Renta básica
De Londres a Finlandia: dinero en mano para combatir la pobreza y mejorar la vida

En 2009, mientras Boris Johnson, entonces alcalde de Londres, intentaba vaciar la ciudad de vagabundos con medidas coercitivas ante la cercanía de los Juegos Olímpicos, una ONG hizo un experimento revolucionario. Dio 3.000 libras a varias personas que llevaban muchos años en la calle. Sin ninguna condición ni contrapartida. 

Helsinki
Las conclusiones del experimento de renta básica en Finlandia señalan efectos positivos como la mejora de la autoconfianza Woltek Gurak
16 may 2020 06:00

Es bien conocido que cuando el sol se pone y los habitantes y turistas de Londres vuelven a sus casas u hoteles, la ciudad no se echa a dormir. Y es que cuando los museos, las galerías de arte, las tiendas de marcas famosas o los restaurantes cierran la persiana, empieza a brotar esa ciudad llena de alegría con sus múltiples pubs y discotecas.

Sin embargo, y como en casi todo, existe una realidad paralela a la épica. Una realidad paralela que los y las mandatarias londinenses han tratado de esconder durante años porque lo que no se ve, no existe. Una realidad paralela en la que con temperaturas que rondan los cero grados durante el invierno conviven alrededor de 5.000 personas en situación de sinhogarismo que, al carecer de un lugar permanente para residir, se ven obligadas a vivir a la intemperie.

Renta básica
La libertad y la justicia social son incondicionales

Nos resulta chocante que, incluso dentro del tercer sector, el discurso asistencialista, fiscalizador y paternalista perdure y tenga una gran presencia cuestionando o negando la autonomía de las personas con las que trabajamos por el sólo hecho de estar en situación de pobreza.

Corría el año 2009 cuando el entonces alcalde de Londres, Boris Johnson, prometió reducir a cero el número de personas que dormían en las calles de la capital del Reino Unido para el año 2012, cuando los Juegos Olímpicos iban a tener lugar en dicha ciudad. A partir de este anuncio las personas en situación de sinhogarismo empezaron a sufrir ataques continuos bajo una gran presión coercitiva. Se mojaban los lugares donde dormían, se les despertaba en las noches o se les movía para que no pudieran dormir y así, a la fuerza, poder cumplir la promesa del alcalde Jonhson de cara a las Olimpiadas.

En Londres conviven alrededor de 5.000 personas en situación de sinhogarismo que, al carecer de un lugar permanente para residir, se ven obligadas a vivir a la intemperie

Es en este momento cuando una ONG llamada Broadway decidió llevar a cabo un experimento tan sencillo como revolucionario. Trece personas que eran “veteranas de la calle”, ya que algunas llevaban más de 40 años viviendo en la calle, iban a recibir 3.000 libras cada una sin que tuviesen que hacer nada a cambio. Lógicamente no es difícil imaginar que muchísimas de las personas a las que se le explicase el experimento pondrían el grito en el cielo. ¿Cómo se le va a dar 3.000 libras a un vagabundo? ¡Si se lo gastará en drogas, alcohol o apuestas! ¿Qué sentido tiene?

El dinero no tenía contraprestación alguna ni nadie iba a preguntarles en qué se lo gastaban. Tenían un asesor a quien podrían consultar y solo se les hizo una pregunta: ¿Tú qué crees que necesitas? Las respuestas dejaron boquiabierto a más de uno e, incluso, una trabajadora social afirmó que no esperaba grandes resultados. Sin embargo, los deseos materiales de estas personas fueron realmente humildes: un teléfono, un audífono o un diccionario.

Pues bien, al cabo de un año y medio, 7 de los 13 ya tenían un techo sobre sus cabezas y dos más estaban a punto de trasladarse a sus propios apartamentos. Pero es que además, los trece habían dado pasos fundamentales hacia la solvencia y el crecimiento personal, apuntándose a cursos, aprendiendo a cocinar, sometiéndose a rehabilitación, visitando a sus familias o haciendo planes para el futuro. Uno de ellos, Simon, quien había estado enganchado a la heroína durante 20 años, declaró que por primera vez en su vida todo empezaba a encajar. Se había desenganchado y había empezado a tomar clases de jardinería. Según sus propias palabras, había empezado a cuidarse, a bañarse, a afeitarse e, incluso, le rondaba la idea de volver a casa con sus dos hijos.

