45 5/10/2019

No acabo de entender esta inquina hacia las casas de apuestas, ¿no viene a ser lo mismo que el que se gasta una pasta en la primitiva, la once o el bingo? Mejor se ocuparan en "la ingobernable" de luchar contra la delincuencia, por poner un ejemplo de algo que sí preocupa y mucho a la clase media.

Responder
1
3
#40527 23:26 5/10/2019

Aprender matématicas y dejar en paz a los que apostamos sabiendo lo que hacemos pelmazos. Incultos.

Responder
4
4
#40509 13:14 5/10/2019

Hay que presentar una iniciativa popular

Responder
9
5
#40512 15:20 5/10/2019

Inicia lo que te dé la gana pero la culpa no es de los locales, nadie está obligado a entrar.

Responder
6
7
#40531 23:52 5/10/2019

No te esfuerces, esta gente tiene lavado el cerebro. Ahora les ha dado por criticar las casas de apuestas, no se sabe bien por qué. Les han debido pasar un papelito con la consigna y ellos a repetir como papagayos. En el fondo inspiran ternura de lo melones que son.

Responder
2
3
#40505 12:26 5/10/2019

Y el PSOE sigue sin tomar medidas contra esta lacra

Responder
9
4
#40496 9:48 5/10/2019

Muy importante esta movilización

Responder
15
4
#40514 15:21 5/10/2019

Movilízate en tu casa

Responder
4
8

Destacadas

Educación
Propuestas para una vuelta al cole 100% presencial
Colaboración con ayuntamientos para la cesión de espacios o grupos mixtos son algunas de las propuestas de las AMPA. La enseñanza online no garantiza el derecho fundamental a la educación.
Camareras de piso
Las camareras de piso ganan el juicio contra el Grand Hotel de Barcelona

Una sentencia ha declarado nulo el despido, hace más de un año, de una camarera de piso que trabajaba en el Grand Hotel Central de Barcelona y que fue despedida tras unirse al sindicato de Las Kellys Catalunya al conocer que se quería externalizar la plantilla. El tribunal concreta que el hotel deberá readmitirla. 

Crisis climática
El BCE inyecta 7.600 millones en combustibles fósiles en plena pandemia

Solo con las inyecciones de capital en siete empresas, el Banco Central Europeo ha contribuido a la emisión de 11,2 millones de toneladas de CO2  entre mediados de marzo y mediados de mayo.

Fronteras
Europa adquiere drones israelíes para vigilar a quienes intentan cruzar el Mediterráneo

El Observatorio de Derechos humanos de la red Euro-Mediterránea cifra en 59 millones la cuantía de los contratos de compra de drones militares a empresas israelíes para la vigilancia en el mar de migrantes y solicitantes de asilo. Podemos (grupo GUE/NGL) registró ayer 2 de junio una pregunta a la Comisión Europea sobre estas adquisiciones.

Humor
Moderado

Nueva entrega del cuaderno de bitácora de una pandemia que Mauro Entrialgo está haciendo para El Salto.

Explotación laboral
Los trabajadores de Lidl van a la huelga el 4 de junio

Fracasa la negociación y los trabajadores de la cadena de supermercados Lidl van a la huelga este 4 de junio en todo el Estado salvo el País Vasco. Los sindicatos acusan a la empresa de no cumplir con el acuerdo firmado al inicio del estado de alarma.

Sanidad pública
Crece el descontento entre el personal sanitario en Catalunya por la falta de recursos y los recortes
Trabajadores sanitarios vuelven a manifestarse en las puertas de hospitales de toda Catalunya para revertir los recortes realizados durante la anterior crisis y defender la financiación de la sanidad pública.
Coronavirus
Suecia, el país que no confinó: los pros y los contras de no dejar reinar al miedo

En todo momento, entre un 20% y un 30% de las camas de cuidados intensivos han permanecido sin ocupar. Esta capacidad de absorber el primer impacto de la enfermedad en el sistema público de salud ha contribuido a que en Suecia no haya reinado el miedo tras no aplicar medidas restrictivas de confinamiento.

Laboral
Nissan y las banderas de nuestros padres

La historia de Motor Ibérica y de Nissan en Catalunya es similar a la de otras tantas empresas que pasaron a ser una pieza más en macroestructuras empresariales. El cierre de la factoría es una auténtica tragedia laboral y social.

Últimas

Coronavirus
Más seguridad, orden y libertad

Necesitamos más seguridad, muchísima más de la que tenemos. Pero no necesita la misma seguridad quien se manifiesta en coche junto a Vox, quien corta la Meridiana o quien intenta utilizar un billete de 20 dólares falso como George Floyd.