Crisis climática
Greta ya no les gusta

El discurso que Greta Thunberg acaba de pronunciar en las Naciones Unidas, apasionado y amenazador con la energía y sinceridad de quien padece el síndrome de Asperger, ya ha levantado algunas cejas.

Greta Thunberg ONU
Greta Thunberg se dirige a los líderes mundiales durante la Cumbre de Acción Climática en la sede de la ONU en Nueva York. Foto: UN Photo/Cia Pak

publicado
2019-09-25 11:11

No pasa día sin que nos recuerden la debilidad del crecimiento de la economía mundial y, como consecuencia, la amenaza de un nueva recesión.

Por otro lado, las señales del cambio climático, debido a la sobre explotación de los recursos naturales y las emisiones de CO2, son cada vez más evidentes y alarmantes. El éxito de las últimas manifestaciones del movimiento Fridays for the Future es una señal clara de la preocupación de la sociedad, en especial los jóvenes, por el futuro del planeta.

La reacción de las élites neoliberales ante estas dos crisis: una de falta de crecimiento y otra debida a los excesos consecuencia de un crecimiento económico desaforado, ha sido simplemente anestesiarlas.

Por una parte, los bancos centrales activan la emisión de dinero como si no hubiera mañana para evitar otro colapso como el de 2008, aunque ello signifique, por un lado, la destrucción de los ahorros de una generación de clases medias con intereses negativos y otros artefactos financieros y, por otro, el drenaje, gracias las redes financieras globales, de los fondos inyectados y la acumulación de cantidades astronómicas de dinero en muy pocas manos que pueden actuar, en la práctica, al margen de los Estados, imponiendo su agenda. Hoy disponen de la capacidad económica para planear e invertir en un proyecto de asentamiento humano en Marte mientras la Tierra cruje por los cuatro costados.

Los gobiernos de Occidente emiten propaganda y programas de ahorro energético y más renovables con miles de millones para combatir los excesos de emisiones que provoca una actividad económica que desean mantener

Por otro lado, en los países desarrollados de Occidente, donde la inquietud con el cambio climático es más aguda, los gobiernos emiten propaganda y programas de ahorro energético y más renovables con miles de millones para combatir los excesos de emisiones que provoca una actividad económica que desean mantener. Alemania, que lidera este movimiento, ha insistido y logrado, incrementar los límites de emisiones para vehículos diesel. Desean, como no, salvar su industria automovilística. Cuando Polonia, que es un taller de Alemania gracias a energía barata quemando carbón, pide compensaciones a Alemania para acelerar la parada de sus centrales de carbón, la respuesta de Alemania fue una negativa rotunda y Polonia continúa con el carbón como principal fuente de energía, sin planes concretos para cambiar.

Toda esta actividad aparentemente contradictoria oculta que las crisis económicas —cada vez mas frecuentes y destructivas— y el cambio climático son, en realidad, dos caras de una misma moneda: la globalización de la cadena productiva y de los flujos financieros que son la expresión del capitalismo en el siglo XXI.
Es la globalización la que origina que la disputa entre China y EE UU tenga repercusiones planetarias en el crecimiento.

Es la globalización la que permite calmar la ansiedad y preocupación de la sociedad con las consecuencias del cambio climático transfiriendo los procesos manufactureros más contaminantes, en términos de emisiones de CO2 y destrucción del medio ambiente, a China o India entre otros, como es el caso, por poner solo un ejemplo, del refino en China de las denominadas tierras raras. Un proceso que crea gigantescas balsas de residuos altamente venenosos para producir materias primas imprescindibles para la fabricación de productos de alta tecnología, entre ellos los generadores eólicos.

Alemania se va a gastar 53.000 millones en reducir, en 12 años, sus emisiones en 300 millones de toneladas/año. Es decir, lo que emiten China más India en ¡10 días!

Un proceso de deslocalización totalmente inútil en lo que al clima se refiere ya que poco importa donde se producen las emisiones de CO2. El impacto real sobre el clima se produce en factorías globales como China o India o en el gran sumidero energético que es EE UU y lo ridículo e insuficiente de nuestros esfuerzos se entiende mejor si observamos las magnitudes en juego.

Solamente China emite 9.839 millones de toneladas de CO2 al año e India 2.467 millones. Entre las dos doblan las emisiones del tercero EE UU con 5.270 millones, mientras Alemania, que con 800 millones de toneladas de CO2 es el principal emisor de la UE, se va a gastar 53.000 millones de euros en reducir, en 12 años, sus emisiones en 300 millones de toneladas/año. Es decir, lo que emiten China más India en ¡10 días! Las emisiones de España, 281 millones de toneladas de CO2/año, equivalen a la emisión solo de China de 10 días.

