Racismo
Los vigilantes que dieron la paliza a un congoleño enviaron el vídeo “como signo de supremacía”

La filtración de un vídeo de las cámaras de seguridad del intercambiador de Avenida de América en Madrid muestra una práctica que SOS Racismo denuncia como frecuente: los malos tratos de vigilantes a migrantes y el riesgo que estos corren en espacios públicos.


publicado
2019-08-02 11:15

El pasado 27 de julio a las 02:00 de la mañana no había gente en los andenes del Intercambiador de Avenida América (Madrid), pero los ojos de las cámaras de seguridad captaron lo que nadie hubiera registrado. Dos agentes de seguridad propinaban una brutal paliza a un joven congoleño, mientras arrastraban su cuerpo por las escaleras mecánicas. Un cuerpo que acabó inconsciente y tumbado en la cima de las escaleras, mientras los agentes se afanaban por eliminar las pruebas de la agresión recogiendo el cuerpo y las zapatillas de la víctima.

El vídeo, al que ha tenido acceso El Salto y que se filtró por un grupo de WhatsApp de vigilantes de seguridad, recoge la agresión al milímetro. Tal y como cuenta Pedro, vigilante de Metro, quien acompañó al joven congoleño el pasado jueves a poner una denuncia en la comisaría de Chamartín: “La violencia en esa zona es habitual, no es la primera vez que pasa”, explica Pedro. “El chico afirma que ya le han pegado tres veces”, añade.  La denuncia, a la que ha tenido acceso este medio, refiere que el vídeo trascendió en un grupo porque los agresores “cuando suelen hacer estas prácticas abusivas luego las envían a sus compañeros como signo de heroicidad y supremacía”.

Aquel día, la víctima, que vive en el Intercambiador y pasa las noches durmiendo en sus puertas, intentaba entrar al baño antes de que cerrara la estación. Tal y como se relata en la denuncia, a la que ha tenido acceso El Salto, cuando el joven se dirigía al servicio fue interceptado por los guardas de seguridad de la empresa GSI España, los cuales le agredieron “sin mediar palabra” indicándole que se fuera del lugar.

Así lo explica también Pedro, quien tuvo conocimiento del vídeo a través de un compañero de oficio y no dudo en acudir al lugar para buscar al chico. “Cuando vi la brutalidad, supe que tenía que ayudarle”, expresa. Tanto él como su compañero se pusieron manos a la obra y, cuando encontraron a la víctima este jueves, se dirigieron a comisaría donde tampoco fue fácil acceder.

“Al llegar a la comisaría nos dijo la policía que por qué iba a denunciar. Le dijimos que no sabía hablar español. Como no llevaba papeles le dijeron que no podía denunciar. Le indicaron que se fuera a su consulado y que consiguiera un pasaporte para denunciar. Cuando le enseñamos el vídeo, el policía accedió a poner la denuncia”, explica Pedro quien amenazó a los agentes con poner una hoja de reclamaciones si no accedían a tomar declaración al joven.

Tras la agresión de los dos agentes de seguridad, uno de los cuales ha sido despedido y el otro está siendo investigado, la víctima quedó tendida en la calle, sin recibir ningún tipo de ayuda. “El muchacho habla poco español. Si mi amigo no me llama, nadie lo hubiera ayudado. Esto pasó el viernes, y hasta el jueves no se ha podido ir a denunciar. A él no le han hecho caso, pidió que le ayudaran y nadie le quiso ayudar. Le sacaron arrastrando de la estación y nadie le ayudó. Está en situación de calle y nadie le llevó al médico”, concluye.

Desde SOS Racismo denuncian que las agresiones que la entidad viene documentando son “numerosas” y que “con frecuencia sirven para poner de relieve el racismo institucional y estructural”. “La brutalidad con la que uno de los vigilantes se ensaña con un joven congoleño, mientras su acompañante no desaprueba, sino que permite los golpes, es el claro ejemplo de cómo las vidas de los cuerpos no blancos se ven sometidos a un riesgo real y constante, en cualquier espacio público y a cualquier hora del día”, sentencian.

Relacionadas

Bolivia
Bolivia: la venganza de la Media Luna

Estamos ante la respuesta viril y torpona de aquellos que temen perder sus privilegios. Estamos ante una ofensiva oligárquica, frustrada por la imposibilidad de derrotar al MAS en las urnas. Estamos, en definitiva, ante la venganza de la Media Luna.