Estas trece personas en situación de sinhogarismo en el Reino Unido “costaban” al Estado 400.000 libras anuales entre gastos policiales, costes judiciales y servicios sociales. Unas 30.000 libras cada una. ¿Y cuál fue coste total de apoyar a estas 13 personas ofreciéndoles 3.000 libras a cada una? 50.000 libras incluidos los sueldos de las trabajadoras sociales, además de dejar atrás la continuidad de lo que se había hecho durante décadas de castigos, enjuiciamientos e infructuosos intentos de protección. Por lo tanto, observamos cómo el experimento no sólo redujo costes considerablemente, sino que además ayudó a estas personas.

Tras décadas de castigos, enjuiciamientos e infructuosos intentos de protección, observamos cómo este experimento no sólo redujo costes considerablemente, sino que además ayudó a estas personas

Los buenos resultados obtenidos mediante este experimento van en línea con algunas de las conclusiones que se han extraído del proyecto piloto de renta básica de Finlandia. Si bien es cierto que la muestra no es comparable, observamos cómo en ambos experimentos se demuestra que dando dinero a las personas aumenta la confianza que éstas tienen sobre su propio futuro y su capacidad de influir en las cosas. A su vez observamos tal y como se muestra en las conclusiones del proyecto piloto de Finlandia, personas más satisfechas con sus vidas, siendo innegable que, muchas veces, detrás de gran parte de nuestros problemas se encuentra la inseguridad económica.

Asiduamente nos preguntamos por el esfuerzo económico que habría que hacer para llevar adelante ciertas medidas sociales y, cómo, mediante alternativas no tan “completas y eficaces”, podríamos reducir costes tratando de afectar lo menos posible a las personas (aunque algunas vayan a quedar fuera). La Sanidad en Euskadi, por poner un ejemplo, equivale a casi el 34% del presupuesto anual.

Coronavirus
Coronavirus, estado de bienestar, renta básica y comunidad

Parece que el desborde que esta crisis está suponiendo para muchas áreas de las diferentes administraciones puede hacer pensar que lo prioritario ahora son las acciones meramente paliativas, que contengan el problema y permitan que este no crezca. Y esto es fundamental, por supuesto. Pero, ¿es suficiente?

Pero, ¿sale caro invertir en Sanidad o, por el contrario, tenemos cada vez más claro la necesidad de una gran inversión para poder contar con una Sanidad a la altura? Porque es precisamente cuando nos enfrentamos a situaciones como la actual cuando realmente entendemos la magnitud de los “ajustes presupuestarios” (recortes) que han esquilmado parte de nuestros servicios públicos. Es en situaciones como ésta cuando realmente entendemos que necesitamos un sistema fiscal justo que, mediante la redistribución de la riqueza, nos permita tener los recursos necesarios para proteger a la gran mayoría social.

Y no son pocas las veces en las que, directamente, se rechaza una renta básica, aun estando de acuerdo con gran parte de sus beneficios y con su trasfondo filosófico, por el simple hecho ser “demasiado cara”. Pero, más allá de debatir acerca del coste monetario de una renta básica, ¿nos hemos preguntado cuál es el coste económico y social de no tenerla?

Relacionadas

Desigualdad
Ingreso mínimo vital, la última red de protección

El Gobierno pospone al viernes 29 de mayo el anuncio del ingreso mínimo vital, ante la expectación de miles de personas que esperan poder cobrarlo. Ayer a última hora se modificaba el borrador para incluir a las comunidades autónomas en la gestión de esta herramienta. 



Desigualdad
Las radicales tenemos que ser nosotras

En esta crisis la radicalidad es un activo. Eso lo ha entendido la derecha perfectamente, pero es un activo que utilizan para aceitar la inmovilidad y evitar el cambio. Por eso las radicales tenemos que ser nosotras, porque son radicales las políticas necesarias para conquistar derechos.

Renta básica
Se acerca una epidemia en salud mental y tal vez podríamos evitarla

La propuesta de la renta básica a pesar de ser una respuesta directa y efectiva a enormes problemas de pobreza, salud, nutrición, bienestar mental aún enfrenta las resistencias de muchos gobiernos mediocres y cobardes que no acaban de ceder ante el drama humano que se nos viene encima. 

4 Comentarios
#60994 13:28 18/5/2020

Y todavía hay mucho desconocimiento sobre la renta básica.
Muchas críticas ni siquiera mencionan el análisis de José Iglesias y movimientos como Baladre.
Un ejemplo en esta línea es este libro:
https://libros.cc/Renta-Basica-Analisis-critico-con-perspectiva-de-clase.htm

Responder
0
0
#60887 18:20 17/5/2020

Yo de rebeldías sin causa, por hormonas juveniles, o ardientes neuronas, estoy curado. Prefiero pasos en caminos, que golpes en la oscuridad de lo inconcreto. Podemos ya avisa, somos reformistas, pero por algo se empieza.