Y no solo esto, China, en su programa de expansión global Road and Belt destina, según The Economist, dos tercios de sus inversiones energéticas en países en desarrollo a centrales eléctricas a partir de carbón. Una tecnología que China domina y una materia prima abundante en muchos de esos países para producir energía barata y, con ella, la fabricación de los productos más básicos que ya no compensa producir en China. Cuando estos países —y ya está ocurriendo— se conviertan en factorías delegadas de China el proceso será imparable. Al intentar detenerlo, millones de africanos saldrían a las calles en una revuelta inimaginable.

Sin poner freno de manera urgente al consumo desenfrenado que permita detener estas factorías globales —o lo que es lo mismo, la globalización— todos los esfuerzos están condenados al fracaso. Es necesario un movimiento a escala planetaria para limitar la globalización y su expresión ideológica el capitalismo neoliberal.

Las crisis económicas y el cambio climático son dos caras de una misma moneda: la globalización de la cadena productiva y de los flujos financieros que son la expresión del capitalismo en el siglo XXI

Los que han salido masivamente a las calles de Berlín, Nueva York, Madrid o Islamabad para exigir cambios y darle un futuro al planeta están en realidad cuestionando la globalización y el gapitalismo financiero que la hace posible. No deberíamos fiarnos de los que dicen que se conmueven con los discursos de Greta Thunberg pero defienden el posibilismo, la transversalidad y la inevitabilidad de la globalización en sus programas y acción política.

Los mismos que se acaban de manifestar masivamente contra el cambio climático y son jaleados solo como jóvenes alegres, coloristas y preocupados por la Madre Tierra llenado de álbumes fotográficos la prensa “progresista” como El Pais o el New York Times serían tratados como terroristas, acorralados y apaleados por antidisturbios si protestaran contra el capitalismo y su expresión la globalización. Ahí están las marchas en cada reunión del G7.

No tengo la menor idea de la profundidad del pensamiento de Greta Thunberg ni del activismo juvenil que la rodea, ni si son conscientes de las implicaciones para el orden mundial de su demandas. El discurso que Greta acaba de pronunciar en las Naciones Unidas, apasionado y amenazador con la energía y sinceridad de quien padece el síndrome de Asperger, ya ha levantado algunas cejas. También en España. Es una niña que no se debería meter en estas cosas, sus padres deberían protegerla, afirman. Creo que esperaban convertir a Greta y las manifestaciones juveniles en una feature más, para entretenimiento y desahogo, del circuito mundial de noticias y ahora temen que el personaje y su mensaje sincero y descarnado se les escape de las manos.

Relacionadas

Cine
Cuando los ecologistas son los malos de la película

El audiovisual comercial mira el ambientalismo con mejores ojos que otras causas, pero aun así se ha recreado en la representación de ecoterroristas más o menos carnavalescos.

Crisis climática
La Ciudad de México se propone construir uno de los parques urbanos más grandes del mundo

Un arquitecto y responsables políticos esperan que un enorme parque en la Ciudad de México pueda restaurar los sistemas de agua de la región y servir como modelo para otros en todo el mundo. El gobierno espera abrir la primera parte del proyecto de parque para 2021.

Crisis climática
Aviación, el sector que encubre (y multiplica) sus emisiones

La industria aeronáutica asegura que el sector solo causa el 2,4% de las emisiones globales, pero un informe de Stay Grounded eleva la cifra a entre un 5% y un 8%. La Comisión Europea advierte que las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del sector podrían multiplicarse por ocho hasta 2050.

42 Comentarios
#40187 18:51 30/9/2019

Es alucinante, como los lobbys se ponen en marcha para trincar todo el dinero publico que se va a repartir, montan fidays for future, pasean a la niña esta que hace el ridiculo, digamoslo claramente. Manejada por intereses superiores que no comprende y si los comprende es una estafadora. Las manifestaciones no son por el clima, en ningun momento. La gente que acude y no sabe quien lo organiza si van por el clima, pero las manifestaciones las montan los lobbys a raiz de que se conoce que van a poder llevarse pasta pública. Y buena parte de ese dinero va directamente a la elite a sus mansiones y yates. En última instancia los ignorantes que son sacados a pasear, como en Alemania donde les dan dia libre a los estudiantes el viernes para que hagan bulto, van a defender los privigilegios de los de siempre. Este movimiento y esta niña ridicula, no salen del pueblo llano. Es un plan organizado ¿Quien se levanta una mañana y esta el barco de Carolina de Monaco en la puerta para llevarte a hablar en la ONU en Nueva York? En que jodido mundo infantiloide y naive vivis?

