La campaña en la que el PP llama “perras sedientas” a un grupo de niños londinenses

El PP utiliza una canción desafortunada para publicitar el día de las Fuerzas Armadas.

Cifuentes 2
Imagen del Flickr de Cristina Cifuentes durante un Congreso del PP.
Ramón Calandria

publicado
2017-09-28 13:00:00
Corren tiempos extraños. La voluntad de una mayoría del pueblo catalán de llevar a cabo un referéndum de autodeterminación ha desatado las fuerzas del nacionalismo español, latentes después del final del conflicto vasco y en plena expansión en este mes de septiembre.

En este sentido, el PP de Madrid hizo ayer varias propuestas en el pleno del Ayuntamiento de la capital. La principal, hacer del 12 de octubre –día del Pilar, llamado en los últimos años día de la Hispanidad– un acto de reivindicación o, lo que es lo mismo, el día del Orgullo español. Entre las medidas propuestas, que han quedado descartadas, estaban una jura de bandera civil. Es decir, que el Ministerio de Defensa permitiese a todo el que lo desee desfilar como un militar y mostrar su respeto a la bandera plantándole un beso.

Para acompañar esta campaña por un 12 de octubre hiperhormonado, el PP de Madrid publicó un vídeo que merece un análisis detallado.

El vídeo, de un minuto y 47 segundos, está producido en lo que se ha llamado formato “Playground”, en reconocimiento a esta revista digital, pionera en cierta medida de un tipo de vídeo sin narración, con textos en pantalla, música y combinación de imágenes. Vídeos “fresquitos” para consumo rápido en las redes sociales.

La primera imagen muestra a la que será protagonista absoluta del vídeo: la bandera española. Cuando no sale como textil, sale en la estela que dejan tres cazas, rojo-amarillo-rojo, en una de las pasadas conmemoraciones del 12O.

El PP sabe que para que no haya acomplejamiento de ningún tipo hay que recordar que una vez España fue campeona del Mundo de fútbol

El montaje comienza fuerte, el PP sabe que para que no haya acomplejamiento de ningún tipo hay que recordar que una vez España fue campeona del Mundo de fútbol –lo que permite otra ronda de banderas masivas– y que Madrid tiene dos equipos que ganan títulos de fútbol. (¿Deporte femenino? no me hagas reír). En medio, como hay que añadir algo, el montaje incluye un instante de la fiesta del Orgullo, pero es muy fugaz, porque no hay ninguna bandera y además, el cortejo que se muestra es de una discoteca de Ibiza.

Acompañando a la bandera, están los textos, muy sintéticos, que explican que Madrid merece una fiesta del 12 de octubre al nivel de los saraos que se montan en Francia, Inglaterra y Estados Unidos en sus respectivos días nacionales. “Ellos la tienen más larga, pero si nos esforzamos, podemos alcanzarlos” es el mensaje implícito.

Esa fase de transición, sirve para que nos hayamos olvidado un poco de la bandera, que desde el minuto 1:05 hasta el final, no abandonará el primer plano del vídeo. 

Las imágenes ya no remiten al fútbol –ni siquiera a estar pasado de éxtasis en las fiestas del Orgullo– sino a otro tipo de éxtasis, el del desfile de las fuerzas armadas. La legión, la armada, la cabra, los cazas. Hasta el final, la estanquera (como se llamaba a la bandera española en los tiempos previos a la Ley Mordaza) se acompaña de las imágenes del ejército. Ser español y amar a tu país es que te guste el fútbol y las armas. Mensaje recibido.

Ok, esas son las imágenes y los textos. Nada sorprendente. Pero el formato tiene otro componente fundamental. El ritmo del vídeo lo marca la música.

Estas perras sedientas

Si a estas alturas alguien no ha visto el vídeo, lo normal es imaginar que el PP de Madrid haya acompañado la pieza con un pasodoble, un rock urbano, una canción pegadiza de Taburete, qué se yo, incluso el “Que viva España” de Manolo Escobar. Pues no, a Manolo Escobar –que, en el fondo, fue un ciudadano del mundo– no lo reivindica el peperío. 

“Lo nuestro” se acaba cuando hablamos de música pegadiza. Para eso, mejor un tema en inglés, que no distraiga. Una canción tirando a cursi llamada “Let Her Go”, versión rapeada del éxito pop (más de 1.500 millones de reproducciones en Youtube) de “Passenger”. Y sí, es ahí –a través de la versión, de Mike Stud– cuando el PP nos llama “perras” o llama a alguien “perras”.


¿Han elegido un tema sin más, sin fijarse en la letra? ¿Una cosa pegadiza para acompañar a los éxitos del Madrid y de la Legión? Parece dudoso. La canción pertenece al popular género “solo me doy cuenta de cuánto quiero a una chica cuando pasa de mí y vive su vida a pesar de mi acoso”. Difícil pensar que la intelectualidad que ha diseñado este vídeo no lo haya hecho con la idea de mandar el mensaje de que en estos tiempos de zozobra la patria es como esa chica a la que el PP quiere con locura aunque esté haciendo su vida a pesar de su acoso.

