Gentlemen’s club

La fotógrafa Cristina de Middel hizo un experimento: poner un anuncio en un periódico donde ofrecía pagar a los clientes habituales de la prostitución para que posaran frente a su cámara. 50 euros por 20 minutos si enseñaban su cara. 25 euros, si decidían permanecer en el anonimato. Este es el resultado.

Gentlemens club1
Silvio, 28 años. Guardia de seguridad en un club nocturno. Soltero. Va con prostitutas tres veces al mes y suele pagar 180 reales (40 euros) por 40 minutos con dos chicas. Empezó a usar este servicio a los 14 años. Cristina de Middel

publicado
2018-01-25 11:00:00

Los medios de comunicación y particularmente la fotografía de prensa se han centrado en una única mitad del negocio a la hora de explicar y retratar la prostitución. Si una nave de alienígenas aterrizara en la Tierra y tratara de entender cómo funciona ese negocio solo leyendo los periódicos, llegarían a la conclusión de que está basado en mujeres que se desnudan en cuartos inmundos, nada más.

Con esta serie de fotografías pretendo ponerle cara a la otra mitad del negocio, que permanece invisible y silenciosa: los clientes.

En junio de 2015 decidí colocar un anuncio por palabras en varios periódicos de Río de Janeiro, lugar casi icónico para el turismo sexual y para los reportajes de prostitución. Mi primera ingenua intención era llegar a conocer y a entender qué tipo de hombres son los que frecuentan prostitutas y, en una segunda fase, también invertir los papeles durante una sesión. Así, los hombres que respondieron a mi anuncio estaban dispuestos a vender su imagen y compartir su identidad y experiencias a cambio de dinero en una transacción parecida a la prostitución. Posarían para ponerle cara a la otra mitad del negocio cobrando 50 euros por 20 minutos si enseñaban su cara y 25 euros si decidían permanecer en el anonimato.

Todos los retratos se dispararon en dos hostales ubicados en zonas muy frecuentadas por prostitutas y clientes de prostitución, alquilando una habitación para cada sesión.

La respuesta fue, para mi sorpresa, masiva, y aún a día de hoy sigo recibiendo resuestas de hombres interesados en participar. 

Gentlemens club 2

Hugo, 70 años. Papá Noel. Soltero y desconoce si tiene algún hijo. Frecuenta prostitutas dos o tres veces al día y normalmente nunca paga. Empezó a ir con ellas a la edad de 12 años y sigue haciéndolo porque piensa que las mujeres están hechas para eso.

Gentlemens club 4

Una de las toallas que ponen a disposición de los clientes en los cuartos alquilados por horas en la zona de la Plaza Tiradentes, en el centro de Río de Janeiro. El precio de la habitación son cinco euros por 20 minutos de uso.

Gentlemens club 3

Newton, 43 años. DJ. Soltero y padre de dos hijos. Frecuenta prostitutas dos o tres veces a la semana y suele pagar 70 reales (16 euros) por sesión. Empezó a usar ese servicio a la edad de 22 años y sigue usándolo porque no le hace daño a nadie, porque es divertido, no hay sentimiento en juego y porque es una simple transacción comercial.

Gentlemens club 5

Daniel, 34 años. Es guardia de seguridad. Casado y padre de ocho niños. Frecuenta prostitutas tres veces por semana y normalmente no paga por sus servicios porque trabajan en el mismo club. Empezó a la edad de 19 años y sigue haciéndolo porque le gusta el placer sin compromiso.

5 Comentarios
JASB 11:14 27/2/2018

¿Te has planteado que tal vez alguno de ellos fingiera y solo lo hiciera por dinero?

Responder
0
0
#9151 13:11 26/2/2018

Un artículo muy pobre.

Responder
0
0
matriouska 12:29 25/2/2018

Interesante experimento que da la vuelta a los papeles y nos muestra a los "clientes". Gracias

Responder
4
0
#9119 13:53 25/2/2018

Muy interesante, pero me quedo con ganas de un poco más de profundidad

Responder
4
1
Mertxe 16:36 25/2/2018

Yo también he pensado eso, pero luego me he dicho que quizá la artista 'Cristina de Middel' ha preferido que nostr@s hagamos nuestras propias interpretaciones. Y me gusta. ;-)

Responder
2
0

Destacadas

Cuidados
Cinco miradas del activismo de los cuidados

Algunas llegaron hace más de una década, otras aterrizaron este año. Ellas son cinco de las mujeres que, con su esfuerzo, están consiguiendo cambiar las condiciones laborales del sector de los cuidados.

Laboral
Esperando al robot: cómo las máquinas cambiarán la economía en los próximos cuatro años

El Foro Económico Mundial ha presentado un informe sobre el impacto a corto plazo de la economía de la “cuarta revolución industrial”. Pese a que aseguran que no se perderán empleos, este foro insinúa que será necesaria una reconversión profunda de la actividad humana.

Promiscua
Atrevidas
3
Encontré por pura casualidad un billete para Valencia que estaba tirado de precio y, en un arrebato, me animé. Pero me olvidé las llaves del apartamento al que iba y acabé saliendo sola de fiesta por el Carmen.
Ayuntamiento de Madrid
La Junta de Gobierno aprueba el plan Madrid Nuevo Norte con el voto en contra de Izquierda Unida

El sector oficialista de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento da luz verde a la operación Madrid Nuevo Norte a pesar del rechazo de Izquierda Unida y otros concejales a un plan denunciado por ecologistas y asociaciones vecinales.

Últimas

India
El ataque mccarthista que amenaza la democracia india

El Gobierno del primer ministro derechista de India, Narendra Modi, ha iniciado una razzia contra intelectuales que amenaza el complejo sistema del país.

Residuos
Incinerar residuos no es Economía Circular
9

La quema de recursos desincentiva a los ayuntamientos a mejorar sus políticas de separación, ya que el reciclaje compite con la incineración y estas plantas están diseñadas para funcionar a plena capacidad

Grecia
Grecia recuerda al antifascista Pavlos Fyssas cinco años después de su asesinato

Cientos de personas recorrieron Atenas en memoria de Pavlos Fyssas, músico y militante antifascista asesinado por un militante de Amanecer Dorado el 18 de septiembre de 2013.