Responder
4
1
Paz 20:34 27/9/2019

Menos críticas y más propuestas. Menos juzgar al otr@ y más autoreflexión. ¿Hago todo lo que puedo? ¿Tengo derecho a exigir a otr@s lo que no me exijo a mi mism@?

Responder
2
6
#40224 13:47 1/10/2019

asi es!

Responder
0
0
#40016 22:54 26/9/2019

¿Por qué tienes que resaltar varias veces en el artículo que padece síndrome de Asperger. ¿Es que cada vez que mencionáis los goles de Messi, también decís "Ese futbolista apasionado, sincero y certero de quien padece síndrome de Asperger".
Venga ya, señor normal !!!

Responder
6
1
#40074 9:53 28/9/2019

por que esta pitada

Responder
3
3
Alfredo Antonio 22:54 26/9/2019

Solo un comentario sobre la redacción. El síndrome de Asperger no se padece. Se es autista. Es una condición, no una patología. Lo reivindica el propio colectivo.

Responder
6
1
Jorge 16:26 26/9/2019

Tras años favoreciendo con el impuesto al Sol, Endesa, Iberdrola, etc. cambian ahora su postura. Están apoyando a Greta junto a otras 48 empresas en el "Grupo español por el crecimiento verde" (BBVA, Telefónica, Santander,... lo mejor de cada casa....).
¿Por qué?
Primero han exprimido económicamente sus antiguas instalaciones.
Ahora quieren seguir chupándonos la sangre con el nuevo modelo.

En lugar de reducir el CONSUMO de energía y las energías renovables están manipulando a la ciudadanía para que "se centre" en grandes plantas de producción verde.
Para ello piden una LEY que "acelere" el proceso.
En qué consistirá la ley???
Dinero para que estas empresas transformen su caduco modelo de negocio.

El problema hay que abordarlo pensando en los intereses de los ciudadanos, Greta está haciendo -sin saberlo- una gran actuación en favor de las compañías que han estado contaminando sis miramientos y dificultando la transición a las energías verdes hasta que han creado un plan para aprovecharse de esta demanda social a favor de sus propios intereses.

Responder
8
0
#39945 10:15 26/9/2019

La globalización es un fenómeno inevitable mientras exista el capitalismo. Hay que apuntar bien a la raíz del problema, que no es la globalización, o el neoliberalismo, es el capitalismo al completo.

Responder
10
0
#39953 11:19 26/9/2019

Ya has tirado tu movil, PC, TV etc. para dar ejemplo?

Responder
3
9
#39970 13:40 26/9/2019

Bueno... Que argumento... No es lo mismo usar un ordenador hasta que deje de funcionar que comprar siempre el último modelo para seguir la ola, no?

Responder
4
0
#39972 14:00 26/9/2019

Que si ,que si ,que ninguno renunciamos a lo bueno que nos da el sistema pero nos quejamos como que el problema va con los demás

Responder
6
9
#39968 13:11 26/9/2019

Creo que ya debería existir académicamente el concepto de "la falacia del comunista que elige hacer con SU dinero lo que le viene en gana". No digo que esta persona sea comunista necesariamente pero te sugiero que leas 1 poquito porque es el argumento más simple, barato, cansado triste y patético que te puedes echar a la cara

Responder
7
3
#39925 23:25 25/9/2019

Es que la pobre chica es de lo más repipi que puedas echarte a la cara. Yo creo que por eso los que mandan la han escogido como defensora del medioambiente, para que la gente se ría de ella y no empatice.

Responder
5
19
anonimander 22:14 25/9/2019

Si los países subdesarrollados por el norte opulento dedicaran sus esfuerzos a un desarrollo ajustado y necesario para ellos en vez de convertirse en suministradores de manufacturas para nuestro consumo les iría mejor. Sucede que siempre han estado explotados por el mal llamado primer mundo (sólo hay un mundo, no compartimentos estancos) y ahora su desarrollo incide de manera catastrófica en el agotamiento de recursos y la emergencia climática, cuando su desarrollo como está planteado no es tal sino una nueva fase de su explotación. La ironía radica en que somos nosotros quienes deberíamos decrecer planificadamente para sobrevivir como especie y permitir a los países empobrecidos por nosotros un desarrollo razonable. El capitalismo funciona así, reparte las ganancias conseguidas explotando a otros, a nosotros y a los recursos de un planeta que nos acoge. La propiedad privada de trocitos del planeta es lo que tiene.