El mensaje de la canción de “Passenger” cambia ligeramente en la versión de Mike Stud. El rapero introduce un nuevo elemento: el héroe de la canción echa de menos a la mujer agobiada, pero mientras tanto se enrolla con “bitches”, es decir, otras mujeres que en condiciones normales repugnan al rapero pero, ya saben, débil es la carne y todo el rollo.

Bitches” en Estados Unidos comenzó siendo un insulto para designar a las mujeres que trabajan en la prostitución pero la cultura popular y el uso común la ha adaptado hasta hacer de ella un término de uso común, que también se utiliza entre amigas y amigos: “hey, ‘perras’, ¿cómo estáis?”. No parece lo más adecuado para utilizar en un vídeo destinado a la ciudadanía, pero bueno, no es exactamente un insulto.

En el segundo 54 del vídeo, el montaje incluye la estrofa “El champán sabe peor cuando no es gratis, esto es por lo que estas perras sedientas no vienen conmigo” mientras se ve a un grupo de niños londinenses jugando en uno de los actos de celebración de su día nacional. No es exactamente un insulto, pero si yo fuera el embajador británico en Madrid pediría explicaciones al PP.

El montaje incluye una estrofa sobre “perras sedientas” mientras se ve a un grupo de niños londinenses jugando en uno de los actos de celebración de su día nacional

En cualquier caso, tratándose de un rap supuestamente romántico, no hay mucho campo a la interpretación de la palabra bitches. Más si se acude al vídeo original, en el que Stud desarrolla el concepto con imágenes de mujeres enseñando sus sujetadores –y el mismo firmando en la teta de uno de ellas– mientras la canción repite “mis perras, mis perras, mis perras”.

¿Qué quiere decir el PP? ¿Está insultando a la mitad de la población madrileña? ¿de la española? ¿al pueblo de Londres? ¿A los niños y niñas? ¿Ha sido una cagada política de dimensiones estratosféricas? ¿Cantará la famosa estrofa Cristina Cifuentes el próximo 12 de octubre? Muchas preguntas y una sola respuesta: la bandera ondea, el Real Madrid gana títulos y los populares han entrado en fase de delirio.

2 Comentarios
#470 4:49 2/10/2017

Vivo en UK desde hace 16 años y no me he enterado todavia de q haya in dia nacional, cuando es? 🤔

Responder
0
0
#418 19:29 29/9/2017

desde que el embajador en Londres.... ya no llevan el mismo tino estratégico. Meten mucho la pata. Yo diria casi que cada día.

Responder
0
1

Destacadas

Democracia participativa
E-democracia: la innovación democrática que no termina de arrancar

Varios países han avanzado mucho en la participación ciudadana a través de mecanismos de e-información, consulta y toma de decisiones. Sin embargo, sus expertos alertan de la dificultad de implicar a la ciudadanía en herramientas que pueden hacer de dique ante la progresiva reducción a lo representativo de la política institucional.

Culturas
Los últimos templos de la Barcelona canalla

La transformación urbanística y comercial de Barcelona en los últimos años, agravada por la masificación turística y la gentrificación, pone en peligro la idiosincrasia de la ciudad. Los bares tampoco han sido inmunes a la capitulación del dinero y a los cambios en los gustos y hábitos de los ciudadanos.

Global
Pierre Rousset: “La globalización neoliberal no es una herencia de Mayo del 68, sino de nuestra derrota”

Pierre Rousset, uno de los protagonistas de Mayo del 68, activista hasta el día de hoy, miembro de la Cuarta Internacional y especialista en los movimientos de lucha asiáticos, habla sobre los éxitos, derrotas y herencias de 1968.

Trabajo doméstico
Empleo abre una puerta a que las trabajadoras domésticas reduzcan su brecha de cotizaciones en 2019
El ministerio estudiará las propuestas de las trabajadoras domésticas para aumentar sus tramos de cotización un mes después de que una enmienda en los Presupuestos retrasara la equiparación plena a la Seguridad Social hasta 2024.
Partidos políticos
Casado, nuevo presidente del PP
El vicesecretario de comunicación del PP se impone a Soraya Sáenz de Santamaría en las primeras primarias del Partido Popular.

Últimas

España no es (solo) blanca
Lucía Asué Mbomío: “Que al feminismo se le tenga que apellidar ‘interseccional’ significa que no cuentan con nosotras per se”

Camino de convertirse en una de las caras más conocidas de la comunidad afroespañola, aunque rehúya esa condición, la periodista Lucía Asué Mbomío indaga en la comunicación.

Deportes
Ahora Madrid y la remunicipalización simulada de los polideportivos público-privados
1

Alegando el mantenimiento de los puestos de trabajo —que continúan precarios— y la ficción de colocar un administrador público al frente de cada entidad, el ayuntamiento simula una inexistente remunicipalización de servicios en cinco polideportivos municipales.

Arte
Una artista denuncia al director del CAC de Málaga, que ya fue señalado por “abuso de poder”
La artista plástica Marina Vargas ha interpuesto una denuncia contra Fernando Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).
Falsos autónomos
Huelga indefinida en Sueca tras la inspección que declara Servicarne falsa cooperativa
Inspección alega que la empresa principal en la que prestan servicios ha utilizado los servicios de Servicarne para evitar la contratación directa de las trabajadoras.