Racismo
El antirracismo volverá a las calles una semana después de las elecciones
En una semana marcada por la escalada electoral de Vox, activistas migrantes y racializadas se preparar para salir a las calles en su tercera marcha antirracista
Deportes
Liberi Nantes, fútbol como refuxio
O esférico tórnase un elemento crucial de influencia para moitísimas persoas que fuxen da barbarie. Proxectos de diversa índole unen fútbol e conciencia social para mudar as cousas.
4 Comentarios
#38470 18:59 19/8/2019

Bien por los vigilantes que auxiliaron al chico, la mayoría de este gremio son humanos y muy inteligentes como el 90% de los europeos.

Responder
0
0
#38117 15:02 9/8/2019

Que cobardes!

Responder
0
0
#38102 24:13 8/8/2019

esos son seguratas no VS

Responder
0
0
#37943 25:42 2/8/2019

Menos mal que aún queda gente con sensibilidad y solidaria

Responder
14
4

Destacadas

Agricultura
Las cinco crisis del olivar

El olivar está en peligro. A la caída del precio en origen del aceite de un 44% en año y medio se le suma la imposición de un 25% de aranceles en EE UU, la llegada al mercado de los fondos de inversión, la introducción del cultivo en intensivo y superintensivo, y el uso del aceite como producto reclamo de las grandes superficies. El sector ha dicho basta.

Chalecos amarillos
El legado imborrable de los chalecos amarillos

Un año después de la irrupción explosiva del malestar, el número de manifestantes ha decaído de forma significativa en Francia. Pero la solidaridad y la construcción de lo común persisten como herencia de las protestas.

Senegal
Encontrar ‘El Dorado’ sin salir de Senegal

La asociación Hahatay, sonrisas de Gandiol, es una entidad 100% senegalesa creada por Mamadou Dia, un senegalés que hizo el camino hasta España en cayuco y decidió retornar a su tierra para informar a sus compatriotas de lo que hay tras la dura travesía. El objetivo es fomentar migraciones conscientes y seguras, así como alternativas de futuro en su entorno.

Cine
Amal Ramsis: “Toda la Ley de Memoria Histórica se ha quedado en abrir fosas y no en hablar de lo que pasó”
En el documental ‘Venís de lejos’, la directora Amal Ramsis invita a seguir a la familia de Nayati Sidqi, comunista palestino, por la España republicana, Palestina, Líbano, París, Grecia y finalmente Moscú.
Movimientos sociales
¿Cuándo se jodió el movimiento antiglobalización?

Las movilizaciones descentralizadas de Seattle dieron el pistoletazo de salida a un movimiento antiglobalización que no vivirá otra fase álgida sin una estrategia internacionalista.

Movimiento antiglobalización
G7 en Biarritz: una victoria macroniana totalitaria

Desde la aparición del movimiento antiglobalización, nunca ha habido una movilización tan débil contra una cumbre del G7 como en Biarritz. Aunque se apunte a las plataformas organizadoras de la contracumbre, parece que tanto la militarización del mantenimiento del orden como la “neutralización estratégica” por parte de las autoridades francesas están detrás de este fracaso.

Últimas

Laboral
Los veterinarios toman las calles de Madrid para exigir ser considerados profesionales sanitarios

En torno a 2.200 personas procedentes de todos los puntos del Estado se han unido para llevar al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad una larga lista de demandas para dignificar su profesión.

Refugiados
El Estado español incumple sus compromisos en materia de protección internacional

Una plataforma integrada por 16 organizaciones que participan en el sistema de acogida señala en un informe falencias en todas las fases de los procedimientos de protección internacional.

Sanidad
Multirresistencia en la compra y en el medio ambiente
Más vale prevenir que curar, por lo que evitar las infecciones supondría una contención de la proliferación de cepas resistentes a los antibióticos.
Sanidad
Antibióticos, armas de doble filo
Los antibióticos insuflan enormes dosis de esperanza diaria. Si bien, la paradoja se adueña de un nuevo paradigma. Su eficacia queda entre las cuerdas por la proliferación de bacterias invulnerables a sus efectos.
Fascismo
Hacia un nuevo espacio neofascista global

El neofascismo actual se diferencia del fascismo clásico en que puede convivir, al menos por el momento, con las instituciones representativas del modelo liberal y con las instituciones jurídicas del Estado de Derecho. Eso sí, vaciadas de contenido y reenviadas a la esfera estrictamente formal.