Responder
6
0
#39899 17:19 25/9/2019

Problema de todos los estratos sociales, la gente no tiene conciencia, trabajo de mantenimiento y cada año por uno de los wc que va a un pozo de aguas negras entre compresas, tampones y toallitas se atranca dos o tres veces, es como si fuera una papelera y nadie piensa que va al mar

Responder
16
4
#39893 16:55 25/9/2019

Las comodidades que disfrutamos en el primer mundo todos, desde el movil a tener un perfil en redes sociales contamina

Responder
13
2
#39897 17:08 25/9/2019

Europa no es precisqmente el sitio más contaminado y contaminante... De hecho es al revés

Responder
8
2
#40002 19:26 26/9/2019

Y dónde va toda la producción de China e India?

Responder
4
0
#39935 7:22 26/9/2019

Claro, pero a costa de otros países a los que explotamos sus recursos o les llevamos las fábricas más contaminantes. A modi de ejemplo, te invito a rescatar de la hemeroteca la catástrofe de Bhopal que tuvo lugar en los 80 o así en India

Responder
6
0
#39957 11:52 26/9/2019

Te invito a dar un paseo por cualquier país del Magreb, está todo lleno de bolsas de plástico... Es culpa nuestra también que tiren la basura por todas partes?

Responder
0
5
Paz 20:21 27/9/2019

Te invito a que te des ese paseito por la dehesa que rodea el pantano del Jerte (Cáceres). 5 minutos y llenas 8 bolsas de basura. ¡Que cómodo echar balones fuera! Aquí (en los países enriquecidos a costa de los empobrecidos) hay voces desde hace décadas denunciando el expolio y la degradación medioambiental y... como si oyes llover. Los ecologistas han sido ignorados y vilipendiados. Y ahora, que se han constatado las consecuencias desastrosas del modelo, la culpa fué del chachachá.

Responder
1
0
#39963 12:41 26/9/2019

Así es, calentamiento global problema global culpabilidad global

Responder
2
0
#39891 16:48 25/9/2019

Esta chica solo apunta en una dirección y gobernantes pero el tema es global, si alguien tiene curiosidad que se informe de las politicas medioambientales del Mekong, yo vi con mis ojos los vertidos sin control de sus propios habitantes y no vi ni una sola gran empresa...el capitalismo hace daño pero viajar a países en desarrollo y veréis que lamentablemente no hay vuelta atrás

Responder
15
0
#39950 10:58 26/9/2019

Si estuviste en el Mekong y no viste contaminación de empresas, es que simplemente no quisiste mirar. Por cierto, el capitalismo es un sistema en el que vivimos todos, no solo las grandes empresas. Estas son simplemente las que tienen influencia para dirigirlo a sus intereses espúreos.

Responder
4
0
#39964 12:45 26/9/2019

Debajo de cada casa a orillas del rio una montaña de plásticos, basura y desperdicios tirados de forma sistemática por sus habitantes, por supuesto que también se veia alguna fabrica pero vamos

Responder
2
0
#39941 9:48 26/9/2019

SUpongo que hasta alli viajaste en bicicleta, porque un viaje en avión es también lamentable como tu dices.

Responder
1
2
#39965 12:47 26/9/2019

Claro y sin remordimientos.

Responder
0
2
#39886 16:28 25/9/2019

El nuevo icono pop prefabricado por el capitalismo que ahora quiere ser verde. Os apuntáis a todo aquí hehe

Responder
9
9
#39885 16:22 25/9/2019

164 defensoras y defensores del medioambiente han sido asesinadxs en 2018, la mayoría gente campesina en países empobrecidos. Ninguna ha sido portada de TIMES. Esta chica está ahora mismo en todos los medios, la difefencia es que a los otros medios les pagan para eso y al Salto no... Ustedes podéis seguir con el Show, pero está claro que hay poderes detrás usándola.

