Tren
Seguimiento del 85% en la huelga en Renfe para recuperar una década de puestos de trabajo perdidos

Desde CGT reclaman una tasa de reposición de trabajadores del 108% con la que aliviar la falta de plantilla en el sector ferroviario tras una década de pérdida de plazas.

AVE Atocha
Entrada de un tren de alta velocidad en la estación de Atocha, Madrid. Álvaro Minguito

publicado
2019-07-31 12:55

Un 85% de los trabajadores de Renfe se han sumado hoy a los paros convocados por CGT, que ha supuesto ya la cancelación de 700 trenes. La de hoy, 31 de julio, es la primera de cuatro jornadas que continuarán los próximos días 14 y 30 de agosto, y 1 de septiembre, cada una de ellas con dos paros parciales de cuatro horas cada uno.

La reclamación, aumentar la tasa de reposición de personal en la empresa ferroviaria pública del 105% al 108%. “La cifra la extraemos de los Presupuestos Generales del Estado”, señala José López Toledo, del Sector Federal Ferroviario de CGT. En concreto, los Presupuestos Generales del Estado marcan, para las empresas públicas que hayan cumplido el objetivo de estabilidad presupuestaria y regla de gasto, una tasa de reposición de trabajadores del 108% para sectores o ámbitos que requieran un refuerzo adicional de efectivos.

“Hay un gran número de trabajadores que se va a jubilar porque tenemos una plantilla muy envejecida y llevamos una década en las que las ofertas de empleo público han sido ridículas, de 50 trabajadores cuando igual se han ido 200”, continúa López Toledo. El sindicalista señala que algunos trenes viajan únicamente con el maquinista, sin interventor. “Si no pasa nada, bien, pero esto atenta contra la seguridad del viajero, no tiene a quién dirigirse si surge un problema”.

La falta de personal, según afirman desde CGT, también afecta a talleres, como hasta ahora ha quedado demostrado con los paros. Según informa López Toledo, dos trayectos en tren en la cornisa cantábrica han tenido que ser sustituidos por servicios de autobús por averías que tienen su origen en la falta de plantilla.

“La falta de trabajadores en talleres conlleva una falta de mantenimiento, y, esto, a su vez, conlleva la acumulación de averías y que en un momento dado no pueda salir un tren a la vía”, explica, tras apuntar que esta situación se da hasta en los trenes de alta velocidad, en los que, en varios casos, no funciona el aire acondicionado —“en un tren que es estanco y con una temperatura exterior de cerca de 50 grados, te puede dar un soponcio”— y en los de media distancia, en los que el presupuesto es menor y, por lo tanto, el de averías mucho mayor —“en estos no es que no funcione el aire acondicionado, los hay que ni siquiera tiene wc operativo, es lamentable”—, y en muchas ocasiones, la respuesta desde Renfe a las averías es cambiar el tren de línea, sin reparación de por medio.

“Ha habido muchos trabajadores no sindicados a CGT que nos han llamado para darnos su apoyo y comunicarnos que secundarían la huelga”, afirma López Toledo, que también destaca la “sobredimensión” de los servicios mínimos ordenados para las cuatro jornadas de paros parciales por parte del Ministerio de Fomento. Para trenes de alta velocidad y larga distancia los servicios mínimos llegan al 78%. Aun así, desde el sindicato denuncian que desde la jefatura de Renfe han sobrepasado los servicios mínimos decretados, lo que denunciarán ante las distintas inspecciones de trabajo.

Relacionadas

Bilbao
Atxuri se despide del tren

La asociación vecinal Lokomotorak acompañó en un ambiente reivindicativo al último tren que partió ayer de esta estación de Bilbao hacia Bermeo tras 105 años de funcionamiento. Aspiran a que la estación ferroviaria siga formando parte del barrio con nuevos usos de carácter público.

Tren de alta velocidad
No al Muro: el tren que parte un pueblo
La solución al problema del tren Extremadura tiene que pasar por un tren actualizado a los tiempos y no por un proyecto megalómano y privativo como es el AVE.
Tren
La España Vaciada y sin cohesión del oeste
El 31 de diciembre de 1984 circularon los últimos convoyes de pasajeros a través de la línea transversal Monfragüe-Astorga. Las consecuencias económicas y demográficas están a la vista.
2 Comentarios
#37865 22:04 31/7/2019

Bien x CGT, un sindicato que no se vende

Responder
1
0
#37845 15:08 31/7/2019

Todo el apoyo y la solidaridad con esta lucha... Seguid el ejemplo de la estiba.

