Tribuna
El llamazarismo más allá de Llamazares

No sabemos si Llamazares, cual mago Houdini, sobrevivirá dentro de IU al cerco que sus enemigos le están tendiendo en estas fiestas navideñas. Lo si que parece claro es que hay una cierta cultura política, por así decirlo, "llamazarista", que podrá perfectamente sobrevivir al propio Llamazares.

Gaspar Llamazares
Llamazares en el Congreso
Diego Díaz

Es historiador.


publicado
2018-12-25 11:58

Gaspar Llamazares heredó IU en un momento difícil y con él como coordinador general la coalición obtuvo los peores resultados de su historia. Desplazado de la dirección de IU desde 2008, y con muy poco futuro en la política madrileña, sería la aparición de Podemos lo que permitiría a Gaspar regresar a su tierra como hijo pródigo y única esperanza de los suyos para resistir el huracán Podemos. Contra todo pronóstico, y a pesar de la fuerte irrupción de la formación morada, Llamazares lograría en las autonómicas de 2015 un excelente resultado para IU de Asturias: resistir con el 12% de los votos y 5 diputados. Ha nacido una estrella.

Su presencia en las tertulias de La Sexta, sus ataques a Alberto Garzón y la interpretación de un papel escrito a su medida, el de líder de una autoproclamada izquierda serena y responsable, alternativa a la supuesta demagogia de de los jóvenes airados de Podemos, le convierten otra vez en lo que siempre ha querido ser, un político nacional con relevancia y capacidad de actuación más allá de su destierro asturiano. Gaspar ha vuelto.

Con un pie en Oviedo y otro en Madrid, el definitivo giro de IU y del PCE hacia la confluencia con Podemos le permite pisar el acelerador de Actúa, un proyecto construido con viejos amigos del aparato de IU y un grupo de notables encabezados por Baltasar Garzón. Las próximas elecciones europeas y las autonómicas asturianas servirán como test de su hipótesis: hay una masa crítica suficiente para consolidar un nuevo espacio político a medio camino entre el PSOE y Unidos Podemos. Si la jugada le sale bien, Alberto Garzón va a tener problemas graves a partir de mayo de 2019.

No sabemos si Llamazares, cual mago Houdini, sobrevivirá dentro de IU al cerco que sus enemigos le están tendiendo en estas fiestas navideñas. Lo si que parece claro es que hay una cierta cultura política, por así decirlo, "llamazarista", que podrá perfectamente sobrevivir al propio Llamazares. Su base material está ahí: clases medias progresistas y sectores obreros con afiliación sindical y buenas condiciones laborales. Personas que se sienten a la izquierda del PSOE pero que detestan bastante más a Podemos, discrepan de sus maneras, sus liderazgos, su juventud y su relato impugnador sobre un régimen del 78 al que encuentran más luces que sombras, y que consideran que cualquier acuerdo con el PSOE, incluso siendo un mal acuerdo, es preferible a un no acuerdo.

La ya no tan nueva política (estos cinco años nos han pasado volando) tendrá que encontrar la forma de seducir e integrar, o al menos de establecer alianzas, con este sector social, progresista, pero no rupturista, mucho más indulgente con el PSOE, sin perder en ese camino a quienes confiaron en ella precisamente como portadora del descontento social y generacional del "No Nos Representan" . Se avecinan tiempos duros, y hasta el último votante de izquierdas será decisivo el próximo 26 de mayo para inclinar la balanza o del lado de las fuerzas que desalojaron a Rajoy en la moción de censura o del tripartito neo-aznarista que ha empezado a coger fuerza tras la catástrofe andaluza.

Relacionadas

Tribuna
No pudimos

Frustración, cansancio de tanto barro e idiotez, de continuar con las mismas formas del resto de partidos y que tanto criticábamos. Carta de una extrabajadora de Podemos.

Tribuna
Acuerdo UE-Mercosur, un mal acuerdo en el peor momento posible

El acuerdo de la Unión Europea y Mercosur, cerrado la semana pasada después de 20 años de negociaciones, traerá graves consecuencias medioambientales y económicas.

Tribuna
Construir la Europa fortaleza: muros, aislamiento y narrativas de odio

La frontera continúa siendo un instrumento de los privilegiados, un síntoma de la cartografía de la desigualdad global que nos rodea. Nueve países de la Unión Europea han construido muros para impedir la entrada de personas migradas.

5 Comentarios
#28418 18:33 26/12/2018

¿Quienes dicen que terminarán en el PSOE? Los que han hecho terminar a IU

Responder
0
0
Eu 23:23 25/12/2018

Están preparando el salto al PSOE. O eso parece... y

Responder
4
3
#28400 19:46 25/12/2018

El predicador y tertuliano, nefasto gestor. Le falta la suficiente ética para retirarse dignamente de la política.

Responder
8
3
#28396 16:52 25/12/2018

Llamazares, el tonto útil del sistema

Responder
12
3
#28392 14:19 25/12/2018

En cuestión de tiempo acabarán integrados en el PSOE, la historia se repite

Responder
18
1

Destacadas

Chernóbil
Turismo de desastres: visita guiada al infierno

Desde que HBO estrenó la serie sobre el desastre en la central nuclear ucraniana, las visitas de turistas a esta zona se han multiplicado. 

Sexualidad
Polifonías de amor y deseo

El paisaje de los afectos se puebla de teorías y prácticas que impugnan los parámetros normativos del amor. De fondo, el capitalismo y el deseo innovan en su eterno romance. En la tensión entre la libre elección, los cuidados y el compromiso se configuran las relaciones amorosas del futuro. 


Sexualidad
Apuesta por el amor

El amor puede transformarse más allá de lo que cuentan las canciones. Porque, en realidad, más que ir nosotras detrás de ellas, ellas van detrás de nuestras nuevas formas de querernos.

Arte
La Escocesa: un muro de contención frente a la Barcelona sin memoria colectiva

Esta antigua fábrica textil del siglo XIX del Poblenou barcelonés resiste desde hace dos décadas como un centro de creación artística autogestionado. Toda una rareza en este antiguo barrio obrero, hoy un objeto codiciado por las multinacionales tecnológicas y las garras del turismo.

Pueblo gitano
Cayetano Fernández: “El racismo es un producto histórico de la modernidad europea”

Fernández es miembro de Kale Amenge, organización política gitana que, desde la independencia y una óptica decolonial, lucha por la emancipación del pueblo gitano.