Responder
1
0
#60773 18:26 16/5/2020

Limosna condicionada e insultante de 465€ nos prepara el liberal Escrivá, con el consenso de Podemos. Este representante bancario, garante de conceptos inventados para despolitizar-mercantilizar el sistema, como el déficit público, debió ser vetado por Podemos desde el primer día. Para él la RBU es un penoso gasto, no una inversión en los proyectos vitales. https://positivemoney.org/2018/09/modern-monetary-theory-and-positive-money/

Responder
1
1
#60861 15:08 17/5/2020

Amén. Cien años nos ha llevado aceptar que el PSOE no era ni es de izquierdas. Con suerte en otros cien nos damos cuenta de que da igual si Podemos es de izquierdas o no, si están dispuestos a vender su alma por una coalición y apoyar políticas de derechas.

Responder
0
0

Destacadas

Crisis económica
España recibiría 77.000 millones a fondo perdido del plan de recuperación que ultima la Unión Europea

El Gobierno de Pedro Sánchez tendrá acceso a 77.000 millones para paliar el descuadre en las cuentas públicas provocado por las medidas del covid-19, según ha adelantado Bloomberg. Es aproximadamente un 6% del PIB.

Unión Europea
Mucho Merkel y poco Sánchez en la propuesta de la Comisión Europea

La propuesta presentada hoy por la Comisión Europea, Next Generation EU, constaría de 750.000 millones de euros de los cuales dos tercios serían en transferencias directas y un tercio en préstamos. Pero sus condicionantes siguen siendo una incógnita.

Coronavirus
Segunda querella contra Ayuso por la “nefasta” gestión de las residencias
Familiares de residencias de Leganés y Alcorcón acuden a los juzgados en una segunda tanda de demandas contra la presidenta de la Comunidad de Madrid.
Sareb
El FROB da por perdido el dinero que inyectó en el Banco Malo

El Fondo de Reestructuración Bancaria publica sus cuentas de 2019 en la que valora en cero su participación en la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria.

Universidad
El alumnado universitario becado demuestra mejores resultados académicos

El anuncio de la eliminación del criterio académico para las becas universitarias ha generado rechazo entre los defensores de la “cultura del esfuerzo”, pero la actualización de cifras del sistema universitario demuestra lo que los expertos ya advertían: los estudiantes becados son los que más rinden, y las ayudas han de buscar paliar la desigualdad social en el acceso a la educación superior. 

Cuidados
CC OO propone una batería de ayudas económicas para la conciliación

El sindicato plantea que se respalden económicamente las únicas medidas de conciliación que se han tomado como consecuencia de la crisis del covid-19 y que posibilitan la adaptación o la reducción de la jornada, con la pérdida salarial que esto implica. 

Migración
El movimiento #RegularizaciónYa se internacionaliza

Tras la publicación el día 25 de un manifiesto internacional por la regularización de las personas migrantes que ya cuenta con casi 200 adhesiones, esta tarde a las 19h, se lanzará la campaña internacional #PapersForAll en las redes sociales.

Extrema derecha
A los monstruos no mirar

La mejor manera de contraatacar es construyendo alternativa, porque ya hemos visto que, haciéndoles caso, aunque sea con buenas intenciones, el monstruo sólo crece y se enfurece.

Últimas

Coronavirus
La autogestión de los cuidados en un Chile en resistencia

Numerosas iniciativas en Valparaíso permiten crear estructuras de salud paralelas a las oficiales, ante el olvido de los más vulnerables por parte del Estado

Memoria histórica
Carabanchel pide a Marlaska recuperar la memoria de la cárcel convertida en CIE
Una plataforma ciudadana de Carabanchel solicita a Interior la apertura de un centro de memoria para recuperar la historia de la cárcel del barrio madrileño construida por presos franquistas, que estaba siendo usada como CIE.
Humor
Las terrazas en ‘Madrid’, por Mauro Entrialgo

Nueva entrega del cuaderno de bitácora de una pandemia que Mauro Entrialgo está realizando para El Salto.

Migración
Migrar o invertir la propia vida como peaje

A los detractores de la inmigración todo indica que les mueve un egoísmo desbordante fruto de un privilegio inmerecido. La mera casualidad de haber nacido en un lugar concreto les otorga un derecho de movilidad ilimitado que, a su vez, les habilita a desembarcar en los países de aquellos que quieren ver sólo como atracción exótica.