Responder
14
2
#39887 16:32 25/9/2019

Ponme algún enlace que me interesa ampliar la información de los 164 con mas datos porfavor

Responder
0
0
#39890 16:47 25/9/2019

Ahí va https://www.climatechangenews.com/2019/07/30/164-land-defenders-murdered-2018-global-witness-reports/

Responder
4
0
#39898 17:13 25/9/2019

gracias!

Responder
0
0
#39904 17:59 25/9/2019

Proncipalmente en Brasil y Filipinas, gobernados por sicópatas. En otro tiempo Diagonal o molotov sacarían un artículo contrastando la invisibilidad de estos activistas frente al glamour de la chica del norte.

Responder
9
0
#39884 16:22 25/9/2019

para salvar nuestro hábitat, hay que bajar el consumo en terminos absolutos. para bajar el consumo y que los obreros de las fábricas, los vendedores, los comerciantes... no se echen en contra, hay que disminuir la producción a la vez que se aumenta el salario por hora y se baja la duración de las jornadas. Para no quedarnos con soluciones parciales nacionales, (como rentas básicas) que se mantienen directa o indirectamente con la explotación de otros territorios, hace falta una apropiación colectiva, pública, de los medios de producción, de manera coordinada en todo el mundo. .

Responder
10
0
#40075 9:55 28/9/2019

aumentar el salsrio a 5 dolares,,,,,,,,al mes ,,,,,,,,, como en el paraiso socialista de venezuela

el socialismo llegan pobres a apises ricos y se hacen ricos en paieses pobres

Responder
0
0
#39881 15:58 25/9/2019

A propósito del clima, el capitalismo, la globalización y el planeta ya se expresó perfectamente Goethe hace 200 años por boca de Mefistófeles en el Fausto. Obra que es, en palabras de su traductor al castellano, el gran Rafael Cansinos Asens, el libro más leído, comentado, traducido y publicado de la historia por encima del Quijote y la Biblia para regocijo del propio Mefisto al comprobar que un libro escrito por el mismísimo dios sale mal parado en la carrera de la popularidad comparativa. A lo que vamos: Mefistófeles se define a sí mismo como "el espíritu que siempre niega. Y con razón, pues todo cuanto existe es digno de irse al fondo; por lo que sería mejor que nada hubiese. De suerte, pues, que todo eso que llamáis pecado, destrucción, en una palabra, el mal, es mi verdadero elemento". Mefistófeles debe de estar regocijándose con nuestro alocado progreso.

Responder
7
0
#39871 14:09 25/9/2019

A mi lo que no me gusta es que los padres utilicen a sus hijos

Responder
9
7
#39865 13:23 25/9/2019

"Alemania se va a gastar 53.000 millones en reducir, en 12 años, sus emisiones en 300 millones de toneladas/año. Es decir, lo que emiten China más India en ¡10 días!" BIENVENIDOS A LA PARADOJA DE JEVONS

Responder
5
0
#39951 11:02 26/9/2019

No es ninguna paradoja. El medioambiente como mercancia es para el que pueda pagársela. La contaminación la mandan a China al mandar todas sus fábricas allí.

Responder
1
1
#39863 12:47 25/9/2019

https://insurgente.org/no-odiamos-a-greta-thumberg/

Responder
4
0
#39926 23:30 25/9/2019

En Insurgente no permiten comentarios y es una pena porque me gustaría decirle al que escribe el artículo que "sobretodo" separado!!

Responder
1
3

Destacadas

Tecnología 5G
Las manos visibles del capitalismo echan un pulso por el control del 5G

El fracaso de la estrategia punitiva de Trump con China podría llevar a Estados Unidos a buscar alianzas puntuales entre sus empresas y otros gigantes europeos.

Economía digital
La corporación inteligente

En todos los sectores económicos, desde la agricultura a la industria predictiva, el comercio minorista e incluso el trabajo de cuidados remunerado, el modelo de plataforma es ahora una capa esencial de la infraestructura.

Feminismos
Izquierda Unida expulsa al Partido Feminista

Con un 85% de votos a favor, la Asamblea Político Social de la formación liderada por Alberto Garzón ha decidido la salida del partido de Lidia Falcón.


Cine
Cuando los ecologistas son los malos de la película

El audiovisual comercial mira el ambientalismo con mejores ojos que otras causas, pero aun así se ha recreado en la representación de ecoterroristas más o menos carnavalescos.

Últimas

Insólita Península
La leyenda del Puente de Hierro

El antiguo convento de los Templarios recreado en la leyenda de Bécquer es el monasterio de San Polo en Soria. Del conjunto original ha sobrevivido la iglesia.