Responder
2
0

Destacadas

Agricultura
Las cinco crisis del olivar

El olivar está en peligro. A la caída del precio en origen del aceite de un 44% en año y medio se le suma la imposición de un 25% de aranceles en EE UU, la llegada al mercado de los fondos de inversión, la introducción del cultivo en intensivo y superintensivo, y el uso del aceite como producto reclamo de las grandes superficies. El sector ha dicho basta.

Chalecos amarillos
El legado imborrable de los chalecos amarillos

Un año después de la irrupción explosiva del malestar, el número de manifestantes ha decaído de forma significativa en Francia. Pero la solidaridad y la construcción de lo común persisten como herencia de las protestas.

Senegal
Encontrar ‘El Dorado’ sin salir de Senegal

La asociación Hahatay, sonrisas de Gandiol, es una entidad 100% senegalesa creada por Mamadou Dia, un senegalés que hizo el camino hasta España en cayuco y decidió retornar a su tierra para informar a sus compatriotas de lo que hay tras la dura travesía. El objetivo es fomentar migraciones conscientes y seguras, así como alternativas de futuro en su entorno.

Cine
Amal Ramsis: “Toda la Ley de Memoria Histórica se ha quedado en abrir fosas y no en hablar de lo que pasó”
En el documental ‘Venís de lejos’, la directora Amal Ramsis invita a seguir a la familia de Nayati Sidqi, comunista palestino, por la España republicana, Palestina, Líbano, París, Grecia y finalmente Moscú.
Movimientos sociales
¿Cuándo se jodió el movimiento antiglobalización?

Las movilizaciones descentralizadas de Seattle dieron el pistoletazo de salida a un movimiento antiglobalización que no vivirá otra fase álgida sin una estrategia internacionalista.

Movimiento antiglobalización
G7 en Biarritz: una victoria macroniana totalitaria

Desde la aparición del movimiento antiglobalización, nunca ha habido una movilización tan débil contra una cumbre del G7 como en Biarritz. Aunque se apunte a las plataformas organizadoras de la contracumbre, parece que tanto la militarización del mantenimiento del orden como la “neutralización estratégica” por parte de las autoridades francesas están detrás de este fracaso.

Últimas

Sanidad
Multirresistencia en la compra y en el medio ambiente
Más vale prevenir que curar, por lo que evitar las infecciones supondría una contención de la proliferación de cepas resistentes a los antibióticos.
Sanidad
Antibióticos, armas de doble filo
Los antibióticos insuflan enormes dosis de esperanza diaria. Si bien, la paradoja se adueña de un nuevo paradigma. Su eficacia queda entre las cuerdas por la proliferación de bacterias invulnerables a sus efectos.
Elecciones 10N
Bel Pozueta: “Altsasu es un ejemplo claro de la utilización política de un código postal”

En las elecciones de noviembre, casi diez mil personas más han votado a EH Bildu, otorgando a su cabeza de lista, Bel Pozueta, un acta de diputada en el Congreso.

Fascismo
Hacia un nuevo espacio neofascista global

El neofascismo actual se diferencia del fascismo clásico en que puede convivir, al menos por el momento, con las instituciones representativas del modelo liberal y con las instituciones jurídicas del Estado de Derecho. Eso sí, vaciadas de contenido y reenviadas a la esfera estrictamente formal.

Refugiados
Solicitantes de asilo denuncian la ineficaz acogida del Ministerio y el Ayuntamiento

Más de 30 solicitantes de protección internacional, acompañadas por integrantes de la Red Solidaria de Acogida y la Parroquia San Carlos Borromeo, han presentado ante el registro del Ayuntamiento reclamaciones ante la mala gestión del Samur Social y la ineficiencia de un sistema de acogida que les deja en situación de calle. 

Bolivia
La OEA con Evo, como Pinochet con Allende

La sucesión de aquellos episodios de la tragedia chilena parecen reflejarse hoy, con extraña similitud, en el golpe que sufre Bolivia. Y es que, como Pinochet hiciera con Allende, el presidente Evo Morales, exiliado en México, ha señalado la traición de la OEA para marcar los tiempos del golpe.